El Reino de Dios en la Profecía de Daniel

El libro de Daniel es una obra muy singular y la misma vez fascinante. En la primera parte nos ofrece una relación de datos históricos. En la segunda parte contiene mayormente visiones de parte de Dios. Este libro abundan los elementos proféticos; de ahí su gran importancia para la escatología Bíblica.

LOS CUATRO IMPERIOS MUNDIALES EN DANIEL CAPITULO 2

La interpretación de esta visión es meridianamente clara a la luz de la historia, que ha visto el cumplimiento de todo lo que aquí se anunció:

El Primer imperio es el babilónico, la cabeza de oro El segundo imperio es el Medo-Persa, pechos y brazos de plata. El tercero es Grecia, fundado por Alejandro Magno, vientre y lomos de bronce. Fiadamente, el cuarto es el imperio romano, piernas, vientre, pies de arcilla y de hierro.

Las dos fases del cuarto imperio-Roma nos conducen hasta el final de los tiempos. a) la lección importante: Dios controla la historia de las naciones (vs. 21,44) b) Nabucodonosor       no es la excepción (vs. 37.38) c) la piedra de los versículos 34,35, y 45 se refieren a Cristo que tenía que nacer en los días del cuarto imperio, d) prefigura el establecimiento de Su Reino eterno (vs. 44, Rev. 11:15) En forma paralela al capítulo 2, el capítulo 7 vuelve al tema de los cuatro imperios mundiales, partiendo de Nabucodonosor.

NOTA: El Mesías debía aparecer en los días del cuarto imperio. El Anticristo tenía que surgir de alguna clase de continuidad- y división del mismo cuarto Imperio. Hasta el final de los tiempos, la puna de los siglos será el conflicto entre el reino de Cristo y el del Anticristo. (Profecías de Daniel por autor español José Grau)

LAS CUATRO BESTIAS, DANIEL 7:1-4

  • A- Una situación que inspira temor (vs, 1-8
    1. a) el gran mar ver. 2 es simbólico. Los judíos le temían al mar y de ahí que frecuentemente se sirvieran de el como símbolo de algo espantoso y que anunciaban trágicas experiencias (Salmo 41: 7)
    2. b) cuatro vientos del cielo sugiere una gran tempestad.
    3. c) Surgen cuatro reyes o imperios tipificados       por cuatro pavorosas bestias, (v. 17).

Estos monarcas o imperios corresponden exactamente a la visión que tuvo Daniel (ca. 2).

La primera bestia (león y tenía alas de águila) corresponde con Babilonía (vs. 4 rf Jer. 49: 19, 22)

La segunda bestia (semejante a un oso, que alzaba de un costado más que de otro y

Tenía en su boca tres costillas entre sus dientes) corresponde al Imperio Medo-Persa                              (v5). El que se inclinase hacia un lado indica la hegemonía de Persia sobre Media, y las tres costillas son sus principales conquistas: Babilonía, Lydia y Egipto; la mucha carne es la extención del .imperio.

La tercera bestia (semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas, y cuatro cabezas) corresponde al reino griego de Alejandro, dividido en cuatro después de su muerte (v.6).

La cuarta bestia (dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras holladas con sus pies, y       era muy diferente de todas las bestias que Daniel había visto ante de ella y tenía 10 cuernos) corresponde al Imperio Romano (ver. 8,23) y el mayor y más bestial de todas. Daniel se turbó ante una situación mundial tan pavorosa (v.15).

LA VISION RESTAURO LA CONFIANZA (vers. 9-14)

  1. a) Dios no sólo sabe todo lo que ocurre en el mundo, sino que controla la historia.
  2. b) Los hombres pueden jactarse (ver. 8,11), pero Dios tiene la última palabra.
  3. c) Las visiones de Daniel son interpretadas por la propia Biblia (ver. 15-26)

EL CUARTO IMPERIO Y EL REINO DE LOS SANTOS DE DIOS. DANIEL 7:13-28

  1. a) La identidad de la cuarta bestia.

A manera de orientación diremos que los capítulos 2,7 y 9 de Daniel están íntimamente relacionados entre sí; en todos ellos se llega al clímax con la descripción del cuarto imperio-el romano-siendo el eje geográfico el Oriente.

Daniel 7 corresponde también con (Rev. 13:16 y 16:20). La cuarta bestia tiene que ser Roma, es la más bestial y espantosa ( 7:7.23), su reino es el mayor. Los diez cuernos (Dan. 2:41) son los reinos bárbaros en que fue dividido el Imperio en su decadencia, y el cuerno pequeño (ver.24) es el Anticristo: (ref. 2 Tes, 2:1-12; 1 Jn. 2:18: 4:3). Este simbolismo de los 10 cuernos hace una clara referencia a una segunda fase en la historia de la bestia (Roma), y es en esta segunda fase cuando aparece el Anticristo.

La identidad del Hijo del Hombre. 2:13

Es una figura humana no bestial; es celeste, no terrenal; es internacional. No nacional o imperial. Con un reino eterno, no temporal (vers. 13,14)

Rey de Reyes. Vers. 27. El final de la historia está en las manos de Dios. (Rev. 22: 3,5)

EL CUARTO IMPERIO Y EL REINO DE DIOS; DANIEL         Cáp. 2

Naturaleza y significado del cuarto imperio (vers. 40-43). El hierro es el metal idóneo para describir la fuerza militar romana. Lo que se define como fuerza bruta. Este será un reino dividido, con pies parte de hierro y parte de barro, los versículo 41-43 describen la división y la debilidad internas, pero, que con el tiempo ocurrió, la división de este imperio en dos partes (Roma y Bizancio: Occidente y Oriente) y luego la fragmentación medieval de reinos, por el empuje arrollados de los bárbaros. Estos versículos 41-43 describen la naturaleza de Roma en términos que sólo un contemporáneo hubiera sido capaz de relatar.

Veamos a hora la naturaleza del reino de Dios (reino mesiánico: vers, 44-45 rf vers. 34-35. Se le compara a una piedra, a una Roca (Is. 28>16; Mat. 21:44; Luc. 2:1,2). Que parecerá “en los días de estos reyes” ¿Qué días y qué reyes son estos?

INTERPRETACION ESCRITURA.

A       diferencia del los dispensaciónalistas, que interpretan los pies de la imagen como haciendo referencia al futuro (diez dedos que representan 10 reyes) cuando el Imperio romano volverá a revivir y será dividido en diez reinos, instante en el cual aparecerá Cristo para instaurar su Reino; a diferencia de esta interpretación, la historia de los padres de la Iglesia y los reformadores, y en la actualidad numerosos de los más prestigiosos teólogos carismáticos e históricos, asumen que el Reino aparecerá (pareció ya d hecho) con la venida de Cristo después de apogeo de los cuatro grandes reino )imperios) descritos: Babilonia, Persia, Gracia y Roma, pero dentro del tiempo de uno de ellos “ en los días de estos reyes” (Imperios). Dado que el Mesías no vino en los días de los tres reyes primeros imperios, tiene que haber venido en el cuarto (Roma).

La piedra cortada no con mano (brees. 34,35) representa al Mesías y el poder del reino mesiánico, así como su extensión, su eternidad, y su origen divino(v.44) contrastando con los imperios humanos y temporales. Origen del reino (brees. 34,35): divino. El Dios del cielo levantará un reino (v.44). Tendrá una extensión y desarrollo irresistible (brees. 35, 44) “La piedra que hirió la imagen se hizo un gran monte que llenó toda la tierra”(V.35) “Un reino que no será jamás destruido, ni será dejado a otro pueblo” (v.44). Tendrá una duración eterna (vers. 35, 44,45). “Desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre (v.44). Es muy importante que leamos Daniel 2:44 a la luz de Daniel 7:13,14; el reino vendrá por medio de “uno como Hijo de Hombre”.

EL REINO INVENSIBLE

En el capítulo 2 de Daniel se nos revelan cuatro hechos sobre el Reino de Dios que no pueden ser aplicados a ningún otro reino. Estos hechos son confirmados por el Nuevo Testamento. El reino no será jamás destruido (Hebreos 12: 28) El reino no será dejado a otro pueblo. (Mateo 16:18,19; Romanos 2:29; 9; 6-8,Filipenses 3:3). Este reino desmenuzará y consumirá a todos los demás reinos (Revelación 11: 15) El reino permanecerá para siempre (Daniel 2:44; Lucas 1:13; Revelación 22: 3-5; Miqueas 4:7).

Este Reino de Dios fue ya vislumbrado (Éxodo 19:3-6); 1Pedro 2:9,10). El concepto como Pueblo de Dios como “real sacerdocio” Pueblo Santo” se menciona en muchos textos del Nuevo Testamento. (Tito 2:14; Revelación 5:9,10). El nacimiento espiritual del Israel de Dios en el Reino fue predicho por (Ezequiel 37: 4-6), quien anunció el método divino para la regeneración: La Palabra y el Espíritu (Juan 5:25), y sobre todo (Juan 3:38). El resultado de la profecía de Ezequiel se nos da (37: 10; Hechos 2:41.47; 5:14;6:7; 11:24 etc.) De esta manera el Israel de Dios (Gá. 6:16) es levantado de la tumba del pecado y de la muerte, y colocado en la verdadera tierra de promisión, la Canaan celestial, de la cual la terrena era sólo un tipo (Efesios 2: 1,5,6).

LAS FASES DEL REINO DE LOS CIELOS

El Señor enseñó a los judíos que el Reino de de Dios había llegado y que estaba entre ellos (Luc. 17:20,21);

Este poderoso y eterno Reino queda revelado en estas expresiones,

El Reino de los Cielos se ha cercado (Mat. 3:2; 4:7; Mar. 1:15) El Reino vino con el Rey.

El Reino vino con poder en Pentecostés (Mar. 9:1; Luc. 24:29; Hech. 1:8;rf 1 Cor. 4:20).

El Reino de Dios vendrá con gloria en la segunda venida de Cristo. En la actualidad el Reino es un misterio, pero también una fuerza espiritual poderosa; sólo que espera su manifestación con majestad.

El Señor divide los tiempos con la medida del Reino “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el Reino de Dios es anunciado, y, todos se esfuerzan para entrar en él” (Luc. 16:16)

EL CRISTO Y EL ANTICRISTO; DANIEL 7

LA NATURALEZA DEL ANTICRISTO

En capítulo 7 de Daniel la figura de los diez cuernos que surgen del cuarto Imperio ofrece la revelación inspirada de este siniestro personaje. Paralelamente en Daniel 2, en capítulo 7: 19-26, se nos dice de Roma que era una bestia espantosa, terrible y en gran manera fuerte (que no puede ser descrita).

Esta interpretación la encontramos en los versículos 23-26.
Hará lo que otros animales juntos hicieron (Ver. 23).
Será un reino más grande que los anteriores (Ver.23).
Será u reino diferente de los anteriores (brees. 7 y 19.
Será un reino cruel (Ve. 19).
Engendrará otros reinos (brees. 7, 24).

EL SIGNIFICADO DE LOS DIEZ CUERNOS

Es evidente que el simbolismo de estos diez cuernos hace referencia a una segunda fase en la historia de la bestia, y el énfasis no está tanto en la sucesión como en la contemporaneidad: los diez cuernos existen durante una segunda fase de la historia de la bestia (Roma). Está segunda fase de la historia de Roma se caracteriza por:

Diez cuernos en la cabeza (vers. 7,24).

Un cuerno pequeño (vers. 8, 24-26. Daniel 2:41).

Los diez cuernos (diez reyes) serían el Imperio dividido por los bárbaros en sus diversas ramificaciones que, sin embargo, quisieron siempre guardar de alguna manera el titulo0y recuerdo con el espíritu- del llamado “Sacro Imperio Romano”.

El cuerno pequeño que, aunque pequeño, tiene el poder muy grande; es el Anticristo que surge en la segunda fase de la historia de la curta bestia (1Jn. 2:18;4:3), y también el “Hombre de pecado” (2 Tes. 2:1-12).

Los otros tres cuernos pequeños que esta cuerno arranca (v.8), o lo que es lo mismo, los tras reyes que derriban (v.24), eran interpretados por los reformadores como los tres reyes italianos que el papado desplazó –Lombarda, Revena, y Roma- al comienzo de su reinado temporal que dio lugar a los llamados “Estados Pontificios”, entregados por reyes franco ignorantes y supersticiosos al Obispo de Roma el año 754 dC..

CARACTERÍSTICA DEL CUERNO PEQUEÑO (El Anticristo y el hombre de pecado)

Tiene ojos como hombre; gran discernimiento y astucia. (vers. 8 y 20).

Tiene boca que habla blasfemias y grandezas, decreta persecuciones contra los santos (vers.11,20,25,),

Merece un juicio especial de Dios. El la visión de Daniel es significativo que primero cae el juicio sobre la cuarta bestia (v. 11); parece como si la bestia –Roma- fuera culpable de lo que dice el cuerno y hubiera de ser destrozada como si sobre ella cayera el juicio que el cuerno merece. Ello no tiene nada de extraño si el cuerno representa una segunda fase de la vida de       la misma bestia;

CORESPONDENCIA ENTRE DANIEL 7 Y APOCALIPSIS 13

DANIEL 7

Daniel vio la cuarta bestia con diez cuernos.

El cuerno pequeño tenía ojos y una boca que hablaba blasfemias.

El cuerno hablaba contra el Altísimo.

El cuerno perseguirá a los santos.

El dominio del cuerno será un tiempo, y tiempos y medio y medio tiempo.

            APOCALIPSIS       13

 Juan vio una bestia con diez cuernos coronando (diez reyes) y siete cabezas.

A la bestia le fue dada una boca que blasfemaba.

La bestia blasfemaba contra Dios.

La bestia hizo guerra contra los santos

La bestia tiene poder durante 42 meses –tres años y medio-

UNA FIGURA EXCELSA: EL HIJO DEL HOMBRE

En Daniel 7:13 aparece una figura excelsa, que viene “en las nubes del cielo” lo cual contrasta con el versículo 3 (las bestias del mar), Con ello se quiere dar a entender el origen divino del que viene en las nubes para juzgar.( Is.19:1; Salmo 104: 3; 10:18; Mat. 24:30; Mar. 13:26; Rev.1:7).

Para nosotros (“Un Hijo de Hombre” significa “que se parece a un hijo de hombre; no nos parece ver en el pasaje que fuera hombre, sino que lo parecía.

Analicemos los contrastes (vers. 13,14)

Es una figura humana, no una especie de bestia.

Celeste, no de la tierra.

Universal, no en ni nacional ni imperial.

Eterna, no temporal.

¿Con quién podemos identificar esta figura, con Israel, o con los santos de Dios?

Algunos que sustentan esta tesis apelan a los versículo 18 y 27. Pero observamos que los “santos” reciben del Hijo del Hombre el reino después, como encomienda que se le confía. El Hijo del Hombre es sobrenatural; pero los santos no lo son, más bien reinan como reyes, bajo el Hijo del Hombre en el reino. Los santos del Altísimo no pueden limitarse sólo a los judíos.

DANIEL CAPITULO 9

Oración y confesión de Daniel (9:1-23)

Por el estudio de Jeremías (25:12; 29:9,10) Daniel sabe que período del exilio duraría 70 años.

Ora a Dios intercediendo por su pueblo 9:4-19. Gabriel acude para darle sabiduría (vers. 20-23).

Las setenta semanas (vers. 24-27). El tema general se revela –las setenta semanas decretadas por Dios- se introduce en el versículo 24, y los detalles se desarrollan en los versículos siguientes. Una primera observación: en el original   hebreo no dice semanas literalmente dice “sietes” “setenta sietes están determinados…” Los siete representan períodos de tiempo divididos en fracciones de siete. Y durante ese tiempo de –sietes- Dios realizará la redención mesiánica.

Las setenta semanas en detalles (Daniel 9:25-27)

El versículo 25 se le insta a poner atención, desde la salida de la Palabra (la orden) para restaurar y edificar a Jerusalén (desde el final del exilio) hasta el Mesías Príncipe (el Ungido del versículo 24). Esto se cumplió en el primer reinado de Ciro, (Esdras 3:1-3)/

Luego habrá siete semanas.

I en 62 semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las setenta semanas se le quitará la vida al Mesías, más no por si; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario…y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.

Y (por) una semana confirmará el Pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador (vers.25-27)

Total 70 semanas (o sietes).

Las siete semanas (0 sietes) constituyen el período entre el primer retorno de los judíos del exilio, bajo Zorobabel. Según relatos de Esdras y Nehemías y la culminación de las obras de estos siervos de Dios, cuando Jerusalén fue reedificada “en tiempos angustiosos”. La discusión surge al final de la frase del versículo 26 “y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones (o desastres) algunos ven aquí un período no       determinado de 2000 años (o desastres), algunos ven aquí un período no determinado de 2000 años, el PARÉNTESIS que caracteriza a los dispensación alistas comandados por Scofield.

Exégesis del versículo 26

Se trata del Ungido, el Mesías, que aparece ya en el verso 24 “ungir al Santo de los Santos” y 25 (el Masías Príncipe), y constituye una clara referencia a la muerte de Cristo. El pueblo de un príncipe       destruirá la ciudad. Una clara referencia (profecía) sobre la destrucción de Jerusalén por las tropas de Tito en el año 70 de nuestra era.

El versículo 27 y (por) otra semana confirmará el Pacto (lit…”hará prevalecer el pacto…” es decir el Pacto ya existente, lo que subraya es que ahora sus términos y condiciones será hechos efectivos. ¿Quién hace prevalecer el Pacto? Es imposible imaginar que el sujeto de esta afirmación sea el príncipe pagano del verso 26. Todo el pasaje (vers. 24-26) presenta al Mesías como el personaje principal, activo y destacado en esta sección. Es lógico que aquí también el Mesías sea visto como aquel que confirma el Pacto y lo hace prevalecer (Mat.26:28).

¿Qué Pacto prevalecerá? El de Gracia; no puede ser otro; Dios no hará mas Pactos de gracia con su pueblo. Mediante este Pacto el Mesías fue ofrecido en expiación por el pecado y ahora       del fruto de su labor redentora verá resultados de vida eterna (Is. 53:10). La última semana hace referencia al tiempo que sigue a la muerte, resurrección y ascensión de Cristo, Es el tiempo de la Iglesia, hasta que el Mesías venga en su segunda venida.

“A la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda”. El culto judío cesa definitivamente después de la destrucción del templo de Jerusalén y a pesar de algunos intentos de corta duración de reemprenderlo en el exilio. El simbolismo judío que apuntaba al Mesías ya no tiene sentido (Heb. 8:13), es el mismo Mesías, aunque sirviendose de las circunstancias históricas, quien hace cesar el sacrificio y la ofrenda.

El versículo 27b: “Después, con la muchedumbre de las abominaciones       vendrá el desolador”. Aparece Tito y destruye el templo, pero no sin antes haber practicado muchas abominaciones en su interior y el la santa ciudad Jerusalén. Este estado de destrucción durará hasta la consumación determinada por Dios.

En el versículo 27 podemos ver que es el centro de los resultados de la obra redentora de Cristo y las consecuencias del rechazo del Mesías por parte de Israel. Las setenta semanas (o sietes) constituye un período continuado de tiempo y es imposible separar, por espacio de siglos, la última de la penúltima semana. El príncipe de este versículo quien confirmará el Pacto, no puede ser otro que Cristo (Mesías Ungido) del versículo 26, y no el llamado cuerno pequeño (O Anticristo) para probar esta teoría hay que demostrar:

  • a- que un futuro príncipe romano hará un pacto con los judíos.
  • b- Que el supuesto pacto será de una semana de duración.
  • c- Que tendrá como propósito permitir a los judíos reemprender sus antiguos sacrificios en el templo.
  • d- Que el supuesto príncipe quebrantará el pretendido pacto a la mitad de la semana, lo que provocará el cese de los sacrificios

Afirmamos que no hay pruebas bíblicas para ello, eso sí hay mucha especulación.

Por. Ramón Herrera

(Terminado en febrero 20 del 2009)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *