El Rapto: ¿Es una Doctrina Bíblica?

“Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios y los muertos en Cristo se levantarán primero. Entonces nosotros, los que quedamos vivos y permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre” (1 Tesalonicenses 4:16-17)

Esta pregunta tiene una sola respuesta para la mayoría de los cristianos de hoy: seguro, el rapto es una doctrina bíblica, ésta respuesta nos lleva a otra pregunta ¿Está completamente seguro?, lo siento pero hay otras preguntas que debe contestar ¿Conoce el origen de esta doctrina? ¿Sabe cuantos pasajes de la Biblia la respaldan?

Ahora se, que ha comenzado a pensar, pues hasta el momento sólo ha creído lo que le han enseñado y usted, como la mayoría de las cosas que cree no las ha estudiado, ni las ha investigado bien, sino que las aceptado confiando en la buena fe ha que depositado en sus “maestros”.

TRATAREMOS DE AYUDARLE A PENSAR Y A ESTUDIAR; HE AQUI LOS HECHOS

¿Cómo comenzó el Dispensacionalismo, padre de esta enseñanza? El principio de esta doctrina nos remonta al año 1830 en el mes de abril, en Port Glagow una ciudad de Irlanda, donde una jovencita de 15 años de nombre Margaret McDonald, recibió una “revelación” especial según la cual la Segunda Venida de Cristo tendría lugar en dos etapas; la primera para recoger a un grupo de creyentes “preparados y selectos” que serían llevados al cielo para ir al encuentro del Señor antes de la aparición del Anticristo, o sea antes de la Gran Tribulación.

Un sólo testigo, un amigo de la familia nombrado R. Norton tomó nota de la llamada “visión” haciendo notar que era la primera vez que alguien había dividido en dos la Segunda Venida de Cristo.

Encontrar eso datos y también documentos se debe a varios investigadores pero muy especialmente a David McPherson, quien con cuyo hallazgo nos ha dado prueba del verdadero origen, no sólo de esta teoría del rapto, sino del Dispensacionalismo como doctrina.

El personaje que le dio vida a esta visión” fue John Darby fundador de la agrupación

“Hermanos Cerrados” así como desde el púlpito de la famosa capilla REGENT SQUARE PRESBYTERIAN CHURCH DE LONDRES.

¿Cómo se expandió esa enseñanza? Los afines al movimiento pretribulacionistas, punto este, que junto con lo podríamos llamar el paréntesis entre las famosas semanas 69 y 70 de Daniel constituyen la base del llamado Dispensacionalismo, a la cual llamaban una nueva doctrina, y es natural que la bautizarán de ese modo ya que ellos ni nadie puede nombrar una sola persona que desde los tiempos de nuestro Señor Jesucristo hasta el año 1830 (año de la supuesta visión de Margaret MacDonald) hubiese enseñado tal doctrina.

El radicalismo de esta enseñanza hoy día, o sea la forma literal y futurista de los modernos Dispensacionalistas se aparta mucho de sus predecesores, ya que no fue sino en la primera década del siglo XX cuando el Dispensacionalismo, con sus características del (arrebatamiento de la iglesia, la separación de las precedentes semanas de Daniel capítulo 9 etc.), comenzó a enseñarse y a extenderse en ciertos sectores de los fundamentalistas del protestantismo, debido al auge que alcanzó la Biblia anotada de Scofield, y a la tesis de su autor apoyadas a su vez por el conocido Moody Bible Institute, de Chicago Il.

TERMINOLOGIA DEL NUEVO TESTAMENTO PARA LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO.

Hay una pregunta indiscutible que enfrentar cuando hablamos de la Segunda Venida de Cristo. ¿Será un sólo acontecimiento? Según nuestra apreciación del Nuevo Testamento la Segunda Venida de Cristo será un sólo evento, que es desconocido y que será inesperado y repentino.

La popular teoría Dispensacionalista, popularizada por el Señor Scofield, sostiene que Cristo vendrá no sólo repentinamente, sino secretamente en el aire, para arrebatar a su Iglesia, dicho encuentro en el aire, afirman durará siete años, durante los cuales se celebrará el “el juicio” para recompensar a los santos, y también las bodas del Cordero, a ese período le llaman ” el día de Cristo”. Después de los siete años el Señor bajará a la tierra para juzgar a las naciones; a este juicio le llaman “El día del Señor”. Scofield escribe sobre esto: << El Día de Señor corresponde al juicio, el día de Cristo se relaciona enteramente con la recompensa y bendición de los santos en la venida de El >>. Pero en una nota sobre 1 Corintios 1:7 dice algo muy interesante el Señor Scofield << los dos advenimientos de Cristo>> Es decir que según él, tendríamos no sólo una Segunda Venida de Cristo, sino también una tercera. Veamos que nos dice el Nuevo Testamento acerca de la Segunda Venida de Cristo.

En nuestro idioma tenemos varias expresiones para señalar que alguien viene, es decir para referirnos a su llegada, si queremos indicar acción actual decimos “que viene” una vez que ha llegado decimos “está presente”, al estar presente y al poder verle decimos que se “revelado” o que dicho visitante ha “aparecido”.

1 Venir (ékhomai) Trasladarse de un lugar a otro, denota acción: (Mateo 24:30; 25:6-10; 1 Tesalonicenses 1:10; Revelación 22:7, 12,20). El Señor viene y para todos, ya sea como una bendición o como condenación, y es la única Venida, tanto visible como inesperada.

2 Llegar (keko), llegar señala el punto de destino, como la frase acabo de llegar o ha llegado. En la Biblia se suele traducir sin embargo como “venir”. (Mateo 24:14; 1 Tesalonicenses 5:2 II Pedro 3:10; Revelación 2:25; Hebreos 10:37. Hay un sola llegada de Cristo; esperanza para los creyentes y evidencia suprema para los no creyentes.

3- Revelación (Apokalypsis) Retirar el velo, expresa algo que está oculto (Romanos 2:5; I Pedro 5:1; II Tesalonicenses 1:7-8; Lucas 17:29-30; 1Corintios 1:7; Romanos 8:19) Este término empleado para indicar la Segunda Venida de Cristo, denota juicio para los no creyentes y un tiempo de paz, descanso y bendición para los creyentes.

4- Presencia (parusía) Significa tanto la llegada como la presencia personal de quien llega. (II Pedro 3:12; I Tesalonicenses 4:15; Mateo 24:27-39. Esta parusía es la venida para bendición y a la vez para juicio, e indica el acontecimiento como único, después del cual Dios establecerá “cielos nuevos y tierra nueva” ( I Pedro 3:12) un texto sumamente claro.

5- Aparición (epipháneia) Aparición repentina. (2 Tesalonicenses 2:12-13; 1 Timoteo 6: 13-14; Tito 2:12-13) Al igual que las anteriores expresiones, este término usado para referirse a la Segunda Venida de Cristo, denota no sólo bendición sino destrucción., hace alusión a una sola venida, y es necesario destacar que la “aparición” de la “parusía” o la presencia personal del Señor, se efectúa en el tiempo de la << Manifestación o la revelación del Señor >>.  Estos vocablos son intercambiables sin lugar a dudas.

ESTUDIEMOS 1 TESALONICENSES 3:12b y 13

El apóstol Pablo dice a los creyentes de Tesalónica ” y que el Señor os haga crecer y abundar…para que sean afirmados vuestros corazones irreprensibles en santidad delante de nuestro Dios y Padre, en la venida de nuestro Señor Jesús con todos los santos” A la luz de esta escritura, así como de otras precedentes el deseo de Pablo es que los convertidos de Tesalónica abunden en amor y dedicación al Señor para estar listos en todo tiempo para el gran acontecimiento, el día en que VENGA el Señor Jesús con sus santos.

La última frase con que cierra este texto ha provocado mucha discusión. En primer lugar, nos topamos nuevamente con la palabra parusía que ya hemos definido, de acuerdo con los mejores comentaristas y en total descuerdo con los llamados “Testigos de Jehová de la siguiente manera: << llegada de nuestro Señor con el objeto de bendecir a su pueblo con su presencia >>.

Para los Rusellistas, parusía no quiere decir que El ya ha llegado y está presente…No es necesario que Cristo sea visible en su presencia. Esta explicación es obligada para los Testigos, puesto que no creen que Jesús resucitase físicamente, sino tan sólo espiritualmente. Es pues imposible que su venida sea visible y que todo ojo le vea. De modo que por prejuicios, no se acepta una verdad poderosa de la cual testifica todo el Nuevo Testamento.

Es muy triste que haya hermanos, a los cuales respetamos y amamos, que por otras razones, también vean en I Tesalonicenses 13b una venida invisible puramente espiritual, mediante la cual el Señor procederá a lo que ellos llaman el “arrebatamiento de la Iglesia, o sea el rapto”, ese rapto en la escatología de los Dispensacionalistas, será invisible, de tal manera que sólo se enterarán los afectados por el mismo: la Iglesia elevada a las nubes para estar con el Señor, apartada de la tierra donde se desatará “La Gran Tribulación” de la cual la Iglesia queda fuera. Dicho esquema exige naturalmente una venida invisible del Señor, exactamente como la de los Rusellistas, paradójicamente y a la vez triste coincidencia

Los Dispensacionalistas hablan de dos advenimientos de Cristo, de modo no hay que esperar una segunda venida, sino también lógicamente una “tercera venida”, visible y patente a todo el mundo, puesto que en la de los Dispensacionalistas y la de los Testigos de Jehová, es “invisible”.

Para la respuesta exegética correcta a este tema, más aún para tener la recta comprensión del versículo 13, debemos usar el pasaje paralelo de 1 Tes. 4:13-14, ya que la enseñanza es la misma, expuesta más largamente y con mayor detalle.

Cuando Cristo regrese, Dios traerá con El (4:14) a todos los que durmieron en el Señor, dicho de otro modo en su venida, nuestro salvador aparecerá con todos los santos ya glorificados. Rápidamente, e un abrir y cerrar de ojos, las almas de estos santos glorificados irán a reunirse con sus cuerpos “los muertos en Cristo resucitarán primero” (4:16), los cuales se convertirán en cuerpos gloriosos de resurrección.

Es entones, inmediatamente, y junto con todos los creyentes que están todavía en la tierra, y que serán transformados, es un abrir y cerrar de ojos, ascenderán todos al mismo tiempo para recibir al Señor.

Si usted acepta lo que demuestra a simple vista 1 Tes. 4:13, coincidirá con nosotros que esta es la única interpretación que no fuerza el texto, al tiempo que no viola ninguna ley gramatical, dando naturalmente a las palabra su verdadero sentido; y sobre todo, es la única que armoniza perfectamente con (! Tes. 4:13-14), que después estudiaremos más detenidamente. Una vez más decimos que no hay base exegética seria ni mucho menos necesidad de sostener, como lo hacen los Rusellistas y Dispensacionalistas, que Cristo vendrá primero por sus santos y siete años más tarde exactamente volverá con sus santos.

La venida señalada en este versículo es una e indivisible como en todos los pasajes en se que habla de la Segunda Venida de Cristo, pero es precisamente el pasaje de 1Tes. 4:13-14, el que más frecuentemente citado para enseñar el arrebatamiento antes de la tribulación. Si en verdad sabemos exégesis bíblica, este pasaje propiamente enseña, no el arrebatamiento antes de la tribulación, ya que es un pasaje básico de la resurrección y que los personajes aquí son los muertos en Cristo.

Si usted observa cuidadosamente el pasaje sin prejuicios notará que en los primeros cinco versículos no se habla de nadie más; y en el último se sobreentiende que es de ellos, así mismo de quien se trata. Solamente en el versículo 17 se nos habla de arrebatamiento pero no del rapto de los Dispensacionalistas, sino de la trasformación final en el momento de la resurrección, cuando nuestro Señor Jesucristo vuelva en su única e indivisible Segunda Venida.

ANALICEMOS 1 TESALONICENSES 5

El Capítulo cinco continúa el tema que termina el capítulo 4, eso se hace notar en el comienzo del capítulo ” Ahora bien, hermanos con respecto a los tiempos y la épocas…”, lo cual indica la conexión entre el final del capítulo 4. Cualquiera que lea los dos capítulos sin interrupción puede fácilmente comprobar que el capítulo 5 continúa describiendo lo que 1 Tes. 4:13-18 comenzó denominado ” el día del Señor”, el tiempo de la destrucción repentina sobre el mundo impío, con la Venida de Cristo en juicio; todo lo cual significa que el “arrebatamiento” en todo caso tendría que ser después de la tribulación; porque si la destrucción repentina aconteciera durante o antes de la tribulación ¿Cómo podría haber una tribulación?

El regreso de Cristo queda dividido en dos partes en la enseñaza de los Dispensacionalistas, como ya hemos considerado en otra parte. Dicha división en dos de la Segunda Venida de Cristo se les hace necesaria para dar lugar a su doctrina más típica.

<< El llamado arrebatamiento de la iglesia antes de la tribulación>>, lo cual naturalmente exige una venida secreta de Cristo para “recoger a los suyos de manera invisible” a la manera como lo creen los Testigos de Jehová, una muy lamentable coincidencia. Al término de dicha tribulación, según los que así creen, el Señor aparecerá en gloria para traer salvación a Israel y establecer el reino milenial, esa dos venidas en el lenguaje Dispensacionalista, se denominan “arrebatamiento y la revelación”.

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO SEGUN 1 TES. 4:13-5:11

Creemos oportuno antes de pasar a un análisis detallado del pasaje que encontramos e 1Tes.4:13-5:11, debemos afirmar una vez más que este pasaje puede resumirse en dos puntos:

  • Cristo Volverá de Manera Repentina
  • Cristo Volverá en un Sólo Tiempo para Todos los Creyentes

Es cierto que Cristo tomará al mundo por sorpresa; pero creemos que no será así con los verdaderos creyentes, los cuales deben estar preparados par ir a su encuentro. La razón para esto, no es que sepamos cuando vendrá exactamente, sino porque debemos estar siempre para recibir al Señor cuando vuelva.

Un aspecto importante es que el regreso de Cristo, no hará diferencia entre los que murieron en El y los que siguen fieles en este mundo viviendo para El, aquellos que vivan no tendrán ventaja sobre los que hayan muertos, en lo que respecta a la resurrección participarán de los beneficios que la misma traerá a los cuerpos.

Veamos que nos enseña el versículo 13 ” a cerca de los duermen” (Mt. 27:52 Hch. 7:60; Jn. 11:11-13; 1 Co. 15:6,18). Está expresión que identifica la muerte con una especie de sueño se apoya en el Antiguo Testamento, (Gé. 47:30; 2 Sa. 7:12). Dormir no sólo es descanso, sino que conlleva la esperanza de un despertar glorioso del cristiano después de las duras luchas por las que atravesamos en este mundo. Estaremos dormidos a este mundo (Ec. 9:6; Job 7:9) pero despiertos a nuestro propio mundo en la orilla de la vida. (Lc. 16:19-34; Fil. 1:21-23).

En este punto sería bueno aclarar que la palabra cementerio significa en griego “dormitorio”. Los cristianos primitivos lo usaron en vez del término pagano “necrópolis” lugar de los muertos. El versículo 13 continúa “los demás que no tienen esperanza”, es decir, los paganos. Lo que distingue al cristiano del incrédulo es que tiene una esperanza gloriosa ( 1P. 1:1-5) la cual debe prestar inspiración a toda su vida. ¿Ignoraban esto los creyentes de Tesalónica? Pablo empieza el versículo ” Pero no queremos hermanos que ignoréis acerca de los que duermen”.

Según algunos comentaristas han enseñado que, con poca base doctrinal, que aquellos hermanos cristianos imaginaron que los que morían entre sus hermanos de fe, estaban irremisiblemente perdidos que sólo se salvarían los que vivieran el día de la Venida de Cristo.

La mayoría de los exégetas sin embargo, no acepta esta interpretación, ya que por minima que fuera la instrucción recibida, la predicación evangelio por los apóstoles incluía la proclamación de la vida eterna; por otra parte, todo lo que dice Pablo a los tesalonicenses en sus epístolas, da a entender que se trataba de creyentes que estaban instruidos en los fundamentos de la fe apostólica. Nos inclinanos a creer que la mejor interpretación parece ser la que supone que la tristeza de los hermanos de Tesalónica tenía que ver con dudas acerca de la resurrección de los cuerpos. Y Pablo le interesaba dejar bien aclarado el principio doctrinal que estaba implicado en el problema

Veamos ahora el versículo 14 ” porque sí creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con El a los que durmieron en Jesús”. Si creemos en la resurrección del Señor Jesús (1:10), tenemos que creer en nuestra propia resurrección; para Pablo, los difuntos son seres humanos completos, personas totalmente reales.

“Así también Dios traerá con El a los que durmieron en Jesús” ¿Qué significa esto de traerá? Significa que Dios hará que vengan con Cristo del cielo; traerá desde allí para que se unan con sus cuerpos, versículo 16 con los cuales, una vez recuperada la totalidad de su personalidad psicosomática, irán al encuentro del Señor en el aire, para estar siempre con El.

El versículo 15 nos da nuevas y valiosas afirmaciones por parte de Pablo. “Por lo cual os decimos esto por la palabra del Señor”. Palabra que pudo haber venido al apóstol de dos maneras (1) revelación directa, (2) o la recibió por transmisión de la enseñanza de otros apóstoles. Pablo afirma incuestionablemente que no habrá discriminación entre los que vivan y los que murieron declarando ” no precederemos a los que durmieron”. Este importante hecho de que no habrá discriminación, es lo que mueve a Pablo a desarrollar la exposición que sigue en los versículos 16 y 17 donde aparecen los dos grupos que vimos en el versículo 15.

Versículo 15     Versículos 16 y 17
Los que vivimos Nosotros los que estamos vivos
los que durmieron los que permanezcamos

Obviamente, el contraste: Los muertos en Cristo y luego nosotros los que permanezcamos, que hayamos quedado hasta la venida del Señor. Una exégesis elemental del texto nos da a entender que se trata de un sólo evento. La Venida DE Cristo CON Y PARA buscar a su iglesia. (Sus santos). Coincide con este pasaje como una sola realidad que abarca simultáneamente a dos grupos de creyentes los que duermen y los que están vivos.

El versículo 16 añade “con voz de mando”.Nuestro Señor regresa como Conquistador, no como ladrón, como soberano, siendo la misma figura majestuosa de Revelación. Es conveniente notar que el vocablo usado en Revelación es “Keleusma”, y expresa la voz con que los oficiales arengaban a las tropas. (Jn. 5:15,28). “…con voz de arcángel”. Arcángel significa en Hebreo: jefe de ángeles y esta palabra aparece en Judas 9, y en el texto significa ¿Quién como Dios? (Rev. 12:7; Da. 10:13-21; 12:1). Miguel es el dirigente de los ángeles buenos protector del pueblo de Dios, entonces tenemos que la primera voz procede de Cristo y la segunda voz procede de un Arcángel, notamos que ambas voces llama a los muertos a la resurrección, compárese con (Josué 6:5 y Jueces 7:21-22) donde también van juntas voz y trompeta.

Al sonido de la trompeta los creyentes que viven son transformados en un instante

(1 Co.15:52). Es bueno notar en este punto que el Antiguo Testamento, cuando Jehová descendía su venida era siempre anunciada con trompeta. (Éxodo 19:19).

También debemos notar que en la bodas del Cordero ( Sof. 1:16; Zac. 9:14). En cada uno de estos ejemplos la venida de Cristo es acompañada con sonido de trompeta, era una señal de liberación, gozo, y la presencia del Señor. Por lo tanto, la Venida de Cristo será un acontecimiento Público, mundial, visible y audible. Notemos que la trompeta es de Dios, y el arcángel es también de Dios, con lo que concluimos que todo el mando es del Señor.

¿Qué anunciará esta trompeta? Que Cristo es el Rey de Reyes (Rev. 19:16). Sigue diciendo el versículo 16, “… el Señor mismo descenderá”.  Personalmente, visible y audible en majestad (Mt. 25:31-46;). Versículo 17. “arrebatados juntamente con ellos, (los que duermen) en las nubes al encuentro del Señor” El vocablo encuentro o recibir es aquí el término usado en relación con la llegada de un alto dignatario a quien se le da la bienvenida.

Como hemos dicho, es evidente la conexión de 1 Tes. 5:1-11 con 4:13-18. De ahí el acierto de que la mayoría de las versiones de la Biblia, agrupen en un sólo bloque ambos pasajes. Capítulo 5 versículo 1. Este verso indica que además del problema concreto que entristecía a los creyentes de Tesalónica en relación a la muerte de sus hermanos, les preocupaba también el tiempo en que tendría lugar la Segunda Venida de Cristo.

Ver.2. Sobre este punto, Pablo afirma que no tienen necesidad de que les escriba; debe bastarles lo que ya saben. ¿Y qué es lo que saben? Lo que Pablo al llevarles el evangelio e instruirles en los principios de la doctrina les diría, (1) Lo dicho por el propio Jesús:

“… No corresponde a vosotros saber los tiempos ni las épocas…” (Hch. 1:7); (2)

La verdad revelada por el Señor de que ningún ser humano conoce el día ni la hora de la Venida del Hijo del Hombre. ( Mat. 24: 36), pues será como ladrón en la noche, (Mat.24:43).

Ver. 3. Hasta este momento Pablo había discutido sobre la Segunda Venida de Cristo en relación a los creyentes. Ahora dirige su atención a los no creyentes, por la vía del contraste, y para poner más de manifiesto la luz de los hijos de Dios.” que cuando estén diciendo: Paz y seguridad, entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente”.

Ver. 4,. Aquí se comprende que Pablo haya dirigido sus pensamientos a la suerte de los inconversos para ponerlos en contraste con los creyentes sus hermanos, son luz mientas que aquellos son tinieblas.

Ver. 5. ” porque todos vosotros sois hijos de luz”. Son luz en el Señor, y como Dios es luz y Jesús es la luz del mundo, ellos también son luces en el mundo… soy, no somos. Pablo pasa de la de segunda persona, a la primera del plural para incluirse a sí mismo, después hará una advertencia.

Vers. 6-8. Si somos de la luz y del día, vivamos como tales, no durmamos , no nos embriaguemos, estemos alerta, sobrios y equipados convenientemente, tal como lo describe el Propio Pablo en Efesios 6:10-20.

Vers. 9-10. Dios nos ha redimido, no para derramar su ira sobre nosotros, sino para que alcancemos la salvación por Jesucristo. Obviamente, los que velan están despiertos, hace referencia a los que según 4:15 son los que habremos quedado para la venida del Señor; y los que duermen son los muertos, los que partieron y ya descansan en el Señor.

Ver. 11. La relación entre los versículos 10 y 11 nos parece estrechamente ligados a la de 4:17 y 18. Si Pablo escribe desde 4:13 hasta 5:11, y en ambos grupos de versículos habla de la Segunda Venida de Cristo, sin tocar otro tema, tenemos fuertes razones para ver algo distinto en 5:2, y algo de 4:13. Por nuestra parte no tenemos intención de discutir temas escatológicos, ya que nuestro interés es un estudio exegético.

ANALIZEMOS BREVEMENTE 2 TESALONICENSES CAPITULO 1

Podríamos muy bien resumir en pocas palabras el tema de esta carta diciendo que es el enfoque de una esperaza, durante la tribulación. Es por ello que recorre por toda la epístola una especie de triunfalismo. En el versículo 7 del capítulo primero por “manifestación” “apakalypsis” literalmente revelación que es igual a remover el velo, descubrir, palabra que Pablo usa regularmente para referirse a la verdad revelada, un par de ejemplos: (Ro. 2:5; Ef.:3) En esa oportunidad, sin embargo, no tiene que ver con la gloriosa manifestación del Señor en su Segunda Venida, Cuando el velo sea quitado, veremos al Señor descender desde el cielo, (1Ts. 4:16), También encontramos una expresión similar en (1 P. 3:7,13) La expresión significa: cuando el Señor sea revelado o manifestado, Viniendo desde el cielo..

Ver. 7. Se une al 8 para decirnos que el Señor vendrá con los ángeles de su poder, en llama de fuego, literalmente, un fuego flamante. El Señor, pues, vendrá acompañado por sus ángeles, y su función será doble: a) recoger la cizaña en gavillas para ser quemadas; b) recoger el trigo para el Señor. Las características de la Segunda Venida que encontramos en este pasaje son las siguientes: 1) Jesús vendrá desde el cielo; 2) con sus poderosos ángeles: 3) en llama de fuego.

Ver. 8. Explica que Cristo se manifestará: “…dando retribución a los que no conocen a Dios, y a los que no obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesús” su propósito es hacer justicia. Aquellos a quienes el Señor dará retribución, son los descritos con dos rasgos fundamentales; no conocieron a Dios y que no obedecen al Evangelio, siendo lo primero consecuencia de lo segundo. El pecado de los perseguidores no fue por ignorancia del Evangelio, sino por la desobediencia del mismo.

VER. 9. Dice de los perseguidores de los tesalonicenses: ” Estos sufrirán el castigo de eterna destrucción, excluidos de la presencia de Señor y de la gloria de su poder”.Aquellos que hicieron penosa la vida de los creyentes, sufrirán eterna perdición, que no terminará nunca. ( 1Ti. 6:9; 1 Co. 5:5).

Ver. 10. Completa la gloriosa perspectiva según el versículo 7 que es de reposo lo que espera a los creyentes cuando venga aquel día. Según dice el versículo 10, para ser glorificado en los santos y ser admirado de todos los que creyeron, por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros.

La Segunda Venida de Cristo potenciará estas realidades al máximo. Como resultado será admirado de todos los que creyeron. Cada creyente se gozará al contemplar el reflejo de la imagen de Cristo. (Sof. 3:17; Jn. 12:28). Es de notar que en este versículo (10) se dan dos nombres a los cristianos: Santos: separados por Dios para su servicio. Esto indica claramente que su salvación es básicamente la obra de Dios por gracia. Separados: Personas que han puesto su confianza en el Señor, e indica que se hallan en comunión con Aquel en quien tienen su fe cimentada, que creen en El, personal, consistente y responsablemente.

Ver. 11.” Con este fin también nosotros oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os considere dignos de vuestro llamamiento y cumpla todo deseo de bondad y la obra de fe, con poder” Pablo, Silvano y Timoteo no solamente dan gracias por la fe y el amor de los tesalonicenses (v.3), sino que oran por ellos siempre (1Tes. 1:2) y recuerdan constantemente delante del trono de la gracia las necesidades de los creyentes.

Si en el día del juicio los creyentes de Tesalónica son contados como dignos para heredar el Reino, deben desde ahora y aquí, vivir de tal manera de que sean dignos del llamamiento de Dios para ser salvos.

Finalmente el versículo 12 expresa la alta cima de comunión a que debe llegar el hijo e Dios. El lenguaje empleado por Pablo nos hace recordar al apóstol Juan 10:17. ” y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ello”. Este texto contiene dos peticiones, que Cristo sea glorificado en los creyentes, que los creyentes sean glorificados en El.

Concluimos, que la gracia de Dios es el origen de todo, porque todo el proceso de salvación es enteramente el efecto de la iniciativa soberana de Dios. Ello no es un impedimento para las obras buenas de los hijos de Dios tengan un premio o galardón, siendo no un mérito que exige pagos, sino una recompensa que ha sido prometida enteramente como resultado de su gracia derramada sobre sus hijos por nuestro Dios.

APENDICES

1- Aunque fue Margaret MacDonald quien por primera vez anunció una segunda venida de Cristo partida en dos, en medio de lo cual situó también por primera vez, el arrebatamiento de algunos creyentes, como resultado, no de sus estudios de la Biblia, sino de visiones y revelaciones particulares; el hecho de que existe también una pre-historia, es decir factores históricos que preparaban el terreno para que finalmente hiciese explosión, mayormente entre los Jesuitas (orden católica) la doctrina del RAPTO.

Francisco de Rivera de la Universidad de Salamanca, Roberto Belarmino. Manuel Lancuza, que escribió una especie de comentario titulado “La venida del Mesías en Gloria y Majestad” el cual publicó en ingles y le dio amplia publicidad Edward Irving durante la conferencia de Alburry Park en 1826, encontrando gran aceptación.

2- En la Biblia de Referencia Anotada de Dake, en el Nuevo Testamneto, enseña DOS segundas venidas. En la página 227 dice: “El rapto es un tiempo cuando Cristo viene POR sus santos” El segundo advenimiento…es cuando viene del cielo CON los santos” , los cuales El ya ha raptado por siete años.

Aquellos que mantienen que la Segunda Venida de Cristo será en dos etapas dicen que el versículo de Revelación 1:7 se refiere a la revelación, esto es, Su venida en todo poder y gloria. En cuanto al rapto, por otro lado, se presenta como una llegada silenciosa, invisible y quieta de Cristo a buscar su iglesia. ( 1Tes.4:16).

3- Rápidamente e invisible, inadvertido por el mundo, el Señor vendrá, como ladrón en la noche y se llevará a Sus santos que le aguardan. ( Siver, The Lord’s Return, Pág. 260)

4- Su aparición en las nubes será velada al ojo humano, ningún ojo le verá. El se deslizará y desaparecerá; entrará a tomar sus joyas y saldrá protegido por la oscuridad de la noche. (Robert, Pág. 34. Cómo estar preparado para la Segunda Venida de Cristo)

5- “Será un rapto SECRETO, CALLADO, SILECIOSO, SÚBITO. Lo que el mundo sabrá es que multitudes han desaparecido”(Bishop, Pág. 314, The Doctrine Of Grace)

6- “El rapto será una aparición secreta y solamente los creyentes se darán cuenta” (Ford Pág. 51, Siete Sermones Sencillos Sobre la Segunda Venida de Cristo)

7- “Arrebatados juntamente con ellos” (1Tes. 4:17). Esta cita constituye el principal apoyo de la “doctrina Bíblica” sobre el rapto, ascenso al cielo de aquellos, vivos o muertos, que han creído en Cristo esperando su regreso. El término Rapto no aparece en el texto griego; se formó a partir de una palabra latina que se incluyó en la Biblia Vulgata (Biblia Plenitud Pág. 1581)

8 – “Ahora, después de mucho estudio y oración, estoy convencido de que no habrá tal cosa como un arrebatamiento secreto de la iglesia antes de La Gran Tribulación; sino por el contrario, la iglesia es llamada a enfrentarse con el Anticristo” (O. J. Smith, de la famosa Iglesia de Toronto Canadá)

9 – Y en un número reciente de mayo, leímos en THE HARVESTER: “nunca sabremos cuánto ha dañado, como ha podido ayudar, la Biblia Anotada de Scofield”

( Las citas bíblicas son tomadas de la Biblia de las Américas)

Por Rev. Ramón Herrera

Escrito: Marzo 1995

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *