Comentario Bíblico

now browsing by category

 

Un Comentario a la Epístola a los Hebreos

«EN LOS DIAS FINALES DIOS NOS HABLA POR SU HIJO»

Paternidad literaria- Muchos nombres se han añadido a la lista en cuanto al autor de este libro anónimo: Pablo, Bernabé, Apoloy Clemente de Roma. Por supuesto hay semejanzas y diferencias respecto a la teología y al estilo de Pablo, pero Pablo apela con frecuencia a su autoridad apostólica en sus cartas, mientras el escritor de Hebreos apela a otros que habían sido testigos de vista del ministerio de Cristo. Digamos como Orígenes. “solo Dios sabe quién escribió el libro de Hebreos”.

Fecha:- Se han sugerido varias fechas para la redacción de este libro, desde los años 60 hasta los 90. El silencio antes de la destrucción de Jerusalén y muy especialmente del templo como prueba divina de que el sistema sacrificial del AT estaba terminado, es un fuerte argumento a favor de una fecha anterior al año 70.

Teología de Hebreos- El discurso teológico de Hebreos se desarrolla a través de una constante evaluación del sentido del AT a la luz de la persona y obra de Jesús, el Hijo de Dios, quien mediante su sacrificio en la cruz trae la salvación al mundo. En Cristo, Dios culmina su revelación, la cual había iniciado al hablar «de muchas maneras a los padres por los profetas»; porque Cristo es la Palabra eterna, la Palabra misma dicha por Dios a los antepasados.

A medida que el autor desarrolla su pensamiento. Va anotando recomendaciones y advertencias concretas, de aplicación actual a la vida de los creyentes, de tal modo que en ningún momento se pierde la índole de exhortaciones del texto.

En este escrito del NT ha sido tradicionalmente llamado Epístola a los Hebreos. Sin embargo, su redacción no corresponde al género epistolar, carece de presentación del autor, no consigna destinarais y tan solo en la conclusión menciona a Timoteo antes de incluir unos rápidos saludos. Respecto de la mención “a los Hebreos”, que figura exclusivamente en el titulo, y no es parte del texto, su carácter es tan general que no permite la menor identificación de los así designados.

SIN MAS AQUÍ ESTA EL LIBRO

Capítulo- 1

Vs. 1-4- Estos versículos contienen un párrafo excelente en el texto griego y tiene mucha semejanza a la apertura del discurso griego más bien que a los acostumbrados saludos de una epístola. Dios habló de muchas maneras a los antepasados, por medio de leyes, instituciones, ceremonias, jueces, reyes y profetas. Aquí los postreros días significan toda la época del evangelio que se extiende desde la primera venida de Cristo hasta la segunda venida. El brillo refulgente de una luz esplendorosa. Esta palabra significa una luz que refulge por si misma, no una luz reflejada, por la imagen misma, o la representación de la naturaleza de Dios. La descripción de cristo sentado indica el carácter de Su sacrificio por el pecado consumado de una vez por toda, la diestra significa el puesto de honor que ocupa.

V.5- La Palabra “ángel” significa mensajero. Esto comúnmente se refiere a un orden de seres espirituales, rara vez a las personas. Todos los ángeles fueron creados en santidad, pero algunos siguieron al maligno y se revelaron contra Dios y por tal acción se convirtieron en demonios.

Vs. 10-14- El autor de Hebreos cita el Salmo 102 25-27, allí se considera a Dios como el que habla y aplica sus palabras a su Hijo Jesucristo. El que los cielos y la tierra «perecerán» revela que la tierra no es permanente ni indestructible (una opinión de muchas filosofías griegas y romanas). La autoridad de Cristo se establece sobre toda la creación, de modo que nos atrevemos a considerar ningún objeto o recurso terrenal más importante de lo que El es.

V.11- Como los lectores de hebreos experimentan el rechazo de sus hermanos judíos, con mucha frecuencia se sintieron aislados. Muchos se sintieron tentados a cambiar al inmutable Cristo por su conocida y antigua fe. El escritor de este libro les exhorta a no hacerlo.

V.12- ¿Qué significa que Cristo es inmutable (Tú eres el mismo)? Quiere decir que jamás cambiará su carácter. Es invariable su amor para nosotros, dedicado a la equidad y al justicia y absolutamente decidió ser misericordioso con nosotros a pesar de que no lo merecemos.

V.14- Los ángeles, seres espirituales creados por Dios, son mensajeros de Dios y están bajo su autoridad. Cumplen varias funciones: sirven a los creyentes, protegen a los débiles, proclaman el mensaje de Dios, y ejecutan el juicio de Dios.

Capítulo-2

  1. 1- El autor llamó a sus lectores a prestar atención a la verdad que habían escuchado para que no se desvíen hacia falsas enseñanzas.

V.2-“Porque la Palabra dicha por los ángeles” se refiere a la enseñanza de aquellos ángeles, como mensajeros de Dios, que habrían dado la ley a Moisés. Un tema dominante en este libro es que Cristo es infinitamente mayor que todos otros medios propuestos para llegar a Dios.

V.3- Los testigos del ministerio de Jesús les habían trasmitido sus enseñanzas a los lectores de este libro. Estos lectores eran creyentes de una segunda generación que no habían visto a Cristo en la carne. Ellos así como nosotros, no hemos visto en persona; basamos nuestra fe en Cristo tomando en cuenta los relatos de testigos presénciales tal como aparecen en la Biblia.

V.4- “Testificando Dios juntamente con ellos”. Continua el pensamiento del versiculo 3 del capítulo 2. Los que habían oído hablar de Jesús y trasmitieron luego su Palabra, también confirmaron la veracidad de su predicación mediante –prodigios y señales- que le siguieron. El libro de los Hechos está lleno de los milagros y los dones del Espíritu Santo que autenticaron el evangelio donde quiera que se predicara.

V.8-10- Dios puso a Jesucristo a cargo de todo y El se ha revelado a nosotros. No lo vemos reinar en toda la tierra, pero lo podemos imaginar en su gloria celestial.

V.9- La gracia de Dios, a favor de nosotros condujo a Cristo a la muerte. Jesucristo no vino al mundo a ganar popularidad ni poder político, sino para sufrir y morir de manera que pudiéramos tener vida eterna.

V.10- ¿Cómo podía ser perfeccionado por las aflicciones? Las aflicciones de Cristo lo convirtieron en un líder perfecto, pionero de nuestra salvación . Cristo no tenía que sufrir su propia salvación , porque era Dios “hecho carne”. Su perfecta obediencia que era el perfecto sacrificio para salvarnos a nosotros como pecadores alejados de Dios. A través del sacrificio, Jesús terminó la obra necesaria para nuestra salvación.

Vs.11-13- Aquellos que hemos sido aceptados para el servicio de Dios, limpiados y santificados por Jesucristo ahora tenemos el mismo Padre que El tiene, de manera que nos ha hecho ser hermanos. Dios ha adoptado a todo creyente como sus hijos, Cristo nos llama hermanos.

Vs.14-15- Jesús tenía que ser humano para que pudiera morir y resucitar a fin de destruir el poder del maligno sobre la muerte y el pecado. La muerte y resurrección de Cristo nos libra del temor a la muerte porque ha sido derrotada. Todas las personas mueren, pero la muerte no el destino final, será la puerta de entrada a la vida eterna.

Vs. 16-17- En el AT es Sumo Sacerdote era el mediador entre Dios e Israel. Su tarea consistía en ofrecer sacrificios de animales, según la ley, e interceder delante de Dios por los pecados del pueblo. El versículo 17 presenta a Cristo como Sumo Sacerdote que cumple fielmente su oficio sacerdotal u obtiene por medio del sacrificio de si mismo, el perdón de los pecados.

V.18- Conocer que Cristo sufrió el dolor y se enfrentó a la tentación nos ayuda a enfrentarnos a nuestras propias pruebas. Cristo entiende nuestras luchas porque El las sufrió como ser humano.

Capítulo- 3-

Vs. 1-6- Estos versículos tenían un significado especial para los creyentes judíos. La más alta autoridad humana era el Sumo Sacerdote, mientras para los creyentes la más alta autoridad humana eran los apóstoles. Jesucristo apóstol de Dios que significa “enviado” y Sumo Sacerdote, es la autoridad suprema de la iglesia. El autor emplea diferentes figura para explicar la relación de Cristo con los creyentes, El es (a) Apóstol enviado por dios, al que debemos escuchar, (b) nuestro Sumo Sacerdote, por medio del cual vamos a Dios, (c) es el gobernante de la casa de Dios, al que debemos obedecer. La Palabra de Dios está llena de diferentes nombres y figuras de Jesucristo, y cada una de ellas revela algo de su naturaleza y ministerio.

Para el judío, Moisés fue un gran líder; libró de la esclavitud egipcia a sus antepasados y los llevó hasta la frontera de la tierra prometida. El así mismo escribió los cinco primeros libros del AT y fue profeta por medio del cual dio la Ley; por tanto, Moisés fue el profeta más grande de las Escrituras. Pero Jesucristo, como figura principal de la fe, es digno de mayor honor que Moisés, que solo fue un siervo humano. Jesucristo es más que humano; El es Dios mismo. Así como Moisés libró al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto, de igual modo Cristo nos libra de la esclavitud del pecado y de la muerte. El autor de Hebreos pregunta ¿Por qué conformarse con Moisés cuando usted puede tener a Cristo, el que designó a Moisés? No sólo debemos establecernos bien en los caminos de Cristo, pero hemos de seguir y perseverar firmemente hasta el fin. Toda meditación en su Persona y Su salvación, sugiere más sabiduría, nuevos motivos para amar, confiar, y obedecer.

Vs.7-13-Los días de tentación suelen ser los días de provocación. Sin duda es una provocación tentar a Dios cuando El nos deja que veamos que dependemos y vivimos por entero de El. El endurecimiento del corazón es la fuente de todos los demás pecados. Los pecados ajenos, especialmente los de nuestros parientes, deben ser alarma para nosotros. Todo pecado, especialmente el pecado cometido por el pueblo privilegiado que profesa a Cristo, no sólo provoca a Dios sino que lo contrista. Dios detesta destruir a nadie en su pecado; espera mucho para ser bondadoso con ellos. Pero el pecado en que se persiste por largo tiempo, hace que la ira de Dios se revele al destruir al impenitente; no hay reposo bajo la ira de Dios.

No hay, ni siquiera los más fuertes del rebaño, quien no necesite la ayuda de otro creyente. Tampoco hay alguien tan bajo y despreciado cuyo cuidado en la fe y su seguridad, no pertenezca a todos. El pecado tiene tantos caminos y colores que necesitamos más ojos que los propios. El pecado perece justo, pero es vil; parece agradable, pero es destructivo; promete mucho, pero no cumple nada. Lo engañoso del pecado endurece el alma; un pecado permitido da lugar a otro.

Vs.14-19- Tener parte con Cristo requiere mantenerse firme en la fe, no meramente una sola expresión con El. Un antídoto para el corazón incrédulo es un constante compañerismo con los creyentes, hablar cada día acerca de nuestra fe mutua,, pero consciente del engaño del pecado y animarnos unos a otros con amor e interés. Los israelitas tuvieron problemas para entrar en la tierra prometida porque dejaron de confiar en Dios no creyeron que Dios podía ayudarles a vencer a los gigantes de la tierra. Por esa razón Dios los envió al desierto donde anduvieron errantes durante cuarenta años, una alternativa desdichada el don maravilloso que El había planeado par ellos. La pérdida de confianza en Dios siempre nos priva de recibir lo mejor de parte de Dios.

Capítulo- 4-

Vs.1-3-Algunos creyentes judíos que recibieron este escrito pudieron haber estado a punto de volver atrás del reposo prometido en Cristo, así como la gente en épocas de Moisés dieron la espalda a la tierra prometida. En ambos casos, las dificultades del momento presente ensombrecieron la realidad de la promesa de Dios y el pueblo dudó que Dios cumpliera sus promesas. Cuando ponemos nuestra confianza en nuestros propios esfuerzos en lugar de ponerla en Cristo, nosotros también estamos en peligro de darle la espalda. Nuestros esfuerzos nunca son suficientes, solo Dios puede vernos a través de la fe. El mero hecho de escuchar el evangelio no es suficiente, también debe ser creído.

Vs.3-4- Aquellos que creen son los que entran al reposo al que no pudieron acceder los israelitas incrédulos, “Las obras suyas estaban acabadas antes de la fundación del mundo” parece que alude a la obra divina de la creación. Dios reposó el séptimo día, no porque estaba cansado sino para indicar que había terminado la creación. El mundo era perfecto y Dios se hallaba muy satisfecho con su obra.

Vs.8-11- Dios quiere que entremos en su reposo. Para los israelitas de la época de Moisés este reposo fue la tierra prometida. Para los creyentes es paz con Dios ahora y vida eterna en la tierra nueva después. No necesitamos esperar hasta la muerte para disfrutar del reposo y de la paz con Dios, lo podemos disfrutar cada día ahora. Nuestro reposo diario no termina con la muerte, sino que se perfeccionará en reposo eterno en el hogar que Cristo está preparando para nosotros los creyentes.

Vs. 12-15- Significa Su Palabra inspirada “Las Escrituras…vivaz y eficaz” Tiene el poder de alcanzar las partes más intimas de la personalidad humana, y así mismo juzgar los más recónditos pensamientos. El versículo 13 es una especie de juego de palabras en griego ‘si nuestras vidas son de acuerdo con la palabra de Dios, entonces nuestra cuenta el día del juicio será aceptable para Dios”.

No es que Cristo haya experimentado todas y cada una de las tentaciones que experimenta un creyente, sino más bien que El fue tentado en todas las áreas en que son tentadas toda las personas, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, la vanagloria de viada, y particuralmente tentaciones especialmente adecuadas para El. Estas pruebas fueron posible únicamente porque El tomó sobre sí El tomó sobre sí la semejanza de la carne de pecado, porque si no se hubiese encarnado, Jesús no podría   ser tentado. Sus pruebas, pueden ofrecernos gracia y misericordia para ayudarnos en tiempos de necesidad, porque sabe que cosas estamos pasando.

Capítulo- 5-

Vs.1-10- Este capítulo se ocupa de la elección divina de Cristo como de su humanidad. El escritor cita dos pasajes del AT como prueba de la elección divina de Cristo: Salmo 2.7 y 110,4 . En la época en que se escribió este libro, los romanos escogían al sumo sacerdote en Jerusalén. En el AT, sin embargo, Dios eligió a Aarón, y solo sus descendientes pudieron se Sumos Sacerdotes. Cristo como Aarón, fue elegido y llamado por Dios. Melquiseded fue un sacerdote de Salém, ahora llamado Jerusalén. Se le menciona en Génesis 16. La posición de Melquiseded se aplica en el capítulo 7 de este mismo libro.

La vida de Jesús no fue un guión que El siguió pasivamente. Fue una vida que escogió libremente. Fue un proceso continuo de hacer la voluntad de Dios. Jesús optó por obedecer a pesar de que esa obediencia lo condujo al sufrimiento y a la muerte. Por haber obedecido en forma perfecta, aun en medio de grandes pruebas. El nos puede ayudar a obedecer a Dios por muy difícil que parezca.

Cristo fue siempre moralmente perfecto. Mediante la obediencia nos mostró su perfección, no a Dios ni a sí mismo. El la Biblia, por lo general perfección significa madurez. Al manifestar nuestra experiencia de sufrimiento, Cristo tuvo la misma experiencia humana que nosotros. El ahora está en condiciones de ofrecer salvación eterna a quienes le obedecen. Necesitamos la aflicción para aprender la sumisión. Su obediencia en nuestra naturaleza nos estimula en nuestros intentos de obedecer y para que esperemos sostén y consuelo en todas las tentaciones y sufrimientos a que estamos expuestos.

Vs.11-14 Aquellos oyentes sordos dificultan la predicación del evangelio y hasta los que tienen algo de fe pueden ser oyentes sordos y lentos para creer. Mucho se espera de aquellos a quienes mucho reciben. Ser poco diestro denota la falta de experiencia en las cosas del evangelio. La experiencia de los creyentes es en sentido, sabor o placer espiritual de la bondad, dulzura y excelencia de las verdades del evangelio. Ninguna lengua puede expresar la satisfacción que recibe el alma de la sensación de la bondad, gracia y amor divino en Cristo.

Capítulo- 6-

Vs. 1-3- La exhortación que se hace a estos creyentes es que marchen hacia la madurez espiritual y que cesen de perder su tiempo y oportunidades. Conocían los principios, o bases del cristianismo y se les exhorta a que avancen desde ahí. Para marchar hacia la madurez de nuestro entendimiento, necesitamos ir más allá de las enseñanzas elementales hasta una teología más completa, una mejor comprensión de la fe y eso es lo que el autor del libro pretende hacer. Aquellos creyentes maduros deben enseñar a los nuevos creyentes lo fundamental. Después, al actuar conforme con lo que saben, los que son maduros aprenderán aun más de la Palabra de Dios.

Vs. 4-6- Este pasaje ha sido interpretado de muchas maneras. Por ejemplo, los armíñanos sostienen que las personas descritas aquí son creyentes que llegan a perder su salvación. Si se entiende así, nótese entonces que pasaje también enseña que es imposible salvarse por segunda vez. Otros sostienen que pasaje no se refiere a verdaderos creyentes, sino a quienes sólo profesan ser creyentes. Así las frases en lo versículos 4-5 se entienden como referidas a experiencias que no llegan al punto de salvación. El “recayeron” 9v.6) es del conocimiento de la verdad. Otros entienden que pasaje es una admonición a genuinos creyentes par urgirles a que crezcan hasta la madurez cristiana. El “recaer” es imposible, en el sentido de perder la salvación, puesto que los verdaderos creyentes están eternamente seguros, la frase está colocada en el contexto para forzar la admonición. Es como si un profesor dijese a sus alumnos “Es imposible para un estudiante, una vez que se ha inscrito en el curso, si da marcha atrás a su reloj (lo cual no puede hacer) comenzar el curso otra vez. Por consiguiente, todos los estudiantes deben avanzar hacia conocimientos más profundos” Según esta interpretación, las frases de los versículos 4-5 se entienden como referidas a la experiencia de la conversión. Nótese como se usan en otros lugares de Hebreos los vocablos “iluminados” (10.32) “gustar”(2.9) y “participes” (12.8).

Vs. 7-10- La tierra que produce buen fruto recibe un cuidado esmerado, pero la tierra que produce espinos y abrojos se quema a fin de que el agricultor pueda empezar otra vez. Una vida cristiana que no es productiva cae bajo la condenación de Dios. No somos salvos por obras ni por buena conducta, sino por gracia, pero lo que hacemos es una prueba de nuestra fe. Es muy fácil desanimarse pensando que Dios se ha olvidado de nosotros. Pero Dios jamás es injusto. Nunca se olvida ni pasa por alto nuestro duro trabajo para El. Tal vez ahora no esté recibiendo recompensa ni reconocimiento, pero Dios evalúa sus esfuerzos de amor y servicio. Permita que el amor de Dios por usted y su intimo conocimiento de su servicio a El lo animen mientras afronta decepciones y rechazos en la tierra.

Vs. 11-20- La esperanza que aquí se alude es esperar con seguridad las cosas buenas prometidas por medio de esas promesas, con amor, deseo valorándolas. La esperanza tiene sus grados como también los tiene la fe. La promesa de mención que Dios ha hecho a los creyentes está desde el eterno propósito de Dios establecida entre el Padre eterno, y el Hijo eterno y el Espíritu Santo eterno. Se puede confiar con toda seguridad de esta promesa de Dios, porque aquí tenemos dos cosas inmutables, el consejo y el voto de Dios, que es imposible que Dios mienta, porque sería contrario a su naturaleza y a su voluntad. Como no puede mentir, la destrucción del incrédulo y la salvación del creyente son igualmente ciertas.

Notemos aquí que tienen derecho por la herencia a las promesas aquellos a quienes Dios ha dado seguridad plena de la dicha. Los consuelos de Dios son suficientemente fuertes para sostener a su pueblo cuando está sometido a sus pruebas más pesadas. Aquí hay un refugio para todos los pecadores que huyen a la misericordia de Dios por medio de la redención de Cristo, conforme al pacto de gracia, dejando de lado a todas las demás confianzas.

Capítulo- 7-

Vs.1-3- Melquisedec salió a encontrase con Abraham cuando este volvía de rescatar a Lot. Su nombre, “Rey de Justicia” es indudablemente apto para su carácter que lo marca como tipo del Mesías y de su reino. El nombre de esta ciudad significa “paz” y, como rey de paz era un tipo de Cristo, el Príncipe de Paz, el gran reconciliador entre Dios y los hombres. No conocemos nada se conoce acerca del comienzo o el fin de su vida, de esta manera nos recuerda al Hijo de Dios, cuya existencia es desde la eternidad hasta la eternidad.

V.s.-4-10-El Sumo Sacerdote que iba a parecer después, del cual Melquisedec era un tipo, tiene que ser superior a los sacerdotes levíticos. Podemos notar la gran dignidad y sobre todo la felicidad de Abraham; él tuvo las promesas. Rico y feliz es indudablemente el hombre que tiene las promesas de la vida que es ahora y la de la vida venidera. Esta gran honor lo tienen todos los reciben a Cristo. Por otra parte, tenemos que seguir adelante, en nuestros conflictos espirituales, confiando en su poderosa palabra que nos asegura la victoria a través de su gracia.

V.s. 11-25- El sacerdocio y la ley, que no podía traer consigo la perfección, quedan terminados; un sacerdote se levanta y se instala en una dispensación por la cual los creyentes verdadero puedan ser perfeccionados.

El mejor pacto, del cual Jesús fue el fiador, no es aquí contratado con el pacto de obras por el cual todo trasgresor queda bajo maldición. El mejor pacto puso a la iglesia y a todo creyente bajo una luz mucho más clara, una libertad perfecta y privilegios más abundantes.

El orden de Aarón había una multitud de sacerdotes, sumos sacerdotes, uno tras otro, pero en el sacerdocio de Cristo hay solamente uno y El mismo. Esta es la seguridad y el gozo del creyente, que este Sumo Sacerdote eterno es capaz de salvar eternamente.

V.s. 26-28- Debemos saber que la descripción de la santidad personal de Cristo está libre de todos los hábitos o principios de pecado no teniendo la menor disposición a ello en su naturaleza. Nada del pecado habita en Cristo, ni la más mínima inclinación pecaminosa, aunque la hay en el mejor de los creyentes. El es inocente, libre de todo pecado actual; El no hizo pecado, ni hubo engaño en su boca. El no es corrompido. Difícil es mantenernos puros como para participar de la culpa de los pecados de otras personas. Pero no tiene que desfallecer nadie que vaya a Dios en el nombre de su Hijo amado. Tengan la seguridad de que El los librará en el tiempo de la prueba y el sufrimiento, en el tiempo de la prosperidad, en la hora de la muerte y en día del juicio.

Capítulo- 8-

V.s 1-6- El resumen de lo declarado era que los creyentes tenían un Sumo Sacerdote como el que necesitaban. Asumió la naturaleza humana, se manifestó en la tierra y ahí se dio como sacrificio a Dios por los pecados de su pueblo (la iglesia). Bajo el sistema judío antiguo, los sacerdotes eran escogidos sólo de la tribu de Levi, y los sacrificios eran ofrecidos cada día sobre el altar por perdón de los pecados. Este sistema no hubiera permitido que Jesucristo fuera sacerdote por que El era de la tribu de Judá. Pero su sacrificio perfecto puso fin a la necesidad de sacerdotes y sacrificios. El uso del tiempo presente en “habiendo aun sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley” indica que se escribió este libro antes del año 70 d.C. cuando el templo el templo de Jerusalén fue destruido, dando fin a los sacrificios.

Dios le dio a Moisés el modelo para la construcción del Tabernáculo. Este fue un modelo de la realidad espiritual del sacrificio de Cristo y por lo tanto apuntaba a una realidad futura. No hay un Tabernáculo en los cielos del cual se pueda tomar una copia del templo de Jerusalén, el mencionar el sistema de la adoración como ejemplo habría tenido un gran efecto en los lectores originales.

Vs- 7-13- La excelencia superior del sacerdocio de Cristo, por encima del Araron, se señala a partir del pacto de la gracia, del cual Cristo es el Mediador. La ley no sólo hacía que todos los sometidos a ella estuviesen sujetos a condenación por culpa del pecado, sino que era incapaz de quitar la culpa y limpiar la conciencia del sentido de terror de ella. En cambio, por la sangre de Cristo, se provee la plana remisión de pecados, de modo que Dios no los recodará más. Dios escribió una vez sus leyes a su pueblo, la iglesia, les dará memoria para retenerlas; les dará corazones para amarla; valor para profesarlas y el poder para ponerlas por obras.

Este es el fundamento del pacto; y cuando este sea puesto, el deber será efectuado con sabiduría, la sinceridad, facilidad, resolución, constancia y consuelo. El perdón de pecados siempre será hallado en compañía del verdadero conocimiento de nuestro Dios. Podemos notar la libertad de este perdón; su plenitud, su certidumbre. Esta misericordia que perdona está conectada con todas las demás misericordias espirituales; el pecado sin perdonar estorba la bondad de Dios y acarrea juicios, pero el perdón de pecados impide el juicio, abre una amplia puerta a todas las bendiciones espirituales.

Capítulo- 9-

Vs. 1-5- El escritor muestra a los hebreos sus ceremonias como tipos de Cristo. El tabernáculo era un templo móvil que era sombra de la situación inestable de la iglesia en la tierra, así como la naturaleza humana de Cristo, en quién habitó corporalmente la plenitud de la Deidad. Es significado del tipo de estas cosas ha sido señalado en varios comentarios, los artículos del pacto mosaico apuntan a Cristo como nuestra Luz. Y el Pan de vida para nuestras almas; recordándonos su Persona divina, su sacerdocio santo, su justicia perfecta y su intercesión. Según la interpretación del evangelio estas cosas son una representación gloriosa de la sabiduría de Dios y confirman la fe en quien fue prefigurada por ellas.

Vs. 6-12- El sumo sacerdote podía entrar en el Lugar Santísimo, la habitación más oculta del tabernáculo, un día cada año para ofrecer sacrificios por los pecados de la nación. El lugar Santísimo era una pequeña habitación que contenía el arca del pacto, un cofre cubierto de oro con las tablas originales de piedra en las que fueron escritos los diez mandamientos, una urna con maná y la vara de Aarón,. En la parte superior del cofre se hallaba el “propiciatorio”, altar, sobre el cual el sumo sacerdote derramaba la sangre del día de le expiación. En este lugar Santísimo era el sitio más sagrado sobre la tierra para los judíos. Sólo el sumo sacerdote podía entrar; a los demás sacerdotes y a la gente común se les prohibía entrar en esa habitación. Su único acceso a Dios era por medio del sumo sacerdote, quien ofrecía sacrificio y usaba la sangre, primero para si mismo y luego para los pecados de los demás.

Si usted ha sido salvado por Cristo, y tal vez usted todavía este procurando presentarse delante de Dios como persona buena. Las normas y ceremonias nunca han podido limpiar el corazón de ninguna persona. Mediante la sangre de Cristo, se limpia la conciencia, se nos libra del pecado y de la muerte. Si usted lleva sobre si un peso de culpa llegar a ser lo bastante bueno delante de Dios, dé una mirada a la muerte de Cristo y piense en lo que ella significa para usted. Solo Cristo puede sanar su conciencia y hacerlo libre de la frustración de tratar de ganar el favor de Dios.

Vs. 13-28- Todas las cosas buenas pasadas, presentes y futuras estuvieron y están fundamentadas en el oficio de Cristo y de ahí nos vienen. Nuestro Sumo Sacerdote entró al cielo de una sola vez por todas y obtuvo la eterna redención. El Santo Espíritu significó y mostró después que los sacrificios del AT sólo liberaban a la persona externa de la inmundicia ceremonial y las equipaba para algunos privilegios externos. ¿Qué dio tal poder a la sangre de Cristo? Fue que Cristo se ofreció a sí mismo sin ninguna mancha pecaminosa en su naturaleza o en su vida. Esto limpia la conciencia más culpable de las obras muertas para servir al Dios vivo. Nada destruye más la fe del evangelio que debilitar por cualquier medio el poder de la sangre de Cristo. Es imposible penetrar la profundidad del misterio del sacrificio de Cristo, no podemos comprender su altura. No se puede indagar en su grandeza, ni la sabiduría, el amor, y la gracia que hay en El. Pero al considerar el sacrificio de Cristo, la fe encuentra vida, alimento y renovación.

Los tratos de Dios con los seres humanos son a veces , llamados pactos, aquí se llama testamento, se traducen una sola palabra griega, la cual significa ambas cosas en los versículos 15, 20, el autor de vale de este doble significado para indicar que la salvación, en cuanto a “herencia”, es ahora posible gracias a la muerte de Jesucristo.

Capítulo- 10-

Vs, 1-10- Se ha demostrado que el tabernáculo y las ordenanzas del Pacto de Sinaí eran solamente tipos del evangelio, el autor del libro concluye que los sacrificios de los sumos sacerdotes se ofrecían continuamente no podían perfeccionar a los adoradores en cuanto al perdón y la perfección de la conciencia, pero cuando “Dios se manifestó en carne”se hizo sacrificio, el rescate fue su muerte en la cruz, entonces por ser definitivo el valor que El sufrió, sus sentimientos voluntarios fueron de infinito valor. El costoso sacrificio de la vida animal, dejaba en la mente del pecador la seriedad de su pecado delante de dios. Debido a que Jesucristo derramo su propia sangre por nosotros su sacrificio es muchísimo mayor que cualquiera otra ofrenda del AT. Al mirar el don inapreciable que se nos ha dado debemos responderle con devoción y servicio.

Vs. 12-19- La obra de Cristo contrasta con el trabajo de los sacerdotes judíos. El trabajo de los sacerdotes nunca se acaba; siempre debían estar en pie y ofrecer sacrificios. El sacrificio de Cristo, morir en nuestro lugar, se acabó por lo tanto El se sentó. Los sacerdotes repetían el sacrificio vez tras vez, Cristo murió una sola vez y para siempre. El sistema expiatorio no podía quitar por completo el pecado; el sacrificio de Cristo nos limpia eficazmente y para siempre Si los lectores judíos de este libro estaban en peligro de volver al sistema judío antiguo, sería que el sacrificio de Cristo no era suficiente para perdonar los pecados. Añadir algo o quitar algo es negar su validez.

El nos hizo perfectos para siempre, mediante su muerte y su resurrección. El escritor concluye su argumento con la afirmación categórica de que Cristo nunca más se acordará de nuestros pecados.

Vs. 20-25- Habiendo terminado la primera parte del libro, el autor aplica la doctrina a propósitos prácticos. Como los creyentes atenían el camino abierto a la presencia de Dios entonces le convenía usar este privilegio. El camino y los medios por los cuales los creyentes disfrutan de los privilegios pasan por la sangre de Jesús, por el mérito de esa sangre que El ofrendó como sacrificio expiatorio.

Vs, 26-29- Cuando deliberadamente se rechaza la oferta de Cristo; se rechaza el don más precioso de Dios. Se pasa por alto la dirección del Espíritu Santo, quien nos comunica el amor salvador de Dios. Esta advertencia se la hizo a los creyentes judíos que se sentían tentados a rechazar a Cristo por el judaísmo, pero es pertinente para cualquiera que rechaza a Cristo.

Este libro de Hebreos, anima a los creyentes a perseverar es su fe y conducta como creyentes en medio de la persecución y de las presiones. Por lo general no pensamos que el sufrimiento sea bueno para nosotros, pero puede edificar nuestro carácter y nuestra paciencia. La fe significa depender de lo que Cristo ha hecho por nosotros en el pasado, pero también significa esperar lo que hará en nuestro favor en el presente y en el futuro.

Capítulo- 11-

Vs.1-3- La fe siempre ha sido la marca de los siervos de Dios desde el comienzo del mundo. Donde el evangelio regenerador de Dios implanta el principio, hará que se reciba la verdad acerca de la justificación por medio de los sufrimientos y méritos de Cristo. La Biblia da el relato más veraz y exacto de todas las cosas y tenemos que creerlos sin discutir el relato de la creación que nos dan las Escrituras, porque no corresponden con las fantasías divergentes de las personas. Todo lo que vemos en las obras de la creación fuero llevados a cabo por la orden de Dios.

Vs.4-7- Caín y Abel, fueron los primeros hijos de de Adán y Eva. Abel ofreció un sacrificio que agradó a Dios, nada se nos dice en el relato de Génesis de cómo y por qué el sacrificio de Abel fue más aceptable. En cambio el sacrificio de Caín fue inaceptable. El perfil de Abel se encuentra en Génesis 6, el perfil de Caín se encuentra en Génesis 7. Se dice de que el sacrificio de Abel fue más aceptable a Dios porque fue un sacrificio de sangre y, más importante aun, por la actitud con que Abel la ofreció.

Vs.8-23- Abraham demostró su fe al obedecer a Dios y dejar su casa en Ur, peregrinando hacia tierras desconocidas, al vivir largos años en la tierra prometida como extranjero en habitaciones temporales y aguardando allí pacientemente su legado permanente. Sara dio a luz a Isaac cuando tenía noventa años de edad porque dudó sus limitaciones físicas. Abraham tenía casi cien años cuando nació Isaac. Aunque sólo recibieron una parte de lo que Dios les había prometido. Debido a su intima relación con Dios, Abraham no se sentía a gusto en el mundo que los rodeaba. Buscaban algo mejor, y a causa de sus anhelos, Dios les ha reconocido como pueblo.

Vs. 24-31-Sólo la fe pudo haber influido en tan grande decisión, que se proyectaba muchos más allá de aquel escenario, el versículo 27 probablemente se refiere a la noche del Éxodo de la tierra de Egipto. Sólo una fe firme podía ver lo invisible. La fe de Rahab “la ramera” que se apoyaba en los innumerables portentos y promesas de Dios al pueblo de Israel.

El AT presenta la vida de varis personas que tuvieron esas grandes victorias. Josué y Débora conquistaron reinos. Nehemías administró justicia. Daniel fue protegido de la boca de los leones. Sadac, Mesac y Abednego fueron protegidos en el horno de fuego. Elías escapó de los escuderos de la reina malvada Jesabel. Exequias llegó a ser fuerte después de una enfermedad. Gedeón fue poderoso en la batalla. Un hijo de una viuda fue resucitado por profeta Elías. Nosotros también podemos tener victorias mediante la fe en Cristo.

Capítulo- 12-

Vs. 1-11- Los héroes de la fe mencionados en el anterior capítulo y otros “en derredor nuestro” no como espectadores, sino como una galería, que estimula a imitarlos a imitarlos. Todo lo que impide a un creyente ser un ganador en la carrera es el pecado “que nos asedia”. Todo lo que nos asecha y nos enreda, es especialmente, el pecado de incredulidad. Ninguno de los destinatarios del libro de los Hebreos, habría sido martirizado todavía.

El los versículo 5-11. El escritor discute las razones por las cuales los creyentes enfrentan la disciplina de Dios. Es parte de la preparación educativa. El creyente está siendo probado para participar en la santidad de Dios. Es una prueba de su amor por Dios. Ayuda a educarlos en la obediencia,. Produce frutos de justicia en la vida de los creyentes.

Vs.12-17- Debido a los resultados beneficiosos del sufrimiento, deben desechar todo temor y ansiedad deben dar ejemplo que alienten a aquellos que dudan y parecen que van a caer. En sus conflictos con el sistema, mundo, deben buscar la paz; pero no a expensas de sacrificar su santidad. Deben dar ejemplo que alienten a aquellos que dudan. Deben vigilarse unos a otros con celo cristiano no sea que algunos abandones su fe. La raíz de arrogancia alude al abandono deliberado de Dios, como ejemplifica la desobediencia de Israel en el desierto (Dt. 29.18) Tal pecado contamina a toda aquel que renuncie a bendiciones espirituales permanente por gratificar la carne con placeres temporales. Una vez que se toma tal decisión, y se actúa de acuerdo a ella, no es posible revertir los resultados, y las bendiciones que pudieron haberse recibidos se pierden.

Vs. 18-29- El autor presenta otra dramática comparación entre el judaísmo, descrito como el monte Sinaí, y el cristianismo, representado por el monte Sión…”Jerusalén la celestial”. El antiguo pacto de la Ley trajo miedo y separación, pero el nuevo pacto trae abundantes bendiciones.

El autor pronuncia una advertencia final a aquellos que pensaban alejarse de Cristo. El regreso del Señor será la señal de la remoción de todas las cosas terrenales y temporales para que sólo queden las inconmovibles. “Así que” tengamos gratitud, mediante ella sirvamos a Dios. La fe crece en lo que dice Dios y actúa de acuerdo con su palabra; esa fe promete al creyente entrar en el reposo que Dios ha prometido para todo su pueblo; y reconoce la completa obra de Salvación, al mismo tiempo que obedece toda instrucción que viene de la Palabra de Dios.

Capítulo- 13-

Vs. 1-5- El amor verdadero a los demás produce hechos tangibles, como la hospitalidad hacía los extranjeros, la solidaridad con aquellos que se hallan encarcelados, el receto a los votos matrimoniales, la satisfacción con que tenemos, y nos aseguramos que nuestro amor avanza con la suficiente profundidad que afecte no solo su hospitalidad, solidaridad y contentamiento. Si usted es creyente, tiene una gran deuda con quienes le enseñaron y fueron ejemplo de lo que usted necesitaba saber del evangelio y de cómo llevar la vida cristiana. Siga los buenos ejemplos de aquellos que han invertido tiempo y parte de ellos mismos en usted.

  1. 6-13- La avaricia y los temores financieros son superados por la seguridad fundada en la constante presencia de Dios y sus promesas. Ser discípulos equivale a aprender de Cristo, para vivir en su Reino. Aquellos pastores que han sido fieles hasta la muerte son ejemplos dignos de la fe que persevera. El mismo Cristo que sostuvo a los líderes mencionados en versículos anteriores los sostendrá. Una de las principales causas de la inestabilidad en la fe son nuevas falsas doctrinas. Nótese que la referencias doctrinales en plural (Co. 2,22; 1 Ti. 4.1). La verdad siempre es singular. La fe viene del corazón, que es el único que puede apreciar la plenitud de la gracia de Dios.

La referencia simbólica a la muerte de Cristo, como sacrificio por los pecados de la humanidad, Los sacerdotes del antiguo Templo tenían derecho a comer de los animales ofrecidos en el sacrificio. En la ceremonia anual del perdón, no se comían los restos de animales sacrificados por el pecado, sino que se quemaban “fuera de la puerta” o sea fuera del recinto sagrado donde no contaminaban más al pueblo ya que el pecado del pueblo había sido trasladado simbólicamente a ellos.. El autor del libro relaciona este simbolismo con la muerte de Cristo fuera de la ciudad de Jerusalén “fuera de la puesta” o de las murallas como sacrificio por los pecados. En el versículo 13 se exhorta a los lectores cristianos a seguir a Cristo, dejando atrás la vida y las prácticas religiosas de la antigua Ley, aunque esto exponga a la persecución y al mismo tiempo al oprobio que El sufrió.

Vs, 14-25- Lealtad a Cristo significa separación. Puede que esto suponga la pérdida de familiares y amigos. Sin embargo, abandonar las ataduras terrenales nos conduce a la “ciudad permanente” por venir. Como sacerdotes de Dios, los creyentes ofrecen “sacrificio de alabanza” a Dios y comparten servicios de amor a los demás. El “fruto de labios” recuerda el hecho de que en la misma forma que Dios prolonga por medios de frutos la vida de las plantas, así el Espíritu Santo traerá nuevas alabanzas de adoración a Dios de nuestros labios.

El autor ha ministrado anteriormente ente ellos. Pero algunos obstáculos estorban su retorno. La oración podía despejar el camino para que se encontraran de nuevo. Habiendo solicitado las oraciones de sus lectores, el autor ora por ellos. La bendición resume todo lo que ha dicho. El NT no reveló en el momento las circunstancias del encarcelamiento de Timoteo. El saludo enviado “Por los de Italia” no indica necesariamente el lugar donde fue escrito ni el lugar de su destino este libro.

Por: Pastor Rev. Ramón Herrera

Terminado en Abril 2008

 

Comentario breve de todos los libros de la Biblia

Una ayuda para los recién nacidos de nuevo

INTRODUCCION

Este breve comentario de toda la Biblia, está dedicado a los recién nacidos de nuevo. Lo hemos hecho con el sólo propósito de dar una visión a “vuelo de pájaro” con la información necesaria para contribuir al estudio de la Palabra de Dios. Es de lectura rápida sin buscar formas del idioma’rebuscadas” par dar una falsa impresión de “profundos conocimientos de la Biblia, les reitero que yo no se ni griego, arameo o hebreo, pero eso sí, es de usar la concordancia Stron’g. Las epístolas o cartas, las situaremos por la fecha en que fueron escritas y no en la manera en que están en la Biblia; no se asusten, no vamos a hacer una Biblia nueva ni diferente, solamente haremos un cambio, ya que todos nosotros hemos recibido las revelaciones de parte de Dios, y no son en forma total y al mismo tiempo nadie tiene una total interpretación de la Palabra de Dios. Todo nosotros, así como los escritores del Nuevo Testamento recibieron la revelación poco a poco, incluyendo al apóstol Pablo que escribió el 75% del Nuevo Testamento. Usted se dará cuenta que también a usted le pasará lo mismo.

GENESIS

Génesis es tomado del griego: significa “el libro de la generación o de los orígenes. Este importante libro, contiene entre otras cosas muy importantes los registros de la creación. No hay otra historia tan antigua como la del huerto del Edén, los antidiluvianos. O sea las personas que vivieron antes del diluvio, este diluvio tampoco ge universal tal como se enseña, pero este tema es para otra oportunidad, El episodio de la Torre de Babel; la dispersión de las razas; así como las biografías de Abraham, Isaac, Jacob y José. Está contenido en este libro el gobierno por el jefe de la familia, el hombre. Con mucha justicia Génesis ha sido llamado “el libro de los orígenes” ya que todos los demás libros surge de el. Génesis tiene dos grandes secciones, la primera abarca los capítulos 1 al 11. La segunda sección; los capítulos 12 al 50 y enfoca el tema de los más remotos comienzos de la historia especialmente del pueblo de Israel; que se conoce como la “Historia de los Patriarcas”.

ÉXODO

El libro de Éxodo toma el nombre del hecho que constituye la salida de Egipto, y nos relata la liberación de los descendientes de Abraham de la esclavitud egipcia, y nos muestra a manera de tipos la obra de redención. Este libro contiene un relato del nacimiento de Moisés; las 10 plagas, el viaje desde Egipto hasta la península de Sinaí; la entrega de la Ley, una completa descripción del Tabernáculo lugar de adoración y donde Dios hablaba con su pueblo. El libro de las condiciones sobre las cuales se basa la relación espiritual que los redimidos sostienen con Dios. La gran peregrinación de Israel desde Egipto hasta la tierra de la promesa que “fluía leche y miel”. Esta salida hasta la tierra prometida ha sido comparada, a la peregrinación del creyente durante toda su vida. Notamos un hecho altamente importante, los primeros versículos del capítulo 20 contienen los 10 mandamientos, que son la base del código moral para todos los habitantes de la tierra. La experiencia bajo los Mandamientos trajo convicción de pecado a Israel, mientras que la provino de un sacerdocio y un sacrificio, los cuales están llenos de hermosos tipos de Cristo, fue para restaurar a la comunión y al culto del Dios verdadero.

LEVITICO

La antigua versión de la Septuaginta llamó Levítico al tercer libro de la Biblia. Es interesante saber que la relación entre Levítico y Éxodo es la misma que existe entre las epístolas y los Evangelios . Éxodo es el libro de la redención, y como tal establece el fundamento para la purificación, adoración, y servicio del pueblo redimido. Levítico ofrece detalles en cuanto a la conducta, adoración y servicio de dicho pueblo. Los levitas que estaban encargados de ejercer el ministerio sacerdotal , de llevar a cargo los ritos y ceremonias de los sacrificios y de la enseñanza de la Ley de Moisés. Este libro nos ayuda a comprender mejor el ritual que se usaba en los servicios del Tabernáculo, y que no tienen nada que ver en estos días de la gracia de cristo; si alguna iglesia los practica en estos días salga corriendo de esa iglesia porque muy pronto se volverá un apéndice del judaísmo que ya pasó a la historia porque ahora tenemos un Pacto con mejores promesas. (Hebreos 8.6,7,13).

NUMEROS

El libro de Números se deriva del hecho de que los hijos de Israel fueron contados dos veces. El capitulo 10 es la continuación del relato de la peregrinación de los israelitas desde Egipto hasta Canaán, la cual se interrumpió en Éxodo 19. En su peregrinación desde el monte Sinaí, los israelitas habían planeado viajar hacia el norte y entrar en Canaán por los límites del sur. Pero se asustaron por el informe de los espías quienes hablaron del gran tamaño de los habitantes de la tierra. Como resultado de eso, anduvieron vagando por el desierto durante 40 años y finalmente entraron en Canaán por el este, cruzando el río Jordán. Las experiencias de esos años en que vagaron por el desierto están registradas en este libro. El nombre español del cuarto libro del Pentateuco, es tomado del griego Arihmói que significa números.

DEUTERONOMIO

La forma hebrea Debarin “palabras” es el titulo del quinto libro del Pentateuco. La versión Septuaginta lo llamó Deuteronomio. El significado de este término griego es “segunda ley”, pero debe observarse que, aplicado al presente libro, no cabe entenderlo en el sentido de una ley diferente de la primera, la Ley de Moisés, sino de una repetición de ella. Muchas personas que habían estado presentes cuando la Ley fue dada en el monte Sinaí habían muerto para esta época en la historia del pueblo de Israel. De tal manera que fue necesario repetir la Ley para beneficio de la nueva generación. Es de notar que este libro contiene ocho discursos de Moisés.

Primer discurso de Moisés. 9.1-4.49. Segundo discurso de Moisés 5.1-11.32. El Código deuteromico 12.1-2619. Bendiciones y maldiciones 21. 1-28.68.l pacto de Dios con Israel 29.1-30.20. Ultimas disposiciones. Muerte de Moisés 21.1-3412.

JOSUE

Josué es el primero de los seis escritos que integran la serie de los profetas anteriores. Este libro lleva el nombre en honor de uno de los dos espías que más tarde llega a ser el sucesor de Moisés. En las historias narradas en este libro, el protagonista no es propiamente Josué; sino que le corresponde más bien, al escenario donde tienen lugar los nuevos actos del drama de Israel: en país de Canaán, en el cual penetra el pueblo cuarenta años después le lograr la liberación de Egipto. Josué condujo a los israelitas en el cruce del Jordán, atacó y conquistó a los cananitas, y dividió la tierra entre sus seguidores. Los capítulos siguientes contienen un discurso de Josué en el cual lleva al pueblo a tener normas elevadas de conducta personal, amonestándolos a honrar a Dios. Cristo se revela en este libro de tres maneras: Directamente, por medio de símbolos, e iluminados aspectos de su naturaleza. En 5:13-15 el trino Dios se le apareció a Josué como “Príncipe del ejército de Jehová. El mismo Josué era la representación de Cristo, su nombre significa “Jehová-Salvador”.El cordón de grana en la ventana de Rahab (2.18,21) ilustra la obra redentora de Cristo en la cruz.

JUECES

Con el nombre de jueces (hebreo,shofetin) se designo una serie de personajes del Antiguo Testamento que se esforzaron por dirigir al pueblo y mantenerlo a salvo de la hostilidad y dominio de sus vecinos. Con mucha razón este libro narra la historia de Josué hasta el tiempo de Samuel. Este período durante el cual el pueblo desobedeció y se alejo de Dios en repetidas ocasiones, al mismo tiempo se convirtió en uno de los tiempos más oscuros de la historia de Israel. Cuando arrepentían de sus pecados y se volvían a Dios. El levantaba líderes, llamados jueces, quien los libraba de sus enemigos. Israel ha sido famoso por hacer “lo que bien pareciera delante de sus ojos” (Cap. 21:24).

RUT

No hay duda de que esta es una joya de la literatura bíblica, el género narrativo hebreo es en este caso excelente. El libro nos remonta a una época violenta y convulsiva de la era de los jueces de Israel. Se nota un gran contraste en el clima que caracteriza la historia aquellos aguerridos héroes. Ruth es un canto de paz a la serenidad de la vida campestre de aquellos aciagos días. La historia está narrada en una forma muy interesante, uno puede ver los personajes cuando aparecen en la escena. El pasaje que aparece en el capítulo 1 versículos 16 y 17 es uno de los más hermosos de toda la literatura bíblica. Es muy importante saber que Rut fue la bisabuela de David, por lo tanto perteneció al linaje terrenal de Jesucristo.

PRIMERA Y SEGUNDA DE SAMUEL

Estos dos libros estaban unidos en un solo libro en la Biblia hebrea; y descubre al punto la presencia de tres hombres de la historia de Israel: Samuel, Saúl y David, y de un acontecimiento que no fue por efímero resulta menos importante; la integración de las tribus de Israel en un solo cuerpo nacional gobernado por un único soberano. Además nos cuenta detalladamente los días finales de la teocracia en la cual Dios gobernaba directamente a través de los jueces, y los primeros tiempos del reino. Israel rechazó a Jehová, su Dios, y pidió un rey como las otras naciones. El primer rey fue Saúl un hombre de hermosa apariencia y además guerrero, pero no por devoción a Dios. Cuando Saúl murió. David a quien Dios había escogido, fue instalado como rey. Estos libros cubren la vida de David, junto con un relato de Samuel, el último de los jueces.

PRIMERA Y SEGUNDA DE REYES

En la Biblia hebrea, estos dos libros están integrados en el grupo de los denominados Profetas anteriores. Esto significa que, aun cuando en principio sean catalogados estos escritos como género narrativo, su propósito, más allá de lo puramente histórico, es proyectar una reflexión profética desde la base de una etapa de la historia de la salvación. Se registra aquí la muerte de David, el reinado de Salomón, y la rebelión de Jeroboam y sus diez .Desde esta época en adelante, la narración combina las historias de los dos reinos hasta el cautiverio de ambos.

PRIMERRA Y SEGUNDA DE CRONICAS

Estos libros de Crónicas, son en cierto sentido una copia, de los libros de Samuel y de reyes. Estos últimos escritos provienen de una fuente histórica del reino del norte, y los libros de Crónicas hacen énfasis en la historia de Judá y la adoración del templo. Estos dos libros son una expresión típica del judaísmo post-exilio. Para su composición, el autor o los autores recurrieron a materiales recogidos en Génesis, Éxodo, Números, Josué, y Rut, de los cuales extrajeron las genealogías. Pero fue sobre todo en los libros de Samuel y Reyes donde se encontró una rica fuente de información que se incorporó en Crónicas, que reprodujo muchas veces literalmente.

ESDRAS

Desde el punto de vista de Reyes y Crónicas que finalizan su retrato, los libros de Esdras y Nehemías toman el hilo de la historia de Israel. La aportación que nos da es de suma importancia, dada la escasa información acerca del período siguiente al decreto de Ciro. En ese momento no sólo regresaron muchos desterrados a Jerusalén, sino que allí establecieron el culto, hincaron la reconstrucción del Templo así como la restauración de los muros de la ciudad, de tal manera que se dispusieron a crear una nueva comunidad nacional. Es apuntar que, la tarea de reedificar el lugar de adoración, llevada a cabo en un ambiente de hostilidad, fue demorada a causa de la frialdad espiritual del pueblo.

NEHEMIAS

Este libro de naturaleza biográfica, es el último libro histórico del Antiguo Testamento. Como copero del rey Artajerjes, Nehemías disfrutaba de una vida segura y lujosa. Pero al enterarse de las condiciones que existían en Jerusalén, renunció a esa vida con el propósito de regresar a la ciudad de sus antepasados con el fin de reedificar los muros. Nehemías era un hombre de acción, fue también un líder de mucha firmeza. Bajo Nehemías se llevaron a cabo muy importantes reformas religiosas y sociales. Mehemías recoge también en sus escritos la lectura pública de la Ley, realizada por el sacerdote y escriba Esdras, que produce la solemne renovación de la alianza suscrita por los representates del pueblo.

ESTER

La importancia de este libro consiste en el testimonio de Ester tocante a la protección no manifiesta pero efectiva que Dios le daba a su pueblo disperso, Israel. El nombre de Dios no aparece ni una sola vez en las páginas de este libro, pero no hay otro libre en la Biblia donde la divina providencia sea más sobresaliente. Fue solamente un remanente del pueblo judío el que regresó a Jerusalén. La mayoría prefirió la vida fácil y lucrativa que estaban disfrutando bajo el domino de los persas en la tierra del cautiverio. Sin embargo, Dios no los abandonó. Lo que Dios hizo allí por Judá, El seguramente lo estaba haciendo también por todo el pueblo del pacto. Este libo es una joya literaria que, todo los jóvenes como los adultos leen con interés y deleite.

JOB

Este libro, posiblemente es el más antiguo de los escritos bíblicos, y está escrito en forma de un poema dramático, y podemos asegurar que escribió antes de la Ley mosaica, pues en la discusión como las presentadas en estas páginas y que trata de todos los aspectos del pecado, del gobierno provincial de Dios, y de la relación de las personas con El, habría sido imposible evitar toda referencia a la Ley si esta hubiera sido entonces conocida. Job era un personaje real (Ez. 14.20; Stg. 5.11), y los eventos aquí narrados son históricos. De manera muy notable este libro da testimonio acerca del grado de desarrollo filosófico y de la cultura de la era de los patriarcas. El problema que aquí se plantea es el siguiente: ¿Por qué sufren los justos? Una gran parte de este libro está dedicada a tratar este tema. Los amigos de Job lo acusan que de acuerdo a las leyes de la naturaleza, el sufrimiento viene como resultado del pecado. Job insiste en afirmar que él es bueno, y que el sufrimiento debe tener otro propósito. Los últimos capítulos nos dicen de qué modo su prosperidad le fue restaurada.

SALMOS

Los hebreos dio al libro de los Salmos en nombre de Tehilim, que significa “cantos de alabanza” o, simplemente “alabanzas” Por otra parte la más antigua versión griega llamada la Septuaginta los llama “Libro de los Salmos”. La palabra griega paslmos ,designaba originalmente un poema para ser cantado al son de instrumentos de cuerda, y el salterion era uno de esos Instrumentos. Pero estos significados e fueron perdiendo poco a poco, y ahora la palabra salterio se suele emplear como sinónimo de libro de los Salmos, mientras que el término salmo designa a cada uno de los poemas que lo integran. Este libro está compuesto por 150 poemas, algunos de los cuales son de una gran belleza expresiva. De ellos, los salmos 1, 19. 22, 23, 90, 103 son quizás los más destacados.

PROVERBIOS

Esta colección de “dichos proverbiales” oraciones cortas que comunican una verdad moral, siendo una expresión de la sabiduría divina, que aplica a condiciones terrenales del pueblo de Dios, la Iglesia, Esta enseñanza por medio de proverbios se originó en el oriente y sin lugar a duda es la forma más antigua de enseñanza o instrucción. El tema de este libro es “que la sabiduría comienza con Dios” Los Proverbios se le atribuyen a rey Salomón, lo que implica es que solamente a qué él reunió y ordenó este grupo de dichos que, como el fruto de la sabiduría del Espíritu, habían ya circulado entre el pueblo por muchos siglos. (Ec. 12.9).

ECLESIASTES

El libro de Eclesiastés señala al hombre que se encuentra “bajo el sol” que razona acerca de la vida. Es el orador o el predicador, que alcanza alturas con su conocimiento de hay un Dios santo y que un día traerá todo a juicio. En este libro parece haber una especie de soliloquio. De acuerdo a la tradición judía, Salomón fue el autor, aunque algunos eclesiásticos dicen que fue escrito en una época posterior. La palabra “vanidad”, que aparece muchas veces, significa transitorio o pasajero. Otras palabras que aparecen con regularidad son “bajo el sol” “miré’, “dije en mi corazón”. Señalamos acertadamente que el último capítulo, es muy interesante e instructivo. Las referencias simbólicas se refieren a las diferentes partes del cuerpo humano.

EL CANTAR DE LOS CANTARES

Este libro se presenta una aparente contradicción, donde la mente no espiritual recorre un terreno misterioso e incomprensible, mientras que las almas más piadosas han encontrado aquí una fuente de genuino y exquisito deleite. Es la historia de un amor puro y profundo entre un hombre y una mujer. Salomón, a quien se le atribuye la autoría, escribe acerca de la belleza y de lo sagrado en esa relación. Esta historia simboliza el gran amor de Dios por su pueblo, La Iglesia.

ISAIAS

Este libro se escribió durante una época muy agitada; ya que el pueblo de Israel se había alejado de Dios y corrompido. El profeta Isaías predijo la cautividad babilónica tanto para Israel como para Judá. A la misma vez profetizó el regreso de los exiliados, así como la venida del Mesías. En los capítulos 9, 11, y 53 se encuentran las dramáticas descripciones de Cristo así como de su reino, escritos 750 años del tiempo de nuestro Señor y Salvador. Este libro ha sido catalogado como una de las más grandes obras maestras del mundo. Fue escrito por una persona educada, contiene un estilo muy elevado, expresiones vehementes, sentimientos fervientes y sobre todo una imaginación vívida. Este libro es citado en el Nuevo Testamento mucho más que cualquier otro libro del Antiguo Testamento.

JEREMIAS

El profeta Jeremías vivió en una época muy triste, en la historia del pueblo hebreo. Durante esa época, el pueblo del reino del sur (Judá), fue llevado por Nabucodonosor al cautiverio en Babilonia, aunque Jeremías quedó en Jerusalén. El escribió con autoridad en cuanto a la seguridad del juicio de Dios sobre su pueblo pecaminoso, así como también de la grandeza del amor de Dios. Jeremías comenzó su ministerio en el año decimotercero de Josías, como sesenta años después de la muerte de Isaías.

LAMENTACIONES

El titulo de este libro viene de la versión griega del AT. “Septuaginta”. Allí se denomina Zrénoi (canto fúnebre, lamentaciones, endechas,) Por su parte la Biblia Hebrea lo titula Elijah, que conforme al uso judío de nombrar los libros por el vocablo inicial de cada uno de ellos. Pero una tradición hebrea lo había titilado con el término Quinot, que al igual, que el griego significa “llanto, lamentaciones, canto de duelo por un muerto”. Otro aspecto conflictivo del libro es que en el original hebreo, este libro no tiene indicación alguna de relacionarlo con Jeremías.. El significado conmovedor de este libro se debe al hecho de que sus páginas revelan el amor y dolor de Dios por el pueblo mismo que El ha castigado.

EZEQUIEL

Ezequiel fue llevado a Babilonia en el intervalo entre la primera y la última deportación de Judá (2 R. 24. 11-16). Como en el caso de Daniel y del apóstol Juan, él profetizó fuera de Palestina y su profecía, semejante a las ellos, emplea el método de símbolos y visiones En contraste con los profetas del tiempo previo al cautiverio, cuyo ministerio se relacionaba primordialmente con Judá o con el reino de las diez tribus. Ezequiel es la voz de Jehová “para toda la casa de Israel”. El propósito de su ministerio era mantener ante los ojos de la generación nacida en el destierro los pecados nacionales que habían degradado tanto a Israel.( Ez. 14.23), y sostener la fe de los desterrados por medio de las predicciones tocante a la restauración nacional, la ejecución de la justicia divina sobre los opresores del pueblo, y la gloria nacional bajo la monarquía davídica.

DANIEL

El libro de Daniel es la introducción indispensable de la profecía neotestamentaría, cuyos temas son: la apostasía de los creyentes, manifestación del hombre de pecado, la gran tribulación, el regreso del Señor, las resurrecciones y los juicios. Las cuatro bestias de la profecía de Daniel son consideradas las cuatro grandes potencias mundiales, o sea: los babilonios, los medo-persas, los greco-macedonios, y los romanos. La segunda visión es considerada como una referencia al gobierno de los griegos bajo Alejandro el Grande. El reino mencionado en el capítulo 9 es el gobierno mesiánico del reino de Cristo. La visión de los capítulos 10-12 es considerada, una visión del fin del mundo, aunque hay muchas divergencias, sobre el tema.

OSEAS

El mensaje del profeta Oseas estaba dirigido principalmente al pueblo de Israel. Los primeros tres capítulos nos dan un relato de los problemas personales del profeta. La profecía de este hombre, es un ataque frontal contra los pecados cometidos por el pueblo, que ha pecado siendo infiel a Jehová. El resto del libro contiene denuncias contra la idolatría del pueblo. Oseas era contemporáneo de Amós en Israel y de Isaías y Miquea en Judá. Su ministerio continuó después del primer cautiverio del reino del norte, o sea la cautividad asiria (2 R 15.29). Su estilo es abrupto, metafórico y figurado

JOEL

El mensaje de este profeta está enteramente enfocado en una misma dirección “Viene el día de Jehová” Y está dividido en don partes. (1) una gran calamidad causada por una invasión de langostas. (2) La respuesta de Dios a las oraciones del pueblo. El libro contiene una profecía que se encuentra con frecuencia en los escritos de los profetas: que los judíos irán a establecer una gran nación en Palestina en el futuro. Joel, ejerció su ministerio profético durante el reinado de Joás ( 2 Cr. 22.24) Y fue contemporáneo del profeta Eliseo.

AMOS

Amos, profetizó en el reino del norte, es uno de los primeros libros proféticos, ejerció su ministerio durante el reinado de Jeroboan II. Comienza su libro con el anuncio del castigo que ven a sufrir las naciones y las ciudades vecinas a Israel a causa de la crueldad de su conducta de guerra. Amos profetiza que Dios ama la misericordia y no solamente a los sacrificios formales. El enseñó que la futura grandeza de Israel no se aseguraría por medio del poder y la riqueza, sino por la justicia y el juicio.

ABDIAS

La evidencia interna parece establecer que el ministerio de Abdías tuvo lugar en el reinado de la sanguinaria Atalía (2 R. 8.16-26). Abdías vivió en Jerusalén después de la deportación de Judá a Babilonia. Y la profecía de Abdías es un apasionado mensaje contra Edom, quienes eran descendientes de Esaú. Un anuncio de juicio y del castigo que había de caer sobre el pueblo a causa de la violencia que se volvió contra su hermano “Jacob”, sus hermanos se habían gozado de la caída de Judá. El también profetizó de un futuro cuando los judíos volverían a gobernar las tierras que estuvieron bajo el control de el rey David.

JONAS

Nuestro Señor Jesucristo da testimonio del carácter histórico de el personaje llamado Jonás (Mt. 12. 39-41). Así como también el hecho que la preservación de este profeta dentro del gran paz que fue una “señal” o tipo de la permanencia del Hijo de Dios en la tumba y su resurrección. No hay duda cuando algunos eruditos bíblicos lo consideran un relato histórico, mientras otros lo ven como una historia simbólica, que nos enseña que así como Jonás falló en cumplir su deber con el pueblo de Nínive, así Israel falló en sus obligaciones morales y religiosas hacia otras naciones. Tipológicamente , Jonás representa lo que la nación judía ha sido y experimentado fuera se su propia tierra.

MIQUEAS

Miqueas vivió durante el tiempo del profeta Isaías. Este libro cuenta de tres partes. La primera está formada por los capítulos 1-3, donde predominan los asuntos sociales. La segunda sección del libro la componen los capítulos 4-5. Todavía se escuchan en esta parte del libro los ecos de las anteriores amenazas. La tercera sección lo ocupan los capítulos 6-7 y esta se dirige particularmente a Israel. Miqueas profetizó tanto la destrucción de Israel como la de Judá poco tiempo antes de que el juicio cayera sobre Israel.

MAHUN

Este libro, que está dividido en dos partes principales, profetiza la destrucción de Nínibe. La primera parte presenta el juez y la segunda el juicio sobre la ciudad malvada. Lo que se conoce de Nahún, es lo que dice exclusivamente lo que el libro aporta: que nació en Elcos, pero incluso ese poco dato es significativo, ya que no se ha logrado identificar la población así llamada, y tampoco existe un acuerdo respecto a su emplazamiento. Unos piensan que Elcos pertenecía a Judá, otros suponen que estaba en Galilea, y más concretamente en Capernaún

HABACUC

El profeta filosofo, se perturba por la maldad de Judá. Pero contrastando con Jeremías, siente más solicitud por la aparente renuencia de Dios para juzgar, que por falta de arrepentimiento de su pueblo. La falta de consideración por las leyes de Dios, se ven en todo lugar sin que nadie las restrinja, muy a pesar de los ruegos del profeta. Habacuc esta convencido de que triufará la justicia, en oración el profeta eleva su corazón pidiendo que Dios haga unas portentosas obras como las que había hecho durante el Éxodo y en Sinaí. Una vez más Habacuc reafirma su confianza en el Dios de su salvación, mediante una de las más emocionantes confeciones de las Sagradas Escrituras, (Cap: 3.17-19).

SOFONIA

Sofonía vivió en tiempos de Jeremías, Habacuc, y Nahún, Así como ellos, el habló en contra de los pecados del pueblo. El profetizó el juicio sobre Judá así como el de las naciones vecinas, como también las bendiciones sobre Jerusalén restaurada. El profeta procura inspirar temores entre sus oyentes y el ruega que se arrepientan. El juicio demostrará su misericordia hacia aquellos a quienes son elegidos para libertarlos. El remanente fiel cantará alabanzas al Dios justo que habita entre ellos.

HAGEO

En este libro encontramos cuatro profecías, toda ellas relacionadas con la edificación del Templo bajo Zorobabel. Dios levantó a Hageo y así mismo a Zacarías para animar al pueblo a reedificar el Templo. Si queremos tener un cuadro de las condiciones que prevalecían en este tiempo, vea los primeros capítulos de Esdras. Tan pronto como cundo tantos los dirigentes como el pueblo responden al llamado, les asegura que recibirán la ayuda de Dios. Confirma además la elección divina del gobernador Zolobabel, e indicando su significado.

ZACARIAS

El mensaje que encontramos en este libro, está dividido en dos apartes. La primera parte está contendida por los capítulos 1-8; que trata de la restauración del Templo, y la segunda y última parte los capítulos 9-14 con el reino de Cristo. Sus menajes forman un vinculo significativo ente los profetas anteriores, a cuyo ministerio hace referencia en (1.6), y a las fases posteriores de la obra redentora de Dios respecto de las cuales su libro nos ayuda, mediante su rico contenido bíblico, a mirar hacia delante, al día cuando se restablecerá el reino de Dios, sobre todo al llenar nuestros corazones de una gozosa expectación respecto a ese día glorioso.

MALAQUIAS

Se dice, y se dice mal que Malaquías fue el último profeta del AT. Y eso no es así. Cristo vivió bajo el AT, y no sólo El fue profeta sino Juan el Bautista también fue profeta. El error se comete muy a menudo e invalida tanto la las eseñanzas de Cristo, como también de los apóstoles, especialmente Pablo. Malaquías vivió durante la época posterior a la reedificación del Templo y la restauración de la adoración. Pero vio al pueblo volviéndose de nuevo a su vida vieja de pecado. Además de reprenderlos por su condición espiritual, predijo también la venida del Masías.

LOS LIBROS DEL NUEVO TESTAMENTO

La palabra “evangelio” en griego significa “Buenas Nuevas”. Desde el punto de vista de la fe cristiana, sólo hay un evangelio; el Jesucristo, (el evangelio de Pablo es su énfasis en la gracia). Por tanto, dado que toda buena noticia supone la comunicación de un mensaje, también llamamos “evangelio” al conjunto de libros del el Nuevo Testamento, que bajo la inspiración del Espíritu Santo, fueron escritos con el único propósito de comunicar la buena noticia de la venida de Cristo y con El, la del reino eterno de Dios. Por otro lado el NT está compuesto de 27 libros.

MATEO

Mateo, de apellido Leví, antes de su conversión era cobrador de impuestos sometido a los romanos en la Ciudad de Capernaúm. Se sabe que escribió su evangelio antes que los demás evangelistas. El contenido de evangelio y la prueba de los escritores antiguos, muestran que fue escrito para los judíos. En este evangelio, encontrarán parte de la historia y de los sermones de Cristo, particularmente seleccionados, y adaptados con el propósito de despertar a la nación judía a tener conciencia de sus pecados; para eliminar sus expectativas equivocadas de un reino terrenal, en los tiempos de Cristo, con el propósito de derribar su orgullo y engaño, para enseñarles la naturaleza espiritual del evangelio, sobre todo para estar preparados para admitir en la Iglesia a los gentiles.

MARCOS

En el evangelio de Marcos encontramos rasgos muy distintivos de la personalidad del apóstol Pedro. Se parece a él por la rapidez de movimientos, su actividad impulsiva. Con rapidez extraordinaria, el relato pasa de un acontecimiento a otro. Otro detalle de este evangelio es que es un evangelio de acción, y está escrito especialmente a los romanos.

LUCAS

Lucas es sin duda el autor del evangelio que lleva su nombre y también del libro de los Hechos de las Apóstoles. A diferencia de Mateo y Marcos. Lucas era griego y muy educado, médico de profesión, fue compañero de Pablo, a quien se unió en Antioquia en su segundo viaje misionero, se dice que el sirvió de médico y ayudante. Lucas escribió su evangelio a los griegos; por lo tanto presenta a Jesús como Hombre Perfecto, aquel que sobrepasa los ideales más elevados de su raza. Lucas presenta a Cristo como el Hijo del Hombre asó como el Hijo de Dios.

JUAN

Juan siendo el más joven de los apóstoles, escribió este evangelio algún tiempo después que Mateo, Marcos y Lucas escribieron los suyos, y el propósito fue suplementar esos mensajes. Los primeros tres evangelios han sido llamados “sinópticos”, (de griego “ver juntos”) debido a que presenta en general el mismo punto de vista y las enseñanzas de Jesús. El evangelio de Juan es un libro extraordinario. Trata los temas más profundos de la vida, usando un estilo directo y simple. Es donde más se encuentra temas relacionados con la gracia de Dios.(vea el estudio bíblico sobre la Gracia en el evangelio de Juan en este mismo sitio de la Internet). Juan presento a Jesús como el Hijo de Dios y el “unigénito del Padre”.El versículo 16 del capítulo 3 ha sido llamado “el corazón del evangelio”.

 

LOS HECHOS DE LAS APOSTOLES

Es muy importante, que la única obra en todo el Nuevo Testamento que se presenta como la continuación de otra obra es el libro de los Hechos. Su autor identicazo como Lucas, no quiso dar por concluido su primer relato «por cuanto muchos han tratado de compilar una historia de las cosas que entre nosotros son muy ciertas» (Lucas 1.1), sino que en su segundo volumen, recopiló la información que tuvo a su alcance sobre los inicios de la propagación del cristianismo. Hechos de los Apóstoles comienza en el punto en que termina el tercer volumen. Este libro es el de más fácil de leer y mejor organizado, propósito central de este libro es mostrar que Cristo continúa Su obre a través de los creyentes y de Su Iglesia bajo la dirección del Espíritu Santo.

ROMANOS

Pablo se encontraba en Corinto cuando escribió esta carta, cerca del año 56 dC. Dirigida a los creyentes que estaban en la capital del Imperio. Roma. Considerado por muchos el escrito más importante de Pablo, junto con la carta a los Efesios. Su tema principal es la justificación por la fe. De la misma manera es donde encontramos el desarrollo más sistemático de la gracia, ya que la justificación por fe es una obra de gracia. Rápidamente Pablo pasa a mencionar la gracia, y en unos pocos versículos nos presenta la mayoría de las palabras que son claves de la fe, tales como justicia, fe, justificación, gracia, redención, propiciación y remisión. La gracia se relaciona con estos conceptos en la enseñanza de Pablo en Romanos 3.24 “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, por medio de la redención que es en Cristo Jesús” Es muy importante recordar que Pablo en respuesta a la acusación de que la justificación por fe estimula el pecado. Dice: “¿Qué diremos entonces? ¿Continuaremos en pecado para que la gracia abunde? ¡De ningún modo! (6.1, 2)

PRIMERA A LOS CORINTIOS

Esta carta a los corintios fue escrita desde Efebo un año después de haberse establecido la iglesia a los Corintios esta era una ciudad cosmopolita, cuando las restricciones morales eran mínimas. Naturalmente, era muy difícil establecer una iglesia para mantenerlas puras en esas circunstancias. El propósito del apóstol Pablo al escribir esta carta fue doble: guiar a la iglesia a separarse del error y del desorden moral, y contestar algunas preguntas. Además en esa carta, en los primeros capítulos, Pablo enseña acerca de los propósitos de Dios en cuanto a la elección como una prueba irrefutable de la gracia. Esta revelación nos llega por lo que Pablo llama “La locura de la predicación”, así como el llamado a los débiles y menospreciados de este mundo (1,18-19), aquí también como en 2 de Tesalonicenses esta gloriosa gracia tiene el propósito de glorificar a Dios.

SEGUNDA A LOS CORINTIOS

Esta segunda carta a los corintios fue escrita unos pocos meses más tarde que la primera. Por medio de Tito, Pablo se enteró del efecto de la primera carta y logró que muchos de ellos se arrepintieran. Pero al mismo tiempo también se entero que los judaizantes, asesinos de la gracia, habían llegado allí, predicando un falso evangelio y rechazando su autoridad. El escribió esta segunda carta, no sólo para expresar su alegría por su arrepentimiento, pero también para defender su apostolado. También encontramos en esta carta varias facetas respecto a la relación entra la gracia y el dar, de lo que resulta “la gracia de dar” o sea el manantial de dar es la gracia (8.1).

GALATAS

Pablo visitó   Galacia en su primer viaje misionero, estableciendo allí una iglesia. Algunos años más tarde se enteró de que judaizantes se habían infiltrado en la iglesia de Galacia. Los legalistas, al igual que hoy, han pervertido el evangelio, añadiendo ritos como cosa necesaria para la salvación, es decir los legalistas enseñan que Cristo dio el “pronto”, el “enganche” “el primer pago” “el adelanto” el down payment” y nosotros pagamos las mensualidades, con ayunos, sacrificios, etc. Se apoyan exclusivamente, tal como hoy, en la fe histórica del AT. Así como a las inclinaciones naturales de la carne de obtener recompensa por las obras. Rechazando sus argumentos Pablo señala que las promesas del AT así como a las inclinaciones naturales de la carne de obtener recompensa por las obras. Rechazando sus argumentos Pablo señala que las promesas del AT, que tenían que ver con la herencia de Abraham, fue concedida mediante la gracia (3.18), donde el verbo se expresa de esta manera”Dios la dio por gracia a Abrahan mediante la promesa”.De esta manera, en la epístola de los Galanas aprendemos que la gracia es la contestación definitiva a todo argumento de los legalistas de ayer y de hoy. Aquí todo es de gracia, así como la gracia es para todos los elegidos de Dios “antes de la fundación del mundo” (Efesios 1.4) Palabra de Dios.

EFESIOS

Esta carta es conocida como la “corona de los escritos de Pablo”. Aunque escrita en forma de carta es realmente un discurso con la consiguiente verdad. Cristo es el centro de todas las cosas y su iglesia “es un espíritu con El”. El misterio de las edades encuentra su explicación en Cristo, la gracia para el servicio cristiano que la presenta Pablo (3:2,7,8) en relación con su llamamiento y ministerio. Es su caso particular, el ministerio para el cual fue llamado consistía en dar a conocer la revelación de la gracia. Este misterio que no fue revelado en el AT.,sino en el Nuevo, era sencillamente que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y participantes de las promesas de Cristo a través del evangelio (3.6). El apostolado de Pablo consistía básicamente en el hecho de que es de gracia para todos los elegidos por Dios.

FILIPENSES

La iglesia de Filipos fue la primera en establecerse en Europa (ver Hechos 16:18-40). La epístola de Filipenses fue escrita por Pablo, muy probablemente desde Roma, cerca del final del año 61 o 62 d.C. Esta carta es llamada en algunas ocasiones la “Epístola de la Experiencia Cristiana”, porque trata de la conducta personal más que de la teología. Su nota predominante es el gozo de la vida cristiana. La única mención de la palabra gracia, fuera del saludo y la despedida que encontramos en esta carta se encuentra en (1:7). La iglesia de Filipos había sido compañera del apóstol Pablo en la gracia, no tan solo porque compartían la misma salvación, sino que también compartían los sufrimientos y el dinero. Sin duda alguna el apóstol tenía lazos muy íntimos, entretejidos en la salvación que disfrutaban en el entendimiento común que compartían.

COLOSENSES

Colosas fue una ciudad de Frigia, una provincia en el Centro del Asía Menor. Los judaizantes de habían introducido en la iglesia de Colosas, y hubo otros que trataron de enseñar un forma de misticismo oriental. Pablo escribiendo desde Roma, les enseña a los Colosenses que el mismismo no tiene ningún valor, y que hay muy poco valor en los rituales vacíos y las ceremonias. Cristo está por encima de todo, Pablo escribe, y el gozo real se obtiene viviendo la vida cristiana.

PRMERA Y SEGUNDA DE TESALONICENCES

No tenemos duda de que el estudio más importante en cuanto al desarrollo de la gracia en el NT. , es el de las epístolas de Pablo, para este gran hombre de Dios la gracia es fundamental. El pensamiento del apóstol podríamos resumirlo en una frase: “soy lo que soy gracias a la gracia de Dios” Las cartas de primera y segunda de Tesalonicenses son consideradas las primeras escritas por Pablo, y en ellas la gracia se menciona específicamente dos veces, solamente en la segunda carta, exceptuando, por supuesto, la costumbre establecida de los saludos y al terminar la carta. Pero la idea se destaca con toda claridad en la primera y en el primer versículo (1.4) donde menciona la elección como un acto de la gracia de Dios. En la segunda carta, el apóstol atribuye a la gracia, todas las pruebas por las que atraviesa la fe y el amor especialmente durante el tiempo del sufrimiento (1.2). El fin deseado de la gracia es la gloria de Dios, mientras en las pruebas el Señor nos anima por medio de la gracia (2:16-17). La gracia es lo que mantiene a los creyentes firmes, ayudándolos a evitar la vacilación y dirige su atención solamente a la esperanza bienaventurada de su glorioso futuro. Tanto la primera como la segunda carta Pablo explica la doctrina de la segunda venida de Cristo.

PRIMERA A TIMOTEO

Desde muchos años atrás 1 y 2 de Timoteo y Tito han sido encasilladas como epístolas pastorales. Aunque para decir verdad, esto no es totalmente adecuado, esta designación indica la naturaleza práctica del tema tratado en estas cartas. Timoteo convertido bajo el ministerio de Pablo., llegó a ser pastor de Efebo. Es de notar la importancia que se da a la gracia en las epístolas pastorales y es muy inferior a la que Pablo da en otros tratados. La excepción está en el saludo, y la acostumbrada despedida, que se ciñen a la gracia salvadora. Algunos malos entendidos con respecto a esta carta y cierta palabra de Pablo en relación a la tribulación al final de las edades hizo necesario que Pablo escribiera una segunda epístola.

SEGUNDA A TIMOTEO

En esta carta a Timoteo, encontramos la acepción a la regla (2.1) donde posición del creyente a la que ha llegado por gracia, se convierte en el fundamento para la exhortación. Las otras referencias están relacionadas con algún otro aspecto de la salvación. En esta segunda carta a Timoteo es cronológicamente la última en el orden de las tres epístolas pastorales. Cuatro encargo se le hacen a Timoteo, los cuales tienen que ver principalmente con la vida personal en calidad de ministro. La amenaza de las falsas doctrinas cobra mucha importancia en esta carta como en la primera.

TITO

La epístola a Tito es también una carta pastoral. Tito quien era gentil, era pastor de la iglesia de Creta. Esta iglesia estaba pasando por un tiempo de dificultades, con herejías que eran obvias. Pablo le escribe a Tito para animarlo y aconsejarlo. Las demás referencias se relacionan con la gracia del advenimiento de Cristo (2:11), con su rasgo característico en el NT., y una referencia que une la gracia con la justificación (3:7). El consejo a Tito da énfasis a la manifestación de los efectos de la revelación personal de Cristo en la vida del creyente.

FILEMON

Esta carta de Pablo a Filemón, tiene un lugar único entre los escritos de Pablo en el NT. Es la más breve y además es la única de carácter personal. Enésimo, un esclavo que había escapado de Filemón y además le había robado algunas pertenencias, se encontró en Roma. Allí se convirtió bajo el ministerio de Pablo, y este le escribe una carta para solicitarle a Filemón, que era muy rico, y miembro de la Iglesia en Colosas que perdone a Enésimo y lo reciba como a un hermano en Cristo. Es oportuno señalar que esta pequeña carta contiene la palabra “Gracia” o “jaris” tan sólo en el saludo acostumbrado y la bendición paulina. Pero la gracia se ve en toda la epístola, porque en aquellos tiempos perdonar a un esclavo y además ladrón era una acción de gracia.

HEBREOS

Esta carta fue escrita a un grupo de judíos cristianos, probablemente alrededor del año 64 d.C. Estos cristianos, que habían pasado por la persecución, se estaban alejando de su fe y estaban cediendo a la tentación de volver al judaísmo. El autor escribe esta carta para señalar la superioridad de la fe cristiana y animarles en la gracia. Enfáticamente el autor señala que Cristo es superior a los profetas, los ángeles, Moisés, Josué, y Araron. Dios había hablado a través de cada uno de ellos, ¡pero ahora El ha hablado a través de se Hijo! Después de Romanos, Hebreos ha ejercido la influencia más grande en el pensamiento de las generaciones sucesivas de los creyentes.

SANTIAGO

El autor de esta carta es Santiago, pero hay tres personas con ese nombre que son mencionadas en el NT. Pero la iglesia cristiana lo atribuye al hermano de Cristo, Y fue escrita en el año 49 d.C. Siendo la primera epístola que se escribió, y en el saludo está a quienes fue dirigida: “a las doce tribus que están en la dispersión”

Es por ello que Santiago emplea el estilo “sapiencial” del AT., con evidente presuposiciones cristianas. El autor escoge el tema de la “religión” ya que tiene en mente a los creyentes que son ejemplos de la “religión pura” en las pruebas y vicisitudes. Los usos de la palabra gracia, son muy escaso. Santiago la emplea sólo dos veces (4:6).

PRIMERA DE PEDRO

Es muy notable que el texto de 1 Pedro esté redactado en un nivel literario que Pedro no tenía. En 5.12 aparece un dato muy interesante: “por conducto de Silvano…os he escrito”. Esto puede significar que, aun cuando Pedro fue el autor y firmante del texto, para su redacción contó con un secretario erudito. Y dado que Silvano es la forma latina del nombre arameo Silas, cabe suponer que aquí se trata del que fue compañero de viaje y colaborador de Pablo. En esta carta, 1Pedro 5.5 es la única cita en el NT., que incluye ‘gracia”, que es de un uso muy amplio de la palabra. Esta es una carta de gracia, lo que ha hecho, que algunos se la atribuyan a Bernabé el compañero de Pablo.

SEGUNDA DE PEDRO

Esta epístola fue escrita con el propósito de fortalecer la fe y la esperanza de los creyentes, y ponerlos sobre aviso contra la infiltración en la iglesia de doctrinas erróneas y actitudes destructivas. El remitente se identifica como “Simón Pedro’ siervo y apóstol de Cristo. En la misma apreciamos muchas referencias a la segunda venida de Cristo, La palabra gracia aparece solamente al comienzo (1:2) y al final (3:18). Esta última referencia no es como la conocida bendición, “y crecer en gracia” que es de un uso muy amplio de la palabra. Significa que todo en la vida del creyente, desde el comienzo a fin es de gracia, un don inmerecido de Dios, y que una comprensión plena de la gracia requiere el crecimiento. La última asociación del crecimiento en la gracia con el conocimiento de Jesucristo muestra nuevamente que el NT., relaciona uniformemente la gracia con Cristo.

PRIMERA DE JUAN

Esta epístola bien pudiera ser un discurso más que una carta, llegamos a esa conclusión debido a, que menciona al autor ni tampoco a los destinatarios, no tiene saludos y tampoco despedida. Ahora bien a falta de esos datos personales que son característicos del género epistolar se ha atribuido desde hace muchos años, al apóstol Juan, así como la segunda y tercera. DE igual manera ya sea un sermón o una carta, lo cierto es que 1 de Juan esta muy cerca del evangelio que lleva su nombre, no tanto en la redacción sino por la ternura que es muy similar al cuarto evangelio, que como tal esta lleno de gracia la gracia de Dios. Un solo versículo es suficiente” Porque tanto amó Dios al mundo, (eso es gracia) que dio a su Hijo unigénito (gracia) para que todo el cree en El (gracia) no se pierda, sino que tenga vida eterna (gracia) (Juan 3.16)

SEGUNDA DE JUAN

La segunda epístola de Juan, responde al género epistolar usuales en el mundo grecolatino que se usaba en esa época. El propósito de esa carta es prevenir a un grupo de creyentes sobre las enseñanzas de ciertos engañadores, falsos maestros, que andaban predicando doctrinas contrarias a la divinidad de Jesucristo, negando la encarnación del Hijo de Dios y haciéndose acreedores a la calificación de anticristos (v,7). Frente a la actuación de los falsos maestro, Juan exhorta a los creyentes a permanecer firmes en la verdad, por cuanto la verdad permanece en ellos para siempre. (Esto también es gracia).

TERCERA DE JUAN

De la misma manera en segunda de Jn, “el anciano” que escribe a Gayo (v.1) nos oculta su nombre. Pero no cabe duda de que se trata de la misma persona. El apóstol Juan. No es posible asegurar que este sea el mismo Gayo mencionado por Pablo en Romanos 16.23, pues ese nombre era muy común, pero resulta interesante que Pablo y Juan, cada uno destaque la conducta de este hombre. En ambas cartas y casi con las mismas palabras, el autor manifiesta el deseo de visitar a los lectores. El versículo más famoso, así lo han enseñado los predicadores de la prosperidad, es versículo 2. ¿Qué en realidad enseña este versículo? En primer lugar, que dice el verso 3-4 “el autor se regocija, por el testimonio de tu verdad y de cómo andas en la verdad…no tengo mayor gozo que oír que mis hijos andan en la verdad. Solo hay una verdad que Jesucristo es el Señor, y que la gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo…y el verbo se hizo carne… lleno de gracia y de verdad. La gracia es sinónimo de la verdad y la verdad es sinónimo de la gracia.

JUDAS

Esta carta de Judas, es muy breve, pero tiene un fuerte carácter polémico,. Revela que el autor tiene un ánimo resulto se hacerle frente a algunos hombres “impíos que convierten la gracia de nuestro Señor Jesucristo en libertinaje” que solapadamente se infiltran en la iglesia con el propósito de enseñar cosas contra el evangelio (3,5,7,14,15,23,). Pero esta amenaza no es del mundo exterior, sino de los mismos legalistas asesinos de la gracia, que ya sacaban sus orejas peludas como lobos rapaces. Los versículos 24 y 25 nos lo dice todo: Y aquel que es poderoso para guardarnos sin caída y para presentaros sin mancha en presencia de su gloria con gran alegría, al único Dios nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria, majestad, dominio, y autoridad antes de todo tiempo, y ahora y por todos los siglos. Amén. Sin lugar a duda esta es una epístola de gracia.

APOCALISIS (O REVELACIÓN)

Este hermoso e importante libro de la Biblia, como ningún otro ha sufrido por varias escuelas de interpretación. Entre ellas, la más notable han sido, la pretérita, que postula que este libro describe solamente acontecimientos del pasado, la escuela futurista del Jesuita Reverón, que dio origen, para enfrentar a la histórica de los reformadores. La escuela histórica no existe una sola sino varias, que estiman que el libro de Apocalipsis presenta una vista panorámica de la historia de la iglesia desde el primer siglo hasta la segunda venida de Cristo. Y por último la escuela histórica del reino, esta escuela no toma este libro como si se tratara de una narración escrita anticipadamente de toda la historia de la Iglesia sin faltar un detalle, desde la primera venida hasta la segunda venida de Cristo, como lo hace la interpretación histórica. Esta escuela considera este libro como una narración que abarca todo el curso de la historia del Reino de Dios en el mundo, y nos inclinamos por esta escuela, por la simple razón de que enmarca con el resto del Nuevo Testamento, y al mismo tiempo con los espíritus de los profetas del Antiguo Testamento. (Vea nuestro comentario sobre este libro en w.w.w.enlineaconlapalabra.com). Este libro así como todos los libros del NT.,presentan la gracia de Dios porque al presentar que la Ley vino por medio de Moisés, “La gracia y la verdad fueron hechos realidad por medio de Jesucristo” 

Por: Pastor Ramón Herrera

(Las citas son tomadas de la Biblia las Américas)

Terminado en el invierno del 2003 Revisado en Octubre del 2007

En las Alas de la Fe: La Carta a los Romanos

Una aventura dinámica en la epístola a los Romanos

“Si la vida cristiana victoriosa es la meta de su vida. Entonces este estudio es para usted”.

INTRODUCCION

Para esta introducción transcribimos algunos versículos de la Escritura que a mi modo de ver, son los más notables de esta epístola, a modo muy personal.

«La fe de Abraham no se debilitó, aunque ya tenía casi cien años de edad y se daba cuenta de que tanto él como Sara morirían pronto, y eran demasiado viejos para tener hijos. No dudó ni desconfió de la promesa de Dios, sino que tuvo más fe y confianza. Alabó a Dios, plenamente convencido de que Dios tiene poder para cumplir lo que promete… Así pues, libre ya de la culpa gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio Señor Jesucristo…Nosotros ya hemos muerto respecto al pecado; ¿cómo, pues, podremos seguir viviendo en pecados?… Así también, ustedes, hermanos míos, mediante la muerte de Cristo han muerto con El a la ley, para pertenecer a otro esposo… Así pues, no hay ninguna condenación para los que están en Cristo… A los que de antemano Dios había conocido, los destinó desde un principio, a ser como su Hijo, para que su Hijo fuera el mayor entre muchos hermanos, Y a los que destino desde un principio, también los llamó; y a los que llamó los declaró libres de culpa; les dio parte en su gloria… Si Dios no nos negó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos también junto con su Hijo, todas las cosas?..Así pues, la fe viene como resultado del oír, y lo que se oye es el mensaje de Cristo…Así que, hermanos míos, les ruego por las misericordias de Dios que presenten ustedes mismos como ofrenda viva, consagrada a agradable a Dios. Este es el verdadero culto que deben ofrecer”(versión Dios habla hoy)

Romanos- 4.19-22; 5,1-6.2,7.4; 8.1; 29-30. 32; 10.17; 12.1

 

DOS PALABRAS

El propósito de este comentario es llevarle a través de esta epístola, darle la oportunidad de estudiar cada capítulo, para descubrir como encajan en la revelación total que Dios nos ha dado en Jesucristo, así como su obra redentora en la cruz del Calvario. Este estudio es breve, practico y muy especialmente preparado compartir con aquellos cristianos que les interese el estudio de la Palabra de Dios.

No tenemos ninguna otra pretensión. Si logramos que usted se interese en el estudio de la Biblia sincera y profundamente hemos logrado nuestro propósito. La mayor parte del ministerio de Cristo se lo dedicó a la enseñanza. El apóstol Pablo nos lo recomienda de esta manera…”aquellos que será idóneos para enseñar también a otros”. Este concepto esta basado en la idea de que…Si usted puede aprender también puede enseñar”. Sin más le llevaremos de la mano a estudiar la epístola a los Romanos. Que sea de mucha bendición para todos ustedes ¡BENDECIDOS!

ESCRITOR: El apóstol Pablo: “Pablo, siervo de Cristo Jesús, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios …Pero os he escrito con atrevimiento sobre algunas cosas. Para así haceros recordar otra vez, por la gracia que me fue dada por Dios para ser ministro de Cristo Jesús a los gentiles; ministrando a manera de sacerdote el evangelio de Dios, a fin de que la ofrenda que hago de los gentiles sea aceptable, santificada por el Espíritu Santo” (Ro. 1.1; 15:15-56. V. B.L.A)

No tenemos ningún problema crítico en cuanto a quién escribió la epístola a los Romanos, aunque Marción en la iglesia primitiva, y Baur, uno de los modernos críticos han dudado su autenticidad. El apóstol Pablo documenta el Evangelio global a los gentiles ya que antes el rey Agripa el testificó de cómo fue comisionado por Dios.

“… Librándote del pueblo judío y de los gentiles a los cuales yo te envío, para que abras sus ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz, y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en mi el perdón de pecados y la herencia entra los que han sido santificados. Por consiguiente, Oh rey Agripa, no fui desobediente a la visión celestial” (Hechos 26: 17-17)

Pablo era completamente idóneo para este oficio, por razón de sus antecedentes, su educación y experiencia. Sus antecedentes forman una combinación muy notable. Su nacimiento judío, su lenguaje hebreo, su ciudadanía romana. Su educación judía y su cultura griega.

Pablo fundó todas las iglesias gentiles a las cuales dirigió sus epístolas con la excepción posible de la iglesia de Colosa y en Roma. Sus viajes por todo el imperio romano, y la obra del Espíritu Santo a través de él a los gentiles son factores adicionales a favor de Pablo.

“Porque aquel que obró eficazmente para Pedro en su apostolado a los de la circuncisión, también obró eficazmente para conmigo en mi apostolado a los gentiles, y el reconocer la gracia que se me ha había dado, Jacob, Pedro y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra de compañerismo, para que fuéramos a los gentiles y ellos a los de la circuncisión.” (Ge. 2:8-9)

La epístola a los romanos es una proclamación de Pablo del evangelio global. Es al mismo tiempo su defensa, su apología y su explicación del evangelio de la gracia. El propio Espíritu Santo le dio este mensaje.

FECHA: Invierno del año 56 d. Jesucristo.

LUGAR: Realmente, el la epístola a los romanos vemos que tan sólo se implica el lugar del destino, sino también el lugar de origen. Se puede expresar razonablemente y con toda seguridad que Pablo escribió desde Corinto en 56 d. Jesucristo. Algunas personas señalan claramente a Corinto como el lugar de dónde fue escrita esta epístola.

FUNDADOR DE LA IGLESIA EN ROMA

Pablo todavía no había visitado Roma cuando escribió esta carta. En ese sentido es diferente a todas las demás con la acepción posible de la epístola a los colosenses. Ningún apóstol había ido a Roma antes de que fuera Pablo. Evidentemente, Simón Pedro no la había visitado. La iglesia romana fue mayormente gentil, y Pedro no era apóstol a los gentiles (Galatas 2.7). El método de Pablo no era seguir a otro apóstol, y no es probable que habría de ir a Roma si otro apóstol le hubiera precedido. “De esta manera traté, y de ello me honro, de anunciar el evangelio, no donde Cristo era conocido, para no edificar sobre el fundamento de otro, sino como está escrito-Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de El verán, y los que no han oído, entenderán” (Romanos 15: 20-21)

TEMA:

El tema básico de Pablo es la justicia de Dios. Esta palabra “justo” se menciona unas cuarenta veces. Y se hace una especie de bosquejo. Cap. 1-7 se presenta la necesidad de la justicia. 3-8 la provisión de el Padre en Cristo. 9-11. El rechazo de Israel de la justicia de Dios y 12-16, como practicamos la justicia.

ROMANOS CAPITULO 1

 

Saludo 1:1-7

Todas las cartas de Pablo empiezan con el nombre del apóstol, con la acepción de Hebreos. Esa era la costumbre de la época. Pablo se identifica como siervo y apóstol y da toda la gloria a Dios, al decir que fue llamado por la gracia de Dios (v.5), separado para este ministerio (Hechos 13: 1-3).

Afirmando inmediatamente que su nimisterio, al cual llama el evangelio de Dios (v1). El evangelio de su Hijo (v.9) y el evangelio de Cristo (16). Afirma que son buenas noticias, no algo nuevo que él ha inventado sino que el AT prometía la venida, muerte y resurrección de Cristo (vease 1 Co. 15: 1-4)

Donde las Sagradas Escrituras obviamente significan los escritos del AT. Puesto que el NT apenas se empezaba a escribir. Cuando Pablo relaciona el AT, él apelaba a los creyentes judíos que leerían su carta.

El evangelio trata con Cristo, según la carne, un judío (v.3)., pero de acuerdo al poder de Dios a través de la resurrección, provocó ser el mismo Hijo de Dios (.4). Esto es una demostración de la deidad de Cristo, quien es el único que puede ser nuestro Mediador. El propósito del evangelio es traer a los escogidos a la obediencia de la fe (v.5).

Los versículos 6-7 muestra que iglesia de Roma que también ellos son escogidos por Cristo, no a ser apóstoles sino santos. Es glorioso que nuestro Padre Celestial nos llama amados y ha ser parte del pueblo santo.

Doble explicación ( 1: 8-17)

Pablo nos da una doble explicación: (1) La razón por que escribe (vv. 8-15) y también acerca de lo escribe (vv.16-17). Pablo por mucho tiempo tenía el deseo de visitar a Roma a causa del testimonio de los santos que era conocido en todo el Imperio Romano (v.8), y el deseo de Pablo lo muestra por tres razones (1) para establecerlos en la fe (v.11); (2) para que fueran una bendición para él (v12). (3) para tener alguna cosecha espiritual, que pudiera granar a otros gentiles para Cristo (v.13).

En los versículos 16-17 encontramos el tema de esta carta. El evangelio de Cristo revela la justicia que está basada en la fe y no en las obras, y que está disponible, no sólo para los judíos. Pablo también explica a los romanos como Dios puede ser justo y también el que justifica. Esto es hacer justo a los pecadores.

La necesidad de la justicia (1: 18 – 3:20)

Comenzamos esta sección de la carta, que trata del pecado. Los versículos finales del capítulo primero Pablo nos explica como los gentiles penetraron las terribles tinieblas que los rodean y como la ira de Dios se les ha revelado en su contra. Podemos notar los pasos decadentes en la historia de l os gentiles.

Conocieron a Dios (vv. 18-20). SE desprende de estos versículos que Dios les había dado una revelación doble de si mismo, la conciencia, y la creación (v. 19). Las personas no empezaron con ignorancia y creció gradualmente hasta un grado de inteligencia, revelación, poder y sabiduría y les dio la espalda a Dios se les reveló desde el mismo momento de la creación, de tal modo que los que nunca han escuchado el mensaje del evangelio no tienen excusa.

No honraron a Dios (vv. 21-23).Los razonamientos necios que hicieron las personas lo alejaron de la verdad e hicieron que se volvieran a la mentira, llenos de ingratitud, que resultó ignorancia. El próximo paso fue que cayeron en la idolatría, honrando a la criatura antes que el creador.

Cometieron acciones vergonzosas (vv. 24-25). La palabra clave, cambiaron, nos indica que reemplazaron la verdad de Dios por la mentira de Satanás, ¿Cuál mentira? Adorar a la criatura no al Creador y el resultado fue que Dios los abandonó, cometieron toda suerte de acciones vergonzosas, no solo hombre con hombre y mujeres con mijeres, y que sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión.

Rechazaron a Dios (vv 26-32). Toda estas personas tuvieron un claro conocimiento de Dios ( vv 19-21) y sobre todo el juicio sobre el pecado (v.v. 19-21 (v.32) así llegaron al más bajo nivel de su caída,. Tan bajo cayeron que ni siquiera querían el conocimiento de Dios

Estos fueron los trágicos resultados de su decadencia. (1) Dios los entrego a la inmundicia e idolatría (vv 24-25. (2) Dios los entrego a pasiones vergonzosas (vv. 26-27). Dios los entrego a una mente reprobada, v. 28ss . En otras palabras Dios los abandonó, fue el resultado de la ira de Dios (v/ 18).

ROMANOS CAPITULO 2

La imputación de Justicia 2:1-6;7-16

En 2:1 a 3 18 Pablo enfoca su luz sobre los judíos, y demuestra que están condenados como pecadores ante la presencia de dios. En 1: 20 afirma que los gentiles no tienen excusa, y ahora 2:1 afirma lo mismo para los judíos. Esto le cae como una pesada piedra a los privilegiados judíos. Ellos estaban seguros de que Dios los iba a tratar de un de una forma diferente a la que usa para tratar a los gentiles. Pablo dice NO, los judíos, están bajo la condenación e ira de Dios a causa de que los principios divinos del juicio y la ira de Dios son justos. En este capítulo Pablo destaca tras principios divinos de juicio que prueban que los judíos están tan condenados como los gentiles.

No tienen disculpa de acuerdo a la verdad de Dios (2:1-5). Me parece que cuando los judíos leían la acusación de Pablo a los gentiles en el primer capítulo, los judíos dijeron ¡se lo merecen! Pero el apóstol Pablo –dice tu hacer lo mismo que los gentiles y por esa razón te lo mereces- El juicio divino es según verdad (v.2) Parece que los tiempos no cambian, en los días de Pablo era fácil, como ahora, para personas condenar a otros, y tener los mismos pecados en sus vidas.

El juicio es de acuerdo a como viven las personas ( 2: 6-16). El pueblo judío pensaba que tenían una alta posición dentro del pueblo de Dios, y no se dieron cuenta de una cosa muy simple, que no es lo mismo el oidor de la ley y otra forma muy distinta es un hacedor (v.13). Estos versículos no dicen como ser salvos, sólo describen cómo juzga Dios a la humanidad de acuerdo a las obras que hayan hecho. Los versículos (7-8) no hablan acerca de las acciones ocasionales de una persona, sino del propósito total y la dirección general. Las personas no alcanzan la vida eterna por buscarla pacientemente, la alcanza gracias a le lección de Dios.

Estas frases muestran que Dios no acepción de personas. «Cada uno» (v.6) «para todo ser humano» (v.9) «a todos los que» (v.10). Preguntamos: ¿Dios es justo al juzgar así a las personas? Después de todo, el pueblo judío tenían la ley y los gentiles no. Tenemos que responder que sí, Dios es justo, así lo explican los versículos (9-20) Dios juzgará a las personas según la luz que han recibido.

El juicio es conforme al evangelio de Cristo (2” 17-19). Ya el apóstol Pablo ha mencionado dos veces «el día del juicio» (vv.5,16). Ahora afirma que este juicio será del corazón, ya que Dios revelará todos los secretos. En este juicio Cristo será el juez y el asunto será ¿Qué hiciste con el evangelio de Cristo?

Los judíos se llenaban la boca a causa de sus privilegios raciales y religiosos. Gracias a que Dios les había dado la ley y tenían un mejor sentido de los valores, y miraban a los gentiles como ciegos, e ignorantes (vv.19-20). Los judíos se consideraban como los favoritos de Dios, pero lo que no vieron fue que esos privilegios los obligaban a vivir en santidad, ellos desobedecían la misma ley que el predicaban a los gentiles. Teniendo como resultado que los «perversos gentiles», blasfemaba el nombre de Dios a causa del pecado de los judíos.

El pueblo judío bien podía argumentar: “Estamos seguros que Dios no nos va juzgar con la misma verdad que aplica a los gentiles, ya que es notorio que Dios ha sido bueno con el pueblo de Israel”.

En nuestros días escuchamos las mismas excusas: «Yo soy mejor que otras personas. De manera que no necesito a Cristo» «Dios ha sido bueno y no hay manera de que condenará» Lamentamos contradecir a estas personas que opinan de esta manera; el juicio de Dios no será según las opiniones y muchos menos de las evaluaciones de las personas; será según la verdad.

El juicio tiene que ver con las obras de las personas (2.6-16)

Muchos judíos pensaban que tenían una posición elevada dentro del pueblo de Dios, y no se daban cuenta de que una cosa es ser oidor de la ley y otra cosa es ser una hacedor de la ley (v.13). Tengamos presente que estos versículos no nos dicen cómo ser salvos. Es una descripción del juicio de la humanidad de acuerdo con sus obras. Los versículos (7-8) no nos hablan de las acciones ocasionales de una persona, si no, del propósito total de la «elección de vida». Es importante repetir que la gente no alcanza la vida eterna por buscarla pacientemente. (ver Juan 6:44)

Encontramos tres frases muy importantes Cada uno v.6. Todo ser humano v.9, todo el que… v.10. Que muestran que Dios no acepción de personas, sino que nos juzga de acuerdo a cómo han vivido. Reconocemos que la ley fue dada a los judíos y no a los gentiles. Sí Dios es justo, y lo es, conforme a estos versículos (12-15). Dios mismo juzgará a las personas según la luz que han recibido.

Esta juicio es de acuerdo al evangelio que Cristo predicó (2: 17-29). Pablo mencionó en más de una ocasión el «día del juicio» (vv 15.16) Afirmando ahora que este juicio será el corazón, ya que Dios revelará todos los secretos. Cristo será el juez y el asunto está relacionado con el evangelio de Cristo.

El pueblo judío se jactaba de sus privilegios raciales y religiosos. A causa de que Dios les había dado su palabra y además suponían que tenía sentido de valores espirituales. Ellos miraban a los gentiles como ciegos, e ignorantes como si fueran niños (vv 19-20). Así que desobedecían la misma ley que les predicaban a los gentiles.

Si algún pueblo tenía “religión” era el pueblo judío, pero era un asunto de ceremonia externa. Se jactaban de sus ritos, de la circuncisión, que era una ceremonia que los identificaban con Dios, pero, ¿de que sirve un rito exterior si no trae consigo la obediencia a la Palabra de Dios? Pablo llegó a decir « Y el que físicamente incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te condenará a ti, que con la letra de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley» (v 27). Este versículo afirma que los gentiles que, siendo incircuncisos, por naturaleza cumplen la ley, y van a juzgar a los judíos que quebrantan las normas de Dios.

En cuanto al evangelio de Cristo, este exige un cambio interno. En su conversación con Nicodemo El dijo: «Es necesario nacer de nuevo » (Juan 3: 7). No es la obediencia a un rito o sistema religioso lo que permite a uno pasar la prueba, ya que Cristo juzga los secretos del corazón, tanto para los judíos como para los gentiles. Esta es la gran diferencia.

ROMANOS CAPITULO 3

Este capítulo nos ofrece una especie de puente entre pecado y salvación. El capítulo 3 es una especie de semillero para el resto de la epístola. (vv, 1-4) se trata de la incredulidad de Israel y este es el tema que trataremos en los capítulos (9-11). Aparte de eso el versículo 8 menciona la cuestión de vivir en pecado y esto lo analizaremos en los capítulos (6-8). En (3:8) se relaciona directamente con (6:1), Y el versículo (21) nos trae a colación la justificación por la fe; que trataremos en los capítulos (4-5). Y finalmente, en el versículo (31) se menciona la obediencia a la ley, que se presenta en los capítulos (12-16)

Hay malas noticias es la condenación por los pecados (3:1-20)

Pablo hace cuatro preguntas muy importantes.

¿Tenemos alguna ventaja en ser judíos, si los judíos están bajo condenación? (vv 1-2). La respuesta es que SI, ya que al pueblo judío se le dio la voluntad revelada en su Palabra. Si la nación hubiera creído y hubiera obedecido la Palabra, el pueblo hubiera recibido a Cristo y encontrarían salvación la salvación; y a través de ellos se hubiera esparcido la bendición al mundo hoy seríamos privilegiados al tener la Palabra de Dios.

¿Se ha derogado la Palabra de Dios por la incredulidad del pueblo de Israel? Por supuesto que NO. La incredulidad jamás podría anular la fidelidad de Dios (vv 3-4). La Escritura dice: que Dios es veraz, aun cuando los hombres son mentirosos. (Salmo 51:4). Pablo citando a David admite sin rodeos su pecado y además la justicia de Dios al jugarle..

¿Por qué no pecar más y así se glorifica más a Dios (vv 5-8). Pablo desbarata este argumento en pro del pecado con el versículo (6) ya que tal posición significaría que Dios jamás juzgaría al mundo. Los enemigos judíos de Pablo mintieron acerca de él y dijeron que Pablo enseñaba esta doctrina…«Hagamos males para que vengan bienes» (v 8). Esta declaración es tan contraria a la razón y mucho más a la Escritura que el apóstol la desecha diciendo que: «los que dicen esto merecen la condenación» .

¿Luego entonces es mejor el judío que el gentil? (vv 9-18). La respuesta es NO, ya que el gentil no es peor ni mejor que el judío, porque ambos son pecadores y están en condenación. Ya que no hay diferencia en cuanto al pecado (vv 22-23) ni tampoco en cuanto a la salvación (10:12-13).

Pablo confirma que el mundo es culpable cuando describe la vida total de pecaminosidad de la humanidad (vv 10-11). También en los versículos (13-18) nos recuerda la conducta de los seres humanos citando el: (Salmo 14: 1-3: Isaías 59:7-8) Dándonos su veredicto final en los versículos (19-20) .

La justificación es únicamente por la fe, (vv 21-31) El la versión Dios habla hoy está muy claro cuando dice: «Pero ahora, sin la ley Dios ha mostrado de que nos hace justos, y esto nos hace justos, y esto lo confirman la misma ley y los profetas» (v 21). Hoy día las gentes lo quieren hacer por la fe y las obras, más Pablo ha probado que la ley es un ministerio de condenación y jamás nos puede salvar. Pero la gracia fue vista por los profetas (Génesis 15. 6; Habacuc 2:4) Si leemos Romanos 9:30-33 veremos porque Israel fracasó en aceptar esta justicia por la fe.

CAPITULO 4

La historia de la fe (4:1-16)

En estos versículos Pablo nos presenta a dos héroes de la Fe: Abraham y David. No existen dos personajes de AT que sean más reverenciados que Abraham, el padre de la fe, y el rey David, el padre del reino establecido. Tanto Abraham como David dan testimonio de la justificación por gracia por medio de la fe, y no por la circuncisión o la ley (4:3b). También David fue justificado por gracia después de que la circuncisión y la ley se hallaban incorporadas en la vida de Israel (4:6-8). ¿Cómo es posible, el reconocimiento de la justicia? Por dos hechos muy significativos. (1) Un acontecimiento objetivo. La muerte vicaria de Jesucristo y que El llevara realmente sobre sí nuestras culpas y pecados. En esto se llevó a cabo de una vez por todas en la cruz del Calvario (vea He. 10: 14) (2) Un acto subjetivo –un cambio que se opera en cada pecador por medio del arrepentimiento y la fe- El arrepentimiento consiste en reconocer que somos muertos al pecado (vea 6:1-4).

El poder de la fe (4:17; 5:9)

Pablo a continuación describe el poder de la fe de Abraham para confiar en el cumplimiento de las promesas de Dios de que su simiente serían benditas en todas las naciones de la tierra.(vv 17-22).

El Dios de las promesas de Abraham es el Dios de la creación así como El de la promesa, que le fue manifestada a él (v.18)

Tanto Abraham como Sara eran impotentes para realizar la promesa (v. 19)

La fe de Abraham descansaba en la promesa de Dios ( v.20)

La fe de Abraham glorifica al Dios de la promesa (v.20)

La fe de Abraham obtuvo la realidad (v.21)

La fe de Abraham fue su justicia (.22)

Por la fe en las promesas de Dios, nosotros también hemos recibido esta bendición (4:23;5;5).

CAPITULO 5

En Romanos 5:1-9 tenemos, no sólo la explicación de la justificación por la fe, sino también un registro de los resultados de aquellos justificados. En primer lugar la culpa ha sido quitada. El creyente empieza a tener compañerismo con Dios que le ha redimido, teniendo entonces paz con Dios (v.5). En segundo lugar, Dios da al creyente acceso al trono de la gracia, para poder vivir para El (v.2). La misma fe que justifica da acceso a la gracia de Dios.

Al final del capítulo cinco Pablo nos explica la verdad de que la gracia, es la poderosa fuerza de la redención, que es mucho más fuerte que el pecado y la muerte (v.2). Los tres versículos siguientes nos demuestran que: “por medio de muchas tribulaciones entremos en el reino” (v v.3-5)

La tribulación produce paciencia en el creyente, o lo que es lo mismo firmeza. Esta firmeza nos ejercita a la devoción cristiana. Lo hace adquirir experiencia. Las dificultades y los obstáculos le ayudan a desarrollar madurez de carácter, esto es “paciencia, carácter probado, y el carácter probado, esperanza” (Cp.5:4)Biblia las Ameritas. Un carácter así produce una esperanza viva una experiencia viviente de que el amor de Dios es para él. Un nuevo poder de buena voluntad en el acto que corona la regeneración (v.5).

Después de todo, Pablo nos da un análisis más profundo del amor de Dios. (Cp. 5:6-8)

Al amor se le describe como una actividad de Dios que viene al encuentro de la persona aunque esté en su mayor depravación y le redime por medio de la cruz de Cristo. El bondadoso amor de Dios jamás se tarda, ya que con sus manos extendidas, y por su gracia se enfrenta a toda crisis.

Cristo viene al encuentro de la persona, y no de las personas a El. Cuando éstos se hayan sin fuerzas, en impiedad de pecado y enemigos de Dios. Estas son las condiciones de las personas sin gobierno. Este no es el que asciende hasta Dios, sino que Dios desciende para abrazar a la persona es su más terrible necesidad (v.8). Tenemos también la expresión más elevada del gozo (v.11).

Pablo declara tres verdades muy importantes de la justificación en la vida cristiana: La fe (v.1), La esperanza (v.2) el amor (v.5). Las personas que verdaderamente ha sido justificada tiene todo el apoyo necesario de la gracia divina para empezar a echar mano de plena herencia de la santificación. De acuerdo a Ro. 5:1-9, el creyente tiene paz con Dios y acceso al trono de la gracia.

Con este mensaje Pablo proclamó por medio de todo el Imperio Romano que conmovió a la Iglesia para liberarla de la creencia de una justicia que se obtenía por medio de las obras, tal como creía la Iglesia Católica Romana y por qué no decirlo algunos creyentes dispensación alistas.

La sobreabundante gracia (Romanos 5:10-21), El apóstol Pablo ha dejado establecido que la justificación se llevó a cabo por la sangre de Cristo y por la fe. Ahora en (5:10-25) Pablo exalta la gracia de Dios como mucho más efectiva que cualquier poder evidente del pecado y de la muerte. Pablo usa como ilustración que hay dos reinos que hacen valer sus derechos para reinar e influir, el primero es el pecado y la muerte, el segundo es el reino de la justicia y de la vida.

El reino del pecado y de la muerte LA LEY

La muerte reinó desde Adán hasta Moisés (v.14)

La muerte reinó por medio de uno (v.17)

El pecado reinó en la muerte (v.21)

 El reino de la justicia y de la vida LA GRACIA

Reinarán en vida (v17)

La gracia reina por la justicia (v.21)

Este argumento que esgrime Pablo, él afirma en que todas formas de la justicia y de la vida que vino por medio de Cristo (vea Juan 1:17). Este reino es más poderoso y superior al reino del pecado y de la muerte que vino por medio de Adán. Pablo señala los siguientes contrastes.

El don de la gracia es más dinámico que la ofensa de Adán (.15)

La justificación tiene mayor capacidad para la condenación (v. 15b)

Aquellos que reciben la gracia ejercen dominio propio, mientras el pecado esclaviza a sus victimas (v.17)

La justificación es posible de alcanzar por la elección (v.18)

La obediencia de Cristo nos hace justos, mientras que la obediencia de Adán nos hace pecadores (v.19b).

Donde quiera que reine el pecado y la muerte la gracia pude asentar su reinado de justicia (v.20b y 21).

Los versículos (15, 16) Se pueden confundir, ya que combinan una similitud con una diferencia para leer este pasaje con revelación y entendimiento, ha de tenerse en cuenta dos hechos importantes en cuanto a su esfera de influencia, en segundo lugar, no son iguales en cuanto a la manera de su influencia. Aunque la esfera del pecado es igual a la esfera de la gracia. Pero, la influencia es totalmente diferente. El pecado de Adán fue de inclinación a la debilidad, mientras que el paso de Cristo fue una obligación santa Pablo esta comparando dos reinos que se oponen entre si, el reino del pecado y de la muerte, por medio de Adán, y el reino de la gracia y de la vida, por medio de Jesucristo. Nadie puede serle fiel a Adán y a Cristo a la misma vez.

CAPITULOS 6-8

Ahora nos ocuparemos de esta sección que consideraremos como: Resucitados para santificar. En primer lugar notamos que el capítulo 6 se refiere a que como el creyente está muerto al pecado, el 7 explica que el creyente está muerto en cuanto a la ley; y en el 8 se analiza que el creyente está vivo en la victoria que el Espíritu Santo da. Estos tres capítulos son una explicación a la frase “reinaran en vida” El capítulo 6 nos habla de que el pecado ya no reina sobre el creyente, el 7 nos explica como la ley y el pecado ya no reina sobre el creyente y el 8 nos explica cómo la morada del Espíritu Santo nos da, no sólo vida sino libertad.

«Sabéis» (6. 1-10). Podemos notar que Pablo usa la palabra “sabéis” en (vv. 3,6,9,16). Esto es de suma importancia porque, el enemigo, la carne, nos quiere mantener en oscuridad en cuanto a verdades espirituales que debemos conocer y desafortunadamente muchos no conocen. Si la gracia de Dios abunda cuando hay pecado (5.20) pudiéramos decir que el creyente debería vivir en pecado. Pablo demuestra una rotunda negación. “En ninguna manera” (6.1). Esta es la verdad en nuestra relación con Cristo, no solamente que Cristo murió por nosotros, sino que nosotros morimos con El, cuando el Espíritu Santo nos Bautizó y nos unió al cuerpo de Cristo, su iglesia, y fuimos sepultados con El y además resucitados a una vida nueva.

Los versículos (3-4) no se refieren al bautismo en agua, como muchos enseñan, sino a la operación del Espíritu Santo al “situarnos” en Cristo como miembros de su cuerpo. Cuando Cristo murió, nosotros morimos con El, al El resucitar nosotros también resucitamos, esta es nuestra posición en Cristo. Ya no sólo El murió por el pecado, sino que murió al pecado (10). Dicho de otra manera El rompió, destruyó la vieja naturaleza (v.6). Sabemos que la vieja naturaleza está allí, pero la cruz de Cristo la ha despojado de su poder, por la razón de que morimos con Cristo a todo lo que pertenece a la vieja naturaleza.

Les invito a leer Romanos 6: 1-10 y descubra por usted mismo de que el creyente está muerto al pecado (v.2); la vieja naturaleza ya ha sido crucificada (v.6) y el creyente ha sido libertado del pecado (v.7). Y la vieja naturaleza no puede reinar en el creyente que conoce la verdad, la confiesa con fe y se puede presentar a Dios aprobado.

No es suficiente que sepamos la nueva posición que tenemos en Cristo por la fe, (v.11), sino que además tenemos que considerar lo que la Biblia dice respecto a mí. “Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro” Considerar el la fe en acción que descansa en la Palabra de Dios a pesar de las circunstancias y emociones o sentimientos. La crucifixión es una muerte que no se la puede aplicar usted mismo; usted tiene que ser crucificado por otro. Si consideramos este paso de fe que cree en la Palabra de Dios, entonces Dios actúa en consecuencia.

Nos tenemos que presentar (12-23). Si los creyentes se consideran muertos al pecado, es la única manera que demostraría su fe. Es este, el tercer paso para el proceso de lograr la victoria sobre la carne. Debemos notar “No reine, pues” del versículo 12. Este sometimiento es un acto de nuestra voluntad, es un paso de obediencia al Señor. No es suficiente saber esta hermosa doctrina, tenemos que dar el paso final de presentar nuestra vieja naturaleza al Señor.

En ( vv 16-26) Pablo nos da un ejemplo del amo y el criado. Nadie puede servir a dos amos. Antes de nacer de nuevo nos sometíamos al pecado y la muerte (v.23). Pero ahora que conocemos a Cristo como nuestro Salvador, somos libres, libres del pecado, tenemos una nueva posición en Cristo, eso nos da un nuevo Amo y Señor, tanto como una nueva naturaleza. Ahora siervos de la justicia, el lugar de ser siervos del pecado. Cuando presentamos nuestros miembros a Cristo como instrumentos (v13), El entonces controla nuestra vida y podemos llevar frutos de santidad. (22)

Tenemos que entender que no es suficiente saber que Cristo murió por nosotros. Tenemos también que conocer que tenemos una nueva naturaleza interna; debemos saber que la vieja naturaleza fue derrotada en la cruz. Saber, considerar y presentar, estos pasos no conducirán a la victoria de cada día sobre la vieja naturaleza. Estos pasos nos conducirán al trono donde Cristo es exaltado y donde además reinaremos en vida con El. Siendo siervos de la justicia y no esclavos del pecado y de la muerte, La respuesta al problema del pecado no es simplemente determinación, disciplina, reforma, legislación, ni ningún otro esfuerzo humano. La victoria la alcanzamos solamente por medio de la cruz de Cristo y su gloriosa resurrección

ROMANOS 7

Algún tiempo después que la persona ha sido salvada y entiende la liberación de su pecado, es probable que la persona esté buscando mantener una vida recta, tratando de vivir conforme a una regla llamada la ley.

Surge una pregunta: ¿Cómo es que la ley es defectuosa? No es ciertamente en cuanto a su origen, sino en que sea una base para justicia. La ley es espiritual (.14), pero su misma espiritualidad no es capaz de justificar a la persona carnal, sino que ella pone en vigor la sentencia de muerte y condenación. Además la ley se halla desprovista de vida y de espíritu.

Una ilustración nos presenta todo lo que halla en este capítulo, pero además nos muestra que la justicia viviente no se encuentra en la ley. La justicia ha de venir por la muerte de Cristo en la cruz y su poderosa resurrección.

En los versículos (1-6), el marido, la ley, no muere literalmente, sino que la mujer (el creyente) participa en la muerte y resurrección de Cristo y es resucitada para uniese a un nuevo esposo, Cristo. Puede que la ley le exija al creyente espiritualidad, pero no puede darla. La impartición de justicia sólo pude obtenerse por medio del Espíritu Santo que da vida al creyente El es quien puede hacer las cosas nuevas en cada creyente.

En los versículos (7-25) nos enfrentamos con dos problemas. El primero del YO independiente, el segundo, el pecado que mora en mi En el capítulo 7 queda en evidencia el yo independiente, por medio del empleo constante del pronombre yo o su equivalente. Mientras el YO no se someta, no importa cuan noble o ambiciosamente sea, se encuentra desposado con la ley.

¿Cuál es la aplicación práctica de todo esto? Nuestra nueva posición delante de Dios, como muertos ala ley, no esperamos de que obedezcamos a Dios mediante nuestras fuerzas. Realmente Dios no nos ha esclavizado bajo una especie de ley cristiana que tenemos que obedecer para conseguir la santidad. Nos ha dado el Espíritu Santo que nos capacita para cumplir las exigencias de la santidad de Dios. Los creyentes pueden tener la victoria del capítulo 6 y dejar la esclavitud de la carne, pero mucho más que eso en la vida cristiana. Tenemos que aceptar las verdades de Romanos 7; que en realidad somos un fracaso, cuando empezamos a obrar con nuestras fuerzas, y que la ley es buena pero que somos carnales y después permitir al Espíritu Santo que obre su voluntad en nuestras vidas. Y que Dios nos capacite para considerarnos muertos al pecado (6) y a la ley (7), para que así podamos por medio del Espíritu Santo, disfrutar de la bendita libertad de los hijos de Dios y así glorificar a Dios viviendo en santidad.

CAPITULO 8

En este capítulo respondemos sobre la santificación (6-8). El Espíritu Santo domina todo este capítulo, por que a través de El morando en nosotros podemos vencer a la carne y podemos tener una vida cristiana fructífera. En este capítulo resumimos el estado del creyente.

No hay ninguna condenación;: (vv. 1-4) En estos versículos llegamos a la conclusión del argumento de Pablo del capítulo 7. Es muy importante de que aquí el apóstol no analiza la salvación, sino el problema de cómo el creyente puede hacer algo bueno a pesar de tener una naturaleza de pecado. ¿Cómo es que un Dios santo puede aceptar algunas cosas que hacemos cuando no tenemos “nada bueno” que mora en nosotros? Nos parece que El tendría que condenar todo pensamiento y obra que hacemos.

Pero no hay ninguna condenación puesto que el Espíritu Santo mora en nostros para cumplir la justicia de la ley. Es que la ley no puede condenarnos por que estamos muertos a ella. Tampoco Dios nos puede condenar, porque el Espíritu Santo capacita al creyente a andar en el Espíritu, y por lo tanto satisface las exigencias santas de Dios.

Podemos glorificar a Dios, cuando conocemos de que los hijos de Dios no estamos bajo la ley, de que Dios no espera que hagamos buenas obras en el poder de la carne. Cuando el creyente entiende que, no hay ninguna condenación se da cuenta de que el Espíritu que mora en nosotros agrada a Dios. ¡Que gloriosa salvación tenemos en Cristo! “|Estad, pues firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis ora vez sujetos al yugo de esclavitud” Nos advierte Pablo en (Ga. 5:1)

“No hay ninguna obligación”. Porque no hay ninguna relación entre el Espíritu y la carme. (vv .5-17). Los creyentes pueden tener dos disposiciones, se pueden inclinar hacia las obras de la carne y tener enemistad con Dios, o pueden inclinarse a las cosas se Espíritu, y ser un creyente espiritual disfrutando de paz y gozo, ya que la mente carnal no puede agradar a Dios; tan sólo el Espíritu obrando en el creyente y través del creyente puede agradar a Dios..

El creyente no tiene ninguna obligación con la carne (v.12).Nuestra única obligación es hacia el Espíritu Santo; ya que nos convenció y a la vez nos mostró nuestra necesidad de salvación; fue el Espíritu el que impartió fe salvadora, e implantó una nueva naturaleza en el creyente, al tiempo que le da testimonio de ser hechos hijos de Dios.

En el versículo (15), se le llama “el Espíritu de adopción”. Vivir en la carne o bajo la ley, conduce a servidumbre más el Espíritu conduce a una vida de libertad en Cristo. Esta libertad para el creyente jamás significa hacer lo que se le antoje, ya que esa es la peor esclavitud. La libertad cristiana en el Espíritu es libertad de la ley y de la carne, y así podemos agradar a Dios y llegar a ser lo que El quiere que seamos. El vocablo adopción en el NT no significa lo que denota hoy día, recibir un niño dentro de nuestra familia como miembro legal de ella. El término griego significa: colocar como hijo y hacerlo legitimo heredero. Cada es un hijo de Dios por nacimiento (ver Juan 1:13) y heredero de Dios y coherederos con Cristo, de tal manera que El no puede recibir la herencia hasta que nosotros estemos allí para compartirla con El. El creyente tiene que hacer morir las obras de la carne por el poder del Espíritu (v.13).

“No hay ninguna separación” (vv 18-39). El creyente está esperando la adopción la redención de nuestro cuerpo (v 23). Ya el alma ha sido redimida, pero no el cuerpo. Esperamos en plena confianza, pero, debido a que el Espíritu Santo nos ha dado como primicias la liberación que Dios tiene para el creyente en el futuro. Incluso si morimos, el Espíritu, quien nos ha sellado para el día de la redención (Ef. 1: 13-14) vivificará nuestros cuerpos (11). Podemos notar en este capítulo tres gemidos en los versículos 22-26. El primero todo la creación gime (v.22), en segundo lugar en segundo lugar el Espíritu gime esperando la venida de Cristo (v.23) y en tercer lugar el Espíritu gime al interceder por nosotros (v.26). Tenemos el privilegio de orar en el Espíritu. Tal vez muchas de nuestras oraciones son el la carne, oraciones largas, con palabras bonitas, pías, que glorifican al hombre y dan nauseas a Dios (Is. 1:11-18). Mientras oramos el Padre escudriña nuestros corazones y sabe lo que el Espíritu desea, y esto es lo que nos concede.

Es importante saber que el Espíritu siempre ora de acuerdo a la voluntad de Dios (28). Que los creyentes sean formados a la imagen de Cristo (v.29). Entonces podemos reclamar la promesa del versículo 28 debido al propósito del versículo 29, Debemos notar que todos los verbos en el versículo 30 están en tiempo pasado: llamó, justificó, y glorificó al creyente.

El apóstol Pablo concluye haciendo cinco preguntas (vv 32-35) y las responde con claridad meridiana. No tenemos necesidad de inquietarnos por lo que Dios hará, porque si Dios es por nosotros y no contra nosotros. La prueba es que El dio lo mejor que tenía en la cruz del Calvario, y nos dará cualquier otra cosa que necesitemos. ¿No puede alguien acusarnos de pecado? La respuesta es un rotundo ¡NO! Hemos sido justificados y esta posición delante de Dios nunca cambia/ ¿Puede alguien condenarnos? ¡NO! Cristo murió por nosotros y ahora vive como nuestro Abogado a la diestra del Padre. ¿Puede alguien separarnos del amor de Dios? ¡NO! No siquiera todo el sistema compuesto por principados y potestades (v.38) No hay ninguna condenación, ninguna obligación y tampoco ninguna separación (v.37)

CAPITULO 9

Los próximos tres capítulos se refieren a la historia espiritual del pueblo de Israel; pasada (Cáp. 9), presente (Cáp.. 10) y futura (Cáp., 11). El propósito del apóstol Pablo es explicar cómo Dios pudo poner a un lado a su pueblo escogido salvar a los gentiles, y cómo El restaurará a la nación en el futuro.

La elección de Israel defendida. (9:1-13)

Ocho bendiciones de la elección (vv 1-5)

Pablo sentía una gran admiración por Israel. Sus palabras nos hacen recordar a Moisés en Éxodo 32:31,32

La adopción. escogidos por Dios gracias a su amor (véase Is. 43:20-21). Cristo nos amó tanto que se hizo maldición por nosotros.

La gloria: la presencia de Dios en el tabernáculo (Ex. 24: 16,17).

Los pactos: Dios, a través de Abraham, Moisés y David, dio pactos inmutables al pueblo de Israel.

La promulgación de la Ley: Dios nunca se relacionó así con el pueblo gentil. En cambio Israel oyó su voz y recibió sus leyes para gobernar sus vidas.

El culto: los sacerdotes en el tabernáculo eran un privilegio de Dios.

Las promesas: muchas de esas promesas de Antiguo Testamento se han cumplido y muchas más aun no se han cumplido para el pueblo judío.

Los patriarcas: Abraham, Isaac y Jacobo y sus doce hijos formaban el cimiento de la nación.

El Mesías: Cristo fue un judío, de la tribu de Judá, que nació según la ley. (9.5).

Podemos asegurar que ninguna otra nación tuvo estas maravillosas bendiciones; sin embargo, Israel las dio por entado y a fin de cuenta rechazó la justicia de Dios. El creyente, también pertenece a los elegidos y tiene similares bendiciones de las cuales disfruta, por ejemplo, la adopción (Efesios 1.5); gloria (Efesios 1:6-7); el nuevo pacto a través de la sangre de Cristo (Hebreos 9:10); la ley escrita en el corazón (2 Corintios 3; Hebreos (10:16-17); servicio sacerdotal mediante Cristo (1 Pedro 1:4); tenemos a Abraham como padre de los que creen :(Galatas 3:7). Y todo eso por que tenemos a Cristo.

La base de la elección (vv 6-13).

El la elección Dios ejerce su voluntad soberana para lograr su plan perfecto. Tenga presente de que elección que habla Romanos 9-11 es nacional y no individual. Si aplicamos las verdades de estos capítulos a la salvación o a la seguridad del creyente individual, es errar su mensaje por completo. Es más, Pablo cuidadosamente destaca que está hablando a los judíos y a los gentiles como pueblo, no como pecadores individuales.

Abraham: fue escogido como padre de la nación hebrea, pero Pablo afirma que no todos los israelitas son verdaderos hijos de Israel. (Véase también 2: 25-29). Abraham tuvo muchos hijos (Génesis 25:1-6), pero solamente uno escogido Isaac, quien fue el hijo de la promesa por fe.

Isaac: fue el hijo de la promesa por fe (véase Gl. 4:21-31), mientras que Ismael fue el hijo de la carne por medio de las obras. La verdadera “simiente de Abraham” son los creyentes y no sólo los que tienen sangre judía en sus venas.

Jacob: Dios pasó por alto a Esaú, el primogénito, y escogió a Jacob, tomo su decisión incluso antes de que los niños nacieran, Se preguntará usted ¿Por qué? Para mostrar que el propósito de Dios al elegir a su nación se cumpliría. Esaú decidió rebelarse contra Dios, pero los propósitos de Dios no dependen de las decisiones de las personas. No podemos explicar la relación entre las decisiones de las personas y los propósitos de Dios, pero sabemos que ambas cosas son verdaderas y se enseñan en la Palabra de Dios.

La elección de Israel defendida (9:14-33

La doctrina de la elección nacional de Israel nos lleva a considerar varias preguntas cruciales. Una de ellas: ¿Es Dios injusto? (vv 14-18) ¡Por supuesto que no! Ya que la elección no tiene nada que ver con la justicia, sino más bien con la gracia, Muchos dicen que: “Dios es injusto si escoge a uno e ignora a otro”. Pero el propósito de Dios va más allá de la justicia; porque si Dios hiciera nada más que es justo, tuviera que condenarnos a todos nosotros. El apóstol Pablo usa a Moisés (Ex. 33: 19) y al Faraón (Ex. 9”16) como prueba de que Dios puede hacer lo que desee al dispensar su gracia y su misericordia. Nadie merece la misericordia de Dios y nadie puede condenarlo por su elección de Israel o por haber pasado por alto a otras naciones

Preguntamos ¿Por qué Dios encuentra faltas si nadie puede resistir su voluntad? (vv 19-29). Pablo nos explica con la parábola sobre el alfarero, en Jeremías 18:1-6. Dios es el Alfarero y las naciones del mundo junto con sus líderes, son las vasijas. Algunas son vasijas de ira que Dios pacientemente soporta hasta el tiempo de su destrucción (Gn 15: 16) Otros son vasijas de misericordia que revelan su gloria. (Oseas 2:23 y 1: 10) que demuestran que Dios prometió llamar un “pueblo” de entre los gentiles, un pueblo que sería llamado “hijos del Dios viviente”.Esta el sin lugar a duda la Iglesia (véase 1 Pedro 2:9-10) (Isaías 10:22-23), que nos muestra que remanente de judíos también se salvaría (Is. 1:9). El propósito de Dios en la elección hace posible que tanto judíos como gentiles sean salvos por gracia. Ni el judío ni tampoco el gentil podrían ser salvos de ninguna otra manera que por la gracia de Dios.

Aquí encontramos la paradoja de la historia: los judíos trataron de ser justos y fueron rechazados; los gentiles, que no tuvieron los privilegios de los judíos, fueron recibidos. La razón es que los gentiles recibieron la justicia por la fe y mediante la gracia de Dios. Los judíos tropezaron por el Mesías crucificado (véanse Is. 8:12; 28:16; Mt 21: 42; 1 CCO 1:23; 1 P 2: 6-8) Querían un Mesías que guiaría a la nación a la libertad y gloria políticas; no podían creer en un Cristo crucificado.

El propósito de Pablo es este capítulo es explicar la posición de Israel en el plan de Dios. Israel era una nación elegida que se le había dado privilegios como ninguna otra; y sin embargo, había fallado miserablemente al no seguir el programa de Dios para redecir a todo el mundo. El capítulo entero exalta la gracia soberana de Dios sin minibar la responsabilidad de la persona para tomar las decisiones correctas. La Palabra de Dios prevalecerá independientemente de la obediencia humana. Los que crean serán salvos y los rebeldes serán condenados. Resumiendo: sin la gracia de Dios, no habría salvación.

CAPITULO 10

En el capítulo anterior vimos Los Caminos de Dios Defendidos, en este capitulo encontramos Los Caminos de Dios declarados. Este capítulo es, ciertamente, una declaración de los caminos salvadores de Dios. Primeramente describe la justicia que es por la ley y después la justicia que es por la fe. La fe se produce en el corazón del creyente a causa de la predicación del Evangelio, que incluye el mensaje del señorío de Cristo y su resurrección de entre los muertos. Una vez que se oye y se cree este mensaje, entonces no existe diferencia alguna entre el judío y el griego

En los versículos (11-13) Pablo sita de nuevo Isaías 28:16 “Todo aquel que en El creyere, no será avergonzado”. Al judío no le gustaba el término “todo aquel”. Puesto que se creían el único “pueblo escogido” Pero en el versículo (13) Pablo cita a Joel 2:32 para demostrar que ¡cualquiera que invoque a Cristo es salvo, y no solamente el judío!

El remedio para el rechazo (10:14-17).

La secuencia es como sigue: (a) se envían a los mensajeros; (b) declaran la Palabra’ (3); los pecadores oyen la Palabra; (d) los pecadores creen a la Palabra; (e) invocan a Cristo; (f) ¡son salvados!. El argumento es lógico; los pecadores no pueden salvarse sin la Palabra de Dios, porque “la fe es por el oír, y por el oír la Palabra de Dios” (17).

En el versículo (15) Pablo se refiere a Isaías 52:7, un versículo que tendrá su cumplimiento total en el día en que Israel sea restablecida en su reino. Pablo aplica este pasaje a la proclamación del evangelio de paz, paz con Dios y paz entre el judío y el gentil, (Ef 2: 13-17) al Israel que hoy está perdido. A menudo usamos Romanos 10: 14-15 como base para nuestra acción de enviar misioneros a las naciones gentiles y por cierto que esta aplicación es válida; pero el significado básico aquí es la proclación del evangelio a Israel hoy.

Llevamos el evangelio a los judíos, no debido a Romanos 10: 14,15. Si sentimos la carga que sentía Pablo por el pueblo de Israel desearemos llevarle el evangelio. El testigo que lleva el evangelio a los perdidos , sea judíos o gentiles, ciertamente tienen “hermosos pies” a los ojos de Dios

¿Cuál se la actitud de Israel hoy? La de Isaías 51:1: “¿Quién ha creído a nuestro anuncio”? Así como Israel se alejó en su incredulidad en el día de Cristo (Juan 12: 37,38) y durante el tiempo de testimonio de los apóstoles, en Hechos 1-7, así la nación hoy está afincada en la icredulidad. En el versículo 18 Pablo cita el Salmo 19:4, para mostrar que la Palabra de Dios, incluso por medio de la naturaleza, ha llegado al mundo entero; Israel no tiene excusa.

El resultado del rechazo (10:18-21)

Como resultado del rechazo a Israel, Dios se ha vuelto a los gentiles y ahora está tomando de entre ellos un pueblo para su nombre (Hechos 15). Pero esto no debe sorprender a los judíos, ya que en Deuteronomio 32:21) El prometió usar otras naciones para provocar a celos a Israel y también el en Isaías 65:1, 2 Dios anunció que Israel sería desobediente, pero que los gentiles hallarían en El su salvación.

En bueno que tengamos presente que el AT en efecto prometía la salvación de los gentiles; pero en ninguna parte se enseña que los judíos y los gentiles serían parte del mismo plan, ni que tampoco los creyentes de ambas razas serían uno en Cristo.

Observemos que programa que da el AT es que los gentiles se salvarían mediante el ascenso de Israel, o sea, su establecimiento como reino. Pero, Israel cayó. Preguntamos: ¿Qué haría entonces Dios con los gentiles? Pablo destaca en Romanos 9-11 que la misericordia se extendió a los gentiles a través de la caída de Israel (11:11). Dios entregó a todos los seres humano, ya sean judíos o gentiles, a la incredulidad; de esta manera El podía tener misericordia de todos mediante la gracia que se hizo posible en el Calvario (11:32).

El versículo 21 indica claramente la actitud de Dios hacia Israel, incluso hoy. Aunque se ha desechado a la nación en ceguera e incredulidad (2 Co. 3:15-4:6; Ro 11:25). Dios busca ardientemente tanto la judío no salvo como al gentil perdido.

CAPITULO 11

Los caminos de Dios demostrados (Capítulo 11). Este capítulo comienza con una pregunta ¿Ha desechado Dios a su pueblo? Y el mismo responde “en ninguna manera porque yo también soy israelita de la descendencia de Abraham…(v. 1:-12.

En conformidad con el resto de la Escritura, Pablo nos recuerda que sólo un remanente de Israel sería salvado, no todo el pueblo sin discriminación. Esta es la enseñanza constante del AT; de ahí que Pablo cite a Isaías en su apoyo, “Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo; …Si el señor de los ejércitos no nos hubiese dejado descendencia; como Sodoma hubiéramos venido ha ser…Señor ¿quién ha creído a nuestro anuncio?.. Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia” (Romanos 9:27-29; 10:16; 11:3-5).

Pablo, y los demás apóstoles de la primera hornada, fueron miembros de este “remanente” Más la mayoría de los judíos se oponen a este grupo de escogidos, ya desde entonces (Hech. 13:38-48) La autoexclusión de los hebreos comporta la reconciliación de los gentiles (v 15). Su trasgresión es la riqueza del mundo (v.12). Las ramas, Israel, fueron desgajadas, y los paganos convertidos al Evangelio, siendo olivo silvestre, fueron con todo, injertados en lugar de ellas; de modo que los gentiles “hemos sido hechos participantes de la RAIZ y de la RICA savia del olivo” (v. 17).

Mediante esta metáfora de las ramas y de los injertos silvestre Pablo explica, como hemos visto, la apostasía de los judíos y la conversión de los gentiles.

La tragedia de Israel estriba en no haber aceptado estas realidades, que estaban latentes e en el AT, y que el Hijo del Hombre vino e explicar. Así como los antepasados vendieron por envidia a José, rechazaron a Moisés y persiguieron a muerte a los profetas, así también los contemporáneos de Jesús le rechazaron y crucificaron. Apredearon a Esteban, encarcelaron a los apóstoles, resistieron al Espíritu Santo y corrompieron la interpretación de las Escrituras.

¿Ha desechado Dios a Israel? Es muy evidente que la misión de Jesús consistió en inaugurar un tiempo profético, previo a la gran consumación escatológica. El Reino de Dios -cuyas bendiciones en plenitud son actuales-. Por tanto aquellos que recibimos la proclamación del Reino somos considerados como un solo cuerpo, la Iglesia, que es considerada el pueblo de Dios, tanto gentiles como judíos. “Porque El es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en Si mismo de los dos un solo nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.”(Efesios 2: 14-16).

CAPITULO 12

Habiendo terminado Pablo la parte de su epístola en que argumentaba y prueba diversas doctrinas que son aplicadas prácticamente, aquí plantea deberes importantes a partir de los principios del evangelio. El ruega, que como hermanos en Cristo, que por las misericordias de Dios presenten sus cuerpos en sacrificio vivo a El (vv.1,2) Este es un poderoso llamamiento. Recibimos diariamente del Señor los frutos de su misericordia. Es por ello que debemos presentar, todo lo que somos, lo que tenemos, lo que hacemos, ya que después de todo, ¿qué tanto es en comparación con las grandes riquezas que recibimos? Es aceptable a Dios un culto racional, por lo cual somos capaces y estamos preparados para dar razón, y lo entendemos. La conversión y la santificación son la renovación de la mente; cambio, no de la sustancia, sino de las cualidades del alma.

El gran enemigo de esta renovación es conformarse a este mundo. Tenemos que tener cuidado de formar planes para la felicidad, como si estuviera en las cosas de este mundo, que pronto pasan. Procuremos no caer en las costumbres de los que andan en las lujurias de la carne, y se preocupan de las cosas terrenales. La obre del Espíritu Santo empieza, primero, en el entendimiento y se efectúa en la voluntad, los afectos y la conversación, hasta que hay un cambio de todo en la persona a la semejanza de Dios, en el conocimiento, la justicia y la santidad de la verdad. Así, pues, ser piadoso es presentarse a Dios.

Los versículos 3-8. Encontramos que el orgullo es un pecado que está en nosotros por naturaleza; necesitamos que se nos advierta y que seamos armados en su contra. Todos los santos constituyen un cuerpo en Cristo que es la Cabeza del cuerpo, y el centro común de su unidad. En el cuerpo espiritual hay algunos que son aptos para una clase de obra y don llamados a ella; otros, para otra clase de obra.

Tenemos que hacer todo el bien que podamos, unos y otros, para provechos del cuerpo. Si pesáramos debidamente en los poderes que tenemos, y cuán lejos estamos de aprovecharlos apropiadamente, eso nos humillaría. Pero, como no debemos estar orgullosos de nuestros talentos, debemos cuidarnos, no sea que so pretexto de la humildad y la abnegación, seamos perezosos en entregarnos para beneficio de los demás. No debemos decir, no soy nada, así que me quedaré quieto y no haré nada; sino no soy nada por mí mismo y, por tanto, me daré hasta lo sumo en el poder de la gracia de Cristo. Sean cuales fueren nuestros dones o situaciones, tratemos de ocuparnos humilde, diligente, alegre y con sencillez, sin buscar nuestro propio mérito o provecho, sino el buen de muchos en este mundo y el venidero.

En los versículos (9-16) Encontramos una guía condensada para aquellos creyentes que ha escogido vivir esta vida de amor.

El amor se revela por su reacción

Hacia el bien y el mal (v.9) El amor sea sin fingimiento. Hacia todos los creyentes (v.10) Amor fraternal. Para el trabajo de toda clase (v.11) Sirviendo al Seños con inteligencia. Para diversas circunstancias (v.12) Gozosos en la esperanza. Hacia sus posesiones (v.13) Compartiendo las necesidades. Hacia sus oponentes (v.14) Bendiciendo a los que nos persiguen. Hacia las circunstancias de otros (v.15) Goza con los que se gozan y llora con los que lloran. Hacia el rango y posición (v.16) Nos recomienda que no seamos sabios en nuestra opinión. Hacia todas las personas (v.17a) El amor no pagará mal por mal..Hacia todas las personas (v.18) En cuanto dependa de nosotros tened paz. Un consejo más (v.19) No demos lugar a la ira. Quien anda en amor cree en la justicia perfecta de Dios (vv 20-121).

CAPITULO 13

Los creyentes no necesitamos que las leyes humanas se pongan en vigor, para ser de ellos ciudadanos respetuosos a la ley. Así como tampoco los gobiernos humanos no necesitan condenar a muerte a un verdadero creyente por quebrantan la ley moral. El creyente se halla motivado por la ley del amor hacia su prójimo, ya que tienen un concepto muy elevado de la misma (v,10).

Por otra parte los creyentes han sido llamados a apartarse del mundo, pero todos tenemos responsabilidades con el Estado. Las “autoridades superiores” (v.!) son los gobernantes del mundo, pero ellos tienen responsabilidades hacia el gobierno. El mejor ciudadano debe ser el creyente. Aunque la iglesia no debe involucrase en partidos políticos, pero los creyentes como individuos debe usar los privilegios que Dios les ha dado como ciudadanos para vigilar que se elijan los mejores líderes, y que se apliquen las leyes con justicia (vv 1-4). Los gobernantes son el terror para los malos, no para los buenos, de manera que aquellos que viven como creyentes no tienen necesidad de tener temor alguno. Dios ha establecido tres instituciones en la tierraL1) La familia (Gé. 2) (2) La iglesia (Hech. 2) (3) el gobierno humano (Gé. 9). Estas funciones no deben superponerse, cuando esto ocurre, hay confusión y problemas.

Una conciencia dirigida por Espíritu Santo eleva al creyente a su nivel más alto. Cuando un creyente desobedece al Señor, lo sabemos, cuando el Espíritu Santo convence a nuestra conciencia. Muchas personas tienen mala conciencia, y por lo tanto no son confiables. Al contrario de ellos el creyente debe tener una buena conciencia (1 Ti. 1:5). Si siempre se rechaza al Espíritu Santo, esto conduce a una conciencia corrompida Ti.1:15). Una conciencia cauterizada (Ti. 4:2); se convierte en una conciencia desechada (Ti. 1:16).. Pablo nos amonesta a pagar las contribuciones y dar el honor adecuado a todos los oficiales (vv 5-7).

CAPITULOS 14. 15,16

Los capítulos 14 al 16 tienen que ver con aquellos problemas y obligaciones de la fe y el amor que todavía persisten aun después de que uno ha sido librado de todo pecado y de haber sido llenado con el Espíritu Santo. En su obrar, la fe y el amor son personales (Capítulo 12), nacionales (capítulo 13) y universales (capítulos 14-16). No solo Pablo, sino también Pedro enseñaron y oraron por los creyentes en cuanto a asuntos muy sensibles de diario vivir. Pablo escribió a los filipenses 1:9-10 “y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo” Los creyentes necesitan tener conocimiento y discernimiento para saber cómo expresar su fe en Cristo y su amor hacia todos los santos y el pecador en asuntos prácticos. La fe y el amor ejercitan su poder en por lo menos siete esferas en todas las cuales Jesucristo es resucitado de entre los muertos para el Señor.

El amor debe gobernar los asuntos de la conciencia (14:1-12).

Pablo señala los peligros de convertirse en juez y propinar ofensas en asuntos sensitivos de conciencia. El débil en la fe no ha de ser juzgado en asuntos, tales como comidas y ciertos días especiales.

Como repuesta final, Pablo establece la ley del amor y dice:”Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser así de los muertos como de los que viven” (14:9)

El amor no puede actuar en contra de una sociedad débil (14: 14-23). Si llevamos a un hermano a la condenación por ofender su débil conciencia, estamos quebrantando la ley de amor. Lo que nosotros tenemos que hacer es edificar a nuestro hermano en Cristo por medio de nuestra conducta en el amor, la paz. La justicia y el gozo del Espíritu Santo.

Es muy importante, que la palabra griega kamon no se halla en esta porción a los Romanos, pero ella se emplea cinco veces en el NT. Uno de los significados de esta palabra es gobernante, vara de medir, aquello que se emplea para medir algo. Es decir para medir los valores de la vida y de la conducta, Pablo usa el amor como vara de medir el reino. La medida se declara en estos versículos: “El reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo Porque el que en esto a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación”. (14:17-19)

CAPITULO 15

La libertad cristiana se permitió, no para nuestro placer, sino para la gloria de Dios y para el bien del prójimo. Debemos agradar a nuestro prójimo por el bien de su alma; no para servir su mala voluntad, ni contentarlo de manera pecaminosa; si así buscamos agradar a los hombres, no somos siervos de Cristo. Toda la vida de Cristo fue una vida de negación y de no agradarse a sí mismo.

Si consideramos su pureza y santidad inmaculadas, nada podía ser más contrario a El, que ser hecho pecado y maldición por nosotros y que cayeran sobre El los reproches de Dios: “el justo por los injustos”. El llevó la culpa del pecado, así como la maldición es este; nosotros sólo somos llamados a soportar un poco del problema. El llevó los pecados impertinentes del impío; nosotros sólo somos llamados a soportar las fallas del débil.

Nuestro Maestro, invita a sus discípulos y los alienta mostrándose a ellos manso y humilde de espíritu. La misma disposición debe caracterizar la conducta de sus hijos, especialmente al del fuerte para de débil. El final de todos nuestros actos debe ser que Dios sea glorificado; nada fomente esto más que el amor y la bondad mutua de los que profesamos el cristianismo. Aquellos que concuerdan en Cristo, bien pueden concordar entre ellos. (vv.1-7).

No debemos olvidar que cristo cumplió las profecía y las promesas relacionadas con los judíos y los gentiles que no tienen excusas alguna para despreciarlas (Vv. 8-13). Los gentiles, al ser puestos en la Iglesia, son compañeros de paciencia y tribulación. Todos ellos deben alabar a Dios.

El llamado a todas las naciones para que alaben al Señor, indica que ellos tendrán conocimiento de El. Nunca buscaremos a Cristo mientras no confiemos en El. Todo el plan de la redención está adaptado para que nos reconciliemos unos con otros, y con nuestro bondadoso Dios, de modo que podamos alcanzar la esperanza permanente de la vida eterna por medio del poder santificador y consolador del Espíritu Santo. Nuestro propio poder nunca lograría esto; por lo tanto, donde esté esta esperanza y abunde, es el Espíritu bendito quien debe tener toda la gloria.

(Vv. 14-21)- Pablo estaba convencido que los creyentes romanos estaban llenos con un es espíritu bueno y afectuoso, y de conocimiento. Les había escrito para recordarle sus deberes y peligros, porque Dios les había nombrado ministro de Cristo para los gentiles. Pablo les predicó; pero lo que los convirtió en sacrificio para Dios fue su santificación; no la obra del apóstol, sino la obra del Espíritu Santo; las cosas impías nunca pueden ser gratas para el santo Dios.

Analicemos los versículos 22-33. El apóstol Pablo buscaba las cosas de Cristo más que su propia voluntad, y no podía dejar su obra de plantar iglesias para ir a Roma. Concierne a todos hacer primero lo que sea más necesario. No debemos tomar a mal si nuestros amigos prefieren una obra que agrada a Dios antes que las visitas y los cumplidos que puedan complacernos a nosotros mismos.

De todos los creyentes se espera justamente que promuevan toda buena obra, especialmente la bendita obra de la conversión de las almas. La sociedad cristiana es un cielo en la tierra, una primicia de nuestra reunión con Cristo en el gran día, pero es parcial comparada con nuestra comunión con El., porque sólo ella satisfará el espíritu y el alma..

Debemos aprender a valorar la oración ferviente y eficaz del justo. Si hemos experimentado el amor del Espíritu Santo no nos faltemos en este oficio de bondad para con el prójimo. Aquellos que prevalecen en oración, deben esforzarse en la oración. Los que piden las oraciones de otras personas, no deben descuidar sus propias oraciones. Aunque El conoce perfectamente nuestro estado y también nuestras necesidades. Cristo sabe todo de nosotros.

Todo nuestro gozo depende de la voluntad de Dios. Seamos fervientes en las oraciones con otros y por otros, para que, por amor a Cristo, y por el amor del Espíritu Santo, puedan venir grandes bendiciones a las almas de los creyentes y a las labores de sus ministros.

CAPITULO 16

En los versículos 1-20- El apóstol Pablo le recomienda a la hermana Febe a los creyentes de Roma. Es importante que los creyentes se ayuden unos a otros en sus asuntos, especialmente a los forasteros (ilegales); no sabemos qué ayuda podremos necesitar nosotros mismos. Pablo pide ayuda para una mujer que ha sido útil para muchos; el que riega también será regado.

Aunque el cuidado de todas las iglesias estaba con Pablo, podía recordar a muchas personas y enviar saludos a cada una; expresar interés por ellos.

Para que nadie se sienta herido, como si Pablo se hubiera olvidado de ellos, manda sus saludos al resto, como hermanos santos, aunque no los nombra. Agrega, al final, un saludo general para todos ellos en el nombre de las iglesias de Cristo.

Las exhortaciones de Pablo son muy afectuosas. Lo que sucede con las doctrinas cristianas que al apartarse de las Sagradas Escritura; abre la puerta a las divisiones y a las ofensas. Si abandonamos la verdad, no duraran mucho la paz y la unidad. Muchos que llaman Maestro, Señor a Cristo, distan mucho de servirles, porque sirven intereses mundanos, sensuales, y carnales.

Corrompen la cabeza engañando al corazón; pervierten los juicios porque se enredan en los afectos. Tenemos que cuidar nuestros corazones con toda diligencia. La política corriente de los seductores es imponerse sobre los que están ablandados por sus convicciones.

La bendición que espera Pablo es la victoria sobre Satanás. Esto incluye todos los designios y estratagemas del Satanás contra las almas para contaminarlas, perturbarlas y destruirlas; todo sus intentos son para obstaculizarnos la paz del cielo aquí en la tierra, y la posesión del cielo en el más allá. Por lo tanto debemos resistir con fe y paciencia un poco más. Si la gracia de Cristo está con nosotros. ¿Quién puede vencernos?

En los versículos 21-27 Pablo agrega recuerdos afectuosos de personas que están con él, conocidos por los creyentes de Roma. Por otro lado lo que confirma las almas es la clara predicación de Jesucristo. Nuestra redención y salvación hecha por el Señor Jesucristo, incuestionablemente es la gran misterio de la piedad. Sin embargo, bendito sea Dios, que tanto este misterio sea claro como para llevarnos al cielo, si no rechazamos voluntariamente una salvación tan grande.

La vida y la inmortalidad so sacadas a la luz por el evangelio, y el Sol de Justicia se levanta sobre la humanidad. Las Escrituras de los profetas. Lo que dejaron por escrito, no sólo es claro en sí, sino que por ellas se da conocer este misterio a todas las naciones.

Toda la gloria que la humanidad caída dé a Dios, para ser aceptado por El. Debe ser por medio del Señor Jesús, porque en El solo pueden ser agradables para Dios nuestras personas y nuestras obras .Debemos mencionar esta justicia, como suya solamente, de Aquel que es Mediador de todas nuestras oraciones, porque El es y será por la eternidad, el Mediador de todas nuestras alabanzas. Recordamos que somos llamados a la obediencia de la fe, y que todo grado de sabiduría es el único sabio Dios, debemos rendir a El, pr palabra y obra, la gloria por medio de Jesucristo; para que así esté la gracia de nuestro Señor Jesucristo con todos nosotros para siempre. ¡:Amén!

Por: Pastor Ramón Herrera

Terminado Septiembre 12-2008

El Evangelio Según San Mateo

«La Revelación del Rey»

AUTOR: La tradición de la iglesia ha atribuido desde el siglo II la composición de este evangelio a Mateo el publicano, que también es llamado Leva, hijo de Alfeo, y recaudador de tributos públicos a quien Jesús llamó y lo unió al grupo de sus discípulos.       Se dichos que Mateo es con sobrada razón el evangelio de la iglesia, aunque él escribió su evangelio a los judíos, Presentando a Cristo como el Mesías.

Es completamente evidente que Mateo está más interesado en recopilar y presentar su obra el pensamiento de Jesús, que hacerlo en una forma narrativa. Como consecuencia de este enfoque es que nos presenta:

A Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, es el Mesías que esperaban los judíos, que era descendiente de David, en él se cumplen las profecía mesiánicas del AT.

Un rasgo muy característico de este primer evangelio es su continua referencia al AT, con el objetivo de demostrar que las Sagradas Escrituras tiene pleno cumplimiento en Jesús.

Es muy interesante el tratamiento que Mateo da al aspecto pedagógico de las actividades de Jesús. Entre ellas: El Sermón del monte. 5:3-7:27. El apostolado cristiano 10: 5-42. El reino de los cielos 13:3-52. La vida de la comunidad cristiana 18:3-35. Los postreros días 24:4-25:46.

Cuerpo del mensaje de Mateo

Capítulo 1: 17- La genealogía de Jesucristo

Cuando conocemos está genealogía de nuestro Salvador, observamos la intención principal. No es una genealogía innecesaria. No es por vanagloria como suelen ser las los grandes hombres. Está demuestra que nuestro Señor Jesús es de la nación y familia de la cual saldría el Mesías.

Esta promesa fue hecha a Abraham y su descendencia; la del dominio, a David y su descendencia. Se prometió a Abraham que Cristo descendería de él Génesis 12: 3; 22, 18: y a David que descendería de él 2 Samuel 7: 12. DE tal manera, a menos que Jesús sea el hijo de David, e hijo de Abraham, no el Mesías. Esto se prueba aquí con registros bien conocidos.

Al tomar el Hijo de Dios nuestra naturaleza, El se acercó a nosotros en nuestra condición caída; pero estaba sin pecado; y al leer los nombres de sus antepasados no debemos olvidar cuán bajo se inclinó Jesús para salvar a la raza humana.

Nacimiento de Jesucristo V v:18-25

Observemos las circunstancias en que entró Jesús a este mundo. El misterio de Jesús hecho hombre debe ser adorado; no sólo para inquirir en esto curiosamente, Esto fue ordenado por el Padre para que participara de la naturaleza humana, pero puro de contaminación del pecado original que fue imputado a toda la raza humana.

El tiempo de Dios para llegar con instrucción a su pueblo se da cuando está presionada por pensamientos que confunden. El ángel le dice a José que María debía traer al Salvados al mundo. Tenía que darle nombre, Jesús, Salvador. A razón de este nombre el clara, porque aquellos a quienes Jesús salva, los salva de sus pecados; de la culpa de sus pecados solamente por merito de su muerte y del poder del pecado por el Espíritu de Su gracia. Al salvarlos del pecado, los salva de la ira y de la maldición y de toda desgracia, aquí y después.

José       hizo como le ordenó al ángel del Señor, rápidamente y sin demora, jubilosamente, sin discutir.

Capítulo 2

La visita de los magos V.v 1-8

Aquellos que viven alejados de los medios de gracia suelen usar la máxima diligencia y aprenden lo máximo de Jesús el Cristo y de su obra de salvación, pero el puro aprendizaje humano pueden llevar a la raza humana a su encuentro. Debemos aprender de Jesús atendiendo a la       palabra de Dios, como la luz que brilla en un lugar oscuro, buscando la enseñanza del Espíritu Santo.

Aunque Herodes era muy viejo, y nunca había mostrado afecto por su familia, era improbable que viviera hasta el recién nacido llegara a la edad adulta, empezó a turbarse con el temor de un rival. No pudo entender la naturaleza espiritual del reino del Mesías. Tengamos cuidado de la fe muerta. El ser humano puede estar persuadido de muchas       verdades y aun puede odiarlas, porque interfieren con su ambición o con su licencia para pecar.

La adoración de los magos a Jesús Vv.9-12

Que gozo sintieron estos sabios al ver la estrella, nadie lo sabea tan bien como quienes, después de una larga y triste noche de tentación y abandono, bajo el poder del espíritu de esclavitud, al fin reciben el Espíritu de adopción, dando testimonio a sus espíritus que son hijos de Dios.

Podemos pensar qué desilusión fue para ellos cuando encontraron que una choza era su palacio, y su propia madre era la única servidumbre que tenía. Sin embargo, estos magos no se creyeron impedidos, por que habían encontrado al Rey que ellos buscaban., le ofrecieron sus presentes oro, incienso y mirra.

El viaje a Egipto V .v 13-15

Egipto había sido un lugar de esclavitud para Israel, con un agravante, que eran       excesivamente crueles, con los infantes de Israel; sin embargo, va ser un lugar de refugio para el niño Jesús. Cuando a Dios le agrada, puede hacer que le peor de los lugares sirva para el mejor propósito.

Esta fue una prueba de fe par José y María. Más la fe de ellos, que fue probada, fue hallado firme, Cualquiera de nosotros y nuestros niños enfrentan problemas en cualquier tiempo, es oportuno recordar los apuros que estuvo Jesús cuando era un niño.

Matanza de los niños por Herodes V.v 16-18

Herodes mató a todos los niños varones, no solo en Belén, sino también en todas las aldeas de la ciudad. La ira desenfrenada, armada con un poder ilícito, a menudo lleva a los hombres a las crueldades absurdas. No fue cosa injusta que Dios permitiera esto; cada vida es entregada a su justicia tan pronto como empieza.

Herodes creía que había obstruido las profecías del AT, y los esfuerzos de los magos para hallar a Jesús: Pero la verdad de Dios permanecerá para siempre.

El regreso de Egipto V.v19-23

Después de la muerte de Herodes. Egipto es un lugar que puede servir por un tiempo como refugio, paro no para quedarse a vivir. Jesús fue enviado a las ovejas perdidas       de la casa de Israel, por supuesto, a ellas debe       retornar. Si miramos el mundo como a nuestro Egipto, el lugar de nuestra esclavitud, y sólo el cielo como nuestro Canaán, que es nuestro reposo, deberemos levantarnos rápido y partir de aquí cuando seamos llamados, como José que salió de Egipto.

Capítulo 3

Predicación de Juan el Bautista V.v 1-6

Los cuatro evangelios coinciden en relacional el comienzo de la actividad de Jesús con el ministerio de Juan el Bautista; en el desierto de Judea; una región árida y montañosa poco poblada, al oriente de Jerusalén.

Es de notar que después de Malarias no hubo profeta hasta Juan el Bautista. Este hombre predicaba el arrepentimiento como doctrina básica para volverse a Dios, cambiar su manera de pensar; expresión que invita a un cambio radical en relación con el pecado y un retorno a Dios.

El pueblo judío del tiempo de Jesús estaba esperando que se estableciera el reino mesiánico o davídico y esto es lo que se “ha acercado”. Según la predicación de Juan. Pero el rechazo de Jesús por parte del pueblo judío retrazó su establecimiento hasta la segunda venida de Cristo.

Mateo prefiere generalmente la expresión “reino de los cielos”, mientras que en los otros evangelios se utiliza “reino de Dios” de acuerdo con la costumbre judía, Mateo evita con frecuencia el uso directo del nombre divino.

Muchas personas fueron al bautismo de Juan, pero pocos mantuvieron la profesión que hicieron

Juan reprueba a los fariseos y saduceos V.v 7-12

Los Fariseos y eran la secta judía más influyente en la época de Jesús. Aunque sus doctrinas eran ortodoxas,       su celo por la ley de Moisés les lleva a una observación externa y degenerada, si bien estricta tanto la ley y sus interpretaciones, que tenían igual autoridad.

La enseñanza común en ese tiempo decía que los judíos participaban en lo méritos de Abraham, lo que hacia que sus oraciones fuesen aceptables a Dios, que Abraham les ayudaba en las guerras, expiaba pecados y aplicaba la ira de Dios. Esa es la razón el porque se asustó cuando Juan y Jesús predicaron la necesidad de un arrepentimiento personal.

El bautismo era una forma de identificación. Por otro lado, el bautismo de Juan era una señal de que la persona reconocía la necesidad de un arrepentimiento para la remisión de sus pecados.

Al ser Jesús bautizado por Juan, este de identificó en el mensaje de justicia de Juan. El bautismo del E.S. predicho aquí identifica a los miembros del cuerpo de Cristo con cristo la cabeza resucitada de se cuerpo (1Co. 12-13)

La imagen es la de una era, espacio abierto en el que se extendía el trigo para trillarlo; luego se lanzaba el trigo al aire con bieldo, pala u horqueta para que el viento se llevara el resto menudo de la paja.

El bautismo de Jesús V.v 13-17

La gracia de Cristo es tan asombrosa que aun los creyentes más firmes, no pueden creer que son tan profundas y llenas de misterios, que muchos está pronto a ofrecer objeciones contra la voluntad de Cristo.

No intentamos negar que Juan tuviera la necesidad de ser bautizado por Jesús. Pero declara que debe ser bautizado por Juan. Jesús está ahora en estado de humillación. Nuestro Señor Jesús consideró conveniente, para cumplir tosa justicia.

En el bautismo de Jesús hubo una manifestación de la Trinidad. El Padre confirmando al Hijo como Mediador; el Espíritu Santo que desciende sobre El para ser comunicado al pueblo por su intermedio.

Este versículo (17) también puede entenderse       como “mi único Hijo” a quien he elegido o quien he preferido. En el Salmo 2, en el quien califica como “Hijo de Dios” al rey de Israel; fue interpretado por los primeros creyentes como profecía sobre el Mesías en su calidad de Rey.

Capítulo 4

La tentación de Jesús V.v 1-11

La permanencia de Jesús en el desierto, con referencia a la tentación, podemos observar que fue tentado inmediatamente después de ser declarado Hijo de Dios y Salvador del mundo. Es importante conocer que; los grandes privilegios y señales del favor de Dios no aseguran a nadie de que no van a ser tentados. Pero si el Espíritu Santo da testimonio de hemos sido adoptados como hijos de Dios, eso contestará toda las sugerencias del maligno.

Fue tentado a desesperarse de la bondad del Padre, y a desconfiar del cuidado de su Padre, Jesús respondió todas las tentaciones de Satanás con un “Está escrito”. Dándonos el ejemplo de apelar a la palabra de Dios. Cada uno de nosotros debemos adoptar este método cada vez que seamos tentados a pecar.

Fue tentado a que presumiera del poder y la protección de su Padre en materia de seguridad. Satanás esta bien versado en las Escrituras y es muy capaz de citarlas fácilmente.

Satanás tentó a Jesús a la idolatría con el ofrecimiento de los reinos del mundo y la gloria de ellos o sea la vía del menor esfuerzo. Es decir tentado a adorar a Satanás y la rechazó con aborrecimiento “¡Vete de aquí Satanás! Algunas tentaciones son abiertamente malas; y son para ser simplemente resistidas, sino para ser rechazadas de inmediato.

Comienzo de su ministerio V.v12-17

Es justo que Dios quite, no sólo, el evangelio así como los medios de gracia a quienes los deprecian. Jesús no se quedará mucho tiempo donde no sea bienvenido. Aquellos que están sin El están en tinieblas. Cuando llega el evangelio viene la luz. La experiencia del arrepentimiento       es la buena doctrina del evangelio. No solamente Juan el Bautista, sino el bondadoso Jesús predicó esa doctrina. Aun existe la misma razón.

Jesús llama a cuatro pescadores V.v 18-22

Cuando Jesús comenzó a predicar. Empezó a reunir discípulos       que debían ser oyentes, luego predicadores de su doctrina, que debían ser testigos de sus milagros y luego testificar acerca de ellos, hoy día hacemos lo contrario.

El no fue a la corte de Herodes, ni fue a Jerusalén a los “santos” sacerdotes ni a los ancianos, sino al mar de Galilea, a los pescadores. El mismo poder que llamó a Pedro y a Andrés podría haber traído a Anás y Caifás, porque nada es imposible con Dios. Pero Jesús elige lo necio del mundo para confundir a los sabios. Así que escogió a Pedro y Andrés, además escogió a Jacobo y a Juan, con el pedido que El los haría pescadores de hombres.

Jesús ministra a la multitud V.v.23-25

Jesús confirmaba su misión divina por medio de milagros, son el emblema del poder sanador que acompañaban por doquier. Ahora encontramos que su poder sanador continúa a través de la fe.

El sano toda enfermedad o dolencia; ninguna fue demasiado mala, ninguna demasiado terrible, para que Jesús lo sanara con su poderosa Palabra.. La posesión demoníaca que es la desgracia y la calamidad más grande de todas; sin embargo, Jesús sanó todo y, así, al curar las enfermedades del cuerpo demostró que su gran misión al mundo es curar los males       espirituales. El pecado es la enfermedad y el tormento del alma. El vino a quitar el poder del pecado y así, curar el alma. “…porque el alma que pecare, esta morir”.

Capítulo 5

Los capítulos 5-7 contienen el Sermón del Monte. Este es una de las enseñanzas más largas de Jesús. Este sermón no presenta el camino de la salvación, sino el camino de una vida justa para aquellos que están en familia de Dios, constatando el Camino nuevo con el “antiguo” de los escribas y fariseos.

Para los judíos del tiempo de Jesús, este mensaje era una explicación muy detallada del arrepentimiento. También una elaboración       del espíritu de la ley. Para todos los creyentes, es una revelación detallada de la justicia de Dios, y sus principios se aplican a los hijos de Dios en este tiempo.

Las bienaventuranzas. 1-12

Las bienaventuranzas, (dichoso, feliz) son una descripción interna de los creyentes en Cristo y le prometen bendiciones en el futuro. (5:3) Los pobres en espíritu o los que tienen espíritu de pobres, aquellos que no ponen su confianza en lo bienes materiales sino en Dios. Estos pobre en espíritu son los que se van a veneficiar del Reino de Dios.(5:4) Estas expresiones en forma pasiva sugiere que sería Dios quien realice estas acciones ( recibirán consolación, serán saciados). (5:5) La idea de que lo prometido por Dios, concretamente para los israelitas. La tierra de Canaán, se ha de recibir con humildad, espíritu de dependencia y confianza. (5:6-9) Estas imágenes de hambre y sed tienen un sentido espiritual. “Los de limpio corazón” es decir los que son sinceros, sin malicia en su actitud para con Dios y su prójimo. (8-12) Los que son perseguidos por causa de la justicia son bienaventurados. Esto es peculiar en los creyentes. Sin embargo, nada hay en el sufrimiento que pueda ser un mérito ante Dios, pero Dios verá que quienes pierden por El, a aun la misma vida, no la pierden finalmente por causa de El. Alabamos a Dios, que podamos ser reconocidos como sus hijos y herederos del reino.

La sal y la luz V v. 13-16

La humanidad, presa de la ignorancia y la maldad, es como una enorme       montaña, listo para corromperse, pero Jesús envió a sus discípulos, para sazonarla, con el conocimiento de la gracia. La luz en todo creyente debe brillar haciendo buenas obras tales que las personas puedan       verlas. Lo que haya entre Dios y los creyentes deben ser guardados para nosotros mismos, pero los sea se sí mismo, queda abierto a la vista de las personas, por otra parte debemos procurar que se conforme a nuestra profesión y de además sea encomiable.

Jesús confirma la ley V v17-20

Debemos entender que Jesús le permita a su pueblo, la Iglesia, juegue con cualquiera de los mandamientos de la santa ley de Dios. Ningún pecador participa de la justicia justificadora de Cristo hasta que se arrepienta de sus malas acciones.

La misericordia revelada en el evangelio es una guía al creyente, y este se deleita en ella. Si alguna persona pretende ser discípulo de Cristo y permitiese cualquier desobediencia a la ley de Dios, o que enseñe al prójimo ha hacerlo, cualquiera que sea su circunstancia, situación, o reputación entre las personas, no puede ser un verdadero discípulo.. La justicia de Cristo que es imputada por la fe, se hace necesario para todos los que entran en reino de la gracia o de la gloria. Más la nueva creación del corazón para santidad produce un cambio radical en cada persona.

Sobre el homicidio V.v21-26

Los maestros judíos que nada, salvo el homicidio, era prohibido por sexto mandamiento. De esta manera, eliminaban su significado espiritual, Sin embargo, Jesús mostró el significado completo de este mandamiento; ya que conforme la cual es que debemos ser juzgados en el más allá.

Tenemos que tener en cuenta que la RV anterior a 1960 conservaba la palabra “Raca” que literalmente significa “cabeza vacía”, esto responde mejor nuestro vocablo       “imbécil” que indica extrema debilidad mental. Llegamos a la conclusión de que odio, la calumnia       y las censurar maliciosas son un veneno que matan secreta y lentamente. Jesús les dijo que por ligeros que consideren estos pecados, ciertamente serían llamados a juicio por ellos; por el contrario debemos conservar cuidadosamente el amor y la paz como creyentes con todos nuestros hermanos, por el mal hecho de palabra       u obra; y debemos hacerlo rápidamente porque hasta que hagamos, no seremos aptos para mantener nuestra comunión con Dios,

Sobre el adulterio V.v 27-32

La victoria sobre los deseos del corazón, es en si pecaminoso, y un deseo impropio lleva a un acto pecaminoso. Estas son palabras fuertes usadas para enfatizar la comparación, el pecado es tan peligroso, ya que lleva a la condenación eterna, que sería mejor perder las manos o los ojos temporalmente que perder la vida eternamente. Reconocemos, que hay tierna misericordia tras todos los requisitos divinos, y las gracias y consuelos del Espíritu que nos facultan para satisfacerlos.

Jesús y los juramentos Vv.33-37

Los votos y los juramentos eran comunes en el pueblo de Israel, pero Jesús enseñó a sus seguidores que no debían jurar que su palabra debía bastar. La veracidad parece ser algo tan raro que debemos finalizar cualquier declaración con “yo te lo juro”. Si decimos siempre la verdad, no tendremos necesidad de respaldar nuestras palabras con un juramento.

Jesús enseña sobre el amor a los enemigos V.v38-48

El propósito de Dios al dar esta ley era ofrecer Su misericordia       El castigo por una ofensa, sea acorde con el delito. En ninguna manera era una guía para la venganza personal. Cuando somos ofendidos o agraviados, con mucha frecuencia nuestra primera reacción es buscar desquite. Jesús nos enseña que debiéramos hacer el bien a aquellos que nos causan daños. No debemos guardar resentimientos, sino debemos amar y perdonar así como El lo hace. En lugar de buscar venganza, debemos orar por aquellos que nos hieren.

Para muchos judíos de esa época, estas declaraciones eran ofensivas. Un Mesías que daba la otra majilla no podía ser el líder militar que esperaban que encabezara una revuelta contra el Imperio Romano.

La declaración de Jesús nos dice que es más importante impartir justicia y misericordia que demandas. Al llamarnos a no tomar represalias, Jesús nos libra de tomar de tomar la justicia en nuestras manos. Cuando oramos y amamos a nuestros enemigos, en lugar de buscar represalias podemos vencer el mal con el bien.

El énfasis en el mudamiento de ser perfectos no se basa en la moral intrínseca del individuo, sino en el amor que abarca todo y quiere el bien de todos. En lugar de seguir el ejemplo de los pecadores, que sólo aman a quienes los aman, debemos ser como el Padre y amar a quines no nos aman.

Capítulo 6

Jesús enseña sobre la limosna V v.1-18

Jesús ofrece tres ejemplos específicos sobre cómo nuestra práctica de la piedad debe ser diferente de la prácticas externas de los fariseos. El principio general válido para los creyentes es que el motivo de las observaciones religiosas es agradar a Dios y no recibir alabanzas de los demás.

A los fariseos les encantaba hacer propaganda de sus ofrendas (Mc 12:38-20) ¡Cómo le encanta a algunos creyentes de hoy decirle a otros cuánto han dado! Si este es el motivo para sus ofrendas, ya tienen su recompensa, la alabanza de la gente. Pero lo más importante, no tienen la recompensa del Padre.

Jesús dice: “Cuando ores” y no “Si es que oras”; El espera que tengamos una vida de oración. Jesús enseñó que es un pecado orar con el sólo propósito de ser visto y oído por otros. La oración es comunión secreta con Dios, aun cuando en la Biblia se autoriza la oración. Sin embargo, nadie que no ora en privado debe orar en público; porque eso sería una hipocresía.

La llamada “Oración del Señor” (9-11) no fue dada para que las personas la repitan sin sentido. Más bien es un modelo para que lo usemos para aprender a orar. Sin embargo, en esta oración encontramos que podemos encontrar seis principios para combatir emociones negativas. (¡) Inferioridad. (2) Depresión. (3) Ansiedad. (4) Culpabilidad. (5) Resentimiento. (6) Temor.

Ayunar (vs. 16-18) El verdadero ayuno es del corazón, no simplemente del cuerpo (Isaías 58: 5). Para el creyente el ayuno es preparación para la oración así como otros ejercicios espirituales. Quiere decir dejar a un lado cosas menores para algo de mayor importancia, y esto incluye los alimentos, sueño o inclusive las relaciones sexuales (1Co. 7: 1-7)

Jesús enseña sobre las riquezas Vv. 19-34

Sin lugar a duda la clave de esta sección es el versículo 33: “Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Lo que importa es poner a Dios en primer lugar de todas cosas.

Jesús nos indica algunas razones por las cuales es tonto vivir por las cosas materiales. Como todos sabemos las cosas materiales no duran.

Si gastamos nuestro valioso tiempo y dinero sólo en los negocios y descuidamos a Dios, es porque nuestro corazón esta en los negocios y no en Dios.

En el versículo 24 Jesús muy claramente dos enseña que no podemos ver en dos direcciones al mismo tiempo, y por lo tanto no podemos servir a dos señores al mismo tiempo. La Escritura no condena la posesión de riquezas, pero nos advierte en contra del amor al dinero y el uso incorrecto de la riqueza (1 Ti. 6: 9-10)

Jesús, por tanto sugiere que ahora el va aplicar este principio a cada creyente. El nos muestra que “afanarse” por las cosas materiales es absurdo, y lo es porque no consigue nada.

Nos recuerda que debemos tener nuestro valores en su justo puesto, ya que la vida no consiste en comida o vestido. Jesús nos indica el cuidado del Padre por la naturaleza: las flores, la hierba y las aves del cielo. Y nos recuerda que:”Ustedes son mucho más valiosos que ellas”, Hay paralelos espirituales para las cosas materiales que las personas buscan hoy. Es nuestra responsabilidad alimentar la vida espiritual de la persona oculta en nuestro espíritu. Tomamos agua física, pero también debemos beber el agua espiritual de la vida que Jesús nos ofrece (Jn. 4:13,14; 7:37-39)

 

Capítulo 7

 

Jesús enseña la regla de oro Vv.7:1-12

Sin lugar a duda el versículo central de esta sección es el 12. “Así que, todas las cosas que queráis que lo hombre hagan con vosotros, así también       haced vosotros con ellos” Este es la regla que debe gobernar la relación del creyente con otras personas. Esta regla coloca al creyente la responsabilidad de actuar de tal manera que otras personas lo imiten.

Es altamente conocido que el mundo está lleno de falsos creyentes y hasta ministros del Diablo. Sin duda alguna, los creyentes debemos estar alertas y debemos “probar los espíritus”; de acuerdo con la enseñanza de (1Jn 4:11).Tenemos que probar a otros por sus frutos (Vs.15-20) sin embargo, ninguno debe juzgar los motivos. (Ro. 14 y 1Co:50.

Es importante entender que Jesús no prohíbe la disciplina en la iglesia. Nos dice que encaremos sincera y humildemente a los creyentes desobedientes, que examinemos la evidencia y tratemos con el pecado en forma decisiva. El creyente que dice que la disciplina eclesiástica no es bíblica le invitamos a leer 2 Tesalonicenses 3: 11-15 y Gálatas 6:1-5).

En el versículo 6 encontramos un mandamiento que nos da un equilibro al que fue dado previamente, pero debemos tener tacto en la manera en que se distribuyen los asuntos espirituales. “Lo santo” se refiere a la carne que el sacerdote tomaba del altar; “perlas” tipifica las verdades bíblicas, las “preciosas promesas” de la palabra.

Los versículos 7-12 incluyen una mención sobre la oración, y ¿por qué Jesús lo trata? Es debido a que es difícil para el creyente, obedecer los mandamientos que El ha dado, “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala Dios” dice Santiago 1:5 haciéndose eco de lo que Jesús dice aquí.

Notemos que Jesús basa la oración en la paternidad de Dios (Vs. 9-11). Como hijos de Dios, podemos esperar, reposadamente, que Dios cuidará de nosotros.

 

Jesús somete a prueba la justicia (Vv. 13-29)

Cuando Jesús habla de dos caminos se refiere a dos estilos de vida; la vida cómoda o la de la negación propia. A estos dos caminos se entra por dos puertas; una es la puerta estrecha o la ancha de la autosuficiencia,. La verdadera justicia nos conduce a la negación de uno mismo.

Jesús nos prueba en otro aspecto de nuestra experiencia cristiana. Es de notar que hay falsos predicadores que proclaman un evangelio falso, pero, también hay falsos profesantes de la fe en Jesús, ya que su naturaleza interna no ha cambiado; simplemente se visten falsamente de ovejas del Señor.

Laman a Jesús Señor y hasta obran religiosamente, pero nunca han sido salvos. ¿Cómo podemos detectar a estos falsos creyentes? “Por sus frutos los conoceréis” (v.16).

Una prueba más, representada por dos constructores. Ambos usaron el mismo material y los mismos planos, y las personas no podían establecer la diferencia entre las dos casas.

Al venir la tempestad, la hora de la prueba, la casa que no esta cimentada en la roca se derrumba. El verdadero creyente está cimentado sobre la Roca, Cristo Jesús (1Co. 3:11).

Capítulo 8

Poder sobre la enfermedad Vv.1-17 En los días de Jesús, era la enfermedad más preocupante y temida, por la razón de que no tenía cura. Jesús sin temor a contaminarse tocó al leproso, y su toque le       trajo la sanidad. También sanó por medio de su palabra “Sé limpio”. En Levítico 13 se describe la prueba que debía realizarse por sacerdote en cuanto a la lepra, y muestra como la lepra es un cuadro del pecado; yace en lo más profundo de la piel, se extiende y contamina; aísla de Dios y de las personas, y se trataba con fuego (Lv 13:52). El pueblo de Israel fue descrita como contaminada con lepra (Is 1:5-6). En Levítico 14 se describe la ceremonia que leproso sanado debía atravesar cuando se le declaraba limpio.

En los versículos 5-13 Tenemos un gentil que viene a Jesús pidiendo ayuda. Este evangelio registra dos ocasiones en que vienen gentiles a Jesús, aquí y en 15:21-28, Podemos notar que en ambos casos Jesús sanó a distancia. Podemos ver un paralelo en Efesios 2:12-13, donde dice que los gentiles estaban “alejados”       espiritualmente hablando. En ambos casos lo que Jesús honró fue la fe y por poder de su palabra los milagros fueron un hecho.

Después de la experiencia de sanar a un leproso, y una dolencia común, llegan a la casa de Pedro donde está enferma su suegra con mucha fiebre y después de Jesús la sanó, esta le servia, lo cual demuestra cuán completa fue la sanidad. Nosotros debemos hacer lo mismo.

Debemos notar que Mateo cita a Isaías 53:4 para dar prueba del ministerio de Cristo. Algunos intérpretes toman este pasaje dando a entender que hay salud en la expiación y que muerte de Cristo nos da el privilegio de la sanidad física en el día de hoy. Pero note que Mateo no se refiere a la muerte de Cristo, sino a su vida. Isaías 53”4 no se refiere al Calvario, sino el ministerio de sanidad que Cristo realizó. Primera de Pedro 2:24 aplica Isaías 53:4 a la sanidad de nuestros pecados. No tenemos duda que Dios tiene poder para sanar hoy, y debido a la muerte de Cristo tendremos redención física algún día. Pero no apliquemos este versículo a la sanidad hoy día. Mateo no lo hizo y nosotros tampoco debemos hacerlo

 

Poder sobre la naturaleza Vv. 18-27

En vez de seguirle la corriente a las multitudes, Jesús se alejó de ellas. Cuán diferente de algunas “celebridades” cristianas de hoy que apelan a la multitud y sobre todo aman la alabanza       de las multitudes. Estos versículos muestran por qué Jesús no se impresionaba por las grandes multitudes, esas gentes no estaban dispuestas a dejarlo todo y             seguirlo. Estaban interesados en ver milagros, pero no estaban dispuestos a dalo todo por seguirlo. Hay algunos que creen que esta tormenta fue realizada por Satanás, ya que los discípulos (que algunos eran pescadores) se aterrorizaron. Tal vez fue un ataque satánico, personalmente no lo creo, Por la Biblia sabemos que las tormentas repentinas son comunes en el mar Galilea. Notamos la paz que Jesús mostró, capaz de dormir en medio de la tormenta.

Esta es la paz que podemos tener en medio de las tormentas que atravesamos en nuestras vidas cristianas, además sabemos que estamos en el centro de voluntad de Dios. Otra vez, por su palabra El controla el viento y el mar y hay calma inmediata. Pasamos de una tempestad       grande (v24) a una grande bonanza (v.26) y esto debido a un gran Salvador, Cuán agradecidos debemos estar porque Jesús calma las tormentas que pasan por nuestras vidas.
Poder sobre Satanás Vv. 28-34

Los demonios nasa tienen que ver con Jesús como Salvador; ellos no tienen ni tampoco esperan beneficio alguno de El .Los demonios no desean       tener nada que ver con el evangelio de Cristo como Rey. Véase qué lenguaje hablan quienes no tendrán nada que ver con el evangelio de Cristo. Al mismo tiempo no es verdad que los demonios no tengan nada que ver con Cristo como Juez, porque tiene que ver, y lo saben; así es para con todos los hijos de las personas.

Satanás y sus instrumentos no pueden ir más allá de lo que el Señor le permita, ellos deben dejar la posesión en torno a su pueblo; ni siquiera pueden ir más allá de lo que el Señor le permita; ellos deben dejar la posesión cuando El manda. No pueden romper el cerco de protección en torno a su pueblo; ni siquiera pueden entrar en un cerdo sin su permiso.

Hay muchos que prefieren sus cerdos al Salvador y, así, no alcanzan a Cristo y la salvación por El. Ellos desean que Cristo se vaya de sus corazones, y no soportan que Su Palabra tenga lugar en sus corazones, porque El y su Palabra destruirían sus concupiscencias brutales, eso que se entrega a los cerdos como alimento. Justo es que Jesús abandone a los que están cansados de El; y después diga: “Apartaos, malditos, a quienes ahora le dicen al Todopoderoso. Vete de nosotros”

Capitulo 9

Poder sobre el pecado Vv. 1-17

Comienza este capítulo con Jesús entrando en la barca y pasando a la ciudad, y sucedió que le trajeron a un paralítico tendido en una cama. Al ver la fe de ellos, sanó al hombre; pero hizo más que eso: ¡también le perdonó los pecados! “El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados” (v.6) Aquellos que eran los críticos de Jesús le acusaron de blasfemia,       demostrando as que no aceptaban su Mesianismo y condición de Hijo De Dios..

Después de esto los escribas y fariseos comenzaron a buscar razones para acusar y oponerse a Jesús (vs. 3,11,34). Así cuando Mateo celebro una cena para Jesús invitó a sus “amigos pecadores”, los fariseos asistieron solamente para causar problemas. En este pasaje Jesús se describe como un médico que sana los corazones de los pecadores (v.12) y además como el Esposo que proporciona alegría a las vidas de las personas (v.15).

Juan estaba en la cárcel y expresó su deseo de saber más de lo que Jesús estaba haciendo.

El ministerio de Jesús era diametralmente opuesto al de los fariseos, quienes ayunaban con mucha frecuencia ( Lc 1:12), y querían una explicación. Jesús les dijo que estaba introduciendo algo nuevo, y el       habló de una ropa y un vino nuevo. No es posible poner un mensaje nuevo del evangelio en el viejo recipiente de la ley. Mezclar la ley y la gracia causa confusión y destruyen ambas cosas. Mezclar la ley con la gracia conduce irremisiblemente a la confusión religiosa que todavía hay nuestros días.

Poder sobre la muerte V.v. 18-26

En este caso el hombre era religioso y obediente a la ley, sin embargo, cuando le llegó la muerte, su religión fue impotente y no le ayudó. La ley mata; el Espíritu vivifica. Si desea más detalles véanse Lucas 8.40-56 y Mateo 5.21-43.

 

La mujer con flujo de sangre tenía fe y estaba dispuesta a humillarse a los pies de Jesús. Ella había gastado toda su fortuna y no habían podido curarla (Mc 5.26). Más ella acudió al Gran Médico. Sin embargo, esto retrasó a Jesús para ir a la casa de Jairo. Esto parece que no le gusto a Jairo, pero, las tardanzas de Jesús siempre nos llevan a una mayor bendición. En vez de sanar a la joven, ¡El la levantó de entre los muertos!

Esto llevó a los pecadores a reírse de Jesús. Esto prueba que la joven estaba realmente muerta, de otra manera no se       hubieran reído de Jesús. Podemos esperar que el mundo se ría de nosotros cuando procuramos rescatar pecadores de la muerte, (Ef 2:1-10).

El toca la joven y el habla, y ella vuelve a la vida.

Poder sobre las tinieblas Vv.27-31

La Escritura no nos dice cómo se quedaron ciegos estos hombres. Tal vez fue por una enfermedad, pecado, o accidente. Ellos reconocieron a Jesús como el Hijo de David y le siguieron a la casa. Jesús les preguntó si tenían fe, y como sí la tenían, los sanó. La curación del ciego fue prueba del mesiazgo de Jesús.

Poder sobre los demonios V.v. 32-38

De este modo Jesús se presentó y demostró su Mesianismo. Pero los líderes religiosos le rechazaron y también lo acusaron de ser cómplice de Satanás. Esta acusación fue de parte del enemigo que con el tiempo creció hasta ser una rebelión abierta en 12: 22-37.

Podemos notar que Jesús no discutió con el pueblo, sino fue a ayudar a los que le recibían. Predicó el evangelio del reino (v.35), lo que quiere decir que todavía se ofrecía a la nación como su Rey. Nótese que posteriormente, envió a sus discípulos       a predicar el mismo evangelio, a realizar los mismos milagros.

Elección de los 12 apóstoles Vv. 10: 1-23

Podemos notar el cambio de “discípulos” (aprendices) en el versículo 1 a “apóstoles” (enviados) en el versículo 2. Estos 12 hombres fueron los primeros misioneros. Jesús les dio el divino poder que necesitaban para hacer frente a Su obra, ya que El siempre equipa a aquellos a quienes llama a Su servicio.

No es inusual que los escritores de la Biblia salten de un período a otro sin ninguna advertencia. Aquí Jesús mira a través de la historia y ve a los que serán testigos durante el período de la tribulación. Estos versículos no se aplican a los doce apóstoles por varias razones. En le       versículo 5 les prohíbe ir a los gentiles (2) El Espíritu no podía hablarles hasta después de la resurrección de Cristo., en tanto que en el versículo 18 dice que serán testigos a los gentiles. (3) No hay evidencia de que los doce apóstoles       fueron perseguidos, es más todo indica que tuvieron un ministerio de mucho éxitos (Lucas 9:10, Marcos 6:30). (4) Los versículos 22-23 son paralelos de 24:9,13, donde se aplican al fin del tiempo. El versículo 22 no tiene nada que ver la salvación del pecado. Habla acerca de perseverancia fiel de sus discípulos durante el tiempo de persecución. El versículo 23 concluye con el regreso del Señor.

Instrucciones a los discípulos presentes Vv.24-42

Notemos que Jesús vuelve a la palabra discípulos y que no la limita solamente al judío. En este pasaje encontramos estímulo e instrucciones para sus seguidores de hoy. Nosotros somos aprendices (discípulos) y obreros. Nos advierte en contra de no temer al hombre (vv.25-31).

El versículo 28 no nos habla acerca de Satanás, porque no tiene poder para destruir el cuerpo y el alma en el infierno. Dios lo tiene, y Jesús nos dice que le temamos a El y solamente a El. Si le tememos a Dios, no necesitamos temerle a       más nada.

En los versículos 31-33 indica la importancia de confesar a abiertamente a Jesucristo. Esta confesión no nos salva, sin embargo, es el resultado natural de la salvación.

Los versículos (40-42) Nos indica la importancia del siervo de Cristo. Es el representante de Cristo; si rechazamos el siervo es como rechazar a Cristo. El apóstol Pablo lo indica en 2 Corintios 5.20.

Capítulo 11

Los mensajeros de Juan el Bautista Vv. 1-19

Nos preguntamos ¿Por qué dudó Juan de la realeza de Jesús cuando el Espíritu le había dicho quién era Jesús? (Juan 1:29-34). La respuesta la encontramos en la palabra “a otro” en la pregunta de Juan: “¿o esperamos a otro?” (v.3). En el griego hay dos palabras par decir “otro”. Una significa “otro de la misma clase”, como cuando Jesús dijo: “Y os dará otro Consolador” (Juan 14: 16). La palabra que se usa en Mateo 11: 3 “otro de diferente clase”. Juan anunció la venida del Rey y prometió un tiempo de juicio y purga (Mt. 3:7-12); sin embargo, el ministerio de Jesús era de misericordia. Juan entonces preguntó: “¿Eres tú el Mesías, o esperamos a otro de una clase diferente, uno que purgará la nación y juzgará el pecado?. Sin duda que los largos meses en la prisión le redujeron la visión a Juan, parecido a Elías del AT en cuyo espíritu vino Juan (1 Reyes 19:1-4)

En la respuesta de Jesús encontramos que con ternura afirma y estimula le fe de su siervo. Si usted compara esto con Lucas 7:18 verá que los discípulos de Juan le dieron informes del ministerio de sanidad de Jesús.

Esa es la razón porque Jesús dijo: “Id, y haced saber a Juan” (11:4). Jesús estaba asegurándole a Juan que El era el Rey, porque estaba realizando los milagros que las Escrituras decían que El realizaría (Is. 35:5-6 y 61:1).

¡Qué gran reconocimiento de Jesús le dio a Juan en este pasaje!. Por otro lado Jesús reprendió a la gente de esa generación por su infantilismo, ¡Nada les complacía! Juan y Jesús eran contrastes en sus vidas y ministerio, y sin embargo, ninguno pudo satisfacer a la multitud infantil.

Hay una gran diferencia entre ser infantil y ser como un niño. En los versículos 25-26 Jesús dice que únicamente los que son como niños pueden entender su Palabra.

Ayes sobre las ciudades impenitentes Vv. 20-24

Esta era la primera ocasión que encontramos a Jesús pronunciando palabras de juicio y condenación. El había hecho muchas obras poderosas, como sus discípulos , pero, las ciudades le rechazaron. Capernaun       había sido bendecida, puesto que fue el centro de Jesús durante la primera parte de su ministerio ( Mt. 8:5- 17; 9:1). Cuando la luz brilla más intensa, la gente tiene mayor responsabilidad.

Los versículos finales 25-30 Es un momento crucial en el ministerio de Jesús. La rebelión contra el Rey ya es una realidad y culminará con un rechazo abierto. En ese momento El se vuelve al Padre en alabanza. Esto debe ser un ejemplo para nosotros cuando enfrentamos tiempos de dificultad.

Los fariseos acostumbraban a colocar muchas cargas sobre la gente, y su religión no les dio no descanso ni paz. Ninguna religión humana puede dar paz al corazón. Por su parte Jesús ofrece un yugo que es fácil       en contraste con el opresivo y demoledor yugo de la ley. Debemos notar el doble uso de la palabra “descanso” “Yo os haré descansar” este es el descanso de la paz con Dios que viene con la salvación. “Halaréis descanso” esta la paz con Dios que viene con la entrega. Estar unido al yugo de Jesús es la más grande bendición que podemos encontrar

Mateo 12

Conflictos acerca del sábado Vv.1-21

La doctrina del Sabbat era algo muy querido por los judíos, ya que era la señal especial del pacto de dios con la nación (Ex. 31:12-17). Sin embargo, los líderes religiosos lo habían convertido de un día de bendición espiritual y gozo en uno de observaciones legales, por lo cual las reglas convertían al sabbat en una carga, no en una bendición. Es importante que el sabbat nunca se le dio       a la Iglesia.

Es importante que Jesús uso la Palabra para responder a sus enemigos. En su lugar los refirió a David (1S:21ss), quien tuvo hambre en el día de reposo y comió de los panes sagrados de la proposición en el tabernáculo. Para ese tiempo David era un rey rechazado, justo como Jesús lo era, pero que todavía no había sido coronado. Jesús también a la ley (Nm 28:9-10) que permitía al sacerdote trabajar en el día de reposo y ofrecer sacrificios. Finalmente citó de lo profetas (Os 6:6) para mostrar que Dios está más interesado en el corazón que en observaciones vacías y externas. Jesús afirmó que El, no los fariseos, era Señor del día de reposo, lo cual era otra manera de decirles que era Dios, ya que dios ordeno el día de reposo.

En los versículos 9-21 Jesús acusa nuevamente a los fariseos; que hicieron tan estrictas las reglas de no trabajar, que incluso aducían que era pecado curar en el día de reposo. Jesús uso la lógica simple para mostrar que las regulaciones de los fariseos estaban       erradas. Ellos eran capaces de auxiliar a su ganado en día de reposo; ¿no es un hombre mucho más valioso que su ganado? De esta manera Jesús afirma el valor del alma humana ante Dios.

El versículo 14 relaciona el principio del plan de los religiosos para destruir a Jesús; El respondió apartándose       de ellos. Esto dio cumplimiento a lo que el profeta Isaías dijo al respecto (Is. 42:1-3).

En el versículo 20, algunos eruditos dicen que la “caña cascada” y el “pabilo que humeare” se refiere a los pecadores débiles y necesitados; pero es más probable que sean figuras de los enemigos de Jesús, gente a la que Jesús no juzgará sino hasta el tiempo apropiado.

Notamos, que la palabra “gentiles” aparece en los versículos 18 y21, otra indicación de que el Rey ha sido rechazado por su nación y se volverá a los gentiles. Se podrá ver de nuevo a los gentiles en los versículos 41-42, cuando El habla acerca de Ninive y la reina del sur.

La blasfemia contra el Espíritu Santo Vv.22-37

Tanto los fariseos, como la gente mundana de hoy día, siempre buscan qué criticar. En lugar de llenarse de gozo por la curación del hombre, acusaron a Jesús de estar aliado con Satanás.

Jesús destacó que el argumento era ilógico, puesto que significaría que Satanás estaba luchando contra sí mismo. Aun los judíos incrédulos podía       echar fuera demonios (v. 27 y Hechos 19:13ss); ¿quería esto decir que estaban también en alianza con Satanás?

El argumento final de Jesús (v.29) es que El nunca podía echar fuera a los demonios a menos que venciera antes a su líder, Satanás, lo cual hizo en el capítulo 4. Esto llrvó al terrible argumento respecto al pecado imperdonable. Tenga estas cosas presentes cuando usted considere el pecado imperdonable.

La palabra de los labios son evidencia de la condición del corazón; y las palabras perversa indican un corazón perverso. Estos hombre vieron los milagros de Jesús y todavía endurecían sus corazones en contra de El.

El adulterio no es imperdonable (Juan 8:1-11), ni tampoco lo es el homicidio, (Dios le perdonó ese pecado a David). Si una persona persiste en rechazar el mensaje del evangelio y llega a un lugar donde su corazón está tan encallecido que no se preocupa por su destino eterno, sería demasiado tarde.

Los fariseos demandan una señal Vv.38-50

En el colmo de la intolerancia, a pesar de de Jesús había realizado muchos milagros, los fariseos pedían señal. Jesús les prometió sólo una señal: Su muerte, sepultura y resurrección, como se ilustra en el profeta Jonás. No olvidemos que Jonás fue un mensajero a los gentiles, otra indicación de que Israel rechazaría a Cristo. ¿En que forma Cristo es “más grande que Jonás”? (v.41) Es más grande en su ministerio, puesto que Jonás desobedeció a Dios. Es más grande en su mensaje, puesto que predicaba salvación y no el juicio venidero.

La parábola en los versículos 43-45 sobre el espíritu impuro que vuelve a casa se trta de los judíos que regresaron del cautiverio purgados de su pecado de idolatría. La “casa” había sido barrida, pero todavía estaba vacía. Tenían religión y moralidad externa, pero sus corazones estaban vacíos y su religión era vana. Satanás entonces pudo volver a entrar en la casa con nuevos pecados, y lógicamente el estado posterior de la nación fue peor que el primero. En el AT los judíos adoraron ídolos, pero en los Evangelios ¡mataron su propio Mesías!

Eso mismo les ocurre a las personas. Cuán fácil es “reformarse”, unirse a la iglesia y vivir respetablemente sin que Cristo more en el corazón. Esta “justicia falsa” durará sólo por un tiempo; entonces Satanás se apoderará de esa vida vacía y la arruinará. La religión significa limpiar lo de afuera; salvación significa no sólo nueva vida, sino santidad interior. “Sin la cual nadie verá al Señor”

Capítulo 13

La parábola del sembrador. Vv.1-23.

Jesús se embarcó en una barca para ser       menos presionado y para que la gente escuchara mejor. Con este ejemplo El nos enseña que las circunstancias externas de la adoración no debemos desear lo que es majestuoso, sino hacer lo mejor de las facilidades que Dios nos asigna en su providencia.

Jesús enseñaba con parábola. Por medio de ellas simplificaba y hacía más fáciles las cosas de Dios, para aquellos que estaban dispuestos a ser enseñados, y más difíciles y oscuras para los ignorantes. La parábola del Sembrador es clara. La semilla sembrada es la Palabra de Dios. El sembrador es nuestro Señor Jesús, por sí mismo o por sus ministros.

Predicar a una multitud es sembrar el grano; no sabemos dónde brotará. Esto ocurre en los corazones de las personas, cuyos diferentes caracteres están aquí descritos como cuatro clases de terrenos. Los oyentes negligentes y frívolos son presas fáciles para Satanás que, como gran homicida de las alanas, es gran ladrón de sermones, y con tosa seguridad estará presto para robarnos la palabra si no tenemos el cuidado de obedecerla.

Los hipócritas, como el terreno pedregoso, suelen tener el comienzo de los creyentes verdaderos en su muestra de profesión de fe. Muchos de los que se alegran al escuchar un buen sermón, son los que no se benefician. Se les habla de la salvación gratuita, de los privilegios de los creyentes, y la felicidad del cielo; y sin cambio de corazón, sin convicción permanente de su propia depravación, de su necesidad del Salvador o de la excelencia de la santidad, pronto profesan una seguridad sin fundamentos. Pero cuando una prueba pesada los amenaza o pueden tener una ventaja pecaminosa, se rinden u ocultan su profesión o se vuelven a un sistema más fácil.

Los afanes del mundo son apropiadamente       comparados con las espinas, porque vinieron con el pecado y son fruto de la maldición; son buenos en su lugar para llenar un vació, pero debe estar bien armada la persona que tenga mucho que ver con ellos; enredan, afligen, arañan y su fin es ser quemados.

Los afanes del mundo son grandes obstáculos para tener provecho de la palabra de Dios. Lo engañoso de las riquezas obra el mal; no se puede decir que nos engañamos a menos que depositemos nuestra confianza en ellas, entonces ahogamos la buena senilla.

Lo que distinguió el buen terreno fue la fructificación. Por esto se distinguen los creyentes verdaderos de los hipócritas. Jesús no dice que la buena tierra no tenga piedras y espinas, sino que nada puede impedir que dé fruto. Todos no son iguales; debemos apuntar más alto para dar más fruto. El sentido del oído no puede ser mejor usado para escuchar la palabra de Dios; y mirémonos a nosotros para que sepamos que clase de oyente somos.

La razón para las parábolas

La razón humana Vv.10-17

La condición del corazón de la gente hizo necesario que Jesús usara parábolas, Jesús cita Isaías 6:9-10 para explicar el porqué usaba parábolas: los corazones, oídos y ojos de la gente se habían embotado, endurecido y enceguecido. Al usar parábolas, estimulaba la curiosidad de los interesado, los que en realidad querían saber la verdad de los rebeldes; El no echaría estas perlas de verdad a los cerdos Las parábolas no evitaron que la gente aprendieran la verdad; más bien estimularon su interés y les animaron a aprender. Esto es un cumplimento de 11:25: el orgulloso no verá, pero los niños aprenderán la verdad y serán salvos.

La razón divina V.v 34-35

Jesús cumplió la profecía del Salmo 78:2 “Abriré mi boca en proverbios; Hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos” Las verdades en Mateo 13 habían sido guardadas en secreto desde la fundación del mundo; eran una especie de “misterio” escondido a la las personas, pero ahora era revelado. Por esta razón, no busque estas verdades en el AT. Un “misterio” en la Biblia es una verdad oculta en edades pasadas, pero ahora revelada por Dios a través de sus siervos. No se halla en el AT, excepto en tipos o siglos vea Efesios 3.

Es muy importante conocer los “misterios” del reino de los cielos. Es importante tener presente que el “reino de los cielos: está       Mateo 13 es una forma de “misterio”. O sea, no se refiere al reino terrenal del Mesías, sino más bien al reino aquí en la tierra durante la anuncia del Rey. “El reino de los cielos” es una mezcla de bien y mal, verdad y falsedad. No es la Iglesia. La Iglesia está en el reino de los cielos, pero es distinta al mismo. El reino de los cielos es equivalente a nuestro término “cristiandad” y está formado por todos aquellos que profesan lealtad al Rey, sea en verdad o en pretensión.

Usted notará en el análisis de Mateo 13 que el reino empieza con la siembra de la Palabra en el día de Cristo, y continúa       hasta el fin de esta edad. Estas parábolas delinean el programa de Dios y lo oposición de Satanás durante esta edad.

Vv.24-30-36-43. Esta parábola representa el estado presente y el futuro de la Iglesia, del evangelio; del cuidado de Cristo por ella, la enemistad del diablo contra ella; la mezcla de buenos y malos que tiene este mundo, y la separación entre ellos en el otro mundo. Tan proclive a pecar en el ser humano caído que si el enemigo siembra, puede seguir su camino, y la cizaña brotará y hará daño; mientras cuando se siembra la buena semilla, debe cuidarse, regarse y protegerse.

Los siervos se quejan a sus amos: Señor ¿no sembraste buena semilla en tu campo?, sin embargo, en el día que sí; lo que sea que esté mal en la iglesia tengamos la seguridad que no es de Jesús. Auque los transgresores       groseros, y otros que se oponen abiertamente al evangelio, debieran ser separados de la sociedad de los fieles, sin embargo, no hay, destreza humana que pueda que pueda efectuar una separación precisa.

En la muerte los creyentes brillarán por sí mismos. La santificación será perfeccionada y su justificación, publicada.

La parábola de la semilla de mostaza Vv.31-35

La interpretación de esta parábola tiene que ver con       el comienzo del evangelio que fue pequeño pero su final será ejecutada la obra de gracia en el corazón, del reino de Dios dentro de nosotros. En el espíritu donde verdaderamente está la gracia, crecerá en realidad, aunque quizá al comienzo, no sea discernida, pero al final tendrá gran fuerza y utilidad.

Cuando el evangelio llega al espíritu. Obra un cambio       radical; se expande a otros los poderes y facultades del espíritu, y altera la propiedad aun de los miembros del cuerpo, (Romanos 5: 13) Se nos ocurre preguntarnos ¿estamos creciendo en la gracia y en los santos principios y costumbres?

Laa cuatro parábolas Vv. 44-52

La primera de estas parábolas es del tesoro escondido en el campo. Algunas personas toman a la ligera el evangelio porque miran sólo la superficie del campo. Pero todos los que escudriñamos las Escrituras, para encontrar en ellas a Cristo y la vida eterna en Juan 5:39, descubrirán tal tesoro que puede hacer este campo muy valioso y se apropian de de él a cualquier precio.

La parábola número2 Encontramos allí que los hijos de las personas están ocupados; uno será rico, otro será honorable, y aun otro será doctor; pero la mayoría está engañada y toman falsificaciones por perlas legítimas. Jesucristo es la Perla de gran precio; teniéndolo a El tenemos suficiente para hacernos dichosos aquí y para siempre.

En tercer lugar. Reconocemos que el mundo es un mar ancho, y en su estado natural, las personas son como peces. Predicar el evangelio es echar la red en este mar para pescar algo para la gloria de Quien tiene la soberanía sobre este mar. Los falsos creyentes serán separados de los fieles       y entonces será echados fuera. Por último el fiel y diestro ministro del evangelio es un escriba bien versado en las cosas del evangelio y capaz de enseñarlas. Jesús       lo compara con un buen dueño de casa, que trae los frutos de la cosecha de3l año anterior y lo recogido el año en curso, abundante y variado, para tratar a sus amigos. Todas experiencias pasadas y las observaciones nuevas tienen su utilidad. Nuestro lugar está a los pies de Jesús, y debemos aprender todos los día las viejas lecciones y como es natural las nuevas.

Rechazado nuevamente en Nasaret Vv. 53-58

Jesús repite su ofrecimiento a los que lo han rechazado. Ellos le reprochan:¿No es este el hijo del carpintero? Sí, es cierto que tenía la fama de serlo; y no una desgracia ser el hijo de un comerciante horrado; debieron respetarle más porque era uno de ellos mismos, pero por eso lo despreciaron. No hizo muchas obras poderosas ahí debido a la incredulidad de ellos. La incredulidad es el gran estorbo para los favores de Dios. Debemos mantenernos fieles a El cono nuestro       Salvador que no puso en paz con Dios.

Capítulo 14

Muerte de Juan el Bautista V.v 1-12

Cuando las personas pretenden favorecer el evangelio, pero viven en el mal, no debemos permitir que se engañen a sí mismos, sino tenemos que librar nuestra conciencia como lo hizo Juan.

Herodes tenía el temor de matar a Juan a causa de que se podía levantar una revuelta, lo que pueblo no hizo, pero nunca temió que pudiera despertar su propia conciencia en su contra, lo que sí ocurrió.

Herodes recompenso profusamente a una dama indigna, mientras la prisión y la muerte fueron la recompensa para el hombre de Dios que procuraba salvarle su alma.

La alimentación de los cinco mil Vv. 13-21

Cuando Jesús se retira, lo mejor para nosotros es segarle, procurando los medios de gracia para nuestro espíritu antes que cualquiera otra ventaja mundanal. La presencia de Jesús y su mensaje, no sólo hacen soportables el desierto, sino también deseable.

La pequeña provisión de pan fue aumentada por el poder creador de Jesús, hasta que toda la multitud se satisfizo. Si buscamos el bienestar del espíritu de las personas, debemos tener compasión       igualmente de sus cuerpos. Debemos recordar también una bendición para nuestra comida, y aprendamos a evitar todo desperdicio, porque la moderación es la fuente apropiada para la generosidad. Podemos ver en este milagro un emblema del Pan de vida que descendió del cielo.

Jesús camina sobre el mar Vv. 22-33

Cuando en ocasiones especiales, y cuando hallamos ensanchados nuestros corazones, es bueno continuar orando secretamente por largo tiempo, y derramar nuestros corazones ante el Señor. No es una cosa nueva para los discípulos de Jesús toparse con tormentas en el camino del deber, por eso El se muestra con más gracia a ellos y a favor de ellos.

Cuando Pedro caminó sobre el agua, no por diversión       ni por jactancia, sino para ir a Jesús, y en eso fue sostenido maravillosamente. Se promete sustento especial, y deben esperase, pero no sólo en las empresas espirituales; tampoco podemos siquiera       ir a Jesús a menos que seamos sostenidos       por su poder. Jesús le dijo a Pedro que fuera a El, no sólo para que pudiera andar sobre el agua, así conocer el poder de su Señor, sino para que conociera su propia debilidad. Muy a menudo el Señor permite que Sus siervos tengan lo que eligen, para humillarlos y probarlos, y para mostrar la grandeza de su poder y de su gracia

Cuando El reprendió a Pedro; la enseñanza es que: si pudiéramos creer más, sufriríamos menos. La debilidad de la fe y el predominio de nuestras dudas, desagradan a nuestro Señor Jesús, porque no hay buena razón para que los discípulos de Jesús tengan dudas. Aun en un día tempestuoso, El es para ellos una ayuda muy presente.

Los versículos 34- 36 relatan la sanidad de los enfermos en Genesaret. Jesús siempre hacía el bien en dondequiera que fuera. A cuantos tocó los       sanó. Aquellos que Jesús sana,       los sana perfectamente. Si las personas tuvieran más familiarizadas con Jesús y con el estado de sus almas, se apiñarían       para recibir su poder sanador.

Capitulo 15

La Palabra de Dios vs. La tradición Vv.1-20

Los líderes religiosos buscaban constantemente ocasiones para presentar alguna acusación contra Jesús. También acusaron a los discípulos de Jesús de violación de las tradiciones de los ancianos, al no observar el lavamiento ceremonial cuando comían. Los fariseos honraban las tradiciones por sobre la Palabra de Dios. El rabí Eleazar dijo: “El que explica las Escrituras en oposición a la tradición no tiene parte en el mundo venidero” En Mateo 23: 25-26 Jesús condena estos lavamientos’

Jesús siempre usa la Palabra para callar a sus acusadores, y destaca la propia desobediencia de ellos con Éxodo 20:12 y 21:17. Al dedicar sus posesiones a Dios, los fariseos se libran de cualquier obligación para cuidar a sus padres. Hoy hay muchos que hacen lo mismo, observan las tradiciones, pero abiertamente desobedecen la Palabra de Dios.

Jesús al dirigirse a la multitud, les declara que las tradiciones de los fariseos no son válidas y son nulas. Antes se había referido a las Escrituras; ahora usa la lógica para mostrarles sus errores. ¿Cómo pueden los alimentos contaminar a las personas siendo que no entran en el corazón? Aquellos fariseos vieron en esto una declaración de guerra.

También los discípulos de Jesús se asombraron . Pedro dijo que su enseñanza era “una parábola” ¡Qué duro es para las personas romper con las tradiciones y creer en la sencilla verdad de Dios! La santidad, explica Jesús, es asunto de lo que sale del corazón. Las personas a menudo culpa al diablo por los pecados mencionados aquí, pero Jesús culpa a la maldad del corazón humano. Esa es la razón       el porqué las personas deben nacer de nuevo y recibir un nuevo corazón.

 

Jesús sana a la hija de una mujer sirofenicia Vv.21-28

La angustia y el trastorno de la familia llevaron a esta mujer a Jesús; aunque es la necesidad lo que nos impulsa a recibir el favor de Jesús. Ella no limitó a Jesús a ningún caso particular de misericordia, Ella no aduce méritos, sino que depende de la misericordia.

Este es un caso más deplorable que el de la posesión       corporal, El solo es capaz de sanarlos. Muchos métodos de la providencia de Jesús, especialmente de su gracia, para tratar con su pueblo, que son obscuros y confunden, se pueden explicar por este relato, que nos enseña que puede haber amor en el corazón de Jesús aunque su rostro tenga el seño fruncido; y nos anima a confiar aun más en El aunque parezca listo para matarnos.

A quienes Jesús piensa honrar más los humilla para que sientan su indignidad. Un corazón orgulloso sin humillar no soportaría esto, ella lo convirtió en argumento para validar su petición. El estado de esta mujer es un emblema del estado del pecador, profundamente consciente de la miseria de su alma. Lo mínimo de Jesús es precioso para el creyente, hasta las mismas migajas del Pan de vida. De todas las gracias, es la fe la que más honra Jesús; El le sanó a la hija. El habló y fue hecho. DE aquí los que buscan ayuda del Señor, y no reciben respuesta de gracia, aprendan a convertir aun su indignidad y desaliento en ruegos de misericordia.

En los versículos 29-39 predominaban los gentiles. Debido al misterio de Jesús, glorificaron al Dios de Israel. No confundan la alimentación de los cuatro mil con el milagro previo de la alimentación de los cinco mil. ¡Cuán lentos fueron sus discípulos para entender su poder! La incredulidad del versículo 33 muestra que no habían aprendido la lección del milagro anterior de l alimentación de 5,000.

Pudiera ser que pensaran que El no alimentaría a los gentiles, y así esta fue otra lección para ellos respecto al cambio que hizo Jesús en su ministerio. Jesús no solamente quiere salvar y satisfacer       a los judíos, sino también a los gentiles.

Mateo 16

Los fariseos y saduceos piden señal Vv.1-12

Los fariseos y los saduceos se oponían unos a otros no solo en principios sino en conducta, pero se unieron en contra de Jesús. Pero deseaban una señal de su propia elección: despreciaron       las señales que aliviaban la necesidad del enfermo y angustiado, y pidieron otra cosa que gratificara su curiosidad del orgullo. Gran hipocresía es buscar señales de nuestra propia invención, cuando pasamos por alto las señales ordenadas por Dios.

Jesús habla de cosas espirituales con un símil y los discípulos lo entienden mal, como de cosas carnales. Tomó a mal que ellos pensaran que El se preocupaba tanto del pan como ellos; que estuvieran tan poco familiarizados con su manera de de predicar. Entonces entendieron ellos lo que quería decir Jesús que enseña por el Espíritu de sabiduría en el corazón, abriendo el entendimiento al Espíritu de revelación en la palabra.

Jesús advierte contra la doctrina de los fariseos Vv. 13-20

Pedro dijo por sí mismo y por el resto de sus hermanos, que estaban seguros de que nuestro Señor era el Mesías prometido, el Hijo de Dios viviente. Esto demuestra que creían que Jesús era más que hombre. Nuestro Señor afirma que Pedro era bienaventurado, porque la enseñanza de Dios lo hacía diferente a sus compatriotas incrédulos. Jesús agrega que lo llama Pedro, en consonancia con su estabilidad para confesar la verdad. La palabra traducida “roca” no es la misma palabra “Pedro”, sino una de significado similar. Nada puede ser más erróneo que suponer que Jesús significó que la “persona” de Pedro era la roca. Sin lugar a duda que el mismo Jesús es la Roca, el fundamento probado de la Iglesia; y ¡ay de aquel que intente poner otro! La confesión de Pedro es esta roca en cuanto a doctrina. Sí Jesús no fuera el cristo, los que El posee no son de la Iglesia, sino engañadores y engañados.

Jesús predice sus sufrimientos Vv.21-23

Desde la época cuando los apóstoles hicieron la confesión completa de que Jesús era el Hijo de Dios, no empezó a habarles de sus sufrimientos. Esto lo dijo para corregir los errores de sus discípulos sobre y el poder externos de su reino. Aquellos que siguen al Señor no deben esperar cosas grande y elevadas en este mundo. Por ejemplo, Pedro quería que Jesús aborreciera el sufrimiento tanto como él, pero nos equivocamos si medimos el amor y la paciencia de Jesús por los nuestros. Aquellos que renuncian a sufrir por Jesús, saborean más las cosas del las personas que las cosas de Dios.

Jesús anuncia su muerte Vv.24-28

Un verdadero discípulo de Jesús es aquel que lo sigue en el deber y lo seguirá a la gloria. Es uno que camina el mismo camino que anduvo El, guiado por su Espíritu, y sigue sus pasos. “Niéguese a sí mismo”. Si negarse a sí mismo es la lección dura, no es más de lo practicó Jesucristo, para redimirnos y enseñarnos. “Tome su cruz” Aquí se pone “cruz” por todo el problema que nos sobrevenga. Somos buenos para pensar que podemos llevar mejor la cruz ajena que la propia; pero mejor es lo que nos está asignado, y debemos hacer lo mejor. No debemos, por nuestra precipitación y necedad, acarrearnos cruces a nuestras cabezas, sino tomarlas cuando estén en nuestro camino. Muchos pierden sus almas por la ganancia más frívola o la indulgencia más indigna, sí, a menudo por solo pereza o negligencia. Cualquiera que sea el objeto por el cual las personas dejan a Jesús, ese es el precio con que Satanás compra sus almas.

Capítulo 17

El Rey manifiesta su gloria Vv 1-13

La transfiguración de Jesús es uno de los acontecimientos clave en su ministerio terrenal. Esta fue la única ocasión en que su gloria, velada en carne humana, se dejó ver. “Transfigurarse” significa lo mismo que la palabra castellana metamorfosis, y quiere decir “un cambio que viene de adentro” Esta gloria no fue reflejo de una luz externa; fue la revelación de la gloria interna. La misma palabra se usa en Romanos 12: 2 y en 2 Corintios 13:18.

Había siete participantes: Huesos, Pedro, Jacobo, Juan. Moisés, Elías y Dios Padre. Tanto Pedro como Jacobo y Juan tuvieron tres experiencias especiales con Jesús: aquí en el monte de la transfiguración, en casa de Jairo (Mc.5:37ss) y en el jardín de Getsemaní ( 26:36-46) En cada oportunidad, Jesús les enseño una nueva lección.

La transfiguración fue, antes que todo, un cuadro del reino venidero. Jesús prometió que algunos de los discípulos no gustarían la muerte hasta que vieran su reino (16;28).

Lea con mucho cuidado en 2 edro 1: 16-20 la explicación       de Pedro y notará que tiene que       ver con el reino prometido. Pedro acababa de confesar a Jesús como Hijo de Dios (16:16) y había aprendido la verdad respecto a su muerte próxima (16: 21-23).

Otro propósito fue fortalecer a Jesús para su sufrimiento. Moisés y Elías hablaban con El respecto a su próxima “partida” (“éxodo”) en Jerusalén (Lc 9: 30-31), y la voz del Padre vino como otro aliento al Hijo. También lo fue para los discípulos tanto al enfrentarse a la separación de Jesús como al experimentar su sufrimiento y muerte..

El poder del Rey Vv 14-21

No podemos siempre quedarnos en la montaña de la gloria con el Rey; hay que descender con Jesús al valle de la necesidad donde Satanás está trabajando. Los nueve discípulos que quedaron al pie del monte estaban abochornados por fracaso; habían perdido       el poder sobre los demonios que Jesús les había dado (10:18). La razón era su incredulidad y falta de devoción. Tal vez sintieron un poco de envidia porque los otros tres subieron al monte con Jesús.

La humildad del Rey Vv 22-27

¡Que contradicción; El rey es demasiado pobre par pagar sus tributos al templo! En realidad, se hizo pobre para que nosotros fuéramos enriquecidos (2 Co 8:9).

En este milagro hay por lo menos cuatro características       que tenemos que resaltar.

Fue el “único milagro que realizo Jesús para suplir sus propias necesidades. Este milagro solo lo registra Mateo. Es el único milagro que usa dinero y se realizó especialmente para Pedro. ES interesante saber que Jesús realizó muchos milagros para Pedro: sanó su       suegra, le ayudó caminar sobre el mar, le salvó evitando que se hundiera, le dio una gran cantidad de peces. También en el libro de los hechos Cristo libró a Pedro varias veces . Nos preguntamos: ¿ Por qué hizo Jesús todo esto? Por causa de Pedro y para la gloria de Dios. Cualquiera quesea la necesidad, Cristo puede suplirla. ( 1 Pedro 5:7)

Capítulo 18

La grandeza del Rey Vv 1-14

Este capítulo nos muestra cómo debemos vivir y actuar en el reino de los cielos: (1) ser como niños. (2) no hacer tropezar a otros ni ser causa de tropiezo (3) no menospreciar a ningún creyente por muy pequeño que sea (4) escuchar a la iglesia para ser condenado por ella (5) perdonar sin límite al hermano.

Todo indica que para entrar en el reino de los cielos       debemos ser humildes, y no menospreciar a ningún creyente, y debemos amar a nuestro hermano y perdonarlo.

Lecciones sobre el perdón Vv15-35

Si todos los creyentes fueran perfectos, no habría necesidad de estas instrucciones, pero debido a que fracasamos y pecamos, necesitamos saber cómo conservar feliz y santa a la familia de la iglesia.

Para que terceros no sepan del error del hermano que cometió el pecado. No es otra cosa que proteger amorosamente al hermano.

Si algún hermano peca contra nosotros debemos reprenderle con amor. Después, por medio de dos o tres testigos, y finalmente con autoridad mediante la iglesia.

El versículo 18 nos indica que el ministerio de “atar” y “desatar” tiene que ver con la aplicación de la Palabra de Dios en cuestiones de disciplina. El apóstol Pablo “ato” al hermano ofensor en Corinto en 1Co. 5 y lo “desató” después que este confesó (2 Co 2). Esto no tiene nada que ver con el destino eterno de un alma. El versículo 19 sugiere que la oración es un factor importante en la disciplina de la iglesia. No hay duda que remos orar por la persona ofensor y por nosotros mismos para que podamos ser capaces de ministrar espiritualmente (Gl 6.1).

El apóstol Pedro pensó que era un hombre muy espiritual por estar dispuesto a perdonar siete veces, debido a que los rabíes judíos       decían que tres veces era suficiente. Jesús no puso límite al perdón, por cuanto el verdadero perdón procede de un corazón de amor y el amor no archiva el mal recibido (1Co 13.5).

La lección de la parábola es obvia: si el rey pudo perdonar la deuda del siervo que equivalía de alrededor de doce millones de dólares, sin duda que el siervo podía perdonar la deuda de su amigo, ¡que equivalía aproximadamente a quince dólares! Perdonamos a otros porque Jesús nos ha perdonado.

Una de las evidencias de que la persona es salva es el amor por los hermanos. Aquellos creyentes que no pueden perdonar a otros se han olvidado de la Cristo ha hecho por ellos en la cruz.

Capitulo 19

Jesús enseña sobre el divorcio Vv1-15

Los fanáticos religiosos no dejaban tranquilos a Jesús, sino que volvían una y otra vez para probarlo. No obstante las pruebas que le ponían a Jesús siempre le proporcionaban la oportunidad de revelarse a Sí mismo y de revelar al Padre. La palabra de Jesús no sólo reconoce que Dios creó al hombre, sino que también confirma lo que Dios dispuso con respecto al matrimonio , es decir que un solo hombre y una sola mujer sean unidos u uncidos como una sola carne, y que no deben ser separados por hombre.

Es bueno reconocer que este mandamiento no formaba parte de la ley básica, sino que fue añadido a la ley por Moisés, debido a la dureza del corazón del hombre.

Los discípulos, se dieron cuenta de que el matrimonio es el enlace más estricto según lo dispuso Dios. Una vez que alguien se casa, está totalmente obligado, y no tiene manera de librase a menos que su cónyuge cometa fornicación, (o muera). Al comprender esto los discípulos pesaron que no convenía casarse . Pero este asunto no dependía de ellos.

No todos los hombres pueden abstenerse del matrimonio, sino sólo aquellos a quienes Dios ha dado el don.

Cuando los fanáticos religiosos tentaron a Jesús, les dio la oportunidad de revelar algo más acerca del reino de los cielos. En el Cáp. 18 nos enseña cómo tratar a los hermanos para poder entrar en el reino de los cielos., mientras que ene ste capítulo revela que la vida conyugal y nuestra actitud hacia las riquezas, con el asunto de la codicia. El reino de los cielos excluye todo indicio de lujuria y codicia. Otra vez Jesús subrayó , que para participar del reino de los cielos debemos ser como niños.

Debemos observar que tener vida eterna no tiene el mismo significado en el Evangelio de Mateo que en Juan. En el libro de Mateo tiene que ver con el reino, mientras que en el libro de Juan habla de la vida. En Juan tener vida eterna equivale a ser salvos por la vida increadas de Dios para vivir por esa vida hoy y por la eternidad; pero en Mateo, tener vida eterna es participar de la realidad del reino de los cielos es esta era por la vida eterna de Dios y participar de la manifestación del reino en la era venidera, y así disfrutar más plenamente la vida eterna de Dios.

El joven rico Vv16-30

Aquí encontramos cinco preguntas y las respuestas de que Jesús le dio       e este joven.

¿Qué bien haré para obtener la vida eterna?

No podemos, sino admirar a este joven por su cortesía, fervor, anhelo de la verdad espiritual y valor. La respuesta de Jesús tenía la intención de enfatizar su propia deidad, “O soy bueno, o no soy Dios”, es lo más que quiso decir. Deseaba que joven se diera cuenta de que estaba tratando con Dios y no con un simple maestro humano de la ley

¿Cuáles mandamientos?

Jesús le dijo que guardara la ley, no porque la ley salva, sino porque debemos sentirnos condenados por la ley antes de sentir la necesidad de la salvación por la gracia. Este joven sabía la ley, y la ley le había servido como ayo para traerle a Jesús (Gl 3:24), Ahora la ley le servía de espejo (Sgt 1:22-25) para mostrarle la necesidad real. Si de verdad trataba de obedecer la ley de Dios, ¡el joven descubriría cuán pecador era!

¿Qué más me falta?

Lo que aman las riquezas materiales más que a Jesús se entristecen, pero aquellos que aman al Señor por encima       de todas las cosas aceptan con gozo la pérdida de sus bienes.

¿Quién, pues, podrá ser salvo?

Los discípulos se espantaron: si un rico no podía salvarse, entonces ¿quién podría? Muy a su pesar todavía estaban bajo la idea judía del AT de que las riquezas sindicaban la bendición de Dios en su vida Marcos 10:24 indica que los ricos tiene dificultad par ser salvos debido a que confían en sus riquezas.

¿Quién, pues, podrá ser salvo?

El apóstol Pedro fue rápido en contrastarse a sí mismo con el joven rico, destacar su propio sacrificio. Jesús tiernamente les aseguró a los suyos que ellos tendrían su recompensa en la edad del reino. Sin embargo, les previene que quieran hacerse los “primeros”, porque serán los postreros, Ilustra esto con la parábola en el próximo capítulo, y muestra que el motivo para el servicio es lo más importante. Si Pedro servía a Jesús sólo por la recompensa prometida, necesitaba examinar su corazón y también los motivos. Afortunadamente, Pedro creció de una actitud de “¿cuánto voy a conseguir?” de Mateo 19 a la de “lo que tengo te doy” de Hechos 3:6; y así debemos ser nosotros.

Capítulo 20

Los obreros de la viña Vv1-16

No debemos de hacer que cada detalle de esta parábola signifique algo. La principal verdad espiritual que Jesús destaca es que Dios tiene derecho de considerar a sus siervos como El quiera., de acuerdo a sus motivos y servicios. La parábola no es acerca de la salvación, sino del servicio. El “denario” no quiere decir salvación o vida eterna, por cuanto la salvación no es por obras sino por gracia (Efesios 2: 8-9)

Jesús no habla acerca de las recompensas por servicio. Dios recompensará a los suyos de una manera diferente, de acuerdo a su servicio. Si el “denario” indicara recompensas, Dios no es justo, porque cada trabajador recibió la misma recompensa.

Si relacionamos 20:10 con los comentarios de Pedro en 19:27, encontrará la lección. “Al venir también los primeros, pesaron” ¿No es esto lo que el apóstol Pedro estaba haciendo? “Nosotros hemos dejado” dijo. “¿Qué recibiremos?” Pensaba para sus adentros: ¡De seguro nosotros recibiremos más!” Jesús les enseña que Dios tiene el derecho de hacer con sus siervos lo que quiera, y que tener un motivo equivocado es pecado ( v. 15). Notemos también que los que fueron a trabajar desde la seis de la mañana exigieron un contrato; ¡querían saber lo que obtendrían!

Nuevamente Jesús anuncia su muerte Vv17-28

Esta fue la tercera vez que Jesús le reveló a Sus discípulos que iba a morir. La primera fue en Cesárea de Filiaos, antes de su transfiguración ( 16: 13, 21) La segunda fue en Galilea, después de Su transfiguración (17:22). Esta tercera vez fue en camino a Jerusalén. Esta revelación era una profecía, completamente ajena al concepto natural de los discípulos; sin embargo. Se cumpliría literalmente en todo sus detalles.

En los versículos 20-21, se be admirar la fe de ella en Jesús, y también su confianza en su promesa del reino (19: 28). Pero sus motivos no eran correctos, puesto que no pedía algo para la gloria de Dios, sino para suya propia.

Si pedimos ser sentados en el trono en el reino, tenemos que estar dispuestos a beber la copa del sufrimiento. Sufrir la cruz en el camino para entrar en el reino. La petición de la madre Juan y Jacobo le brindo a Jesús la oportunidad de revelar el camino para entrar en el reino. La indignación de los diez discípulos (v.24) también le dio a Jesús la oportunidad de revelar la manera de vivir en el reino, estar dispuestos a servir a otros       como escalera (v.27), en lugar de regirlos.

El Milagro de sanidad de dos ciegos V.v29-34

Nótese que Marcos 10: 46-52 indica un ciego solo, pero Mateo dice que hubo dos.

Es probable que Bartimeo (mencionado por Marcos) era el más conocido de los dos, y el que tomó la iniciativa para venir a Jesús. Vemos en este milagro un cuadro de la salvación. Los dos hombres eran ciegos, y todo pecador perdido está ciego. Eran pobres mendigos, y el pecador perdido está en profunda pobreza alejado de Cristo. Ellos clamaron a Jesús quien es el único que puede abrir los ojos de las personas; mostrándole misericordias. El toque de Jesús los sano, y ellos al segarle demostraron que sus vidas habían sido cambiadas.

Capítulo 21

Jesús entra el Jerusalén. Vv 1-11

Esta venida de Jesús fue descrita por profeta Zacarías, en 9:9. Cuando Cristo aparezca en su gloria, es en su mansedumbre, no en su majestad, en su misericordia para obrar salvación. Como la mansedumbre y la pobreza externa fueron vistas plenamente en el Rey de Sion, y marcaron su entrada triunfal en Jerusalén, ¡cuán equivocados estaban la codicia, la ambición y la soberbia de la vida en los ciudadanos de Sion! Ellos llevaron el pollino, pero Jesús no lo usó sin el consentimiento del dueño. Los aperos fueron los que había a mano.

No debemos pensar que son muy caras las ropas que vestimos para abandonarlas por el servicio por el servicio de Cristo. Los sumos sacerdotes y los ancianos después se unieron ala multitud que lo trató mal en la cruz, pero ninguno de ellos se unió a la multitud que le rindió honores.

Los que toman a Cristo como Rey de ellos deben poner a sus pies todo lo que tienen. ¡Hosanna! o ¡crucifícalo! A menudo, la multitud inestable se unen al clamor del día, sea ¡Hosanna! o ¡crucifícalo! A menudo, las multitudes parecen aprobar el mensaje del evangelio, pero pocos llegan a ser discípulos coherentes.

Cuando Jesús iba a entrar en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió; quizá algunos fueron por el gozo, los que esperaban el Consuelo de Israel; otros fueron moviditos por la envidia, Así de variadas son las motivaciones de la mente de las personas en cuanto a la cercanía del reino de Cristo.

La profanación del templo Vv12-17

Jesús encontró parte del atrio del templo convertido en mercado de ganado y de cosas que se usaban en los sacrificios, parcialmente ocupado por los cambistas de dinero o lo que es lo mismo, “cambiaron el altar en mostrador”. Jesús tomando un látigo los echó del lugar, como había hecho al comenzar su ministerio, en Juan 2. 13-17. Sus obras testificaban de El más que los Hosannas, y las curaciones que hizo en el templo fueron el cumplimiento de la promesa de que la gloria de la última casa sería más grande que la gloria de la primera.

Si Cristo viniera ahora a muchas partes de su iglesia visible, ¡cuántos males secretos descubriría y limpiaría! ¡Cuántas cosas que se practican a diario bajo el manto de la religión, demostraría El que son más adecuadas para una cueva de ladones que para la casa de oración!

Maldición de la higuera estéril Vv18-22

Este milagro representa el estado de los hipócritas en general, y así nos enseña que Jesús busca el poder de la religión en quienes la profesan, y el sabor de ella en quienes dicen tenerla. Sus justas expectativas de los profesantes que florecen suelen frustrarse; vienen a muchos buscando frutos y sólo encuentran hojas. Una profesión falsa se marchita corrientemente en este mundo, y es el efecto de la maldición dada por Jesús. La higuera que no tenía fruto pronto perdió sus hojas.

Esto es una representación del estado de la nación y el pueblo judío.

Nuestro Señor Jesús no encontró en ellos nada sino hojas. Después que rechazaron a Jesús, la ceguera y la dureza se acrecentaron en ellos hasta que “fueron desechados, desarraigados de su lugar y de la nación”Jesús fue justo es eso. Temamos mucho la condenación pronunciada para la higuera.

La autoridad de Jesús Vv 23-27

Jesús se manifestó como el Mesías, los sumos sacerdotes y los escribas se ofendieron mucho, en especial porque expuso y eliminó los abusos que ellos estimulaban. Jesús preguntó qué pensaban ellos del ministerio y bautismo de Juan. Muchos se asustan más de la vergüenza que produce la mentira que del pecado, y, por tanto, no tienen escrúpulos par decir lo que saben que es falso, como sus propios pensamientos, afectos e intenciones o sus recuerdos y olvidos. Nuestro Señor Jesús rehusó responder a sus preguntas. Mejor es evitar las disputas innecesarias con los impíos oponentes.

La parábola de los dos hijos Vv.28-32

Esta parábola de los dos hijos enviados a trabajar en la viña es para mostrar que los que no sabían que es bautismo era de Dios, fueron avergonzados por aquellos que lo sabían y además lo reconocen. Toda la raza humana es como niños a quienes Jesús ha criado, pero ellos se han rebelado contra El, sólo que algunos son más convincentes en su obediencia que otros. A menudo sucede que el rebelde atrevido es llevado al arrepentimiento y llega a ser siervo del Señor, mientras el formalista se endurece en su orgullo y enemistad.

Los labradores       malvados V.v 33-46

Dios ha hecho mucho por Israel, esperando que la nación llevara fruto para Su gloria, pero la nación se rebeló contra El y rehusó llevar fruto para Su gloria. Dio envió muchos profetas y siervos para comunicarse con la nación, pero Israel a unos maltrató y a otros mató. Fue entonces que dios envió a su Hijo, ¡y ellos lo mataron! Incluso “lo echaron fuera de la viña” (39). Los judíos mismos pronunciaron su propia sentencia en el versículo 41, y Dios hizo exactamente       lo que ellos dijeron. Les quitó sus       privilegios espirituales, destruyó Jerusalén y dio su bendición a los gentiles.

Capítulo 22

La fiesta de bodas del reino Vv.1-14

El la parábola anterior, el AT fue comparado con una viña, y el enfoque era el trabajo de la ley, en esta parábola en el NT es comparada con una fiesta de bodas, y el enfoque es el disfrute que se tiene bajo la gracia. Los novillos y animales engordados representan a Jesús, quien fue inmolado para que el pueblo escogido de Dios pudiera disfrutarlo como banquete. En el versículo 7 representan los ejecitos romanos que, bajo el liderazgo de Tito, destruyeron a Jerusalén en el año 70 d. de C. El hecho de que los judíos rechazaran a Jesús los hizo indignos de disfrutar el NT (Hch 13: 46).

El traje de bodas es tipificado por los vestidos bordados que se mencionan en el Salmo 45: 14 y es representado por el lino fino que se menciona Ap . 19:8. Los versículos que cierran la parábola (11-14) enfatizan que los invitados deben recibir un vestido de la boda del Rey para ser admitidos. El Rey llamó “malos y buenos” (10), pero les proveyó un vestido que les haría aceptos. Esto habla del don de la justicia de Dios que provee mediante Jesús para todo el que cree, No ponga esta escena en el cielo, porque sin dudas nadie entrará en el cielo sin la justicia de Cristo. También estos versículos advierten a los falsos profesantes a no responder a la invitación externa, sin recibir al Señor internamente. Estas tres parábolas muestran la historia espiritual de Israel. Dios escogió a la nación para que llevara fruto (la viña y la higuera), y falló por no fructificar. Hoy la nación ha sido dejada a un lado y las bendiciones de Cristo se han dado a la Iglesia hasta que llegue la plenitud de los gentiles (Ro. 11:25ss).

La cuestión del tributo Vv 15-22

Esta pregunta salió de los herodianos, un grupo religioso que tenía ambiciones políticas. No hay mucha información sobre este grupo, paro al parecer estaban en componendas con Herodes para cooperar con Roma. Se ponían a los fariseos que detestaban al gobierno romano, sin embargo, estos dos grupos se unieron para oponerse a Jesús. Sin duda, la pregunta sobre el tributo era muy delicada, Si Jesús se oponía al tributo a Roma, podía ser arrestado como traidor; pero a la misma vez si lo favorecía hubiera perdido los corazones de los judíos que detestaban a los gobernantes romanos.

La respuesta de Jesús muestra que el verdadero hijo de Dios tiene obligaciones tanto hacia Dios como con la patria. Esto nos enseña que lo creyentes deben obedecer la ley y honrar a sus líderes. El mejor ciudadano es un ciudadano cristiano. La respuesta de Jesús no sólo fue valiente sino sabia “Dad a Cesar lo que es de Cesar y a Dios lo que es de Dios”.

La pregunta sobre la resurrección V.v 23-33

Una vez más los saduceos entran a le escena con una pregunta doctrinal. Los saduceos eran otra secta del judaísmo. Ellos no creían en la resurrección, ni en los ángeles, ni en los espíritus. Tanto       Juan el Bautista como Jesús condenaron a los fariseos y los saduceos, calificándolos de “generación de       víboras. Jesús advirtió a Sus discípulos acerca de sus doctrinas, que eran modernistas antiguos.

Una cosa es conocer las Escrituran, y otra es conocer el poder de Dios. Necesitamos conocer ambos. Aquí “Escrituras” se refiere a los versículos del AT relacionados con la resurrección, y el poder de la resurrección.

Puesto que Dios es el Dios de los vivos y es llamado “el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”. Estos resucitarán, De modo que el Seños Jesús explicó las Escrituras, no solo conforme a la letra y el poder implícitos en ellas.

El gran mandamiento V.v 34-46

Los fariseos aparecen abiertamente para hacer una pregunta legal acerca de la ley del AT. (La expresión “había hecho callar” en el v. 34 literalmente significa “poner bozal” ¡Esto demuestra de qué forma Jesús silesio a sus enemigos!) Los expertos de la ley debatían sobre cuál de los muchos mandamientos era el más grande. Dividían los mandamientos en “pesados” y “ligeros” y separaban las “leyes rituales” de las “leyes morales”. ¡Llegó al punto de que el más pequeño detalle de la ley ritual era tan obligatorio como las grandes leyes morales de Dios! Los fariseos pensaron que podían atrapar a Jesús forzándole a tomar partido en esta cuestión teológica controversial. Jesús apelando a las Escrituras, citó Deuteronomio 6:5 Y Levítico 19:18. Amar a dios a Dios y al prójimo: estos dos mandamientos resumen la ley entera (Romanos 13:8-41

Los expertos de la ley debatían sobre cuál de los muchos mandamientos era el más grande. Tanto el mandamiento de amar a Dios como el mandamiento de amar a las personas tienen que ver con el amor. El espíritu de los mandamientos de Dios es el amor.

Durante la última visita de Jesús a Jerusalén, el centro del judaísmo, El fue rodeado por los principales sacerdotes, los ancianos, los fariseos, los herodianos y los saduceos, junto con un interprete de la ley.

Todos ellos trataron de enredarlo con enigmas y preguntas capciosas. Primero, los principales sacerdotes, que representaban la autoridad de la religión judía, y los ancianos, que representaban la autoridad del pueblo judía, le preguntaron acerca de la autoridad que El tenía. Ellos formularon la pregunta conforme a su concepto religioso. En segundo lugar los fariseos, quienes eran los conservadores, y los herodianos, quiebe eran celosos por la política, le hicieron una pregunta relacionada con la política. En tercer lugar, los saduceos que eran los modernistas, le preguntaron con repecto       a las crencias fundamentales. En cuato lugar, un inreprete de la ley que se creía recto le hizo una pregunta acerca de la ley.

La pregunta que El hizo tenía que ver con el Cristo, quien es el centro de todas las cosas. Ellos conocian la religión, la política, las creencias y la ley, pero no le prestaban atención a Jesús. Asi que le preguntó “¿Qué pensáis acerca del Cristo?” Todos debemos contestar esta pregunta. Esta gran pregunta, que Jesús hizo con respecto a Su maravillosa persona, hizo callar a todos Sus opositores.

Capítulo 23

Jesús reprende a los escribas y a los fariseos V.v 1-12

El gran pecado de los fariseos era la hipocresía basada en el orguyo. Su religión externa, no interna; era para imprersiinar a las personas, no para agradar a Dios. Imponían pesadas cargas sobre la gente, en tanto que Jesús vino para dar libertad.Amaban los títulos y el reconocimiento público, se autoexataban a expensas de ortos. Llevaban consigo cajitas que contenían porciones de al Escritura. (Las filaterias son pequeñas cajas de cuero) Las llevaban sobre su frente y sobre el brazo izquierdo. Los escribas y los fariseos las hicieron más anchas y las consieraban como amuletos.

Además la ley requería que los isrelitas hicieran flecos en los bordes de sus vestidos con un cordón azul. Los flecos indicaban que su conducta (tipificada por el vestido) era regulada por el gobierno celestial (indicado por el cordónazul), y debían servir de recordatorio para que guaedaran los mandamientos de Dios (Nm. 15:38-39).

Los escribas y los fariseos alargaban los flecos, aparentando que guardaban los mandamientos de Dios y que eran regulados por ellos a un grado sobresaliente.

Los ocho ayes V.v 13-36

Hay ocho “ayes”, aquí y usted contrastarlos con las ocho “bieneventuranzas” de Mateo 5:3-12. “Los pobre en espíritu heredrán el reino (5:3) mientras que lo orgullosos cierran “el reino de los cielos” (v.13). Los que llorán recibiran consolación (5:4), mientras que los devoradores recibirán condenación (v.14). Los mansos “recibirán la tierra por heredad” (5.5), pero los orgullosos envía a las personas al infierno (v.15) Dios llena a aquellos que tiene hambre de santidad (5:6). Pero los codiciosos de ganancia material se irán vacíos (Vs. 16-22). Los misericordiosos “alanzarán misericordia” (5:7), pero los fariseos rechazaron la misericordia al especializarse en trivialidades (vs.23-24) “los limpios de corazón verán a Dios” (5:8) en tanto que los regiosos por fuera son corruptos internamente (vs. 25-28.Los pacificadores y los perseguidos son “hijos de Dios (5:9-12), pero los asesinos y perseguidores se les llama “hijos del diablo” (vs. 29-33).

Estos ayes no los prununcio Jesús con un sentimiento de odio es su corazón. Pero, hay un sentido de “triteza compaciva” en estos versículos, a medida que el amante corazón de Jesús revela los corazones perversos de sus enemigos.

Delitos de los fariseos Vv 14-33

Tanto los escribas como los fariseos eran enemigos del evangelio de Jesús y, por lo tanto, de la salvación de las almas de las personas. Malo es mantenernos alejados de cristo, pero peor es mantener a los demás lejos de El. Sin embargo, no es novedad que la apariencia y la forma de piedades usen como manto para las mayores enormidades. Pero la piedad hipócrita       será considerada como doble iniquidad. No para la gloria de Dios, ni para el bien de las almas, sino para tener el mérito y la ventaja de hacer prosélitos. Eran muy estrictos y precisos en materias mínimas de la ley, pero negligentes y consecuentes en las materias de mayor peso. Muchas veces pensamos que si nosotros hubiéramos vivido cuando Jesús estuvo en la tierra, no lo hubiésemos despreciado ni rechazado, como entonces hicieron las personas; pero Jesús en su Espíritu, en su palabra, en sus ministros aun no es tratado mejor. Justo es que Dios entregue a la lujuria de sus corazones a estos que se obstinan en satisfacerse a sí mismos. Jesús da a las personas su carácter verdadero.

Lamento sobre Jerusalén Vv 34-39

Jesús declara las miserias que estaban por acarrearse a sí mismos los habitantes de Jerusalén, pero no se fija en los sufrimientos que estaban por acarrearse a sí mismos los habitantes de Jerusalén, pero no se fija en los sufrimientos que El iba a pasar. Una gallina que junta sus pollos bajo las alas, es un emblema adecuado del tierno amor del Salvador para aquellos que confían en El, y su fiel cuidado por ellos. El llama a los pecadores a que se refugien en su tierna protección, los mantiene a salvo y los nutre para la vida eterna. En esta oportunidad anuncia la dispersión y la incredulidad presente de los judíos, y su futura conversión a Cristo. Jerusalén y sus hijos tenían gran parte de la culpa y su castigo ha sido una señal. Pero no antes de mucho, la venganza merecida caerá sobre cada iglesia que es cristiana sólo de nombre. Mientras tanto, el Salvador está listo para recibir a todos los que vayan a El. Nada hay entre los pecadores y la dicha eterna, sino orgullo y su incrédula falta de voluntad.

Capítulo 24

Jesús anuncia la destrucción del templo Vv 1-3

Jesús predice la total ruina del y la destrucción futura del templo. Una visión fundada el la fe de la desaparición de toda gloria mundanal, nos servirá para que evitemos admirarla y más que todo para ponderar su valor. El cuerpo más bello será pronto comida para los gusanos, el edificio más hermoso, un montón de escombros. Jesús nuestro Señor, habiéndose ido con sus discípulos al Monte de los Olivos, puso ante ellos el orden de los tiempos en relación con los judíos, hasta la destrucción de Jerusalén, y en cuanto a las personas en general hasta el fin del mundo.

Señales que anticipan el fin Vv 4-28

Los discípulos de Jesús le preguntaron ¿Cuándo serán estas cosas? Jesús no le contestó eso, pero ellos también habían preguntado: ¿Cuál será la señal? Esta pregunta si la contesto con detalles. La profecía trata primero los acontecimientos más cercanos, como la destrucción de Jerusalén, el fin de la iglesia y del estado judío, el llamado a los gentiles, y el establecimiento del reino de Cristo en el mundo; pero también mira al juicio general; y al cercano, apunta más fomentar la cautela que satisfacer su curiosidad; pero más a prepararlos para los acontecimientos que sucederían que a darles una idea clara de los hechos.

Jesús advierte a sus discípulos que estén en guardia contra los falsos maestros. También anuncia guerras y grandes conmociones entre las naciones. Aquellos que no escuchen a los mensajeros de la paz, se les hará oír a los mensajeros de la guerra. Pero donde esté puesto el corazón, confiando en Dios, se mantiene en paz y no se asusta. Los juicios terrenales más grandes sólo son principio de dolores.

También Jesús anuncia la rápida difusión del evangelio en el mundo.

La venida del Hijo del Hombre Vv 29-41

Jesús predice su segunda venida. Es habitual que los profetas hablen de cosas cercanas y la mano para expresar la certidumbre de ellas. En cuanto a la segunda venida de Cristo, se anuncia que habrá un gran cambio para hacer nuevas todas las cosas. Entonces verán al Hijo del Hombre que viene en las nubes- Los elegidos de Dios están dispersos en todas partes; los hay en todas las naciones, pero cuando llegue ese gran día la reunión no habrá uno solo que falte; la distancia del lugar no dejará nadie fuera del cielo.

 

Jesús anuncia otras señales Vv 29-41

Es habitual que los profetas hablen de cosas cercanas para expresar la grandeza y certidumbres de ellas. En cuanto a la segunda venida de Cristo, se anuncia que habrá un grandioso cambio para hacer nuevas todas las cosas. Tarde o temprano, todos los pecadores se lamentarán, pero los pecadores arrepentidos miran Cristo y se duelen de manera santa. Los pecadores impenitentes verán a Aquel que traspasaron y, aunque ahora ríen, entonces se lamentarán. Los elegidos de Dios están dispersos en todas partes; los hay en todas las naciones, pero cuando llegue ese gran día de reunión no habrá uno solo de ellos que falte. Jesús declara que los judíos nunca cesarán de ser un pueblo distinto hasta que se cumplan todas las cosas que había predicho; el versículo 34, anuncia que Judá nunca dejará de existir como pueblo distinto, mientras dure este mundo. Si nosotros supiéramos correctamente       que todas las cosas terrenales deben pasar dentro de poco, no pondríamos los ojos así como nuestro corazón en ellas tanto como lo hacemos.

Jesús nos exhorta a estar vigilantes Vv 42-51

Velar por la segunda venida de Cristo es mantener el temperamento mental en que deseamos que nos encuentre nuestro Señor. Sabemos que tenemos poco tiempo para vivir, no podemos saber si tenemos largo tiempo para vivir, y mucho menos sabemos el tiempo fijado para enfrentar el juicio. La venida de Cristo será una ocasión muy feliz       para aquellos que estén preparados, pero será muy espantosa para quienes no lo estén.

Capítulo 25

La parábola de las diez vírgenes       Vv1-13

Jesús nos enseña en esta parábola para clarificar aun más lo que significa estar listos para su regreso y como hemos de vivir hasta que el venga. En esta parábola se nos enseña que cada persona tiene que ocuparse de su condición espiritual. Esta parábola tiene que ver con el matrimonio. En la cultura judía, una pareja mantenía su noviazgo por largo tiempo antes de contraer matrimonio y la promesa de compromiso era un pacto similar a los votos del matrimonio. Cuando Jesús vuelva para llevar a la Iglesia al cielo, debemos estar listos. La preparación espiritual no puede comprarse ni prestarse a último minuto. La relación con Dios tiene que ser propia.

La parábola       de los talentos Vv.14-30

Esta parábola nos enseña la necesidad de usar bien lo que Dios nos ha confiado. El amo dividió el dinero entre sus siervos de acuerdo a sus capacidades: nadie recibió ni más ni menos dinero de que podía usar. El fracaso solo podría atribuirse a la flojera u odio al amo. El dinero como se emplea aquí, representa cualquier clase de recurso que se nos confía. Dios nos da tiempo, capacidades, dones así como otros recursos de acuerdo a nuestras habilidades y espera que lo usemos sabiamente       hasta que regrese. Estamos obligados a usar bien lo que Dios nos ha dado. La cuestión no es cuánto tenemos, sino lo que hacemos con lo que tenemos. En los versículos 24-30, este hombre solo pensó en sí mismo. Quería evitar riesgos para protegerse       de su intransigente amo, pero este lo castigó por su egocentrismo. No debemos buscar excusas para no hacer lo que Dios nos mando a hacer. Si Dios es nuestro Amo, debemos estar dispuestos a ser obedientes. Nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestras habilidades y nuestro dinero no nos pertenece. Solo somos mayordomos, no propietarios. Cuando nos convertimos en rebeldes merecemos el castigo.

El juicio de las naciones Vv 31-40

No tenemos duda que Dios separará a los seguidores fieles       de los falsos y los incrédulos. La mejor evidencia de que somos creyentes es la manera en que actuamos. Tratar a todas las personas que encontramos como si fuera Jesús no tarea fácil. Aquello que hacemos por otros demuestra lo que pensamos de lo que Jesús señaló       que debíamos hacer: dar de comer al hambriento, darle alojamiento al desamparado, visitar a los enfermos. Jesús comparó a las ovejas a los cabritos con los creyentes y los que no lo son. Las ovejas y los cabritos pastan juntos con frecuencia, pero los separan cuando llega la hora de trasquilar las ovejas. El profeta Ezequiel se refiere a esta separación (Ez.34:17-24).

En los versículos 34-40. Jesús nos habla de la misericordia que todos podemos brindar a diario. Son gestos que no requieren riqueza, habilidad ni siquiera inteligencia; son cosas que se hacen y se reciben de gracia. En los versículos 25-40. Hay mucha discusión relacionada a la expresión “mis hermanos”. Algunos han dicho que se refiere a los judíos; otros argumentan que es una referencia a todos los creyentes. Otros manifiestan que alude a los que sufren en cualquier lugar. El versículo 46 se refiere al castigo eterno que tiene lugar en el infierno; lugar donde irán a parar los que no quieren arrepentirse que reciben su merecido después de la muerte.

Capítulo 26

Una mujer unge a Jesús con un perfume Vv 1-19

El acto de amor de esta mujer fue aceptado por Jesús y criticado por los discípulos, siendo Judas el principal acusador (Jn 12:4-6). Es muy triste ver a Pedro estando de acuerdo con Judas y andando “en el consejo de malos”. Pronto estaría en el camino de los pecadores y luego se sentaría en la silla de los escarnecedores, donde negaría a su Señor tres veces.

Es muy peligroso que los creyentes se juzguen unos a otros, porque el juicio siempre regresa sobre nuestras cabezas. Judas llamó “desperdicio”a la acción de María. ¡Pero Huesos dijo que era una recordación perpetua! Hasta este día, dondequiera que se predica el evangelio, se menciona a María y su acción de amor.

Este reproche de Jesús aumentó la decisión de Judas para traicionarlo. De allí se fue a complotar con los líderes judíos cómo arrestar a Jesús. Ellos acordaron darle 30 piezas de plata tal y como profetizó las Escrituras (Zac.11:12). Pedro, por otra parte, fue con Juan a preparar la Pascua para Jesús (Lu. 22:8). A pesar de sus fracasos Pedro amaba a Jesús y confió en El, en tanto que Judas salió de ellos, debido a que no era uno de ellos (1Juan 2:1819).

Institución de la Cena del Señor Vv 20-35

Aquí vemos a Judas engañando y a Pedro jactándose, Jesús anunció que uno de ellos lo traicionaría, conforme profetizaba el Salmo 21: 9. Cuando Judas le preguntó: “¿Soy yo, Señor?”, su lenguaje sugiere que esperaba una respuesta negativa. En otras palabras, pretendía que era fiel a Jesús, cuando ya se había rendido al diablo (Juan 12:2,27).

Cuando Judas se fue; Jesús instituyó la Cana del Señor. Podemos notar que el versículo 29 que El prometió un reino literal. El “himno” que cantaron fue de los Salmos 115-118; leas esto en los Salmos y vea las enseñanzas mesiánicas, especialmente en el Salmo 118. Fue cuando iban hacia Getsemaní que Pedro se jactó y todos sin excepción negaron las palabras de Jesús (y Zac. 13:7) de que sus discípulos los abandonarían. Cuando un creyente se opone a la Palabra de Dios, se encamina a meterse en dificultades y grandes problemas..

Jesús ora en Getsamaní Vv 36-56

Judas pretendía honrar a Jesús al besarle repetidamente, y a Pedro fallando al quedarse dormido cuando debía estar orando, luchando con una espada, cuando debía rendirse y huyendo después de jactarse de que moriría por el Señor. La “copa” v. 39) fue el precio que Jesús pagaría al ser hecho pecado en la cruz. Su naturaleza santa se rebelaba en contra de la perspectiva de ser hecho pecado, y sin embargo. Su santa voluntad era una con la del Padre y voluntariamente entregó su vida.

Pedro, un pescador, trató inútilmente de ser un soldado y lograr victorias espirituales con un arma carnal. Tenemos que acordarnos de que Jesús no necesitaba que lo defendieran. El creyente lucha contra Satanás, no contra carne ni sangre; las armas que usamos son espirituales, no carnales. Moisés cometió la misma equivocación y tuvo que pasar cuarenta años aprendiendo a dejar que Dios libre sus batallas.

Jesús ante el concilio Vv 57-68

Jesús fue llevado apresuradamente a Jerusalén. Luce mal, y presagia lo pero, que los dispuestos a ser discípulos no estén dispuestos a ser conocidos como tales. Aquí empieza la negación de Pedro: porque seguir a Jesús desde lejos es empezar a retirarse de El. Nos concierne más prepararnos para el fin, cualquiera que sea, que preguntar curiosos cuál será el fin. Cuando Jesús fue hecho pecado por nosotros, se quedó callado y dejo que su sangre hablara. Hasta entonces       rara vez había confesado Jesús expresamente, ser el Mesías, el Hijo de Dios; el temor de su doctrina lo dice y sus milagros lo prueban, pero, por ahora omitiría hacer una confesión directa. Nos hubiera parecido que El renunciaba a sus sufrimientos. El capítulo 53 de Isaías predicen exactamente estas cosas.

La negación de Pedro Vv 69-75

El pecado de Pedro se nos relata con absoluta veracidad, porque las Escrituras tratan con estas cosas con fidelidad. Las malas compañías llevan a pecar: quienes se meten innecesariamente en eso pueden hacerse la expectativa de ser tentados y atrapados, como Pedro. Apenas pueden desprenderse de esas compañías sin culpa o dolor, o ambas. Es una gran falta tener vergüenza de Cristo y negar que lo conocemos cuando somos llamados a reconocerlo y, en efecto, eso es negarlo. El pecado de Pedro fue con agravantes; pero él cayó en pecado por sorpresa, no en forma intencional, como Judas. Las consecuencias fue que Pedro no pudo resistir la mirada de Jesús y lloro tan amargamente, que nunca lo volvió a negar.

Capítulo 27

Este capítulo contiene la historia de Jesús y Judas. Jesús y Pilato. Jesús y los espectadores y Jesús y sus amigos.

Jesús y Judas Vv 1-10

Algunos escritores han tratado de convertir a Judas en un héroe, diciendo que vendió deliberadamente a Jesús para asegurarse de que las profecías se cumplieran. Pero, Jesús afirmó con claridad meridiana que judas no fue ningún héroe, sino un diablo (Jn 6:70), y que aunque las profecías se cumplirían, seguiría siendo culpable de haber pecado deliberadamente (Mt. 26:24). Su amor al dinero, y tal vez el deseo egoísta de ser un líder en el reino terrenal, lo mantuvieron en el grupo de los discípulos, pero su corazón nunca estuvo con Jesús. El dijo “he pecado (v4), porque lo habían atrapado en el acto, pero no dio evidencia de arrepentimiento verdadero. Rechazó la verdad, creyó en la mentira y Satanás se apodero de él. Judas se quitó la vida porque Satanás es homicida. Notemos que judas tuvo que confesar que Jesús era inocente (v4). Alguien ha dicho “que la muerte de Cristo compró la redención del mundo: ¡la muerte de Judas compró un cementerio para extranjeros!

Jesús y Pilato Vv 11-32

Pilato no tenía maldad en contra de Jesús; le instó a       aclarar las cosas, y se esforzó por declararlo sin culpa. El mensaje de su esposa fue una advertencia. Dios tiene muchas maneras de advertir a los pecadores sobre sus actitudes pecaminosas, siendo una de ellas la misericordia. Pilato pensó que el pueblo pediría a Jesús, no a Barrabás, pero se equivocó. Jesús no es la elección del pueblo. Los hombres siempre pedirán un pecador no un Salvador. Ellos rechazaron al Hijo de Dios, a cambio de un ¡asesino! La petición de los judíos en el versículo 25 fue contestada: La sangre de Jesús ha caído sobre ellos y sobre sus hijos, y estará allí hasta que la nación “mire a Jesús, a quien traspasaron” (Zac : 12:10). La ruina de Jerusalén en el año 70 d.C., la dispersión y persecución de los judíos y la ira futura de Dios sobre la tierra de Israel. Los acontecimientos de la actualidad, son todas respuestas a su petición.

Jesús y los espectadores Vv 33-54

Mientras el Hijo de Dios sufre por pecado de la humanidad, los soldados se juegan sus posesiones terrenas; los judíos se mofan de El; la gente se sienta y se queda mirándole; y sin embargo, un soldado romano confiesa: “Verdaderamente este era Hijo de Dios” (v.54) Se ridiculizaron las oficios de Cristo como Profeta y Rey. Negaron su profecía respecto al templo (v.40); y repetidamente se rieron de sus afirmaciones de ser Rey (vs. 37,42).

Las tinieblas que se mencionan en este pasaje fueron algo sobrenatural. No podía haber sido un elipse, porque la temporada de la Pascua ocurría en luna llena. Esta fue la manera del Padre para velar la cruz mientras su hijo llevaba los pecados de al humanidad y probada por la raza humana la ira de Dios..El misterio de Dios el Padre abandonando a su Hijo Unigénito es demasiado profundo para nosotros, simples mortales.

Los sucesos ocurridos durante su muerte son verdaderamente asombrosos. El velo del Templo se rasgó, debido a que su sangre abrió un       camino nuevo y vivo a Dios. También las tumbas se abrieron porque su muerte conquistó a la muerte. Los santos no salieron de las tumbas sino después de la resurrección, porque Cristo es hecho “primicias”(Co. 15:20,23). Judas y Pilato confesaron la inocencia de Cristo, así como el saldado romano (v.54) Incluso la ira del hombre alaba a Dios.

Jesús y sus amigos Vv 55-66

Tan pronto como Jesucristo terminó la obra de redención, nunca más lo tocaron manos enemigas. Mientras que” Cristo fue hecho pecado por nosotros”, Dios permitió que las personas hicieran lo peor. Pero tan pronto como la obra quedó terminada, Dios permitió que sólo los amigos de Cristo lo tocaran. Sin duda, José y Nicodemo eran creyentes, de otra manera no se hubieran contaminado para la Pascua al sepultar el cuerpo de Jesús. Ya no necesitaban el cordero pascual; habían descubierto perdón en el Cordero de Dios. Nicodemo vino a Jesús de noche (Jn 3) le defendió frente al concilio (Jn 7:45-53) Al parecer, Nicodemo y José de Arimatea hicieron lo que el concilio sugirió: “Escudriña y ve” (Jn. 52). Al buscar en las Escrituras, el Espíritu Santo los iluminó de tal manera que comprendieron los sufrimientos y la gloria de Cristo. De la profecía de Daniel entendieron cuánto El moriría y de otras Escrituras por qué y cómo moriría, Así, tenían preparada la tumba y las especias, y estaban cerca cuando el murió.

Algunos líderes recordaron lo que los discípulos olvidaron: que Cristo prometió salir de la tumba después de tres días.

Capítulo 28

La resurrección Vv 1-10

Cristo se levantó al tercer día después de su muerte; ese era el tiempo del cual había hablado frecuentemente. El primer día de la primera semana Dios mandó que de las tinieblas brillara la luz. En ese día el que es la Luz del mundo, salió resplandeciendo desde las tinieblas de la tumba; y este día es, desde entonces, mencionado a menudo en el NT como el día en que los creyentes celebraron religiosamente asambleas solemnes para honrar al Salvador. La resurrección de Cristo es el gozo de sus amigos y el terror de sus enemigos. Cristo sabe donde habitan sus discípulos y los visitará. El se manifestará, por gracia, aun a aquellos que están lejos de la abundancia de los medios de gracia. El temor y el gozo unidos aceleraron su paso. Los Discípulos de Cristo deben ser estimulados a darse a conocer mutuamente sus experiencias de comunión con el Señor, y deben contar a la los demás lo que dios ha hecho por sus almas.

El informe de la guardia Vv 11-15

No hay duda de que la resurrección de Cristo es un hecho aceptado, y las personas que lo cuestionan o la niegan deben probar que El no se levantó de entre los muertos. Satanás mismo, que trató de destruir a Cristo en la cruz quiere ahora que las personas que el Señor todavía está muerto. Fue Satanás el “padre de mentira” el autor de la conspiración entre judíos y los soldados en Mateo 28:11-15.

La persona de Cristo exige que sea levantado de los muertos, Como Hijo de Dios, la muerte no lo podía retener (Hch 2:24). Aparte de esto el propio Señor prometió que resucitaría de los muertos. Testigos oculares testificaron de que habían visto a Cristo (Lu 24:33-36; Jn 20:19,26; Hch 1:3,21-22). En una ocasión mas de quinientas personas vieron a Cristo vivo (1 Co 15:6) La conversión de Pablo (Hch 9) prueba que cristo está vivo. Pero la mejor prueba es la conversión del pecador.

Si me preguntaran como sé que El está vivo. Diré ¡El vive en mi corazón!

La gran comisión Vv 16-20

En el evangelio de Mateo encontramos una peculiaridad; son las escenas de los montes. Tenemos el Sermón del Monte, el monte de la transfiguración, la profecía en el Monte de los Olivos,       la crucifixión en el Monte Calvario y esta vez la reunión final con los discípulos en el monte de Galilea.

“Toda potestad” (18) Este no era ya más el carpintero humilde de Galilea, sino el poderoso Hijo de Dios.       En su muerte y resurrección conquistó a Satanás, el pecado y la muerte. Dios puso en sus manos toda autoridad. En Mateo 4:8-10 Satanás llevó a Jesús a una montaña y le ofreció todos los reinos del mundo. Aquí en el monte de Galilea Cristo proclamó que ahora tenía toda autoridad y que Satanás había sido derrotado.

El versículo 19 nos insta a hacer discípulos. Esta es una comisión para llevar el evangelio a todas las naciones, y es un cambio muy definido en 10:5,6 donde la comisión se limitó a los judíos solamente. Es muy interesante que la evangelización sola no toda la comisión; después que persona la ganamos para Cristo, deben bautizarse, lo cual sugiere el compañerismo de una iglesia local. También se debe enseñar lo cual sugiere la enseñanza y la predicación de la Palabra de Dios. Tenga presente que nuestra comisión no es simplemente “ganar almas” es “hacer discípulos” Lo que significa edificarlos en la fe.

Un discípulo es un “aprendiz” y debemos enseñarle “todas las cosas que os he mandado” Esto incluye toda la Palabra de Dios completa. Las personas deben vivir de toda la Palabra de Dios (4:4) Toda Escritura es útil (2 Ti 3:16). Si la iglesia no enseña todo el consejo de Dios, no esta obedeciendo la Gran Comisión. El versículo 20 Es una tremenda seguridad cuando Cristo dice “Yo estoy con vosotros todos los días” En Mateo 1:23 se le llama Emanuel Dios con nosotros. Aquí       afirma ese nombre. El está con nosotros por medio del Espíritu, en su Palabra, por su cuidado providencial y con su divina presencia. Mateo termina su Evangelio con una responsabilidad de parte del cristiano; llevar el evangelio a todas las personas, No todos se salvarán, pero todos merecen la oportunidad de escuchar “el evangelio que predicamos.”

 

Comenzado en junio del 2007, terminado en enero del 2009

Las huellas de Cristo en los Libros de la Biblia

ANTIGUO TESTAMENTO

Unas pocas palabras a manera de introducción. Las huellas de Cristo están en toda la Biblia; nos ocuparemos de ella en el Antiguo Testamento; más adelante nos ocuparemos de las huellas de Cristo en el Nuevo Testamento.

GENESIS- La mayor revelación que encontramos en este libro, es sin lugar a duda es el pacto de Dios con Abraham que encontramos en los capítulos 15-17, en los cuales Dios hizo promesas gloriosas a Abraham, que son mencionadas por Pablo en la epístola a los Galatas. Un punto más que queremos mencionar es que Cristo participó directamente en la creación; Juan lo menciona en el capítulo 1 de su evangelio cuando dice: “Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que sido hecho, fue hecho”(Juan 1:3) El versículo de oro es Génesis 3:15

“Pondré enemistad en tú y la mujer, y entre tu simientey la de ella; su simiente te aplastará la cabeza. Pero tú le morderás el talón”

ÉXODO- La mayoría de los estudiosos de la Biblia nos dicen que Moisés es un tipo de Cristo, porque liberó al pueblo de Israel de la esclavitud, de igual manera Aarón sirve como otro tipo de Cristo en su calidad de Sumo Sacerdote, que intercede ante el altar de incienso. La pascua indica que Cristo es el Cordeo de Dios que “quita el pecado del mundo”.

Aquellos pasajes en el evangelio de Juan que comienzan con la frase “Yo Soy” tiene su antecedente en este libro: Éxodo 3:14 “Y Dios dijo a Moisés” YO SOY EL QUE SOY” Y así dirás a los hijos de Israel YO SOY me ha enviado a vosotros”.

NUMEROS- En este libro no se menciona a Cristo específicamente, sin embargo, el sistema de sacrificios así como la labor del Sumo Sacerdote, son las cosas que se anticipan ala obra de Cristo. El libro de Hebreos tiene muchas referencias a Cristo como Sumo Sacerdote y se basa en el libro de Levítico para ilustrar su obra. Este libro lo que tiene como tema central es la vida y el culto del antiguo Israel todo ello apunta a Cristo sin lugar a duda.

DEUTERONOMIO-Moisés profetizó la venida del Mesías en 18:15 dijo “El Señor tu Dios levantará de entre tus hermanos un profeta como yo, A El sí lo escucharás” Moisés es la única persona con que Cristo se compara a si mismo”Si le creyeran a Moisés, me creerían a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creen lo que él escribió ¿cómo van a creer mis palabras” (Juan 5:46-47). Cristo citó muy a menudo a Deuteronomio, cuando se le pidió que nombrara al mandamiento más importante respondió citando al libro de Deuteronomio. Cuando Satanás lo confrontó en medio de sus tentaciones, citó nuevamente el libro de Deuteronomio. Es muy significativo que el Señor Jesús quien era muy obediente a la Palabra de Dios, usara este libro dedicado a obedecer a Dios, y así demostraba su sumisión al Padre.

JOSUE-El Cristo revelado en el libro de Josué es que en El

Se cumplieron las promesas de Dios. Al final de la vida, Josué pudo testificar que: “Ustedes bien saben que ninguna de las promesas del Señor su Dios ha dejado de cumplirse al pie de la letra” (Jo 23:14). Temprano en el libro de Josué se le apareció el trino Dios: “Y sucedió que cuando Josué estaba cerca de Jericó, levantó los ojos y miró, y ha aquí, un ore estaba frente a él y le dijo: ¿Eres de los nuestros o de nuestros enemigos. De ninguno –respondió- Me presento ante ti como un comandante del ejército del Señor. Entonces Josué se postró rostro en tierra y preguntó:¿Qué ordenes trae usted, mi Señor, para este siervo suyo? El comandante del ejército del señor le contestó: Quítate las sandalias de los pies, porque el lugar que pisas es sagrado. Y Josué le obedeció. (Josué 5:13-15)Josué entendió que dios estaba al frente de aquella empresa. Lo que Cristo desea es que estemos de su lado, y no El al lado nuestro.

JUECES-En este libro se hace énfasis que la raza humana necesita un Salvador. Muchas veces en la historia el pueblo de Dios siempre ha libertado a sus hijos de la esclavitud, cuando se han arrepentido volcando toda su esperanza de salvación en El. Llegado el tiempo Dios, en su amor y misericordia, envió a su Hijo como nuestro libertador, nuestro Salvador, para redimirnos del yugo del pecado. Nuestro Señor es un juez justo. Así que el libro de los jueces nos presenta en una forma gráfica el carácter de las relaciones de Dios con su pueblo. Dios los castiga por sus pecados, pero su amor su misericordia, y su gracia les da la libertad.

RUT-El papel de redentor cumplido por Booz al restaurar la condición personal de Rut, no necesita comentario. Esta acción lo hace participe de la bendición de Israel y lo pone en la genealogía de Cristo, Aquí contemplamos una silueta de Cristo que prefigura su gracia redentora con muchos siglos de separación. Como nuestro Señor Y Cristo, se hace carne, y viene en forma humana; a causa de identificarse con la humanidad, de la misma manera que hiso Booz con su familia, Cristo llevó a cabo la obra de redención. Y hay algo más, la indefensión humana y la disposición de Booz de pagar el precio completo de la restauración, no es otra cosa que anticipar el pago que Cristo ofreció por nuestra salvación.

1 DE SAMUEL-Estas similitudes entre Jesús y Samuel son verdaderamente impresionantes. Ambos fueron hijos de la promesa. Ambos fueron dedicados a Dios antes de nacer. Ambos sirvieron de puente entre una etapa y la otra en la historia de Israel. También Samuel combinó los dos oficios de Profeta y Sacerdote; Cristo es Profeta, Sacerdote y además Rey. David, el niño pastor, es un tipo de Cristo el Buen Pastor.

2 DE SAMUEL-David al igual que su reino apuntan hacia la venida del Mesías, muy especialmente el capítulo 7 de este libro. Dios detiene el los planes de David para construir una casa para el Arca. En sus victorias contra sus enemigos, su humildad y también su dedicación al Señor, su celo por la casa de Dios y su desempeño como sacerdote y rey. David es un precursor de la Raíz de Isaí, y de Jesús.

1 DE REYES-El gran fracaso de los profetas, los sacerdotes y los reyes del pueblo de Israel, todo ello apunta a la necesidad de la venida del Mesías, ya que Cristo representaría todos estos oficios. Aquellos primeros reyes ilustran vívidamente la necesidad de Cristo como nuestro Rey soberano. Al preguntársele si era Rey de los judíos, El contestó en lo afirmativo. Salomón se destacó por su sabiduría, pero Cristo es la sabiduría de Dios. El reino de Salomón fue pasajero, pero Cristo reinará sobre el trono de David eternamente. Cristo tiene es sublime titulo de Rey de Reyes y Señor de Señores.

2 DE REYES-El fracaso de los profetas, y de todo el pueblo de Israel, señala a la necesidad de un Salvador.El el mismo Cristo se combinan de una manera ideal los tres oficios de Profeta, Sacerdote y Rey. Si comparemos a Cristo con el profeta Elías, muchos de los milagros de Cristo lo superan. Como Sacerdote, Cristo está por encima de cualquier sacerdote mencionado en este libro. En segunda de Reyes se ilustra vívidamente la urgente necesidad de Cristo como nuestro Rey Soberano. Cuando se le preguntó que si era Rey de los judíos El contestó afirmativamente. Pero Cristo es el Rey más grande de todos los reyes de Israel; porque el reinado de Cristo no tendrá fin.

1 Y 2 DE CRONICAS-Estos libros contienen una anticipación de Cristo, así como el libro de 1 Reyes. Sin embargo, en 1 Crónicas 21 muchos han visto una anticipación de Cristo relacionado con el templo, se explica que, como consecuencia del pecado, una plaga mortal había caído sobre Israel. David compra una propiedad en Omán para hacer sacrificio al fin de que cese la plaga. Allí Salomón construyó el templo. (2 Crónicas 3:1. Es muy posible que haya sido el monte Moriah donde Dios le pidió a Abraham que sacrificara a su hijo (Gé. 22:2). En el NT. El apóstol Pablo se refiere a los creyentes tres veces como el templo de Dios(1 CCO. 3:16,17,; 6:19; Ef.2:19-22) El Señor ha comprado este lugar para levantar su templo espiritual. Fue el sacrificio de Cristo el que nos dio vida. (Ro. 5:12-18; 7:24,25).

ESDRAS-Este libro, significa “el Señor es mi ayuda”.Anticipa a Cristo en su vida y además en las funciones que cumple. Hay tres aspectos que saltan a la vista. 1) Cómo él que “había preparado su corazón para cumplir la ley de Jehová” (7:11). El nos recuerda la descripción que cristo Hace de su persona como uno que había venido para hacer la voluntad de Su Padre (Jn.5:19) 2) Cómo “sacerdote” (7:11).Este anticipa la función de Cristo como “gran Sumo Sacerdote”(He. 4:14)3) Como el gran reformador espiritual que llama al pueblo de Israel al arrepentimiento (cap. 10). Esdras es un tipo de Cristo en el sentido mesiánico, como restaurador de los principios espirituales que servían a Israel de guía para apartarse de su situación moral (Mt. 11:20-24) (Texto de oro 3:10).

NEHEMIAS-Nehemías asociado a Esdras, hizo una convocación a Israel con el propósito de que acordaran de la ley, de tal manera que vino a ser uno de los autores inspirados de la ley, que pusieron al pueblo en manos de su “ayo” (Gá 3:24,25) para que lo guardará hasta la venida de Cristo. No podemos decir que Nehemías alude directamente a Cristo, pero él lo anticipa a través de su comportamiento. Fue valiente al desafiar los peligros y exhortó al pueblo a hacer la voluntad de Dios (2:18), así como Cristo desafió a quienes se le oponían. Oraba con fervor desafiante, y estaba dedicado completamente a guardar la ley de Dios, eso también fue un elemento muy importante en la vida de Cristo. (Mt.5:17).

ESTER-La reina Ester tuvo posturas muy parecidaza Cristo en varios aspectos. Primero vivió en una total sumisión obedeciendo a las autoridades que Dios había colocado sobre ella. Al igual que Cristo, durante su ministerio terrestre vivió en total sumisión a su Padre. Segundo, Ester también se identificó con su pueblo y ayunó durante tres días la interceder en su favor (4:16). Hebreos nos dice que Cristo debía ser todo semejante a sus hermanos. Como tal, Cristo ayunó por su pueblo. Tercero, Ester renunció a su propia vida con tal de salvar la nación de una muerte segura. De la misma manera Cristo entregó su vida para un mundo pecador que pudiera salvarse de la muerte eterna.

JOB-No tenemos evidencias directas a Cristo en el libro de Job; con la excepción de la declaración contenida en el Capítulo 19 versículo 25 que dice: “Yo se que mi redentor vive, y que la final y que al final triunfará sobre la muerte”. Pero estoy seguro que Job bien puede ser visto como un tipo de Cristo a causa de sus sufrimientos, fue despojado de todo lo que tenía, pero al fin todo le fue restituido y por lo tanto sobrevino a ser mediador a favor de sus amigos. Recordamos que Cristo se despojó a sí mismo, al tomar forma de humana. Sufrió, al ser perseguido, no solo por los hombres sino por demonios, se sintió abandonado por Dios, convirtiéndose en mediador entre El y los hombres. No olvidemos que el libro de Santiago nos llama la atención a tener la paciencia y la perseverancia de Job. (Santiago 5:11)”En verdad, consideramos dichosos a los que perseveraron. “Ustedes han oído hablar de la perseverancia de Job, y han visto lo que al final le dio el Señor. Es que El Señor es muy compasivo y misericordioso.”

SALMOS-Se ha dicho que la mitad de las referencias del AT con relación al Mesías, citadas por autores del NT, están tomadas del libro de los Salmos. Los discípulos encontraron en este libro referencias al nacimiento de Jesús, no sólo su linaje, su celo, sus enseñazas por parábolas, su rechazo, su resurrección triunfal, su ascensión así como su reinado, incluyendo muchos aspectos de su ministerio. En el sentido mesiánico de estos Salmos fueron confirmados por Cristo en sus propias palabras: “Cuando todavía estaba yo con ustedes, les decía que tenía que cumplirse todo lo que está escrito acerca de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos”.

PROVERBIOS-En este libro tampoco aparecen referencias directas a Cristo, ni proféticas ni tipológicas. De hecho la sabiduría se la personifica como ente femenino. Pero a pesar de ello, algunos pasajes tales como (8:23-31). Tal parece una inconfundible descripción de Cristo, ‘quien era en el principio con Dios” Es la sabiduría de Dios, y “pero para los que Dios ha llamado lo mismo judíos que gentiles, Cristo es la sabiduría de Dios” (1Co. 1:24).

Proverbios, de una forma parecida a la Ley Mosaica describe un ideal, una aspiración y además un ansia de perfección. Salomón no fue enteramente sabio o no habría desobedecido a Dios. Sólo encontramos en Cristo las enseñanzas perfectas de todo aquello que enseña proverbios. O Aquel “en quien están escondidas todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento” (Col 2:3)

ECLESIASTES-Aunque este libro no contiene ningunas alusiones sobre Cristo, pero anticipa un número de enseñanzas de Aquel en quien se cumplieron la ley y los profetas. Aunque Cristo dijo pocas cosas acerca de la sabiduría, Pablo sin embargo, se refirió ampliamente a la sabiduría que viene de Dios. En Mateo 6:9-12 Cristo advirtió contra la búsqueda de riquezas en este mundo, diciendo que era el Reino de los cielos lo que se debía buscar; lo cual nos hace recordar como un eco la condena del Predicador en 2:1-11.18-26; 4:4-6; 5:8-14. Llevando al Predicador a la conclusión de que el único valor permanente “debajo del sol” en este mundo, y que el valor verdadero reside en la reverencia y la obediencia a Dios (12:13), esto equivale a las enseñanzas de Cristo de que lo más importante es nuestra actitud hacia Dios.

CANTAR DE LOS CANTARES-En este libro, así como en otras partes de la Biblia, el huerto del Edén, la tierra prometida, el tabernáculo, con el arca del pacto, el templo de Salomón, así como los nuevos cielos y la nueva tierra, todos están relacionados con Cristo, por lo que no es cuestión de escoger unos cuantos versículos que profetizan la venida del Mesías. La esencia del pacto de amor de Dios se reproduce en Cristo. (Lu 24:27; 2 Co 1:20)

ISAIAS-Después de la resurrección de Cristo, este caminó con dos de sus discípulos y…”Entonces, comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a El en todas las Escrituras” (Lc. 24:27). Estoy seguro que en esta ocasión debe haber citado el libro de Isaías, ya que quine capítulos de su libro contienen profecías relacionadas con el Mesías.

En este libro se habla de Cristo como “Renuevo de Jehová. Emmanuel; Señor; Consejero; Dios Poderoso; Padre Eterno; Príncipe de Paz; Piedra Angular; Raíz de Isaí; Pastor; Elegido; Rey, Siervo de Jehová; Cordero de Dios; Ungido; Redentor”.

El Capítulo 53 es la más grande profecía del AT de la obra redentora de Cristo, no hay ningún pasaje de la Biblia más completo en relación con la muerte vicaria de Cristo.

 

JEREMÍAS-No sólo por su actitud sino por su ejemplo. Jeremías es un tipo de Cristo en el AT. El mostró una gran compasión por su pueblo al punto de derramar lágrimas sobre el, pero sufrió su ingratitud, pero lo perdonó. No hay duda que Jeremías es una es una de las personalidades del AT., más parecidas a Cristo; El durante su ministerio terrenal, aludió en muchas ocasiones a pasajes en Jeremías.

LAMENTACIONES-Este libro nos demuestra lo débil que somos las personas bajo la ley, algo más, lo incapaces que somos para servir a Dios por nuestras fuerzas. No hay otra alternativa para nosotros si no acudimos a Cristo (Ro. 8:12). En los poemas que contiene este libro, se puede ver algo de Cristo. El es nuestra esperanza de redención. El es la manifestación no sólo de la compasión sino de la misericordia. El es nuestra redención y nuestra vindicación. Un ejemplo “Desde lo más profundo de la fosa invoqué, Señor, tu nombre, y Tú escuchaste mi plegaria; no cerraste tus oídos a mi clamor. Te invoqué, y viniste a mí; «No temas, me dijiste. Tu, Señor, viste el mal que me causaron; ¡hazme justicia!” (55-59).

EZEQUIEL-Este libro está muy ligado a la cristología y la persona del Espíritu Santo. Si bien es cierto que no se distingue claramente una figura mesiánica en la visión final del profeta, hay sin embargo, varios títulos y funciones mesiánicas que aparecen en el libro, son una indicación de que el Mesías formaba parte de su visión escatológica. Un solo ejemplo. El título “Hijo del Hombre” se menciona 90 veces en Ezequiel. Más tarde Cristo se apropio como una forma favorita para designarse a sí mismo.

DANIEL-En el libro de Daniel, Cristo aparece como “el cuarto varón” junto a los tres jóvenes Hebreos, Sadrac, Mesac, y Abeb-nego “en medio del horno de fuego” (3:25). Los jóvenes habían permanecido fieles a Dios, quién se une a ellos para libertarlos. De tal manera fue la liberación que “ni siquiera olor a fuego tenían” (3:27).

Otra referencia a Cristo se halla en la visión nocturna de Daniel (7:13) allí se describe a “uno como un hijo de hombre que venía con las nubes del cielo” es propiamente una alusión a la segunda venida de Cristo. La última visión de Cristo se encuentra en (10:5,6), donde la descripción de Cristo es casi idéntica a la de Revelación (1:13-16).

OSEAS-Algunos de los escritores del NT., se apoyaron en Oseas para habarnos de la vida y ministerio de Cristo, por ejemplo Mateo ve en 1:1 una profecía que se cumplió cuando Jesús era niño (Mt. 2:15). El escritor de Hebreos encuentra en Cristo aquel que pone a los creyentes ofreciendo alabanzas aceptables, a través de los de los que nos hacemos acreedores del perdón de Dios (14:2; Heb. 13:15. Para Pedro Cristo provee los medios para ser admitidos por Dios en su familia (1:609); 1 Pe.2:10). Para Pablo Cristo cumple la promesa de Oseas que podríamos romper el poder de la muerte (13:14; 1 CCO. 15:55).

También Cristo en dos oportunidades que se dirigió a los fariseos, se apoya en un texto de Osean (6:6;Mt. 9:13; 12:7).

JOEL-El profeta está mirando al futuro, cuando Dios traería juicio sobe sus enemigos y los enemigos de Israel, es el tiempo en que las naciones serían convocadas a rendir cuentas de sus acciones. El instrumento que Dios usaría sería el Mesías. Cristo cerraría este período de nuestra historia recompensando a la Iglesia y estableciendo definitivamente su reino de justicia.

Además Cristo que promete la venida del Espíritu Santo como respuesta a la obra terminada en la cruz del Calvario y el regreso al Padre (Jn. 14:15-18; 16:5-24) Joel profetiza su retorno en sentido físico y literal.

AMOS-En Amós no encontramos referencias directas a Cristo. No existen los paralelismos tipológicos. Pero, en palabras de Cristo a Mateo 11:21,22, parece haber una alusión al profeta Amós (1:9,10) Amós habla del juicio que vendrá cobre Tiro, y Cristo dice que Si “en Tiro y en Sión se hubieran hechos los milagros que han sido hechos en Corazón y en Betsaida, se hubieran arrepentido en cilicio y en Ceniza” Otro concepto de Amós aparece en el Apocalipsis de Juan. El profeta que Dios no hará nada sin revelarles antes el secreto”a sus siervos los profetas” (3:7). Juan habla acerca de la séptima Trompeta cuando el séptima Trompeta cuando el misterio de Dios se confirmara como El lo anunció a sus siervos los profetas” (Ap.10:17),

ABDIAS-Es muy interesante que el último versículo de Abadías hace referencia a “salvadores”. A través de los cuales nuestro Dios podrá ejecutar su dominio sobre el monte de Esaú. Estos “libertadores” actuarán como “jueces”, desde su asiento en Jerusalén. Los jueces hebreos fueron “salvadores” de su pueblo. No sólo le salvaron de la opresión de los extranjeros, sino le proveyeron ayuda a las viudas, los viudos y al los huérfanos. Estos Salvadores anticiparon a Cristo, el Mesías que viene como el último juez, no sólo para encarnase sino para proclamar las Buenas Nuevas de Salvación. A través de Cristo, Dios pone de manifiesto su dominio y Señorío sobre toda la humanidad (Lc. 4: 16-21).

Por otra parte, “El Día del Señor” (v.15) y el reino de Dios (v,21) fue proclamado por Abdía, que anticipan la venida de Cristo al mundo. El profeta anuncia que “el reino será de Jehová” (21), es el tema que ocupó un lugar prominente en las enseñanzas de Cristo. (Lc.20; :27;13:18-21), O “el reino de los cielos” (Mt. 5:3; 13:1-52).

JONAS-La Palabra que le dio Dios a Jonás en 4:10,11 encuentra su paralelo en las palabras de Cristo en Juan 3:16. Allí se muestra que Dios se preocupa por todos los habitantes de la tierra. No podemos ignorar que cristo está unido por un vínculo muy especial a aquellos que conforman la Iglesia, que es su cuerpo, pero su amor por todo el mundo se demostró cuando fue la cruz del Calvario. Juan el Bautista reconoció esta realidad cuando alzo su voz para decir “Aquí tienen al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29), Esto se evidenció, cuando el propio Cristo dijo: “Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo” (Mt. 24:31).

MIQUEAS-Estas profecías sobre Cristo en este libro nos llena de aliento y esperanza. El libro comienza con una descripción de la venida de Cristo (1:3-5).

Esto demuestra la disposición de Dios de estar ente la raza humana. Después de su patria había sido profanada, un remanente fiel sería reunido como ovejas en un redil. Más tarde alguien las sacaría de allí y los conduciría a la puerta de la libertad (2:12,13). Este es un Rey y Señor. Esto concuerda con el episodio del anuncio de Cristo sobre la libertad de los cautivos (L.4:18, es una realidad que los libera física y espiritualmente.

En Miqueas 5:2 encontramos las más famosa profecía de tipo del AT. Ello confirma que la profecía bíblica es la “Palabra del Señor” (1:1; 2:2; 4:2). Ese término “palabra del Señor” (4:2) es aplicable a Cristo. (Jn.1:1; Ap. 19:3). Esta profecía es enteramente mesiánica y especifica el lugar del nacimiento de Cristo.

La profecía de Miqueas (5:4,5) afirma el papel de pastor, Cristo “pastoreará su rebaño” su “ungimiento” con Poder de Dios, y su humanidad “su Dios”, su dominio universal “Sera engrandecido hasta los confines de la tierra” y su condición de líder de un reino de paz “y este será nuestra paz”. Su punto culminante de la profecía (7: 18-20 no se menciona el Mesías pero es indudable que se refiere a El.

NAHUM-Una de las profecías de Nahum proclama que Dios no puede aceptar el pecado, que debe ser barrido de la tierra. En la crucifixión de Cristo, Dios condenó definitivamente el pecado cuando dejó morir a su propio hijo. (Mt. 27:46; 2Co. 5:21). El juicio final de Dios sobre el pecado y la impiedad tuvo lugar en la cruz. Ello constituye un gran motivo de celebración.

De esta manera, la mayor demostración de la gracia divina también se revela en Cristo.

HABACUC-Este profeta vincula la salvación con la del ungido del Señor (3:13). Las raíces de las palabras hebreas reflejan los dos nombres de Nuestro Señor Jesucristo: Jesús que significa “salvación” y Cristo que significa “Ungido”.El Mesías vino cuando se cumplió el tiempo (2:3; Gl. 4:4) y se le dio el nombre de “Jesús” como el resultado de una profecía prenatal de su futuro ministerio (Mt. 1:21). Y además “nació en la ciudad de David” como un “Salvador”, “Cristo el Señor” (Lc. 2:11). Habacuc está en medio de una crisis y tiene muchas preguntas y él aguarda la respuesta, Dios le contesta y la contestación del Señor no se hace esperar”El justo vivirá por la fe” (2”4). Pablo considera este principio como la piedra angular del Evangelio de Cristo (Ro. 1:16,17). El es las respuestas a

las necesidades humanas, incluyendo el perdón de los pecados, y la esperanza para el futuro.

SOFONIAS-El significado del nombre de Sofonías es “al que Jehová ha escondido” y tiene relación con el ministerio de Cristo. La Pascua en Egipto, cuando las personas se escondían tras las puertas marcadas con la sangre de los primogénitos, estos fueron protegidos por el ángel de muerte, esto se repite en 2:3 cuando los humildes de la tierra que se han acogido a la justicia de Dios serán guardados en el día de la ira del Señor. Colosenses (3:2,3) se refiere a los que “están escondidos con Cristo en Dios”.

El regocijo por un remanente fiel (3:16.17) esta vinculada ala obra de Cristo. (Lc. 15:17). Esta figura de un gozoso redentor que espera por aquellos que le pertenecen aparece aparecen de nuevo en la epístola de los Hebreos 12:2 “Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios”

HAGEO-En este libro notamos dos referencias a Cristo que se destacan, La primera es 2:6-9. Comienza explicando lo que Dios hará en el nuevo templo, que algún día atraerá la atención de todas las naciones. Aquel que todas las naciones han deseado se presentará allí en todo su esplendor. La presencia de Cristo hará que la gloria del templo se Salomón se desvanezca y prevalezca con Cristo.

La segunda referencia a la venida de Cristo aparece en 2:23. Mencionado a Zorobabel que vincula este libro con el final del AT, con el primero del NT. Zorobabel es una de las personas mencionadas en la genealogía de Jesús. Hay dos cosas muy relevantes que lo vinculan con Cristo.

Zorobabel es un hombre escogido por Dios. Lo que

Zorobabel hizo en pequeña escala lo que hizo Jesús

A plenitud como siervo de Dios.

 

Zorobabel está en la línea del Mesías, la lista de los

de Jesús en Mateo y Lucas incluyen a Zorobabel hijo de

Salatiel, cuya propia significación personal fue

eclipsada       por el papel que el correspondió como pre-

cursor del Salvador del mundo.

ZACARIAS-Muchas veces se hace referencia a Zacarías como el más mesiánico de los libros del AT. Como ejemplo citamos los capítulos 9-14, estos son los pasajes más mencionados en las narraciones de la pasión que parecen en los evangelios. En Apocalipsis, Zacarías es el más citado de los profetas, excepto Ezequiel.

Zacarías profetiza que el Mesías vendrá como siervo, como el nuevo renuevo del Señor, como sacerdote y rey, como buen pastor. Habla de la traición de Judas por 30 monedas de plata, de su crucifixión, sus sufrimientos y segunda venida. Dos referencias a Cristo, que tiene profundo significado. La entrada triunfal de Jesús a Jerusalén que se describe en detalles, cuatrocientos años antes de aquel acontecimiento. Uno de los más dramáticos versículos de la     escritura proféticas se halla en 12:10, donde la mayoría de los manuscritos se usa la primera persona “pondrán sus ojos en mi”. Cristo profetiza personalmente el eventual recibimiento que el daría la casa de David.

MALAQUIAS-Este el último libro del AT. Y encontramos varios mensajes proféticos acerca de Jesucristo. el ángel del Nuevo Pacto (3:1). Ese es día de juicio (3:2) “¿quién podrá soportar el día de su venida? Nadie, en sus propias fuerzas, porque para todos los que temen al Señor ¿Quién podrá mantenerse en pie cuando El aparezca? “Pero para ustedes que temen ni nombre, se levantará el sol de justicia trayendo en sus rayos salud” (4:2).

(Texto bíblico usado Nueva Versión Internacional (NVI)

HUELLAS DE CRISTO EN LOS LIBROS DEL NUEVO TESTAMENTO

A manera de introducción diremos que las huellas de Cristo aparecen en todas las Sagradas Escrituras. Nos ocuparemos de ellas en el Nuevo Testamento. Es muy interesante lo que tiene que decir los escritores del Nuevo Pacto en relación a este tema tan fascinante.

MATEO-Este evangelio presenta a Cristo como el que ha realizado todas las esperanzas y expectativas del Mesías. Estos relatos de Mateo son cuidadosamente estructurados con propósito redemostrar que en Cristo se cumplen las referencias relacionadas con su misión, por lo tanto, satura sus escritos con alusiones al AT. E introduciendo una frase peculiar: “para que se cumpla la Escritura”.

En Mateo, Cristo se refiere a sí mismo como “el Hijo del Hombre”, en una velada referencia a su condición de Mesías (Dn. 7:13,14). El término usado, le permitía a cristo, no solo evitar problemas con los mesiánicos, sino que le capacitaba para interpretar, tanto su misión redentora, como su regreso a la gloria. (Mt. 17:12, 22;20.28); 13:41; 16:27). El además presenta a Cristo como Señor y Maestro de la Iglesia, la nueva comunidad, que está llamada a vivir según la nueva ética del reino de los cielos; declarando a la Iglesia como su instrumento para realizar sus propósitos.

MARCOS-El evangelio de Marcos, no tiene la intención de ser una biografía, más bien es una historia de la redención que alcanzamos gracias a la obra expiatoria de Cristo en la cruz.En Marcos se justifica el derecho mesiánico de Cristo enfatizando su autoridad como Maestro (1:22) sobre Satanás (1:27), sobre el pecado (2:1-11), sobre el sábado (2:27,28), sobre la naturaleza (4: 35-41), la enfermedad (5: 21-34), la muerte (5:35-43), sobre el legalismo (7: 1-13, 14,20), y sobre el templo (11:15-18). El titulo con el cual Marcos encabeza su obra “ Comienzo del Evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios” (1:1). En esta declaración está contenida la tesis central a cerca de la identidad de Cristo como Hijo de Dios. Eneste evangelio el titulo más frecuente que se usa para referirse a sí mism está registrado un total de catorce veces “Hijo del Hombre”. Es según Daniel 7:13. una desigmnación para el Mesías.

LUCAS-En Lucas se presenta a Cristo como Salvador de los elegidos; pero ofrece en relación con Cristo, los siguientes testimonios. Profeta (4:24; 7:16,39). El título”Hijo del Hombre” se halla 27 veces en este libro. El término no sólo destaca la humanidad de Crsito contrastando con la expresón “Hijo de Dios”, lo cual subrraya su deidad sino que presenta a Cristo como el “Hombre perfecto. Lucas afirma que Cristo es el Mesías (9:31,51), al Señor exhaltado, aquíen se refiere como “Señor” 18 veces, y en los Hechos 50 veces. El amigo de los desafortunados.

JUAN-Este evangelio presenta a Cristo como el “unigénito Hijo de Dios” que se hizo carne.La humanidad de Cristo para el escritor de este evangelio implica una doble misión: a) Como “El Codero de Dios” (1:29), Jesús compra la redención de los elegidos, b)A través de su vida y su ministerio El nos reveló al Padre, siempre señalaba más allá de sí mismo. Mientras el Hijo glorificaba al Padre,en su ministerio, también el Padre glorificaba al Hijo; pero como Juan muestra, la glorificación del Hijo que se produjo en la crucifixión (12:32,33), no sólo con la exaltación posterior a la resurrección. Cuando creemos que Jesús es el Cristo, los elejidos se convienen en participantes de la vida que Jesús hizo surgir de la muerte.

HECHOS-El este libro, encontramos varios ejemplos de la proclamación apostólica del evangelio de Cristo. En primer lugar, se presenta a Jesús como una figura histórica, un hombre con el poder para realizar señales y milagros (2.22;10:38;). Después, de la muerte de Jesús es atribuida por igual a la “iniquidad del inicuo y a los propósitos de Dios”. Por una parte, los judíos lo cruciican “pr manos de incuos” (2:23). Además fue “entregado por el deternimado consejo y anticipado conocimiento de Dios” (2:23) Mientras aquellos elegidos que crean recibiran el “don del Espíritu Santo” (2:38)

ROMANOS-El contenido de sta epístola es el plan redentor de Dios en Cristo: la importancia de la redención asi como su necesidad (1:18; 3:20), la más grande descripción de la obra de Cristo, así como sus implicaciones para los creyentes (3:21; 11:36). Y la palicación del evangelio de Cristo a la vida diaria (12:16-21). Especificamente, es Jesucristo nuetro sustituto. El único en quien debemos tener fe para salvación.

1 A LOS CORINTIOS- Esta carta contiene una revelación sin paralelo en la obra de Cristo en la cruz, como la repuesta s a los defectos y exesos humanos (cap.1-4). El apóstol Pablo muestra a Cristo como ejemplo a seguir en toda situación que se nos presente (Cáp. 11:1). Además describe a la Iglesia como el cuerpo de Cristo (Cáp.12), Em especial, son verdaderamente myt importante las poderosas consecuencias de la resurrección de Cristo para la creación como un todo (Cáp. 15).

2 A LOS CORINTIOS-No tenemos duda alguna de que Cristo tiene que ser el centro de nuestras relaciones con Dios; ya que todas las promesas de Dios son “el si y el amén de Dios” 1:19,20). Cristo es SI de Dios y tiene que ser el SI de nostros para Dios. Cristo es la realidad de Dios y solo en El somos transformados por su gloria (3:14, 18). De manera que en Cristo somos nuevas criaturas (5:17). Esta transformación sólo ha sido lograda a través de la gracia de Dios (5:21). También Cristo tiene que ser el centro de nuestro servicio (4:5). De tal manera que compartimos no solo la vida y la gloria de Cristo sino su muerte (4:10-12). Es una realidad poderosa de que no solo experimentamos su debilidad pero al mismo tiempo su fuerza. (10:5). Por último El tiene que ser el centro de nuestra vida futura con El, (4:14)

GALATAS-El apístol Pablo nos enseña que Cristo nos coloca a todos creyentes en una posición de libertad (2:16; 3:26), que nos libra del legalisnmo pero también del libertinaje. (2:4;5:1). La enseñanza de Pablo se centra en la cruxificcón de Cristo como la base para la liberación del pecado (1:4; 4:14). Al mismo tiempo nos describe la dínamica en Cristo por medio de la fe (2:20). Pablo nos clara tanto la divinidad de Cristo (1:13, 16) Así como su humanidad (3:16;4:4).

EFESIOS-En esta carta se revela la majestad de Cristo, por eso y por otros motivos, ha sido llamada “la reina de las epístolas de Pablo”. Cristo es el redentor prometido en AT. (1:7). El que haría la consumación de la historia (1:10). Es el Señor resucitado, que reina a través de su Iglesia (1:15-23). El pacificador que no sólo nos ha reconciliado con Dios, sino a la humanidad unos con los otros, (2:11-18). La piedra principal (2:11-19) del nuevo templo, el ser humano, el cual le sirve de morada al mismo Dios. (2:1922). En capítulo 3 es el tesoro en el cual se hallan las riquezas de la vida. (3:17019). En el capítulo 4 es el que dá los dones ministeriales a su pueblo (4:7-11); el que rompió la capacidad del infirno para mantener cativa a la humanidad (4:8-10). En el capítulo 5 es el esposo modelo, que se entrega a así mismo, para realzar a la Iglesia su esposa (5:25-27; 32). En el capítulo 6 es el Cristo poderoso, la fuente de poder de su pueblo. Mientras estos se arman para la gran lucha espiritual (6:10-18). Y nos ocupamos de orar para que podamos predicar con valor 6:9-24).

FILIPENSES-Para el apístol Pablo, Cristo era la certeza de la vida y predicar a Cristo era mo solo su pasión sino su gran privilegio, conocerlo y sufrir con El su aspiración suprema. Su más grande deseo a quienes estaba dirijida esta carta, era que mantivieran sus pensamientos aiempre en cristo, llenos de humildad y desinteres, y lo ilustra; cuando Cristo renunció a su gloria en el cielo para sufrir y morir por nuetra salvación (2:5-11). Y al hacer esto demuestra la más feaciente prueba sobre la preexistencia, encarnación y exaltación de Cristo, destacandose tanto da deidad así como la humanidad de Cristo.

COLOSENSES-Pablo eleva a Cristo como el centro de todo lo que existe. El Hijo de Dios se hizo carne en la exacta revelación del Padre (1:15), Así la encarnación plena de la divinidad (1:19;2:9).El Señor de la creación (1:16), en la Iglesia (1:18), y el la salvación (3:11). El que habita en los creyentes es “su esperanza de gloria”. Es el sostenedor de todo lo creado (1:16,17), es también el suficiente salvador de su Iglesia (2:10).

1 DE TESALONICENSES-El apóstol Pablo nos demuestra que Cristo es el Hijo de Dios (1:10), su muerte y posterior resurrección (1:10; 2:14, 15) les provee a los creyentes que ahora sufren (1;6; 2:14, 15)completa victoria y que serán levantados en el futuro (1:10;4: 14,16). Los creyentes de ayer y de ahora ocupan un lugar “muy especial en el Señor” (1:1, 3:; 4:1 ;5:18), y deben respetar a los que los presiden (5:12), ya que es de Cristo de quien procede la gracia (5:28). Pero sobre todas las cosas, en esta carta el Señor emerge como rey que viene, el que conquistó la muerte cuyo regreso desde el cielo, lugar de su habitación (1:10) les trae consuelo a todos los afligidos (4:17, 18,5:11) y alegría a los que esperan su venida, de una sola vez y para siempre.

2 DE TESALONICENSES-En esta carta la igualdad entre Cristo y Dios recibe una atención especial. El Padre y el Hijo juntos son una fuente de paz y gracia (1:2, 12; 3:16,18),de amor y paciencia (3:5). Aunque la Iglesia esté geográficamente localizada en Tesalonica, la posición espiritual del creyente se halla “en Dios muestro Padre y el Señor Jesucristo” (1:1;3:12). Como dice 1 Tesalonicenses el Señor vendrá otra vez (1:7,10;2:1) y destruirá “con el espíritu de su boca (la palabra) (2:8) al hombre de pecado (2:8), y tomará venganza de aquellos que no tengán conocimiento de Dios (1:8).

1 TIMOTEO-La divinidad de Cristo es evidente. Pablo lo coloca a la misma altura que Dios el Padre (1:1.2,2; 2:3; 3:16) y al vez proclama su soberanía universal y su naturaleza eterna (6:15,16). Cristo es fuente de gracia, misericordia y paz (1:2,14). Y quien le encargó el ministerio apostólico a Pablo (1:1) y al mismo tiempo lo preparó para esta misión (1:12). Cristo es el salvador que se dio en rescate por todos (2:6). Siendo la única via de acceso a Dios (2:50. Y la promesa de su regreso un incentivo pata todos los fieles creyentes.

 

2 DE TIMOTEO-Para el apóstol Pablo, el evangelio es mucho más que un conjunto de reglas y declaraciones, es el mismo Señor Jesucristo (1:8). Las bendiciones espirituales residen en Cristo y se derivan de El(1:8,29,10,13,16,18;2:1). Cristo Jesús vino como hombre al mundo para ser nuestro Salvador (1:10; 2:3:15) y no sólo murió sino que resucitó (2:8). El también ofrece comprensión a los suyos (2:7). Y en su segunda venida vendrá como juez justo (4:1,8).        

TITO-En las instrucciones de Pablo está el tema de que Cristo construye su Iglesia, escogiendo cuidadosamente a los materiales que utiliza. Pablo también hace énfasis en que Cristo como nuestro redentor (2:14. 3:4-7), y presenta su Segunda Venida como un llamado a vivir en santidad. (2:12,13).

FILEMON-En esta carta Pablo aplica poderosamente el mensaje del evangelio. Antes un esclavo ignorado. Onésimo es ahora un “hermano amado” en y por Cristo (v.16). A Filemón se le pide el mismo perdón sin condiciones que él mismo recibió a través de la gracia de Dios. La oferta de Pablo de pagar una deuda no le pertenecía a favor de un esclavo arrepentido constituyen un claro ejemplo de la obra del Calvario. Su intercepción es además similar a la permanente intercepción de Cristo delante del Padre a favor nuestro.

HEBREOS-Hablar de Jesucristo en la carta a los Hebreos es hacer un descripción completa de la epístola. En su esfuerzo por mantener a sus lectores apartados de la apostasía, Pablo hace énfasis en la superioridad de Cristo frente a todo lo enseñado en el AT. En ningún otro libros de la Biblia, la epístola a los Hebreos señala la importancia del Cristo pre-encarnado.

SANTIAGO-Comenzando por el primer versículo y continuando a través de toda la epístola, Santiago reconoce a Jesús como Señor, refiriéndose a sí mismo como “siervo” de Cristo. El término aplicable a todos los creyentes, desde el punto de vista de Santiago, ya que los verdaderos discípulos de Cristo reconocen su soberanía sobre sus vidas y voluntariamente se entregan a su servicio; siendo la muerte de Cristo en la cruz el objeto de nuestra fe.

1 Y SEGUNDA DE PEDRO-En por lo menos cuatro pasajes Pedro vincula los sufrimientos del sacrificio de Cristo con la gloria que siguió a su muerte, en esta carta detalla los frutos del sufrimiento y la victoria de Cristo e incluye provisiones para una nueva vida en el presente y esperanza para el futuro (1:8; 2:4,5; 4:14; 5:4). En segunda de Pedro la divinidad de Cristo se hace evidente en la manera como se vinculan Dios y Cristo, Dios conoce a Cristo como su “Hijo”. El propósito y la actividad divina se entran en Cristo, mientras su gracia y poder se conceden a los creyentes )1:2,3,8:2:9,20;3:18) que deben aguardar su regreso. Estas son las escrituras que aseguran al creyente un destino junto a Jesucristo (1:16-21; 3:1,2.

1 DE JUAN-El apóstol Juan enfatiza tanto la divinidad como la humanidad de Cristo. En esta carta se declara que Dios entró por completo en la vida de los seres humanos a través de Cristo. Una prueba del cristianismo es creer correctamente en la encarnación (4:2,15. 5:1). El es nuestro abogado ante el Padre, así mismo el pecado es incongruente con la vida del creyente, pero si el creyente peca Cristo Ataide el caso.

2 DE JUAN-Todo aquel que niega la verdad fundamental sobre la persona divina y humana de Cristo no tiene a Dios (v9). Juan ve al compañerismo como un rasgo distintivo de la vida del cristiano, pero a la vez insiste que fraternidad bíblica no es posible allí donde se niega o compromete la doctrina apostólica sobre la persona y obra de Cristo.

 

3 DE JUAN-Juan nos presenta a Cristo como la verdad en la cual debemos caminar. La devoción hacia Cristo motiva a los verdaderos maestros a desarrollar un servicio itinerante (v7). Las vidas de Cayo y Demetrio armonizan con las enseñanzas de Cristo y daban un fuerte testimonio de su amor. Al contrario, la actitud de Diótrefes muestra un marcado contraste con la verdadera vida en la que Cristo debe ser el primero en toda las cosas.

JUDAS-Es muy evidente la actividad del Cristo viviente. Judas es un sirvo y Cristo preserva a los suyos (v.1), y aunque los falsos maestros lo nieguen (v.4). Los creyentes aguardan la futura bendición de la “misericordia de nuestro Señor Jesucristo para alcanzar la vida eterna”.

APOCALIPSIS-Casi todos los términos empleados en el NT para describir la naturaleza divina y humana de Cristo, así como su obra redentora, se mencionan por lo menos una vez en este libro. Esos términos, junto con otras muchas expresiones, nos ofrecen la única revelación multidimencional del lugar que ocupa el misterio constante y la victoria final del Cristo exaltado.

Por: Pastor Ramón Herrera

(Comenzado en 1/10/1999. revisado y terminado en 2/09)

Una Carta con Lágrimas: Segunda de Corintios

PROPOSITO:

Afirmar el ministerio de Pablo y defender su autoridad como apóstol, así  como refutar a los falsos maestros en Corinto.

AUTOR:

Sin ninguna oposición, fue escrita por Pablo.

DESTINATARIO:

La iglesia en Corinto y a los creyentes en todas partes.

FECHA:

Alrededor de los años 55-57, desde Macedonia.

MARCO HISTORICO:

Se sabe que ya Pablo había escrito tres cartas a los corintios (dos no fueron preservadas) y en 1 de Corintios (la segunda de estas cartas) usó palabras enérgicas para corregir y enseñar. Una gran parte de esta iglesia respondió en el espíritu correcto, sin embargo, hubo quienes ponían en duda la autoridad de Pablo y cuestionaron sus motivos.

VERSICULO CLAVE:

«Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas lágrimas, no para que fueses       contristado, sino para que supieseis       cuán grande es el amor que tengo» (2 cor 2:4)

CUERPO DEL MENSAJE APOSTÓLICO:

Cáp. 1:1-11-

Pablo visitó Corinto en su segundo viaje misionero y fundó una iglesia. Más tarde escribió varias cartas a la iglesia en dicho lugar, dos de las cuales fueron incluidas en la Biblia. La primera carta de Pablo enviada a Corinto se perdió (1Co.5:9-11`), su segunda carta es la denominamos 1 Corintios, la tercera también se perdió (2:6-9; 7:12); y su cuarta carta es la que nos ocupa, es decir 2 Corintios, que fue escrita cerca de un año después de 1 Corintios.

Es saludable aclarar que el apóstol Pablo escribió 1 Corintios a fin de enfrentar la división que se produjo en la iglesia. Como su consejo fue considerado ni resueltos los problemas, visitó Corinto por segunda vez. Este fue una visita dolorosa tanto apara él como para la iglesia (2:1). Pablo tenía gran respeto por Timoteo, uno de sus compañeros de travesía. El informe de Timoteo a Pablo acerca de la crisis       en la iglesia de Corinto motivó que el apóstol realizara una visita sin planificar para tratar el problema en persona (2:1).

Las “aflicciones de Cristo”son aquellas que experimentamos cuando nos convertimos en ministros suyos. Al mismo tiempo Cristo sufrió con los primeros cristianos cuando fueron perseguidos. Tanto Pablo como sus compañeros sufrieron por traerles “consolación y salvación” a los corintios.

Con mucha frecuencia dependemos de nuestras técnicas y habilidades cuando la vida se nos presenta fácil, pero cuando sentimos impotencia para ayudarnos a nosotros mismos entonces buscamos a Dios.

Vs.12-24- Aunque como pecador Pablo sólo podía regocijarse y gloriarse en Cristo, como creyente podía regocijarse y gloriarse es ser realmente lo que confesaba, La conciencia atestigua acerca del curso y tenor constante de la vida. Por eso, podemos juzgarnos y no por este o aquel acto aislado. Lo que conversamos tiene que ser bien ordenada, cuando vivamos y actuemos bajo el principio de la gracia en el corazón.

Por otro lado, Pablo se defiende del cargo de liviandad e inconstancia al no ir a Corinto. Los hombres buenos deben tener cuidado de mantener su reputación de sinceridad y constancia;       ellos no deben resolver, sino basados en una reflexión       cuidadosa; y ellos no cambiarán a menos que haya razones de peso.

Nada puede volver más ciertas las promesas de Dios; que sean dadas por medio de Cristo nos asegura que son sus promesas; como las maravillas que Dios obró en la vida, la resurrección, y la ascensión       de Su Hijo, confirman la fe. El Espíritu Santo afirma a los creyentes en la fe del evangelio: el despertar del Espíritu e una primicia de la vida eterna.

Capítulo 2 Vs. 1:11

El apóstol Pablo, deseaba tener una alegre reunión con la iglesia de Corinto, y les había escrito confiando que ellos hicieran lo que fuera para su beneficio y consuelo y que, por tanto ellos se alegrarían al eliminar toda causa de inquietud para él. Siempre causaremos dolor sin quererlo, aun cuando así lo requiera el debate. Por otro lado Pablo deseaba que ellos recibieran nuevamente en la comunión a la persona que había hecho mal. Por la razón de que tenía conciencia de su falta y estaba muy afligido por el castigo. No sólo había peligro que Satanás sacara ventaja tentando al penitente a pensar mal de Dios, y así llevarlo a la desesperación, y penara contra las iglesias y los ministros de Cristo, dando una mala imagen de los creyentes por no perdonar. El resultado sería las divisiones y causaría e impedimento el éxito del ministerio.

Vs. 12-1:7-Los triunfos del creyente son todos “en Cristo”. A El sea la gloria y la alabanza, mientras el éxito del evangelio es una buena razón para la       alegría y el júbilo del creyente. En los triunfos       antiguos se usaban mucho perfume y olores gratos. De esta manera, el nombre y la salvación de Jesús, como ungüento derramado, eran un olor grato, difundido en todo lugar.

Debemos observar las impresiones sobrecogedoras       que este asunto hizo en Pablo       y que debiera también hacer en nosotros. Debemos velar cuidadosamente en este aspecto; y busquemos el testimonio de nuestra conciencia, sometidos a la enseñanza del Espíritu Santo, para que con toda sinceridad hablemos así en Cristo y de Cristo.

Capítulo 3 Vs. 1-11-

La ley de Cristo fue escrita en sus corazones, y el amor de Cristo fue derramado en los corintios ampliamente. Esta ley       no fue escrita en tablas de piedra como la ley de Dios dada a Moisés, sino sobre tablas de carne del corazón (no carnales, ya que la carnalidad connota sensualidad Ezequiel 36: 26 Dice lo siguiente:

“Os daré un corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”

Sus corazones fueron humillados y ablandados para recibir una impresión por el poder regenerador del Espíritu Santo. En el tiempo de la ley, era una ministración de muerte; pero la del Nuevo Testamento, de vida. La ley dio a conocer el pecado, y la ira y maldición de Dios; nos muestra a Dios por sobre nosotros, y un Dios en contra de nosotros. El esto se revela la justicia de Dios por fe; y esto nos muestra que el justo vivirá por la fe; esto hace conocer la gracia y la misericordia de Dios a través de Jesucristo para obtener el perdón de pecados y la vida eterna

Capítulo 3 Vs. 12-18-.-Los creyentes del Antiguo Pacto solo tuvieron vistazos nebulosos y pasajeros del glorioso Salvado, y los incrédulos no vieron más allá de intuición externa. Pero las grandes reglas del evangelio, creer, amar, obedecer, son verdades estipuladas tan claramente como es posible. Aquellos que vivieron bajo la ley, tenían un velo sobre sus corazones. El velo es quitado por las enseñanzas de la Biblia a cerca de Jesucristo. Cuando una persona se convierte a Dios, entonces es quitado el velo de la ignorancia. No debemos descansar sin conocer el poder trasformador del evangelio, por la obra del Espíritu Santo que nos lleva a buscar ser como el carácter y la tendencia del glorioso evangelio de nuestro Señor Jesucristo y la unión con El.

Capítulo 4 Vs. 1-7-

La pregunta que tenemos que hacernos es; ¿por qué Pablo continuaba predicado, con todos los peligros que involucraba, si no era sincero? Un hombre con motivos menos dignos, o motivos menos espirituales se hubiera dado vencido muchos años atrás. Pablo tenía el ministerio en muy alto concepto: Dios se la dio y Dios también le daba fuerzas para seguir adelante. Pablo se negaba ha hacer. Rehusó usar prácticas solapadas y engañosas con el propósito de ganar segadores. El usaba la Palabra de Dios de una forma y manera abierta. La escritura lo confirma en Hch 17:11,12 “Y estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas eran así. Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres”. Si el evangelio está escondido, nunca debe ser culpa del maestro. Satanás ciega el entendimiento de los pecadores porque no quieren que vean la gloria de Jesucristo. Nunca debemos torcer o corromper la Palabra de Dios en un intento de logras convertidos, Hay que usar la Palabra de Dios con buena conciencia hacia los seres humanos y sobre todo hacia Dios. Si el apóstol Pablo quería obtener a algunas personas que le siguieran para hacer dinero, debería haber predicado de sí mismo y no de Cristo. “Sí, tengo un tesoro” admite Pablo, “pero está en un vaso de barro”. No quiero que me vean a mí; yo soy sólo el vaso. Lo más importante es que vean a Cristo y que El reciba la gloria”.

Capítulo 4 Vs.8-15-

Si el apóstol Pablo buscaba ganancia personal, cono decía algunos corintios: ¿Por qué sufrió tanto? El creyente que entra en componendas en vez de ajustarse a la Palabra de Dios, no sufrirá las personas le acogerán y le darán honra, Sin embargo, las gentes maltrataban a Pablo, le rechazaba y le hacía la vida imposible. Le trataban como las personas trataron a Cristo, Pablo dispuesto a enfrentar el sufrimiento a cualquier costo. Las experiencias que le traían muerte significaban vida para los creyentes a causa de la darle la Palabra. Los falsos maestros, también lo tenemos hoy, A través de la carta el apóstol señala sus llagas como credenciales de su ministerio En Galatas 6:17 dijo: “De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús”. Pablo estaba dispuesto a ir dondequiera, dispuesto a sufrir lo que fuera, si daba gloria a Dios y bien a las iglesias. El tenía el espíritu de fe; sabía que sus sufrimientos redundarían en grandes bendiciones.

Capítulo 4 Vs.16-18

En estos versículos encontramos la seguridad maravillosa en tiempos de sufrimientos. Aunque el hombre exterior se desgasta día a día, por contrario el hombre interior, se renueva cada día. Pablo lo expresa claramente en 3:18: “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformado de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”.Aquí Pablo está pesando sus sufrimientos en la balanza de Dios. El descubre que sus sufrimientos son ligeros cuando se compara con peso de gloria que Dios tiene almacenado para él. Es muy importante es que vivamos “con los valores de la eternidad a la vista”. El versículo 18 es una paradoja para los no creyentes, pero una verdad para el creyente. Vivimos por fe, no por vista. Es la fe la que le ver al creyente las cosas que no se pueden ver.

Capítulo 5 Vs. 1-13-

El apóstol Pablo hace un contraste con nuestros cuerpos terrenales y nuestra resurrección futura del cuerpo (“un edificio, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos) Pablo afirma con claridad meridiana, que nuestros cuerpos mortales nos hacen gemir, pero cuando muramos no seremos espíritus sin cuerpo (“seremos hallados vestidos no desnudos”) tendremos nuevos cuerpos que serán perfectos. Para nuestra vida eterna. Pablo se vio en la necesidad de escribir de esta manera porque la iglesia de Corintios estaba en el corazón de la cultura griega y muchos creyentes tenían dificultad con el competo de la resurrección del cuerpo. El Espíritu Santo en nosotros es la garantía de lo que Dios nos tiene reservado, un cuerpo vestido y eterno, que nos dará al resucitar. Pablo no temía morir porque estaba seguro de pasaría a la eternidad con Cristo. Para aquellos que creen en Cristo, la muerte es sólo un preludio a la vida eterna con Dios. Nuestras vidas continuaran. Si bien la vida eterna       es un don gratuito basado en la gracia de Dios como bien dice: (Efesios 2”8,9), cada uno de nosotros será juzgado por Cristo. Este juicio nos recompensará       en la manera en que hayamos vivido. El don de la gracia de Dios en la salvación no nos libra de la fiel obediencia. Aquellos que glorían en las apariencias y no de corazón son los falsos maestros, los que se preocupan solo por salir airosos en este mundo. Predicaban el evangelio por dinero y popularidad, mientras que Pablo y sus colaboradores predicaban preocupados por la eternidad. Usted puede deducir quien es un falso maestro, cuando descubrimos sus verdaderas motivaciones. Si están más preocupados en sí mismo que en Cristo, evítelos y evite su mensaje

Capitulo 5 Vs. 14-21-

Todo lo que Pablo y sus colaboradores hicieron: fue para honrar       a Dios. El amor de Cristo controlaba sus vidas. Y como Cristo murió por nosotros también debemos morir a nuestra vieja vida. Así como Pablo no sabemos vivir más agradarnos a nosotros mismos.

Los creyentes son nuevas criaturas desde su interior. El Espíritu Santo les da una vida nueva y ya no serán los mismos jamás. No hemos sido       reformados, rehabilitados o reeducados; somos una nueva creación, que vivimos en una unión vital con Cristo.

Dios nos atrae hacia sí mismo, nos reconcilia,, borra nuestros pecados y nos hace justos. Dejamos de ser enemigos para Dios.

Somos embajadores y representamos a Cristo, enviados con su mensaje de reconciliación al mundo. Cuando confiamos en Cristo, hacemos un trato; nuestros pecados por su justificación. En el mundo se negocia cuando dos personas intercambian bienes de valor equivalente o relativamente iguales. Pero Dios ofrece cambiar su justicia por nuestro pecado, algo valor inmensurable por algo que no vale nada. Cuán agradecidos debiéramos estar por amor, gracia y benevolencia con nosotros.

Capítulo 6 Vs. 1-7-

¿Cómo pudieron los creyentes de Corinto pone a un lado el mensaje de Dios, recibir en vano la gracia de Dios? Quizás dudaban de mensaje de Pablo, confundidos por falsos maestro que enseñaban un mensaje diferente. Las personas oyeron el mensaje de Dios pero no permitieron que afectara lo que hacían o decían. Dios ofrece la salvación a todos el mundo. Algunas personas aplazan su decisión por Cristo, pensando que vendrán tiempos mejores, pero pueden perder la oportunidad para siempre.

Conocer a Jesús hace una gran diferencia. Ya que El nos cuida sin importar lo que el mundo piensa de nosotros. Los creyentes no necesitan ceder a la opinión pública, no debemos permitir que las circunstancias       o las expectativas de las personas controlen nuestras vidas.

Capítulo 6 Vs. 14-18-

Pablo aprovecha para amonestar a los creyentes a no         establecer vínculo con los incrédulos, porque       podrían debilitar su entrega a Cristo, así como su integridad. Inclusive dijo que debían seguir unidos a sus cónyuges no creyentes, Pablo quería que los creyentes tuvieran activos en su testimonio por Cristo entre los incrédulos sin necesidad de comprometer su fe mediante ataduras personales o comerciales.

Belial es el nombre que Pablo utilizó para referirse a Satanás. Para aquellos que han descubierto la luz de Dios, no, hay compañerismo o compromisos       con las tinieblas.

La separación del mundo involucra más que evitar diversiones que nos lleven a pecar, también tiene que ver con la forma de utilizar nuestro tiempo y dinero. En este mundo caído, no hay forma de separarnos totalmente de los efectos del pecado. Sin embargo, debemos resistir al pecado que está a nuestro alrededor, no hay que ceder ni tampoco rendirse.

Capítulo 7 Vs.1-4-

Lo que Dios ha prometido son razones fuertes para cada uno de nosotros busquemos la santidad; debemos limpiarnos de toda inmundicia de la carne y del espíritu. Si esperamos en Dios, debemos procurar ser santos así como El es santo. Su sola gracia, por la influencia de Su Espíritu, puede purificar, pero la santidad debe ser nuestro objetivo de nuestras oraciones.

Los ministros pueden buscar estimación y hasta favor cuando pueden exhortar a las personas con la seguridad de no haber corrompido a ninguna persona con falsas doctrinas ni discursos engañosos; de no haber defraudado a nadie, ni tampoco promover nuestros propios intereses.

Capítulo 7.Vs. 5-11-

No podemos negar, que había luchas internas o contiendas       con judíos y gentiles, y resistencia de parte de éstos; y había temores por dentro, y una gran preocupación por los que         habían abrazado la fe cristiana. Debemos mirar a Dios, por encima y más allá de todos medios e instrumentos,       porque El es Autor de todo consuelo y el bien que disfrutamos.

Aun la tristeza según la voluntad de Dios, que es para la gloria de Dios, y la obra del Espíritu de Dios que vuelve al corazón, humilde, contrito, sumiso, dispuesto a mortificar todo pecado, y caminar en la vida nueva. Este arrepentimiento está relacionado con la salvadora en Cristo y un interés en la expiación.. Se mencionan felices frutos del arrepentimiento verdadero. Allí donde está cambiado, serán cambiadas las vidas y las acciones.

La humildad profunda ante Dios, el odio de todo pecado, con fe en Cristo, el nuevo corazón y la vida nueva, constituyen el arrepentimiento para salvación. Que el Señor lo conceda a cada uno de nosotros.

Capítulo 7. Vs. 12-16-

Pablo no se decepcionó por ellos, lo que le dijo a Tito, y pudo declarar, con gozo, la confianza que tenía el ellos       para el futuro. Véase aquí los deberes del pastor y de su rebaño; estos deben alivianar los problemas del oficio pastoral, por medio del respeto y la obediencia; el primero debe dar una respuesta adecuada por medio del cuidado hacía ellos, y con su preocupación por ellos y su aprecio por el rebaño con testimonios de satisfacción, gozo y ternura.

Capítulo 8. Vs. 1-9-

El apóstol Pablo escribiendo desde Macedonia esperaba que las noticias de la generosidad       de estas iglesias animaran a los creyentes de Corinto y así los estimularan para solucionar sus problemas y unirse en       hermandad.

Durante su tercer viaje misionero, Pablo fue recolectando dinero para los creyentes pobres de Jerusalén. Las iglesias en Macedonia, Filiaos, Tesalónica y Berea, dieron dinero a pesar de ser también pobres, y dieron mucho más de lo Pablo esperaba. Era una dádiva con sacrificio, eran pobres pero querían ayudar. Lo sobresaliente del dar no radica en la cantidad sino en el porqué y el cómo damos.

Dios no quiere dádivas que se den de mala gana. En vez de eso quiere que demos como lo hicieron       estas iglesias: como una dedicación       a Cristo, amor por los creyentes, la alegría de ayudar a aquellos que están en necesidad y porque era lo correcto hacerlo.

El reino de Dios se extiende a través de la preocupación y el ahínco de los creyentes en su afán de ayudar a otros. Los creyentes corintios sobresalieron en todo: tuvieron fe, buena predicación, mucho conocimiento, mucha solicitud, mucho amor. Pablo quería además que fueran líderes en ofrendar.

Capítulo 8. Vs. 10-15-

La iglesia en Corinto tenía dinero, y aparentemente habían planeado recolectarlo para la iglesia de Jerusalén un año antes. Pablo la exhortó a seguir sus planes. Aquí encontramos al menos cuatro principios: (1) su disposición para dar con alegría es más importante que la cantidad que se dé; (2) usted debe esforzarse por cumplir sus compromisos financieros; (3) si da a otras personas que están en necesidad, ellas a su vez lo harán cuando usted esté en necesidad; (4) debiera dar como una respuesta a Cristo, no por lo que pudiera recibir como recompensa. La manera en que usted da refleja su devoción a Cristo.

¿Cómo decide usted la cantidad que debe dar? ¿Qué acerca de las diferencias en los recursos financieros que tiene los creyentes? Pablo da a esta iglesia varios principios a seguir: (1) Cada persona debe cumplir con las promesas que hizo; (2) cada persona debe dar en proporción a lo que Dios le ha dado. Dios nos da de modo que podamos dar a otros. El apóstol Pablo dice que debemos dar de lo que tenemos, no de lo que no tenemos. La ofrenda sacrificial debe ser responsable. La iglesia no tuvo que preocuparse de que los portadores usaran mal el dinero.

Capítulo 9 Vs. 1-5-

Si queremos que los demás hagan el bien, debemos actuar prudente y amorosamente con ellos, y darle tiempo. Los creyentes deben considerar lo que es para el prestigio de la fe que profesan, y deben esforzarse       por adornar todas las cosas la doctrina de Dios, Su Salvador. El deber de ministrar a los santos es tan claro que puede parecer que no es necesaria la exhortación; sin embargo, el amor propio contiende con tanto poder contra el amor de Cristo, que suele ser necesario estimular sus mentes a través del recuerdo.

Capítulo 9 Vs. 6-15-

Pablo recomienda, hay que dar con cuidado. Las obras de caridad, como todas las demás buenas obras, deben hacerse de manera reflexivas e intencionada. La debida reflexión sobre nuestras circunstancia, y la de aquellos a quien       vamos a socorrer, orientará nuestras dádivas al servicio de la caridad. La ayuda debe darse con generosidad , sea más o menos, no con renuencia, sino con alegría. Si tuviésemos más fe y amor desperdiciaríamos menos en nosotros mismos, y sembraríamos más       con la esperanza de un crecimiento abundante. Dios no sólo nos da bastante para nosotros mismos, sino además para que podamos suplir con ello las necesidades del prójimo, y esto debe ser como semilla para sembrar. Debemos mostrar la realidad de nuestra sujeción al evangelio por las obras de caridad. Eso será para méritos de nuestra confesión y para la alabanza y la gloria de Dios. Propongámonos       imitar el ejemplo de Cristo, sin cansarnos de hacer el bien, y considerando que es “más bienaventurado       dar que recibir”.

Capítulo 10 Vs.1-7-

Es incuestionable el hecho de que debemos estar conscientes de nuestros males y sobre todo pensar humildemente de nosotros, aunque algunos nos lo reprochen. La obra de ministerio es una guerra espiritual contra enemigos espirituales y naturalmente con objetivos espirituales. Por otro lado los enemigos de Pable cuestionaron su autoridad, pero estamos seguros de que la mayoría de los corintios estuvieron del lado de Pablo. Pero a pesar de ello. La minoría siguió dándole problemas. Los capítulo 10-13 son la respuesta paulina a esta acusación.

Nosotros como Pablo, somos simples y frágiles humanos, pero no necesitamos métodos humanos para ganar nuestras batallas.

Pablo usó términos militares para referirse a esta guerra contra el pecado y Satanás. Dios debe ser el comandante en jefe inclusive       nuestros pensamientos deben someterse a su control si vivimos para El.

Capítulo 10 Vs. 8-18-  

Los falsos maestros inducían a las personas a desconocer a Pablo, pero él les explica que con las palabras de su carta deben ser tomadas con mucha seriedad. En base a esta autoridad sobre ellos Pablo les escribe para ayudarles a crecer. Algunos decían que las Palabras de Pablo eran vacías. No olvidemos que Grecia era conocida por sus oradores elocuentes y persuasivos.

Pablo no se detuvo en criticas a los falsos maestros que procuraron demostrar su bondad comparándose con otros en vez hacerlo con las normas de Dios.

Cuando hacemos algo bien, queremos decirlo a otros para ser reconocidos. Pero esto es peligroso, puede inflar nuestro orgullo. Es preferible buscar la aprobación de Dios que la de los seres humanos. Cuando somos tomados en cuenta somos libres de darle       a Dios la honra. ¿Qué cambios debieran hacer en su vida para recibir la aprobación de Dios?

Capítulo 11 Vs.1-15-

Pablo       les pidió a los corintios que le soportaran “un poco de locura”. En otras palabras, se sentía tonto enumerando sus credenciales como predicador del evangelio. Pero pensó que debía hacerlo a fin de silenciar a los falsos maestros.”Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentido sean de alguna manera extraviado de la sincera fidelidad a Cristo”(11:3) Pablo quería que el amor de la iglesia fuera sólo para Cristo, así como un avirgen pura afirma su amor a un solo hombre. Por ‘virgen” él entiende a una persona que no ha sido afectada por falsas doctrinas. La devoción simple y pura de los corintios a Cristo era amenazada por la enseñanza falsa.

Los creyentes en Corinto aceptaron más la adulación, los mensajes que aparentaban ser buenos y parecían tener sentido. Sabemos que hay muchas enseñanzas falsas que parecen sensatas. No escuche ningún predicador autoritario que contradiga la Palabra de Dios. Los falsos maestros distorsionan la verdad acerca de Cristo y terminan predicando un Cristo, a un Espíritu y un camino de salvación diferente.

Pablo apuntaba que esos maravillosos maestros (“grandes apóstoles”) no eran mejores que él. Podían ser más elocuentes, pero hablaban mentiras y eran siervos de Satanás. Algunos corintios       pudieron pensar que podían juzgar a los predicadores por la cantidad de dinero que demandaban. Un buen predicador podría solicitar una suma considerable, uno honesto podría ser más económico y uno malo podría ofrecer sus servicios gratuitamente. Los falsos maestros pudieron haber argumentado que como Pablo no pedía salario por su predicación, debía ser aprendiz, con poca autoridad o competencia. Pablo pudo haber pedido apoyo financiero a la iglesia de Corinto. Jesús mismo enseñó que aquellos que ministran a Dios deben ser sostenidos por la gente a la cual ellos ministran

Satanás y sus siervos pueden engañarnos presentando una apariencia atractiva y moral. Mucha gente ingenua sigue enseñanzas sutiles que citan la Biblia y luego inducen a cultos que alienan que, apartan de la familia y que practican la inmoralidad y el engaño. NO se deje estafar por las apariencias. Nuestras impresiones no son el único indicador confiable para deducir quien es o no es un seguidor verdadero de Cristo.

 

Capítulo 11 Vs. 16-33-

 

Es deber y práctica de los creyentes humillarse y obedecer el mandamiento y ejemplo del Señor; pero la prudencia debe dirigir en lo que sea necesario par hacer cosas que podemos hacer lícitamente, aun el hablar de lo que Dios ha obrado para nosotros. Aquí se hace indudablemente una referencia a hechos en que se ha mostrado el carácter de los falsos apóstoles. Asombra ver cómo tales hombres llevan a la esclavitud a sus seguidores, y cómo los despojan y los insultan

Por otra parte Pablo hace un relato de sus trabajos y sufrimientos, no por orgullo o vanagloria, sino para la honra de Dios, que le capacitó para hacer y sufrir tanto a causa de Cristo; muestra en qué es superior a los falsos apóstoles que trataban de desprestigiar su carácter y su servicio. Confesamos, que nos asombra reflexionar en este relato sobre sus peligros, dificultades y sufrimientos, observando       su paciencia, perseverancia, diligencia, júbilo y utilidad, en medio de todas las pruebas. Véase cuan poca razón tenemos para amar la pompa y la abundancia de este mundo, cuando este santo apóstol sufrió tantas penurias.

Aquí podemos estudiar la paciencia, el valor y la confianza firme en Dios, además podemos pensar menos en nosotros mismos, debemos mantenernos estrictamente en la verdad, como en la presencia de Dios, y debemos referir todo a su gloria, como Padre de nuestro Señor Jesucristo, que es bendito para siempre.

Capítulo 12 Vs. 1-6-

No tenemos ninguna duda que Pablo habla de sí mismo. No sabe si las cosas celestiales descendieron hacia él mientras su cuerpo estaba en bendición, como en el caso de los antiguos profetas; o si su alma fue desalojada momentáneamente del cuerpo y llevada al cielo, o si fue llevado en cuerpo y alma. No podemos, ni es propio que lo sepamos aun conocer los detalles de este glorioso lugar y estado. No intentó publicar al mundo lo que había escuchado allá, pero expone la doctrina de Cristo. La Iglesia se edifica sobre ese cimiento, y sobre él debemos edificar nuestra fe y esperanza.

Capítulo 12 Vs.7-10-

Pablo narra el método que Dios asumió para mantenerlo humilde y para evitar que se exaltara desmedidamente por las visiones y revelaciones que tenía. No se nos dice qué era ese aguijón en la carne, si era un problema enorme o una tentación inmensa. Pero Dios suele sacar bueno de lo malo para que los reproches de nuestros enemigos nos protejan del orgullo. Si Dios nos ama, evitará que nos exaltemos desmedidamente; las cargas espirituales están ordenadas para curar el orgullo espiritual. Se dice que esta aguijón en la carne era un mensajero que Satanás envió para mal, pero Dios lo usó y lo venció para bien.

La gracia significa la buena voluntad de Dios para con nosotros, y eso es suficiente para iluminarnos y vivificarnos, suficiente para       fortalecernos y consolarnos en toda las aflicciones y angustias.       Su poder se perfecciona en       nuestra debilidad. DE esta manera, su gracia se manifiesta y magnifica. Cuando somos débiles en nosotros mismos, entonces vamos a Cristo, recibimos poder de El y disfrutamos más las provisiones del poder y la gracia de Dios.

Capítulo 12 Vs. 11-21-

Tenemos como deuda con la humanidad buena la defensa de su reputación; tenemos la obligación especial hacia ellas, de quienes recibimos beneficios, en especial los beneficios espirituales, de reconocerlos como instrumento para nuestro bien en la mano de Dios. He aquí el relato de un ministro fiel del evangelio. Esto era su gran mira e intención: hacer el bien. Notemos aquí diversos pecados que corrientemente se hallan en los que profesan la religión. Las caídas y las malas obras son humillantes para un ministro, y a veces, Dios toma este camino para humillar a los que pudiera ser tentado a enaltecerse. Estos últimos versículos muestran a qué excesos habían desviado los falsos maestros a sus engañados seguidores. ¡Qué penoso es que tales males se hallen entra los que profesan el evangelio! Pero así es y así ha sido con demasiada frecuencia, y así era aun en la época de los apóstoles

Capítulo 13 Vs. 1-6-

La gracia de Dios tiende a soportar a los pecadores, no siempre los tolera; finalmente vendrá y no perdonará a los que siguen obstinados e impenitentes. Cristo en su crucifixión parecía solamente un hombre débil e indefenso, pero su resurrección y su vida demostraron su poder divino.

Al llegar Pablo por tercera vez a Corinto, no sería indulgente con los pecadores no arrepentidos. Sus acciones podrían incluir; confrontarlos y denunciar públicamente su conducta, practicar la disciplina de la iglesia llamándoles a presentarse a los líderes de la iglesia, o podrían se expulsados de la iglesia

A esta iglesia se le pidió que se examinaran y probaran a sí mismos. Así como nos sometemos a un control médico. Pablo nos urge a que nos sometamos a un control espiritual. Debemos velar por el crecimiento en la presencia y el poder de Cristo en nuestras vidas.

Capítulo 13 Vs. 7-10-

Lo más deseable que podamos pedir a dios e ser resguardados       del pecado. Que ni nosotros y ni ellos hagamos el mal. Necesitamos mucho más orar para no hacer lo malo que para no sufrir el mal. Pablo no sólo desea que sean guardados del pecado, pero también crezcan en la gracia y la santidad. También debemos orar para usar adecuadamente nuestros talentos.

Capítulo 13 Vs. 11-14-

Aquí tenemos varias exhortaciones buenas. Dios es el Autor de la paz y el Amante de la concordia; El que nos ha amado, y quiere estar en paz con cada uno de nosotros. Que sea nuestra mira constante andar en tal forma que la separación de los creyentes sea sólo por un tiempo, y podamos reunirnos e aquel mundo de felicidad donde no habrá separación. Desea que participemos de todos los beneficios que Cristo ha adquirido de la gracia, que se ha propuesto el Padre por su libre amor, y que el Santo Espíritu aplica y nos otorga.

Pastor Ramón Herrera

Terminada en abril 8 del 2009

La Primera Carta de Pablo a los Corintios

La autenticidad de esta epístola fue reconocida por Clemente de Roma, por Policarpo y por Ireneo La ciudad a que fue enviada era famosa por su comercio, los cuales se debían principalmente a su situación geográfica, entre el mar Jónico y el Egeo sobre el Istmo que conectaba el Peloponeso con la Grecia.

Pablo había sido el instrumento para la conversión       de numerosos gentiles así como de algunos judíos, a pesar de la vehemente oposición que había entre sus mismos connacionales durante el año y medio de su permanencia allí. Los convertidos eran principalmente de las clases más humildes, como       Erasto, y Gayo eran sin embargo, hombres de rango. (Romanos 16:23).

Lugar de la escritura::       Esta se fija con verdadero acierto en Efeso; al tiempo de la redacción de esta carta, Pablo da entender que pensaba dejar a Efeso después de Pentecostés de aquel mismo año, Y en realidad salio de allí en para esa fecha (del año 57 dic).

Los portadores de la carta eran probablemente Sostenes, Estéfanas, Fortunato, y Acaico a quien menciona en: 16:16,18, como quienes estaban con él, pero sugiere que están por volver a Corinto, por lo cual los encomienda a la consideración de los corintios.

CAPITULO 1-

Saludos y Acción de gracias Vs. 1:1-9

Sostenes pudo haber sido el secretario de Pablo, el       que escribió la carta mientras Pablo dictaba. Fue posiblemente el líder de la sinagoga judía en Corinto (Hechos 18:17)..Sostenes era muy conocido por los miembros de Iglesia en Corinto, por esa razón Pablo incluye su nombre en el inicio de la carta.

La prosperidad de la ciudad la hizo presa de todo tipo de corrupción. La idolatría floreció, por lo tanto llegaron a existir más de una docena de templos paganos que empleaban, por lo menos, mil prostitutas. La reputación fue tal que las prostitutas en otras ciudades comenzaron a ser llamadas «chicas corintias».

No hay duda que una invitación personal hace que alguien se sienta querido y bienvenido. Nosotros somos llamados «a ser santos». Dios nos ha hecho llegar la invitación personal para que seamos ciudadanos de su reino eterno.

Pablo al incluirán su saludo a todos los que «en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo» aclara que esta       carta no es privada. A pesar de que tiene que ver con asuntos específicos       que la Iglesia de Corinto estaba enfrentando, todos los creyentes podrían leerla. La Iglesia de Corinto debió haber incluido una gran variedad de creyentes.

La gracia es el regalo de Dios para salvación, que nos es dado en Cristo. Recibirlo nos da paz. En un mundo lleno de confusión, las personas buscan la paz. En esta epístola Pablo usa palabras fuertes para los corintios, pero prefirió empezarla con una nota positiva. Afirmó el privilegio       que tenían de pertenecer al Señor y recibir su gracia, el poder que dios da a los que hablan de El y entienden la su verdad, y la realidad de los dones espirituales.

Los creyentes de Corinto tenían la garantía de que serían considerados libres de culpa cuando Cristo volviera. Esto no se debía a que poseyeran dones especiales o una labor brillante, sino por lo que Cristo había logrado por medio de su muerte y resurrección. Todo los que creen en Cristo Jesús serán considerados sin culpa cuando Cristo vuelva. Si tiene fe en Cristo usted es y será salvo.

Exhortación a la unidad Vs. 10-17

Pablo fundó la iglesia en Corinto es su segundo viaje misionero. Después de su salida, dieciocho medes más tarde, aparecieron las divisiones y algunos miembros de la iglesia empezaron a deslizarse       al estilo de vida inmoral que prevalecía en la ciudad Pablo quiso librarlos de degenerar en otro capricho.

Al decir “hermanos”, Pablo estaba enfatizando que todos los creyentes forman parte de la familia de Dios y experimentamos una unidad que es mucho más profunda que un vínculo sanguíneo.

“Que habléis todos una misma cosa” permite “que no haya entre vosotros divisiones” y “que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer”. Esto no es una sugerencia a que todos piensen de la misma manera.

En esta iglesia; los creyentes se sentían atraídos por diferentes predicadores. Algunos seguían a Pablo, porque fue su fundador, Otros habían oído a Pedro en Jerusalén lo seguían, mienta oros sólo habían escuchado a Apolos, un predicador elocuente y popular que había tenido un ministerio dinámico en Corinto.(Hechos 18:24, 19:1). A pesar de que estos predicadores estaban unidos en su mensaje, su personalidad atrajo a personas diferentes. Ahora la iglesia estaba a punto de dividirse. Portu parte Pablo declara lo que todo predicador debe enfatizar. El mensaje es más importante que el mensajero.

El argumento de los corintios había “dividido a Cristo”, una figura gráfica de lo que sucede cuando la iglesia (cuerpo de Cristo) se divide. Con muchas oportunidades para ador hoy podríamos caer hoy en el mismo juego de “mi predicador es mejor que el tuyo”. Pero esto dividirá a Cristo una vez más.

Cuando Pablo dice que Cristo no lo envió a bautizar, no estaba invalidando la importancia del bautismo. Este fue ordenado Cristo y practicado por la iglesia primitiva. Pablo estaba enfatizando que ello no podía hacerlo todo.

Algunos predicadores son elocuentes, pero con poco contenido. El apóstol enfatiza en un contenido sólido y en la ayuda práctica a favor de sus oyentes.

Cristo, poder y sabiduría de Dios- Vs. 17-25.

Pablo había sido criado en la doctrina de los judíos; pero la clara predicación de Cristo crucificado es mucho más poderosa que toda la oratoria y filosofía mundana. Esta es la suma y sustancia del evangelio. Cristo crucificado es el fundamento de nuestra esperanza, la fuente de nuestro gozo. Nosotros vivimos a causa de su muerte. La predicación de la salvación de los pecadores por sufrimiento y la muerte del Hijo de Dios, si se explica y aplica fielmente, parece locura para los que van por el camino de la destrucción.

El mensaje de Cristo, entregado con sencillez, ha sido siempre una piedra de toque por la cual las personas pueden saber por qué camino viajan. Pero la despreciada doctrina de la salvación por fe en Cristo Crucificado, que compró la Iglesia con su sangre, para salvar a multitudes, a todos los que creen, de la ignorancia, el engaño y el vicio ha sido bendecida en toda época.. ¡Amén!

El apóstol Pablo había predicado a judíos y gentiles por todo el mundo romano. El sabía que los judíos buscaban señales milagrosas y los griegos sabiduría filosófica. Pero Dios pasó por alto ambas cosas para que la salvación fuera accesible mediante el Cristo crucificado;

“Si Dios necesita la sabiduría y la gloria de las personas”, dice Pablo, por qué los llamó a ustedes” No había muchos poderosos en la iglesia en Corinto, ni muchos nobles o gente sabia según el mundo. Sin embargo, ¡Dios los salvó! Es más, Dios deliberadamente esconde su verdad del “sabio y entendido” y las revela al humilde.

Todo santo está “en Cristo Jesús” (v.30) y Cristo es para todo santo todo lo que se necesita . Cuando se trata de cosas espirituales no necesitamos de la sabiduría o poder de las personas, porque tenemos a Cristo. El es nuestra redención, nuestra justicia, nuestra sabiduría, nuestro todo. Añadir alguna cosa a Cristo o a su cruz es disminuirlo tanto a El como a su obra y robarle su poder.

CAPITULO 2

Los dos grandes mensajes de Pablo Vs. 1-8

Cuando Pablo vino a Corinto fue debido a lo que perecía una derrota en su ministerio en Atenas, donde les habló a los filósofos griegos pero ganó a muy pocos. En corinto no uso no usó palabras persuasivas de orador; simplemente predicó en el poder del Espíritu Santo. Anhelaba que los creyentes pusieran la fe solamente en Dios y no en las personas. Su mensaje era “Cristo y este crucificado”.

Pero el apóstol Pablo no se detenía con una simple declaración del evangelio. También enseñaba una profunda sabiduría de Dios a aquellos que eran más maduros en la fe. Se hace imposible edificar una iglesia fuerte predicando solo; también tiene que haber la enseñanza del plan y del “misterio” de Dios. Una verdad oculta en los tiempos pasados, pero revelada por Espíritu a quienes pertenecen a la familia de Dios. Pablo enseño en Corinto el programa de Dios para nuestro tiempo; el judío y el gentil son “uno en Cristo” por la fe y constituyen un solo cuerpo en la Iglesia.

El espíritu del mundo y el espíritu de Dios Vs. 9:-13

No hay duda de que Satanás es el espíritu que da energía al mundo de hoy. Les ha dado a los perdidos la “sabiduría” que infla sus egos y ciega sus entendimientos; les ha alejado de las verdades sencillas de la Palabra de Dios. Los grandes centros de educación de hoy rechazan la Biblia, así mismo rechazan la deidad de Cristo y la necesidad de salvación por medio de cruz. Esto fue lo que llevo a los hombres a crucificar a Cristo.

No podemos olvidar que el Espíritu Santo en el que enseña las cosas de Dios. En el versículo 9 Pablo hace una cita de Isaías 64:4 “Cosas que ojo no vio, ni el oído oyó, ni han subido al corazón del hombre. Son las que Dios ha preparado para los que aman”

Esto confirma que Dios ha preparado cosas maravillosas para sus hijos en este tiempo. Dios ha preparado estas cosas para nosotros hoy. ¿Cómo Dios nos la revela? Por medio de su Espíritu (v.10). El espíritu nos enseña con palabras (v13). Esto es la inspiración verbal de la Biblia son las mismas palabra que el Espíritu da, “Acomodando lo espiritual a lo espiritual “ (v.13) o lo que es lo mismo “explicando cosas espirituales a personas espirituales”

El hombre natural y el hombre espiritual V14-16

El inconverso es el hombre (la persona) natural, que pertenece al mundo y por tanto está contento allí. No puede recibir las cosas de Dios, como por ejemplo Su Palabra, porque no tiene el discernimiento espiritual; el Espíritu de Dios no está morando es su entendimiento ni en su cuerpo. Por lo tanto “las cosas del Espíritu le parecen locura”.griegos eran grandes filósofos, pero su filosofía no podía explicar a un Dios que murió en la cruz o, en el mismo sentido, un Dios que tan siquiera se preocupe se preocupe por la humanidad.

El hombre (la persona) espiritual es controlado por Espíritu, Esa persona tiene discernimiento y es capaz de juzgar y evaluar las cosas con la perspectiva de Dios. La persona espiritual tiene la mente de Cristo esto quiere decir que el Espíritu, a través de la Palabra, ayuda al creyente a pensar como Cristo. Es asombroso decir que los seres humanos podrían tener la mente de Dios. Un ejemplo de ello, es que los creyentes espirituales han predicho cosas que la gente del mundo pensó que jamás podrían pasar, pero que sucedieron.

Capítulo 3

Servidores de los misterios de Dios Vs. 1-5

La palabra “servidores” aquí es la misma de la cual viene nuestra palabra “diácono” que significa “ un siervo” o “administrador” Durante cerca de dieciocho meses Pablo fue el siervo de Cristo en Corinto, alimentado al pueblo con la Palabra, disciplinándolos y ayudándolos, animándolos y ayudándolos a ganar a otros.

Si había problemas en la iglesia, no era culpa de Pablo; era culpa de ellos por ser creyentes inmaduros. Eran niños en Cristo y no podían recibir la vianda sólida de la Palabra de Dios, las verdades más profundas de las Escrituras (Hebreos 5:11-14)       respecto al ministerio celestial       de Cristo como sumo Sacerdote.

Obreros verdaderos de Cristo Vs. 10-15

Pablo describe ahora al ministerio como un agricultor que trabaja el campo. La senilla es la Palabra de Dios y los corazones de las personas son diferentes tipos de terrenos. La iglesia local es un “huerto espiritual” donde el pastor actúa como el agricultor (v.9) “Por           que nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios..,”

En cualquier hacienda se necesitan muchos obreros (siervos) diferentes. Uno prepara el terreno; otro planta la semilla; un tercero desyerba; y un cuarto cosecha, Pero todos tienen parte en la cosecha y cada uno recibe su paga,

Falsos constructores Vs.16-17

De otras partes de la epístola surge que los falsos maestros de los corintios enseñaban doctrinas impías. Tal enseñanza tendía a corromper, a contaminar, y a destruir el edificio que debe mantenerse puro y santo para Dios. Aquellos que difunden principios relajados, que hacen impía a la Iglesia de Dios, se acarrean destrucción a sí mismos. Cristo habita por su Espíritu en todos los creyentes verdaderos. Los creyentes son santos por profesión de fe y deben ser puros y limpios de corazón y de conversación. Se engaña el que se considera templo del Espíritu Santo, pero no se preocupa por la santidad personal o la pureza de la Iglesia.

La sabiduría mundana Vs.18-23

Tener una opinión elevada de nuestra propia sabiduría no es sino halagarnos y el halago de uno mismo es el paso que sigue al de engañarse uno mismo. La sabiduría que estiman las personas mundanas es necedad para Dios. ¡Con cuánta justicia El desprecia y con cuánta facilidad puede El confundirlo e impedir su progreso! Los pensamientos de las personas más sabias       del mundo tienen, debilidad y necedad en ellos. Todo esto debe enseñarnos a ser humildes y ponernos en disposición para ser enseñados por Dios, como para las pretensiones de la sabiduría y pericia humanas no nos descarríen de las claras verdades reveladas por Cristo.

Si pertenecemos a Cristo, y somos leales a El, todo lo bueno nos pertenece y e seguro par cada uno de nosotros. Los creyentes son los súbditos del reino. El es el Señor nuestro, debemos reconocer su dominio y someternos alegremente a su mandato. Dios en Cristo, está reconciliando al mundo; un mundo reconciliado con Dios, es la suma del evangelio.

CAPITULO 4

Servidores de los misterio de Dios Vs.1-5

Pablo insta a los corintios a considerar a       Pedro (Cefas) y Apolos no como líderes de distintas facciones sino como a siervos de los misterios de Dios. El siervo hace lo que su amo le dice que haga. Nosotros debemos hacer lo que Dios nos dice que hagamos, por medio de la Biblia y su Espíritu Santo. Cada día Dios nos confronta con necesidades y oportunidades que nos desafían a hacer lo que sabemos es correcto..

Es una tentación juzgar a los demás creyentes, evaluándolos si son o no buenos seguidores de Cristo. Pero no sólo Dios conoce el corazón de la persona, y sólo El tiene el derecho de juzgarnos . La advertencia de Pablo a los corintios también debiera ser nosotros. Debemos confrontar a los que pecan, pro no debemos       juzgar quién un mejor siervo de Cristo. Cuando usted juzga a alguien, se condena automáticamente mejor, y eso es arrogancia.

 

Insensatos por amor a Cristo Vs.6-13

Había varios grupos en la iglesia de Corinto, cada uno seguía a su predicador favorito (Pablo, Pedro, Apolos etc.) Cada grupo manifestaba ser el único poseedor de la verdad, y así cayeron en el orgullo espiritual. Pero Pablo les dijo que no debían atarse a ningún predicador particular porque simplemente eran humildes servidores que habían sufrido por el mismo mensaje de salvación que hay en Cristo. Ni predicador tiene mayor categoría que otro.

En los días de Pablo, el ayo era un esclavo que había sido asignado como tutor especial y guardián de un niño. Pablo menciona       su afecto especial por los corintios y su función especial.

 

Cuidado paternal de Pablo Vs. 14-21

En un intento de lograr la unidad en al iglesia, apela a su relación con ellos, Por “padre”, quiere decir que fue el fundador de la iglesia. Como él inició, podían confiar en que él tenía las mejores intenciones. Sus fuertes palabras eran motivadas por el amor, amor semejante a un padre por sus hijos. Es importante en esta oportunidad citar Tesalonicenses 2:11,12 “… Así como también sabéis de que modo, como el padre a sus hijos, exhortábamos y consolábamos a cada uno de vosotros, y os encargábamos y consolábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y gloria”

El apóstol Pablo humildemente le dijo a los corintios que debían imitarlo. El podía hacer esta declaración porque caminaba cerca de Dios, empleaba tiempo estudiando Su Palabra y sobre todo en la oración, y estaba consciente de la presencia de Dios en su vida todo el tiempo. Dios era su ejemplo por tanto, su vida pudo ser u ejemplo a otros creyentes. Pablo no esperaba que los demás copiaran cada cosa que él hacía, pero eso sí, aquellos aspectos de su vida que habían sido modelados a la manera de vivir de Cristo.

Timoteo, había sido una figura clave en el crecimiento de la iglesia primitiva. El pudo ser el portador de esta carta, pero da la impresión de que llegó un poco después. Su misión era ver si el consejo de Pablo había sido puesto en práctica.

“Entregado a Satanás” quiere decir; excluirlo de la comunión de los creyentes. Sin el apoyo espiritual de los creyentes quedaría solo con su pecado y Satanás, y quizás este vació, motivaría en él arrepentimiento. “Para destrucción de la carne” manifiesta el deseo       de que experiencia lo pueda llevar a Dios y destruya su naturaleza pecaminosa con el arrepentimiento.

Pablo le escribía a los que querían ignorar este problema de la iglesia, sin considerar que permitir un pecado conocido en la congregación afecta a todos los miembros. Cuando los hebreos se prepararon para el éxodo de la esclavitud de Egipto, fueron instruidos para preparar       pan sin levadura porque no tenían tiempo que la masa se leudara. Como la levadura e tipo del pecado fueron instruidos a sacar toda le levadura de sus hogares (Éxodo 12: 15; 13:7).

En el verso 9 Pablo hace referencia a una carta anterior dirigida a la iglesia en Corinto, como la epístola extraviada, ya que no fue preservada. Pablo nos aclara que no debemos apartarnos de los inconversos, porque de otra manera no podíamos cumplir con la misión que Cristo nos encomendó.

La Escritura afirma que no debemos criticar a otros con chismes o emitiendo juicios temerarios. Al mismo tiempo debemos juzgar y enfrentar al pecado que puede dañar a otros.

 

Capítulo 6

Pablo advierte contra acudir a tribunales paganos Vs. 1-8

Los creyentes no deben contender unos contra otros, porque son hermanos. Eso evitaría muchos juicios legales, y terminaría con muchas peleas y disputas, si se atendiera debidamente, Da vergüenza que entre los creyentes, peleas de poca monta crezcan de tal manera, que los hermanos no puedan resolverlas. La paz mental de las personas y la tranquilidad del prójimo valen más que la victoria. Los juicios legales no pueden tener cabida entre hermanos a menos que haya faltas en ellos.

 

Pecados graves, si se vive en ellos Vs. 9-11

Se advierte a los corintios de muchos males grandes, de los cuales habían sido culpables anteriormente. Hay mucha fuerza en estas preguntas cuando consideramos que se dirigen a un pueblo envanecido con la ilusión de ser superior a los demás en sabiduría y conocimiento. Toda injusticia es pecado. No os engañéis. Se les recuerda el cambio hecho en ellos por evangelio y la gracia de Dios. La sangre de Cristo y el lavamiento de la regeneración pueden quitar toda culpa. Nuestra justificación se debe a los sufrimientos y los méritos de Cristo; nuestra santificación a la obra del Espíritu Santo. Pero ambas van juntas. Todo los que son hechos justos a los ojos de Dios, son       hechos santos por la gracia de Dios.

 

Nuestros cuerpos templos del Espíritu Santo Vs.12-20

Algunos miembros de la iglesia de Corinto, parecen haber estado dispuestos para decir “Todas las cosas me son lícitas” Pero, Pablo se opone a este peligroso engaño. La libertad con que Cristo nos ha hecho libres, debemos afirmarnos el ella, pero con toda seguridad, el creyente no debe ponerse nunca bajo el poder apetito carnal cualquiera. El cuerpo es para el Señor, tenemos que ser instrumentos de justicia para santidad, por lo tanto no debemos ser instrumento de pecado.

La esperanza de la resurrección en gloria debe guardar a los creyentes de deshonrar sus cuerpos con lujurias carnales. Si el espíritu se une a Cristo por fe, toda la persona es hecho miembro de su cuerpo espiritual.

Nuestros cuerpos fueron redimidos de la merecida condenación y de la esclavitud por sacrificio expiatorio de Cristo.

Tememos que ser limpios, como vasos dignos para el uso de Jesucristo. Si estamos unidos a Cristo como un solo espíritu, y comprados a precio de indecible valor, el creyente debe considerarse como totalmente del Señor, y glorificar a Dios hasta el último día de nuestra existencia.

 

Capítulo 7

Pablo es cuestionado sobre el matrimonio Vs. 1-8

Pablo apunta que el matrimonio, y las consolaciones que produce este estado. Han sido establecidos por la sabiduría divina. Aunque nadie puede transgredir la ley de Dios, aun esa regla perfecta deja a las personas en libertad de servirle en la manera más apropiada, a sus poderes y circunstancias, de las cuales los demás no suelen ser buenos       jueces.

 

Los creyentes casados con cónyuges inconversos Vs.10-16

Tanto el marido como la esposa no deben separase por ninguna causa que la permitida por Cristo. El época de Moisés, el divorcio era muy corriente entre judíos y gentiles, con pretextos muy livianos. El matrimonio es una institución divina y un compromiso de por vida por la voluntad de Dios.

Debe ser tarea y reocupación de los casados darse uno al otro la mayor comodidad y felicidad. El Señor nos ha llamado a la paz en todo estado y relación; y todo debe hacerse para fomentar la armonía en cuanto la verdad y la santidad lo permitan.

 

Vivir con prestigio Vs. 17-24

Las reglas del mundo cristiano alcanzan a toda condición; la persona puede vivir en cualquier estado haciendo que ese estado tenga prestigio. El deber de todo creyente es contentarse       con su suerte, y conducirse en su rango y lugar como corresponde al creyente. Nuestro consuelo y felicidad dependen de lo que somos en Cristo, no lo que somos en el mundo. Ninguna persona debe pensar en hacer de su fe un argumento para transgredir sus obligaciones civiles o naturales. Debe quedar contento y callado en la condición en que haya sido puesto por la providencia divina.

 

Vienen días peligrosos Vs. 25-35

Si consideramos esos días de angustia, el quedar soltero era mejor. Sin embargo, Pablo no condena el matrimonio. Exhorta a todo creyente a la santa indiferencia respecto del mundo. En cuanto a las relaciones: no deben poner sus corazones en los beneficios de su estado. En cuanto a las aflicciones: no deben caer en la tristeza según el mundo porque aquí no está su reposo.

Reflexionemos en las ventajas y las trampas de nuestro propio estado en la vida para que podamos mejorar unas y escapar, en lo posible, de todo daño de parte de las otras. Sen cuales sen las preocupaciones que nos presione, dejemos tiempo siempre para las cosas del Señor,

 

A los solteros y las viudas Vs.36-40

El apóstol Pablo aconseja en esta sección sobre la entrega de las hijas al matrimonio. El significado general de este punto de vista es muy claro. Los hijos deben procurar y seguir las instrucciones de sus padres acerca del matrimonio. Los padres deben consultar los deseos de sus hijos, sin pensar que tiene poder para hacer con ellos y mandarlos como les plazca, pero sin razón. –Todo termina con el consejo para las viudas. Los segundos matrimonios no son ilícitos, siempre debemos       guiarnos por el temor de Dio y las leyes de Dios, actuando con dependencia de la providencia de Dios. El cambio de estado sólo debe hacerse luego de una cuidadosa consideración, y sobre la base probable que será de provecho para nuestras preocupaciones espirituales.

 

Capítulo 8

Es peligroso despreciar el conocimiento Vs. 1-6

Aquellos que piensan que lo saben todo, y se ponen vanidosos por esa razón, son       los menos probablemente hagan buen uso de sus conocimientos. Satanás daña a algunos tentándolos a sentirse orgullosos de que tienen poderes mentales, mientras a otros, los seduce con la sensualidad. Dios lo hizo todo y tiene el poder sobre todo. El único Dios, el Padre, significa a la Deidad como el único objeto de toda adoración; y el Señor Jesucristo denota a la persona de Emmanuel, Dios manifestado en carne, Uno con el Padre y con nosotros; el Mediador nombrado, y el Señor de todo; por medio del cual vamos al Padre y por medio, y       por medio del cual el Padre nos manda todas las bendiciones por poder y la obre del Espíritu Santo. Al rehusar toda adoración a los que son llamados dioses y señores, y a los santos y ángeles, probemos si realmente vamos a Dios por fe en Cristo.

 

No debemos ofender a los creyentes débiles Vs.7-13

El       apóstol Pablo nos advierte el peligro de poner una piedra de tropiezo en el camino de un creyente débil. No sea que atrevan a comer de lo ofrecido al ídolo, no como comida corriente, sino como un sacrificio y, por lo tanto, ser culpables de idolatría. Aquel que tiene el Espíritu de Cristo en él, amará a los que Cristo amó tanto que murió por ellos. El daño hecho a los creyentes se hace al propio Cristo; pero sobre todo, el hacerlos sentirse culpables; herir sus conciencias es herir a Cristo.

Debemos tener mucho cuidado de hacer algo que pueda producir tropiezo a otras personas, aunque eso sea en sí inocente. No debemos poner en peligro las almas ajenas, ¡Cuánto más debemos cuidar no destruir nuestra propia alma! Las personas no pueden pecar contra sus hermanos sin ofender a Cristo y pone en peligro nuestras propias almas.

Capítulo 9

Pablo afirma su derecho a ser sustentado Vs. 1-14

Mientras estuvo en Corinto, Pablo trabajó con sus manos y no recibió ningún sostén de la iglesia. Voluntariamente dejó a un lado el privilegio del matrimonio. El apóstol bien pudo habar reclamado el privilegio del sostenimiento financiero de la iglesia y lo probó.

Pablo afirma su apostolado en términos inequívocos. Había visto al Señor (Heh 9:1-5) y fue llamado a su apostolado por el Cristo resucitado y glorificado. Su obra y ministerio en Corinto probaban su apostolado. Los otros apóstoles, incluyendo a Pedro, recibían sostén de las iglesias y llevaban a sus esposas de lugar a lugar según ministraban. Si otros siervos tenían esto privilegios, ¡Pablo también!

Ningún soldado se mantenía, sino que recibía provisiones y salario del gobierno. El agricultor, tiene el privilegio de comer de sus frutos. El pastor espera recibir leche y carne de su rebaño.¿Es acaso irrazonable que una iglesia local sostenga a su pastor? El versículo 11 dice: Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáramos de vosotros lo material?”

Si otros nos bendicen con cosas espirituales, debemos mostrar nuestra apreciación al compartir con ellos las cosas materiales. Es interesante notar aquí otros tres cuadros del pastor: es un soldado para proteger la iglesia y presentar batalla a Satanás; el agricultor que cuida y protege la viña espiritual y busca su fruto; y es un pastor que guía y alimenta a las ovejas.

Pablo hace referencia a Deuteronomio 25:4. La práctica del AT era hacer que los bueyes caminaran sobre las espigas y separaran así el grano del tamo. Aquí, y en Timoteo 5:18. Pablo usa la ley para ilustrar el principio dado en el versículo 11. Si los bueyes se benefician       de su trabajo físico, ¿no deberían       los siervos de Dios beneficiarse de su trabajo espiritual: El que ara y el que siega trabajan en esperanza aguardando participar de la cosecha.

Así también la ley permitía a los sacerdotes participar con generosidad en los sacrificios del altar. Este tomaba la piel de las ofrendas quemadas, toda la carne (menos la grosura) de la ofrenda por el pecado y las ofrendas por las transgresiones, la mayoría de las ofrendas de harina, el pecho y la espalda derecha de la ofrenda de paz, más varias de las ofrendas de frutas, diezmos y ofrendas especiales.

Leamos Mateo 10:10 y Lucas 10:7. El apóstol Pablo no usaba personalmente esos privilegios, no dice que fueran incorrectos. “El obrero es digno de su salario” Es correcto que los creyentes mantengan a los que sirven al Señor.

 

El apóstol Pablo desecha parte de su libertad cristiana Vs. 15-33

La gloria del ministro consiste es negarse a sí mismo para servir a Cristo. Pero cuando el ministro renuncia a su derecho por amor del evangelio, hace más de lo que demanda su oficio y cargo. Al predicar gratuitamente el evangelio, el apóstol demuestra que su acción está basada en principios de celo y amor y de es manera disfruta de mucho consuelo y esperanza en su alma..

Aunque Pablo consideraba la ley ceremonial como yugo quitado por Cristo se sometía a ella para lograr que ellos, los judíos, eliminar sus prejuicios, lograr que oyeran el evangelio y ganarlos para Cristo, Debemos estar alertas contra los extremos, confiarnos en cualquier cosa, salvo confiar solo en Cristo. No debemos permitir errores o faltas que hieran a los demás o perjudiquen el evangelio.

Pablo lo hizo todo, con vista a la corona incorruptible Vs. 24-27

Esta vez Pablo se compara con los corredores y los combatientes de los juegos istmitos, bien conocidos por los corintios. Pero en la carrera cristiana todos pueden correr para ganar, Por tanto, este es el mayor aliento para preservar es esta carrera con todas nuestra fuerza. Los que corrían en esos juegos, se mantenían con una dieta magra. Se acostumbraban a las dificultades. Se ejercitaban. Pablo enfatiza este consejo a corintios, Expone ante sí mismo y ante ellos el peligro de rendirse a los deseos carnales, cediendo al cuerpo y a sus lujurias y apetitos, El santo temor de sí mismo era necesario para mantener fiel a un apóstol, ¡cuánto más se necesita para nuestra preservación! Aprendamos de aquí la humildad y la cautela, y a vigilar contra los peligros que nos rodean mientras estemos en el cuerpo.

 

Capítulo 10

Lo peligroso que es caer en pecado Vs. 1-5

Pablo expone ante los corintios el ejemplo de los israelitas para disuadirlos de la comunión con los idólatras y de la seguridad en algún camino pecaminoso. Por un milagro cruzaron el Mar Rojo, donde pereció el ejército egipcio que los perseguía. Para ellos este fue un bautismo típico. El maná de que se alimentaban, era un tipo de Cristo crucificado, el Pan que bajó del cielo, y los que de él coman vivirán para siempre. Cristo es la Roca sobre la cual se edifica la Iglesia cristiana; y de los arroyos que de ahí surgen, beben y se refrescan todos los creyentes por medio de Cristo. Pero que nadie presuma de sus grandes privilegios o de su profesión de la verdad.

 

Precauciones contra los idólatras Vs.6-14

Los deseos de la carne se fortalecen con la indulgencia, por lo tanto, deben refrenarse tan pronto como aparezcan. Temamos los pecados de Israel, si queremos evitar sus consecuencias. Murmurar contra las disposiciones y los mandamientos de Dios, es una provocación extrema. Es bueno observar que nada en la Escritura ha sido escrito en vano, tenemos que aprender de ella. Dios sabe lo que podemos soportar. El nos dará un estimulo pleno para poder huir del pecado, y se fieles a Dios, No podemos caer por la tentación si nos aferramos a El. Sea que el mundo sonría o se enoje, es un enemigo, pero el creyente está fortalecido para vencerlo. El temor de Dios en el corazón será el mejor medio de seguridad.

 

La idolatría vs. La comunión con Cristo Vs.15-22

Unirse a la cena del Señor, ¿no muestra una profesión de fe en Cristo crucificado, y de agradecida adoración por su salvación? Pablo aplica esto a comer con los idólatras. Comer el alimento como parte de un sacrificio pagano era adorar al ídolo al cual se ofrecía, y confraternizar o tener comunión con éste; el que come la cena del Señor es contado como partícipe del sacrificio cristiano, o como los que comían de los sacrificios judíos participaban       de lo ofrendado en su altar. Si el creyente se aventura a visitar ciertos lugares y se unen a los sacrificios ofrecidos a la concupiscencia de la carne, a la concupiscencia de los ojos y a la vanagloria de la vida, se exponen a provocar a Dios.

 

Todo lo que hacemos es para la gloria de Dios Vs. 23-33

El creyente no debe considerar sólo lo que es lícito, sino lo que es conveniente y edificar

Había casos en que los creyentes podían comer, sin pecar, a lo ofrecido a los ídolos, como cuando el sacerdote, a quien se le había entregado, vendía la carne en el mercado como alimento corriente. Sin embargo, el creyente no debe considerar sólo lo que es lícito, sino lo que es conveniente y edificar a los demás. El cristianismo no prohíbe en lo absoluto los oficios corrientes de la benignidad, ni permite la conducta descortés con nadie, por más que ellos difieran de nosotros en sentimientos y costumbres religiosas. Pero esto no se aplica a las festividades religiosas, a la participación       en el culto idólatra.

Según este consejo de Pablo, los creyentes deben cuidar que no usen la libertad para perjudicar al prójimo o par su propio reproche. Al comer y al beber, y en todo lo hagamos debemos apuntar a la gloria de Dios,

 

Capítulo 11

V.1. El primer versículo de este capítulo parece apropiado para concluir el capítulo anterior. Pablo no sólo predica la doctrina que ellos debían creer, pero llevó tal clase de vida como la ellos debieran vivir. Dado que Cristo es nuestro ejemplo perfecto, las acciones y la conducta de las personas acerca de las Escrituras, deberían seguirle sólo en la medida que sean como las de El.

 

Pablo corrige algunos abusos Vs. 2-16

En esta sección la preocupación principal de Pablo es la irreverencia en la adoración. Al leer esta parte tenemos que tomar en cuenta la situación que se vivía en Corinto. El asunto de usar velo para cubrirse la cabeza, a pesar de tener poca importancia, llegó a ser un problema muy serio porque el trasfondo cultural estaba en conflicto. Las judías siempre se cubrían sus cabezas en la adoración. Una mujer que no se cubriera su cabeza en público reflejaba que había perdido su moral. Por otro lado, las griegas no acostumbraban       cubrir sus cabezas para la adoración.

En esta sección Pablo, enfoca una actitud hacia la adoración, no tiene que ver con el matrimonio o el papel de las mujeres en la iglesia. Aunque las instrucciones especificar del apóstol pudieran ser culturales, los principios tras sus instrucciones especificas son eternos, e incluyen el respeto por el cónyuge, la reverencia y actitud apropiada en la adoración.

En la frase “el varón es la cabeza de la mujer”, cabeza no se usa para indicar control o supremacía, sino “la fuente de”. Debido a que el hombre fue creado primero, la mujer deriva su existencia del hombre, como el hombre de Cristo y Cristo de Dios. Es evidente que Pablo estaba corrigiendo algunos excesos que las mujeres casadas corintias estaban requiriendo.

Dios llama a la sumisión a todos por igual. No hizo al hombre superior, facilitó las cosas para que el hombre y la mujer trabajaran juntos. Jesucristo que es igual con el Padre, se sometió       para llevar adelante el plan de Salvación. De manera que, el forma como el hombre se somete a Dios, la esposa debiera someterse a su esposo por el bien del matrimonio y de su familia.

 

El apóstol Pablo corrige algunos abusos Vs.17-22

Pablo reprende los desordenes en la celebración de la cena del Señor. Las ordenanzas de Cristo, si nos hacen mejor, tenderán a empeorarse. Si el uso de ellas no se enmienda, se endurecerá. Al reunirse, ellos cayeron en divisiones y partidismos. Los creyentes pueden separase de la comunión de unos con otros, pero aun sin ser caritativos uno con los otros. Esto último es       división, más que lo primero. Hay una comida descuidada e irregular de la cena del Señor que se suma a la culpa. Parece que muchos corintios ricos actuaron muy mal en la mesa del Señor. El rico despreciaba al pobre, comía y bebía de las provisiones que traían, antes de permitir la participación del pobre; así algunos quedaban sin nada, mientras que otros tenían más que suficiente.

La cena del Señor no es ocasión para la glotonería o el festejo, pero ¿no suele convertirse en un apoyo para soberbia de la justicia propia o un manto para hipocresía? No descansemos en las formas externas de la       adoración, pero examinemos nuestros corazones.

 

Instrucciones para participar en la Cena del Señor Vs.23-34

Pablo hace una descripción de la ordenanza sagrada, de la cual tenía conocimiento gracias a una revelación de Jesucristo: Porque yo recibí de parte del Señor lo que también os he enseñado…” (v.23). En cuanto a los signos visibles, estos son el pan y el vino. Lo que se come se llama pan, aunque al mismo tiempo se dice       que el cuerpo del Señor, mostrando claramente que Pablo no quería significar que el pan fuese cambiado en carne. Mateo nos dice que nuestro Señor les invitó a todos a beber de la copa, como si hubiera previsto, con esta expresión, que un creyente fuese privado de la copa. Las cosas significadas por estos signo externos, son el cuerpo y la sangre de Cristo, su cuerpo partido, su sangre derramada, junto con todos los beneficios que fluyen de su muerte y sacrificio.

Las acciones de nuestro Señor fueron, al tomar el pan y la copa, dar gracias, partir el pan y dar el uno y la otra. Las acciones de los comulgantes fueron, tomar el pan y comer, tomar la copa y beber, haciendo ambas cosas en memoria de Cristo. Pero los actos externos no son el todo ni la parte principal de lo que debe hacerse en esta santa ordenanza.

Los que participan de ella tienen que tomarlo a El como su Señor y su Vida, rendirse a El y vivir para El.

El apóstol Pablo, nunca nos dice que debemos ser “dignos” para comer de la mesa del Señor; porque si ese fuera el caso, nadie podría participar. Aunque no somos digno, podemos participar de una manera digna al comprender lo que Cena significa: tener un corazón libre de pecado, estar lleno del amor por Cristo y su Iglesia; estar dispuesto a obedecer su Palabra. Los creyentes a menudo piensan que pueden “salirse con la suya” actuando descuidadamente en la iglesia, pero esto es imposible. Si nuestros corazones no andan bien, Dios tiene que castigarnos para traernos al lugar de la bendición,

 

Corrigiendo el desorden Vs.31-34

Cuando enfrentamos nuestros pecado sinceramente, y los confesamos, Dios       no nos castigará. “Pruébese       cada uno a sí mismo” es el mandamiento de Pablo en el versículo 28. En la Cena del Señor damos “tres miradas” miramos hacia dentro y confesamos nuestros pecados; miramos hacia atrás y recordamos el Calvario; y miramos hacia delante y anhelamos fervientemente su regreso. Este principio es muy claro: si no juzgamos nuestro nuestros pecados, Dios tendrá que juzgarnos a nosotros.

El ministerio de la iglesia local no es entretener o alimentar a los creyentes; es edificación espiritual de unos a otros para prepararlos para que sean capaces de ganar a otros. La iglesia no está a cargo de criar niños, sin embargo, mucha gente le echa la culpa a la iglesia y sobre todo a la Escuela Dominical cuando los hijos se descarrían.

 

Capítulo 12

Variedad y uso de los dones Vs. 1-11

Las habilidades especiales dadas a las personas por Espíritu Santo son llamadas dones espirituales. Estos no capacitan ministrar a las necesidades del cuerpo de los creyentes. Este capítulo no es una lista exhaustiva de los dones espirituales podemos verlo en Romanos 12; Efesios 4; 1Pedro 4:10,11. Hay muchos dones, las personas tienen diferentes dones, y un don no es superior al otro, algunos tienen más que otros; pero todos proceden del Espíritu Santo, y su propósito es edificar el cuerpo de Cristo.

Pero en lugar de edificar y unificar a la iglesia de Corinto, los dones espirituales la estaban dividiendo. Se estaban convirtiendo en símbolos de poder espiritual, que originaban rivalidades, ya que algunos pensaban que eran más “espirituales” que otros, debido a sus dones.

Cualquiera puede proclamar que habla por Dios, el mundo está lleno de falsos maestros. El apóstol Pablo nos da un examen para ayudarnos a discernir si un mensaje es de Dios o no lo es. Es indudable que todos creyentes tengan fe. Algunos, sin embargo. Tienen el don espiritual de la fe, que viene a ser una dimensión poco usual de confianza en el poder del Espíritu Santo.

La profecía no es exactamente una predicción del futuro. Puede ser también predicar la Palabra de Dios con poder. “Discernimiento de espíritu” significa la habilidad para distinguir si una persona que afirma hablar por Dios realmente lo hace, o lo hace de parte del diablo. (Pablo aborda el tema de las lenguas y su interpretación con más detalles en el capítulo 14)

 

Comparación con el cuerpo humano Vs. 12-26

Por otra parte, Pablo compara el cuerpo de Cristo a un cuerpo humano. Cada parte tiene una función especial que es necesaria al cuerpo en su totalidad. Las partes son diferentes con propósito y a pesar de sus diferencias deben trabajar juntas. Los creyentes deben evitar dos errores comunes (a) sentirse demasiado orgullosos de sus habilidades, o (b) pensar que no tienen nasa que ofrecer al cuerpo de creyentes. En lugar de compararnos con otros, debemos usar nuestros diferentes dones, juntos a fin difundir las buenas del evangelio. La iglesia es compuesta por muchas personas con una variedad de trasfondo y una multiplicidad de dones y habilidades. Es muy fácil que esas diferencias dividan a las personas, como fue el caso en Corinto.

¿Cómo reaccionaría usted cuando otra persona recibe honra? ¿Cuál es su respuesta cuando una persona está sufriendo? SE nos pide regocijarnos con aquellos que se gozan y lloran con los que lloran (Romanos 12: 15). Con frecuencia, desafortunadamente, nos ponemos celosos con los que se gozan y nos apartamos de aquellos que lloran.

 

Aplicación a la iglesia del Señor Vs.27-31

Tanto el desprecio, el odio, la envidia y la discordia son antinaturales en el pueblo de Dios. Es como si los miembros del mismo cuerpo no so interesaran unos por los otros o se pelearan entre sí. Así, se condenan el espíritu orgulloso y belicoso que prevalecía en cuanto a los dones espirituales. Se mencionan los ministerios y dones, o favores, dispensados por el Espíritu Santo. Los ministros principales; las personas capacitadas para interpretar las Escrituras, los que trabajan en la palabra y doctrina; los que tenían poder para sanar enfermos; los que socorrían a los enfermos y débiles;       los que administraban los asuntos de la iglesia; los que podían hablar diversas lenguas. Los que están en el rengo inferior y último de la lista es el poder para hablar lenguas;¡cuán vano es que una persona haga eso sólo para divertirse o enaltecerse! Notemos la la distribución       de esos dones, no a todos por igual, versículo 29-30, cosa que hubiera hecho igual a toda la Iglesia; como si el cuerpo fuera todo oído, o todo ojo. El Espíritu distribuye a cada uno como le place. Debemos estar contentos aunque seamos inferiores y menos que los demás.¡Qué bendecida sería la Iglesia cristiana si todos sus miembros cumplieran con su deber! El lugar de codiciar los puestos más altos, o los domes más       espléndidos, dejemos que Dios nombre sus instrumentos, y aquellos en los que obre por su predestinación. Recordemos, en el más allá no serán aprobados los que procuran los puestos más alto, sino los que sean más fieles a la tarea que se les encomendó, y los más diligentes en la obra de nuestro Señor Jesucristo.

 

Capítulo 13

Un camino más excelente Vs. 1-3

El camino más excelente insinuado al cerrar el capítulo anterior no es lo que entiende por caridad en el uso corriente de la palabra, dar limosnas, sino amor en su significado más pleno. El amor verdadero a Dios y a las personas. Sin este, los dones más gloriosos no nos sirven para nada. No son de gran estima ante Dios.

La profecía puede involucrar acontecimientos futuros pero su propósito central es comunicar la Palabra de Dios a las personas proveyendo discernimiento, precaución, corrección y estimulo.

El don de hablar en lenguas fue motivo de precaución de la iglesia en Corinto porque causaba desorden en la adoración. El hablar en lenguas es un don legítimo del Espíritu Santo pero       creyentes corintios lo estaban usando       como un signo de superioridad espiritual antes que como un medio de unidad espiritual

En este capítulo Pablo da evidencias de la pérdida de amor de los corintios, aquí explica lo que es el verdadero amor, y que el 14 muestra cómo obra el amor. El amor es más importante que       todos los dones espirituales ejercitados en el cuerpo de la iglesia. La fe sobresaliente y el poder para logra milagros producen muy poco sin el amor, El amor logra que nuestras acciones y dones sean útiles. Aunque las personas tengan dones diferentes, el amor está disponible a todos los creyentes.

 

La eficacia del amor Vs.4-7

Nuestra sociedad confunde amor con sensualidad. A diferencia de la sensualidad, el tipo de amor de Dios es canalizado hacia otros, no hacia nosotros mismos, lo que es egoísmo. Esta clase de amor va en contra de nuestras inclinaciones naturales. Es posible practicar este amor sólo si Dios nos ayuda a poner a un lado nuestros deseos e instinto, al grado que podemos dar amor sin esperar nada a cambio. Cuanto más nos parezcamos a Cristo, más amor brindaremos a los demás.

 

La eternidad del amor Vs. 8-13

Dios nos da dones espirituales para vivir en la tierra a fin de edificar, servir, y fortalecer, a los demás creyentes. Los dones espirituales son para la Iglesia. En la eternidad, seremos perfectos y completos y estaremos en la misma presencia de Cristo. Ya no serán necesarios los dones, habrían llegado a su fin.

Pablo nos ofrece un vistazo de lo que es el futuro para darnos esperanza, que un día no muy lejano será realidad cuando veremos a Dios cara a cara. Esta verdad debiera fortalecer nuestra fe; no tenemos todas las respuestas ahora pero las tendremos. Un día veremos a Cristo en persona y será posible ver desde la perspectiva de Dios.

En la sociedad moralmente corrupta de Corinto, el amor vino a ser un término confuso con un significado sin importancia. Hoy la gente vive confundida todavía con lo que es amor. El amor es el más grande de las cualidades humanas y es un atributo de Dios El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” (1 Juan 4:8). Involucra servicio sin egoísmo, da evidencia de que usted aprecia. La fe es el fundamento y el contenido del mensaje de Dios, la esperanza es la actitud y el enfoque, amor es la acción. Cuando la fe y la esperanza están en línea. Usted posee la libertad de amar realmente porque llega a comprender a Dios.

 

Capítulo 14

La superáridas del don de profecía Vs,1-5

Debemos aclarar que profetizar, o sea exponer la       Escritura, se compara con hablar en lenguas. No dudamos que estas atraen la atención más que clara exposición de la Escritura; ya que gratifica más el orgullo, pero, pero fomenta menos los propósitos del amor cristiano; no hace el bien por igual a los creyentes. Aquello que no puede entenderse, o puede edificar. Ninguna ventaja puede recibirse de los discursos más excelentes si se entregan en una lengua tal que los oyentes no puedan hablar y entender.

 

La falta de provecho de hablar en lenguas Vs, 6-14\

Ni siquiera Pablo podría edificar a los creyentes de Corinto. A menos que hablara de tal manera que les entendieran sus oyentes. Decir palabras que no tienen significado para que aquellos que las escuchan, es como hablar al aire .No pueden responder a la finalidad del que habla decir lo que no tiene significado; en este caso, el que habla en lenguas.

El lenguaje claro de entender es el más apropiado para la adoración publica, así como para otros ejercicios       de los creyentes. Todo el que verdaderamente sigue a Cristo deseará más bien hacer el bien al prójimo que hacerse famoso.

 

Exhortaciones a adorar con sabiduría y entendimiento Vs, 15-25

No podemos decir Amén a las oraciones que no entendemos. Un ministro verdadero procurará mucho más hacer el bien espiritual a las personas que obtener el aplauso más grandioso para sí. Esto muestra que es un siervo de Cristo. Los creyentes deben ser como niños, desprovistos de mala intención y malicia, pero no deben ser iletrados en la Palabra. Aquellos que predican si interpretan claramente las Escrituras o predican las grandes verdades y reglas del evangelio, el inconverso puede llegar a convertirse al cristianismo. Su conciencia puede ser tocada, los secretos de su corazón pueden serle       revelados, y así, pueden ser llevado a confesar su culpa y reconocer que Dios estaba presente en la reunión de los creyentes.

 

Desordenes en cuanto al despliegue de dones Vs.26-33

Cada servicio religioso en las asambleas públicas tienen que tener un punto de vista; de que todo se haga para edificar. En cuanto a hablar en lenguas “desconocida”(1), si hubiera presente alguien que pudiera interpretar, pueden ejercer de una sola vez dos dones milagrosos, y por ello la iglesia es edificada, y al mismo tiempo es confirmada la fe de los que oyen. En relación a profetizar, deben hablar dos o tres en una reunión, uno después del otro, no todos al mismo tiempo. Es importante tener en cuenta que Dios que Dios nunca enseña a las personas que descuiden sus deberes o que actúen en ninguna forma inconveniente.

 

Sobre las mujeres que hablan en la iglesia Vs. 34-40

Cuando Pablo exhorta a las mujeres cristianas a que busquen información sobre temas religiosos de sus esposos encasa, muestra que las familias de creyentes deben reunirse para fomentar el conocimiento espiritual. El Espíritu de Cristo nunca se contradice, y si sus revelaciones son contrarias a las del apóstol, no proceden del mismo Espíritu. De forma tal, que, mantener la paz, la verdad y el orden en la concreción es procurar lo bueno para ella, soportar lo que no dañe su bienestar y conservar la buena conducta., el orden y sobre todo la decencia.

 

Capítulo 15

Lo tocante a la resurrección Vs. 1-34

La iglesia de Corinto no tenía duda de la resurrección de Cristo. Por lo tanto, Pablo comenzó allí su argumentación sobre la resurrección del cuerpo humano. Puesto que la resurrección de Cristo es un hecho histórico, probado por el mensaje del evangelio, el testimonio de testigos y sobre la misma conversión de Pablo. Si no hubiera resurrección, entonces no habría salvación, porque un Salvador muerto no puede salvar a nadie.

Por su parte Pablo señala su experiencia personal. El les predicó el evangelio, ellos lo creyeron y sus vidas fueron transformadas. Pero si los muertos no resucitan, Cristo tampoco resucitó y este evangelio es una mentira. Su fe era vana, y por lo tanto ellos estaban todavía en sus pecados; y el evangelio era una mentira.

En este punto Pablo analiza la doctrina de los “dos Adán”. Fue por medio del pecado del primer Adán que la muerte entro en la raza humana; pero mediante el postres Adán (Cristo), se conquistó la muerte. Cristo es las primicias, o sea, el primero de una gran cosecha que aun no ha venido. Cristo es el postrer Adán de Dios e quitará el mal “pecado y muerte” que trajo al mundo el primer       “Adán” Pero cada uno es debido orden: las “primicias” Cristo; luego los que son de Cristo, en Su venida”.(v.23). Jesús pondrá todas las cosas bajo sus pies, incluyendo la muerte.

Como parte de su argumento Pablo menciona varias prácticas de la vida diaria que son una prueba de la resurrección del cuerpo. Por un lado, los corintios estaban bautizándose “por los muertos” Hay ciertas teorías acerca de esta problemática frase. ¿Estaban bautizado a personas vivas por causa de los santos que habían muerto antes de bautizarse, lo cual no es muy probable. O estaban bautizando a nuevos convertidos para que tomaran el lugar de los que habían muerto, lo cual es lo más probable?

En los versículos 30-32 Pablo cita los muchos peligros de su ministerio y dice:”Y por qué nosotros “peligramos a toda hora? Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en Cristo Jesús Señor nuestro, que cada día muero. Si como hombre(persona) cada día muero. Si como hombre, persona, batallé en Efebo contra las fieras, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan , comamos y bebamos, porque. Mañana moriremos”

El cuerpo de la resurrección Vs. 35-49

“¿Cómo resucitarán los muertos?” es la pregunta, que Pablo contesta: usando ilustraciones para mostrar que no hay vida aparte de la muerte. La semilla que se planta muere       para llevar fruto, y el fruto, aun cuando se identifica con la semilla original, es diferente a la misma.

El cuerpo después de la resurrección de Cristo ilustra lo que el apóstol enseña aquí. Los creyentes reconocieron a Cristo, de modo que había continuidad en su cuerpo glorificado. Pero también podía cambiar su apariencia. Pasó a través de las puertas cerradas y sin embargo, comió pescado y miel (Lc. 24: 41-43) e invitó a los discípulos a que lo tocaran. Fue el mismo cuerpo, empero a la vez fue un cuerpo diferente. El cuerpo de la resurrección retiene la identidad e individualidad del creyente, pero que será apropiado para una nueva       manera de vida.

La victoria de la resurrección Vs.50-58

Pablo se refiere a la Segunda Venida de Cristo y lo que significa tanto para los vivos como para los muertos. “No todos dormiremos” porque algunos santos estarán vivos cuando Cristo regrese: “pero todos seremos transformados”.

El apóstol Pablo concluye con una nota de victoria. Ya que no puede haber aguijón en la muerte cuando una persona es creyente, ya que Cristo le ha quitado a la muerte su aguijón. No hay victoria en el sepulcro, porque Cristo algún día vaciará las tumbas y levantara a los suyos con el poder de su resurrección. La resurrección de Cristo es la respuesta a los incrédulos. Porque:”Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuetra predicación, vana es también nuestra fe” (v, 14).

 

Capítulo 16

Tocante a la colecta para los pobres Vs. 1-9

Es un buen consejo de la Biblia, de que aquellos que son ricos en este mundo deben ser ricos en buenas obras, 1Tmoteo 6:17,18. La mano diligente no se enriquecerá sin la bendición de Dios; Proverbios 10:22 nos dice: “La bendición de Jehová es la enriquece, y no añade tristeza con ella” ¿Qué más adecuado para estimularnos a la caridad con el pueblo e hijos de Dios que mirar todo lo que tenemos como dádiva suya? Las obras de misericordia son frutos reales del amor verdadero a Dios, y por tanto son servicios apropiados para el del Señor. El corazón de un ministro cristiano debe estar orientado hacia las personas quienes hayan trabajado mucho tiempo, y con éxito.

 

Recomendaciones de Pablo para fortalecer la Iglesia Vs. 10-18

Aquellos que trabajan en la obre del Señor deben ser tratados con respeto. Los ministros fieles no tendrán celo unos con otros. Corresponde a los ministros del evangelio demostrar interés por la reputación y la utilidad de unos y otros. El creyente corre peligro, por tanto afligir su espíritu es contra el Espíritu Santo; despreciarlo es despreciar a Aquel que lo envió.

 

Cómo fortalecer la iglesia Vs. 19-24

Aquila y Priscila eran trabajadores del cuero, y       se dedicaban a hacer tiendas de campañas, Y Pablo los conoció       en Corinto. (Hechos 18:1-3) Ellos lo siguieron hasta Efebo y vivieron con él allí, ayudándole a enseñar a otros acerca de Jesús. Muchos en la iglesia de Corinto debieron conoce a esta pareja cristiana.

El ósculo o beso era una forma usual de saludo en lo tiempos de Pablo. El los animó al “ósculo santo” como una manera de saludo entre los creyentes y un medio para romper las divisiones en la iglesia..

Se supone que Pablo tenía un secretario o ayudante, que escribió esta carta mientras él le dictaba. Sin embargo, Pablo escribió las palabras finales de su puño y letra. Es como agregar una posdata.

Pablo tenía la convicción de que Cristo vendría otra vez. Esta era una esperanza gloriosa, la mejor que podría mirar en el futuro.

En cada iglesia, hay suficientes problemas para crear tensiones y divisiones. No debiéramos pasarlos por alto ni cubrirlos, estén o no relacionados con la iglesia o con nosotros mismos. Así como Pablo debiéramos enfrentar los problemas en el momento en que estos surgen.

Por Ramón R. Herrera

(Comenzado en abril 2007 Revisado y terminado en Marzo 2009)

El Reino de Dios en la Profecía de Daniel

El libro de Daniel es una obra muy singular y la misma vez fascinante. En la primera parte nos ofrece una relación de datos históricos. En la segunda parte contiene mayormente visiones de parte de Dios. Este libro abundan los elementos proféticos; de ahí su gran importancia para la escatología Bíblica.

LOS CUATRO IMPERIOS MUNDIALES EN DANIEL CAPITULO 2

La interpretación de esta visión es meridianamente clara a la luz de la historia, que ha visto el cumplimiento de todo lo que aquí se anunció:

El Primer imperio es el babilónico, la cabeza de oro El segundo imperio es el Medo-Persa, pechos y brazos de plata. El tercero es Grecia, fundado por Alejandro Magno, vientre y lomos de bronce. Fiadamente, el cuarto es el imperio romano, piernas, vientre, pies de arcilla y de hierro.

Las dos fases del cuarto imperio-Roma nos conducen hasta el final de los tiempos. a) la lección importante: Dios controla la historia de las naciones (vs. 21,44) b) Nabucodonosor       no es la excepción (vs. 37.38) c) la piedra de los versículos 34,35, y 45 se refieren a Cristo que tenía que nacer en los días del cuarto imperio, d) prefigura el establecimiento de Su Reino eterno (vs. 44, Rev. 11:15) En forma paralela al capítulo 2, el capítulo 7 vuelve al tema de los cuatro imperios mundiales, partiendo de Nabucodonosor.

NOTA: El Mesías debía aparecer en los días del cuarto imperio. El Anticristo tenía que surgir de alguna clase de continuidad- y división del mismo cuarto Imperio. Hasta el final de los tiempos, la puna de los siglos será el conflicto entre el reino de Cristo y el del Anticristo. (Profecías de Daniel por autor español José Grau)

LAS CUATRO BESTIAS, DANIEL 7:1-4

  • A- Una situación que inspira temor (vs, 1-8
    1. a) el gran mar ver. 2 es simbólico. Los judíos le temían al mar y de ahí que frecuentemente se sirvieran de el como símbolo de algo espantoso y que anunciaban trágicas experiencias (Salmo 41: 7)
    2. b) cuatro vientos del cielo sugiere una gran tempestad.
    3. c) Surgen cuatro reyes o imperios tipificados       por cuatro pavorosas bestias, (v. 17).

Estos monarcas o imperios corresponden exactamente a la visión que tuvo Daniel (ca. 2).

La primera bestia (león y tenía alas de águila) corresponde con Babilonía (vs. 4 rf Jer. 49: 19, 22)

La segunda bestia (semejante a un oso, que alzaba de un costado más que de otro y

Tenía en su boca tres costillas entre sus dientes) corresponde al Imperio Medo-Persa                              (v5). El que se inclinase hacia un lado indica la hegemonía de Persia sobre Media, y las tres costillas son sus principales conquistas: Babilonía, Lydia y Egipto; la mucha carne es la extención del .imperio.

La tercera bestia (semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas, y cuatro cabezas) corresponde al reino griego de Alejandro, dividido en cuatro después de su muerte (v.6).

La cuarta bestia (dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras holladas con sus pies, y       era muy diferente de todas las bestias que Daniel había visto ante de ella y tenía 10 cuernos) corresponde al Imperio Romano (ver. 8,23) y el mayor y más bestial de todas. Daniel se turbó ante una situación mundial tan pavorosa (v.15).

LA VISION RESTAURO LA CONFIANZA (vers. 9-14)

  1. a) Dios no sólo sabe todo lo que ocurre en el mundo, sino que controla la historia.
  2. b) Los hombres pueden jactarse (ver. 8,11), pero Dios tiene la última palabra.
  3. c) Las visiones de Daniel son interpretadas por la propia Biblia (ver. 15-26)

EL CUARTO IMPERIO Y EL REINO DE LOS SANTOS DE DIOS. DANIEL 7:13-28

  1. a) La identidad de la cuarta bestia.

A manera de orientación diremos que los capítulos 2,7 y 9 de Daniel están íntimamente relacionados entre sí; en todos ellos se llega al clímax con la descripción del cuarto imperio-el romano-siendo el eje geográfico el Oriente.

Daniel 7 corresponde también con (Rev. 13:16 y 16:20). La cuarta bestia tiene que ser Roma, es la más bestial y espantosa ( 7:7.23), su reino es el mayor. Los diez cuernos (Dan. 2:41) son los reinos bárbaros en que fue dividido el Imperio en su decadencia, y el cuerno pequeño (ver.24) es el Anticristo: (ref. 2 Tes, 2:1-12; 1 Jn. 2:18: 4:3). Este simbolismo de los 10 cuernos hace una clara referencia a una segunda fase en la historia de la bestia (Roma), y es en esta segunda fase cuando aparece el Anticristo.

La identidad del Hijo del Hombre. 2:13

Es una figura humana no bestial; es celeste, no terrenal; es internacional. No nacional o imperial. Con un reino eterno, no temporal (vers. 13,14)

Rey de Reyes. Vers. 27. El final de la historia está en las manos de Dios. (Rev. 22: 3,5)

EL CUARTO IMPERIO Y EL REINO DE DIOS; DANIEL         Cáp. 2

Naturaleza y significado del cuarto imperio (vers. 40-43). El hierro es el metal idóneo para describir la fuerza militar romana. Lo que se define como fuerza bruta. Este será un reino dividido, con pies parte de hierro y parte de barro, los versículo 41-43 describen la división y la debilidad internas, pero, que con el tiempo ocurrió, la división de este imperio en dos partes (Roma y Bizancio: Occidente y Oriente) y luego la fragmentación medieval de reinos, por el empuje arrollados de los bárbaros. Estos versículos 41-43 describen la naturaleza de Roma en términos que sólo un contemporáneo hubiera sido capaz de relatar.

Veamos a hora la naturaleza del reino de Dios (reino mesiánico: vers, 44-45 rf vers. 34-35. Se le compara a una piedra, a una Roca (Is. 28>16; Mat. 21:44; Luc. 2:1,2). Que parecerá “en los días de estos reyes” ¿Qué días y qué reyes son estos?

INTERPRETACION ESCRITURA.

A       diferencia del los dispensaciónalistas, que interpretan los pies de la imagen como haciendo referencia al futuro (diez dedos que representan 10 reyes) cuando el Imperio romano volverá a revivir y será dividido en diez reinos, instante en el cual aparecerá Cristo para instaurar su Reino; a diferencia de esta interpretación, la historia de los padres de la Iglesia y los reformadores, y en la actualidad numerosos de los más prestigiosos teólogos carismáticos e históricos, asumen que el Reino aparecerá (pareció ya d hecho) con la venida de Cristo después de apogeo de los cuatro grandes reino )imperios) descritos: Babilonia, Persia, Gracia y Roma, pero dentro del tiempo de uno de ellos “ en los días de estos reyes” (Imperios). Dado que el Mesías no vino en los días de los tres reyes primeros imperios, tiene que haber venido en el cuarto (Roma).

La piedra cortada no con mano (brees. 34,35) representa al Mesías y el poder del reino mesiánico, así como su extensión, su eternidad, y su origen divino(v.44) contrastando con los imperios humanos y temporales. Origen del reino (brees. 34,35): divino. El Dios del cielo levantará un reino (v.44). Tendrá una extensión y desarrollo irresistible (brees. 35, 44) “La piedra que hirió la imagen se hizo un gran monte que llenó toda la tierra”(V.35) “Un reino que no será jamás destruido, ni será dejado a otro pueblo” (v.44). Tendrá una duración eterna (vers. 35, 44,45). “Desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre (v.44). Es muy importante que leamos Daniel 2:44 a la luz de Daniel 7:13,14; el reino vendrá por medio de “uno como Hijo de Hombre”.

EL REINO INVENSIBLE

En el capítulo 2 de Daniel se nos revelan cuatro hechos sobre el Reino de Dios que no pueden ser aplicados a ningún otro reino. Estos hechos son confirmados por el Nuevo Testamento. El reino no será jamás destruido (Hebreos 12: 28) El reino no será dejado a otro pueblo. (Mateo 16:18,19; Romanos 2:29; 9; 6-8,Filipenses 3:3). Este reino desmenuzará y consumirá a todos los demás reinos (Revelación 11: 15) El reino permanecerá para siempre (Daniel 2:44; Lucas 1:13; Revelación 22: 3-5; Miqueas 4:7).

Este Reino de Dios fue ya vislumbrado (Éxodo 19:3-6); 1Pedro 2:9,10). El concepto como Pueblo de Dios como “real sacerdocio” Pueblo Santo” se menciona en muchos textos del Nuevo Testamento. (Tito 2:14; Revelación 5:9,10). El nacimiento espiritual del Israel de Dios en el Reino fue predicho por (Ezequiel 37: 4-6), quien anunció el método divino para la regeneración: La Palabra y el Espíritu (Juan 5:25), y sobre todo (Juan 3:38). El resultado de la profecía de Ezequiel se nos da (37: 10; Hechos 2:41.47; 5:14;6:7; 11:24 etc.) De esta manera el Israel de Dios (Gá. 6:16) es levantado de la tumba del pecado y de la muerte, y colocado en la verdadera tierra de promisión, la Canaan celestial, de la cual la terrena era sólo un tipo (Efesios 2: 1,5,6).

LAS FASES DEL REINO DE LOS CIELOS

El Señor enseñó a los judíos que el Reino de de Dios había llegado y que estaba entre ellos (Luc. 17:20,21);

Este poderoso y eterno Reino queda revelado en estas expresiones,

El Reino de los Cielos se ha cercado (Mat. 3:2; 4:7; Mar. 1:15) El Reino vino con el Rey.

El Reino vino con poder en Pentecostés (Mar. 9:1; Luc. 24:29; Hech. 1:8;rf 1 Cor. 4:20).

El Reino de Dios vendrá con gloria en la segunda venida de Cristo. En la actualidad el Reino es un misterio, pero también una fuerza espiritual poderosa; sólo que espera su manifestación con majestad.

El Señor divide los tiempos con la medida del Reino “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el Reino de Dios es anunciado, y, todos se esfuerzan para entrar en él” (Luc. 16:16)

EL CRISTO Y EL ANTICRISTO; DANIEL 7

LA NATURALEZA DEL ANTICRISTO

En capítulo 7 de Daniel la figura de los diez cuernos que surgen del cuarto Imperio ofrece la revelación inspirada de este siniestro personaje. Paralelamente en Daniel 2, en capítulo 7: 19-26, se nos dice de Roma que era una bestia espantosa, terrible y en gran manera fuerte (que no puede ser descrita).

Esta interpretación la encontramos en los versículos 23-26.
Hará lo que otros animales juntos hicieron (Ver. 23).
Será un reino más grande que los anteriores (Ver.23).
Será u reino diferente de los anteriores (brees. 7 y 19.
Será un reino cruel (Ve. 19).
Engendrará otros reinos (brees. 7, 24).

EL SIGNIFICADO DE LOS DIEZ CUERNOS

Es evidente que el simbolismo de estos diez cuernos hace referencia a una segunda fase en la historia de la bestia, y el énfasis no está tanto en la sucesión como en la contemporaneidad: los diez cuernos existen durante una segunda fase de la historia de la bestia (Roma). Está segunda fase de la historia de Roma se caracteriza por:

Diez cuernos en la cabeza (vers. 7,24).

Un cuerno pequeño (vers. 8, 24-26. Daniel 2:41).

Los diez cuernos (diez reyes) serían el Imperio dividido por los bárbaros en sus diversas ramificaciones que, sin embargo, quisieron siempre guardar de alguna manera el titulo0y recuerdo con el espíritu- del llamado “Sacro Imperio Romano”.

El cuerno pequeño que, aunque pequeño, tiene el poder muy grande; es el Anticristo que surge en la segunda fase de la historia de la curta bestia (1Jn. 2:18;4:3), y también el “Hombre de pecado” (2 Tes. 2:1-12).

Los otros tres cuernos pequeños que esta cuerno arranca (v.8), o lo que es lo mismo, los tras reyes que derriban (v.24), eran interpretados por los reformadores como los tres reyes italianos que el papado desplazó –Lombarda, Revena, y Roma- al comienzo de su reinado temporal que dio lugar a los llamados “Estados Pontificios”, entregados por reyes franco ignorantes y supersticiosos al Obispo de Roma el año 754 dC..

CARACTERÍSTICA DEL CUERNO PEQUEÑO (El Anticristo y el hombre de pecado)

Tiene ojos como hombre; gran discernimiento y astucia. (vers. 8 y 20).

Tiene boca que habla blasfemias y grandezas, decreta persecuciones contra los santos (vers.11,20,25,),

Merece un juicio especial de Dios. El la visión de Daniel es significativo que primero cae el juicio sobre la cuarta bestia (v. 11); parece como si la bestia –Roma- fuera culpable de lo que dice el cuerno y hubiera de ser destrozada como si sobre ella cayera el juicio que el cuerno merece. Ello no tiene nada de extraño si el cuerno representa una segunda fase de la vida de       la misma bestia;

CORESPONDENCIA ENTRE DANIEL 7 Y APOCALIPSIS 13

DANIEL 7

Daniel vio la cuarta bestia con diez cuernos.

El cuerno pequeño tenía ojos y una boca que hablaba blasfemias.

El cuerno hablaba contra el Altísimo.

El cuerno perseguirá a los santos.

El dominio del cuerno será un tiempo, y tiempos y medio y medio tiempo.

            APOCALIPSIS       13

 Juan vio una bestia con diez cuernos coronando (diez reyes) y siete cabezas.

A la bestia le fue dada una boca que blasfemaba.

La bestia blasfemaba contra Dios.

La bestia hizo guerra contra los santos

La bestia tiene poder durante 42 meses –tres años y medio-

UNA FIGURA EXCELSA: EL HIJO DEL HOMBRE

En Daniel 7:13 aparece una figura excelsa, que viene “en las nubes del cielo” lo cual contrasta con el versículo 3 (las bestias del mar), Con ello se quiere dar a entender el origen divino del que viene en las nubes para juzgar.( Is.19:1; Salmo 104: 3; 10:18; Mat. 24:30; Mar. 13:26; Rev.1:7).

Para nosotros (“Un Hijo de Hombre” significa “que se parece a un hijo de hombre; no nos parece ver en el pasaje que fuera hombre, sino que lo parecía.

Analicemos los contrastes (vers. 13,14)

Es una figura humana, no una especie de bestia.

Celeste, no de la tierra.

Universal, no en ni nacional ni imperial.

Eterna, no temporal.

¿Con quién podemos identificar esta figura, con Israel, o con los santos de Dios?

Algunos que sustentan esta tesis apelan a los versículo 18 y 27. Pero observamos que los “santos” reciben del Hijo del Hombre el reino después, como encomienda que se le confía. El Hijo del Hombre es sobrenatural; pero los santos no lo son, más bien reinan como reyes, bajo el Hijo del Hombre en el reino. Los santos del Altísimo no pueden limitarse sólo a los judíos.

DANIEL CAPITULO 9

Oración y confesión de Daniel (9:1-23)

Por el estudio de Jeremías (25:12; 29:9,10) Daniel sabe que período del exilio duraría 70 años.

Ora a Dios intercediendo por su pueblo 9:4-19. Gabriel acude para darle sabiduría (vers. 20-23).

Las setenta semanas (vers. 24-27). El tema general se revela –las setenta semanas decretadas por Dios- se introduce en el versículo 24, y los detalles se desarrollan en los versículos siguientes. Una primera observación: en el original   hebreo no dice semanas literalmente dice “sietes” “setenta sietes están determinados…” Los siete representan períodos de tiempo divididos en fracciones de siete. Y durante ese tiempo de –sietes- Dios realizará la redención mesiánica.

Las setenta semanas en detalles (Daniel 9:25-27)

El versículo 25 se le insta a poner atención, desde la salida de la Palabra (la orden) para restaurar y edificar a Jerusalén (desde el final del exilio) hasta el Mesías Príncipe (el Ungido del versículo 24). Esto se cumplió en el primer reinado de Ciro, (Esdras 3:1-3)/

Luego habrá siete semanas.

I en 62 semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las setenta semanas se le quitará la vida al Mesías, más no por si; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario…y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.

Y (por) una semana confirmará el Pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador (vers.25-27)

Total 70 semanas (o sietes).

Las siete semanas (0 sietes) constituyen el período entre el primer retorno de los judíos del exilio, bajo Zorobabel. Según relatos de Esdras y Nehemías y la culminación de las obras de estos siervos de Dios, cuando Jerusalén fue reedificada “en tiempos angustiosos”. La discusión surge al final de la frase del versículo 26 “y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones (o desastres) algunos ven aquí un período no       determinado de 2000 años (o desastres), algunos ven aquí un período no determinado de 2000 años, el PARÉNTESIS que caracteriza a los dispensación alistas comandados por Scofield.

Exégesis del versículo 26

Se trata del Ungido, el Mesías, que aparece ya en el verso 24 “ungir al Santo de los Santos” y 25 (el Masías Príncipe), y constituye una clara referencia a la muerte de Cristo. El pueblo de un príncipe       destruirá la ciudad. Una clara referencia (profecía) sobre la destrucción de Jerusalén por las tropas de Tito en el año 70 de nuestra era.

El versículo 27 y (por) otra semana confirmará el Pacto (lit…”hará prevalecer el pacto…” es decir el Pacto ya existente, lo que subraya es que ahora sus términos y condiciones será hechos efectivos. ¿Quién hace prevalecer el Pacto? Es imposible imaginar que el sujeto de esta afirmación sea el príncipe pagano del verso 26. Todo el pasaje (vers. 24-26) presenta al Mesías como el personaje principal, activo y destacado en esta sección. Es lógico que aquí también el Mesías sea visto como aquel que confirma el Pacto y lo hace prevalecer (Mat.26:28).

¿Qué Pacto prevalecerá? El de Gracia; no puede ser otro; Dios no hará mas Pactos de gracia con su pueblo. Mediante este Pacto el Mesías fue ofrecido en expiación por el pecado y ahora       del fruto de su labor redentora verá resultados de vida eterna (Is. 53:10). La última semana hace referencia al tiempo que sigue a la muerte, resurrección y ascensión de Cristo, Es el tiempo de la Iglesia, hasta que el Mesías venga en su segunda venida.

“A la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda”. El culto judío cesa definitivamente después de la destrucción del templo de Jerusalén y a pesar de algunos intentos de corta duración de reemprenderlo en el exilio. El simbolismo judío que apuntaba al Mesías ya no tiene sentido (Heb. 8:13), es el mismo Mesías, aunque sirviendose de las circunstancias históricas, quien hace cesar el sacrificio y la ofrenda.

El versículo 27b: “Después, con la muchedumbre de las abominaciones       vendrá el desolador”. Aparece Tito y destruye el templo, pero no sin antes haber practicado muchas abominaciones en su interior y el la santa ciudad Jerusalén. Este estado de destrucción durará hasta la consumación determinada por Dios.

En el versículo 27 podemos ver que es el centro de los resultados de la obra redentora de Cristo y las consecuencias del rechazo del Mesías por parte de Israel. Las setenta semanas (o sietes) constituye un período continuado de tiempo y es imposible separar, por espacio de siglos, la última de la penúltima semana. El príncipe de este versículo quien confirmará el Pacto, no puede ser otro que Cristo (Mesías Ungido) del versículo 26, y no el llamado cuerno pequeño (O Anticristo) para probar esta teoría hay que demostrar:

  • a- que un futuro príncipe romano hará un pacto con los judíos.
  • b- Que el supuesto pacto será de una semana de duración.
  • c- Que tendrá como propósito permitir a los judíos reemprender sus antiguos sacrificios en el templo.
  • d- Que el supuesto príncipe quebrantará el pretendido pacto a la mitad de la semana, lo que provocará el cese de los sacrificios

Afirmamos que no hay pruebas bíblicas para ello, eso sí hay mucha especulación.

Por. Ramón Herrera

(Terminado en febrero 20 del 2009)